* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año IX - Nº 213
15 de Julio de 2015 /28 de Tamuz de 5775
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Los Judíos de Egipto -En Memoria de una de las Comunidades más importantes del Medio Oriente*.
RINGSTRASSE UN BOULEVARD JUDÍO.
21º Aniversario Atentado a la AMIA 18/07/1994 18/07/2015.

* LOS JUDÍOS DE EGIPTO

 

* En Memoria de una de las Comunidades más importantes del Medio Oriente

Por
Alicia Benmergui


 

 

 


El Caito – Egipto- Tiendas Cicurel

 

 


 

 


Henry Cicurel

 

 


Rafarl Suarez

 

 


El Cairo Villa Suarez

 

 


Villa Cicurel

 


 

 

 

 

 

Continuación del Número anterior

... René Qattawi se opuso agresivamente al sionismo político, que obtuvo un apoyo importante por primera vez durante la II Guerra Mundial. En noviembre de 1944 él yEdwin Goar, el vicepresidente de la comunidad judía de Alejandría enviaron una "Nota sobre la Cuestión Judía" al Congreso Judío Mundial reunido en Atlantic City, argumentando que Palestina no iba poder absorber a todos los refugiados judíos europeos y señalando el trato ejemplar brindado por Egipto a los judíos.

A fines de 1944 y principios de 1945, Qattawi mantuvo una importante correspondencia con León Castro, el secretario del Sionismo Egipcio, exigiendo que Castro cerrara los campamentos de  los movimientos juveniles sionistas. Qattawi fue incapaz de imponer su voluntad sobre los sionistas del Consejo Comunitario, y por esa razón renunció en agosto de 1946. La familia Qattawi mantenía relaciones de negocios con todas las principales familias musulmanas en la emergente burguesía egipcia del período de entreguerras. Tales alianzas comerciales entre comunidades eran comunes entre otras ricas y poderosas familias burguesas judías como los Adès, Aghion, Goar, Mosseri, Nahman, Pinto, Rolos, Tilche. Otras familias burguesas judías operaban dentro de una "economía étnica". 

Una de las familias sefaradíes más importantes y ricas de Egipto fueron los Suares que en realidad habían llegado de Triestre y Livorno.  Importantes banqueros  y financistas se dedicaron al negocio de los transportes creando el  primer servicio de transporte público moderno del Cairo llamado "arabiyaat Sawarez. Los Suares crearon una línea ferroviaria que unía al Cairo con el suburbio de Helwan(antecedente del primer metro subterráneo de Egipto) y varias otras líneas en las zonas rurales del Alto y Bajo Egipto.

Protagonizaron una gigantesca modernización en el sector agrícola egipcio, especialmente en la producción azucarera. Crearon los embalses de Aswan y Qena además de nuevas represas que proporcionaban electricidad barata, introduciendo el primer sistema de riego permanente en el país. Con la fundación de nuevas refinerías de azúcar aumentaron masivamente puestos de trabajo y lucrativos negocios de exportación. Además de su interés en el transporte ferroviario, los hermanos Suares fueron la familia de desarrolladores de bienes raíces más importantes en el Cairo. Poseían el Banco Suares Freres y la rama del Cairo del Credit Foncier Bank del que Raphael Suares fue miembro fundador. En su infatigable tarea no sólo hicieron dos spa termales, hoteles y casinos, Félix Suares se convirtió en el primer empresario en crear luminarias eléctricas para las calles de la ciudad en un evento muy publicitado en 1899

 Otra de estas familias importantes fueron los Cicurel después de la década de 1920. En 1909 Moreno Cicurel, un inmigrante de Izmir, abrió una gran tienda en el corazón del sector europeo del Cairo.  Tres hijos de Moreno nacieron allí, la familia había adoptado la ciudadanía egipcia en 1920, cuando el segundo hijo, Yusuf Cicurel, se convirtió en el director del banco Misr. dedicándose a las diferentes empresas del banco, su hermano Salvador se ocupó del negocio familiar. La tienda de Cicurel después de la década de 1920 se convirtió en la cadena de tiendas por departamentos más grande y más moderna de Egipto: Les Grandes Magasines Cicurel et Greco. Salvador además de ser un hombre de negocios, colaboraba con el gobierno egipcio, era un activo deportista y también un líder importante de la comunidad judía. Él sucedió a René Qattawi como presidente de la Comunidad Judía Sefaradí desde 1946 a 1957.

La tienda de Cicurel tenía un estilo muy cosmopolita, debido en gran parte a su personal judío no egipcio, su mercancía exclusiva, en gran parte importada y el uso del francés por parte de empleados y clientes en el interior de la tienda. Sin embargo, un memorándum presentado ante el Ministerio de comercio la describía como "uno de los pilares de nuestra independencia económica."   Esta aparente contradicción no podía mantenerse indefinidamente. Con el estallido de la guerra del Canal de Suez, a diferencia de 1948, la firma de Cicurel fue incautada por el gobierno. La tienda rápidamente se reabrió, pero la familia Cicurel cedió rápidamente sus derechos a un nuevo grupo mayoritariamente constituido por  egipcios musulmanes. En 1957, Salvador y la familia dejaron Egipto partiendo para Francia.

Henri Curiel nació en el Cairo el 13 de septiembre de 1914. Su familia judía tenía nacionalidad italiana, aunque ninguno de ellos hablaba una palabra de ese idioma. Él creció en un país ocupado por los británicos, y sus habitantes hablaban una lengua que no entendía. Fue educado en un colegio jesuita francés. Su vida no estaba destinada a ser simple. Los Curiel habían sido expulsados de España por los Reyes Católicos. Llegaron a Egipto tras las huellas de Napoleón, probablemente a través de Portugal e Italia. El abuelo de Henri era un prestamista y su padre amplió sus actividades llegando a convertirse en un banquero. La familia vivía en una enorme casa en la isla de moda, Zamalek y tenía un estilo de vida acomodado y muy mundano. . 

Henry Curiel, legendario y carismático fue el líder comunista judío egipcio más destacado, era el joven heredero de una rica familia judía que se había convertido en ciudadano egipcio en 1935. Otro comunista prominente,  Youssef Darwish fue el hijo de un un artesano analfabeto, pero inteligente y altamente calificado que logró convertirse en un comerciante exitoso. La niñez y la adolescencia de Youseff fueron duras y difíciles, pero su padre trató de darle la mejor educación posible en una escuela francesa del Cairo. A los 19 años de edad era un erudito. "Leí todo lo que cayó en mis manos. Mi pasión por la lectura era parte del proceso que me ha politizado". Pertenecía al judaísmo caraíta, los caraítas se consideraban nativos, de cultura de clase obrera, especialmente en el Egipto secular de la década de 1920 y 1930, los años de formación de Darwish, pero esos caraítas también tuvieron que abandonar Egipto luego de la Guerra de los Seis días con Israel.

A principios de 1947 tres judíos, Curiel, Schwartz y Aimée Setton — estaban entre los quince miembros del Comité Central del primer Partido Comunista Egipcio. Una cuarta tendencia comunista, agrupada en torno a la  revista al-Fajr al-Jadid (Nuevo Amanecer), fue fundada por tres judíos — a Yusuf Darwish, Ahmad Sadiq Sa y Raymond Douek.Cuando el grupo Nuevo Amanecer estableció una organización formal en 1946, reconoció la problemática situación en el movimiento comunista de judíos, griegos, y otros que no fueron educados en la cultura Arabe-egipcia. Para 1950 Daréis, Sale y Douek, todos se habían convertido al Islam.

Durante la guerra, Henry Curiel formó parte de la Resistencia que se preparaba para enfrentar a los nazis si ellos hubieran triunfado en El Alamein. Fue apresado y allí comprendió que los militares que protagonizaron el golpe que destituyó al rey Farouk, simpatizaban con los nazis, como gran parte de la población. Su preocupación y su militancia política respondían a un genuino y profundo sentimiento de solidaridad con el destino de las masas egipcias. No obstante fue despojado de la nacionalidad egipcia y expulsado. Se instaló en París donde fue asesinado en 1978.

Según el censo que tuvo lugar en 1947 – un año antes del comienzo del conflicto árabe-israelí – hubo 64.165 judíos en Egipto. Esta comunidad contribuyó al desarrollo del moderno Egipto. Es debido a grandes familias como Mosseri, Cattaoui y Suares que los primeros bancos egipcios (egipcio inmóvil, egipcio Banco Nacional, egipcio comercial Banco) han visto la luz. Esta comunidad ha dejado huellas que no pueden ser descuidados en los dominios de moda, decoración, etc.. No hay que olvidar que los judíos eran un pilar fundamental de la industria del cine y que contribuyeron a la prosperidad de la vida cultural en Egipto a principios del siglo XX. Sin embargo, entre 1949 y 1951, alrededor de 15.000 a 20.000 judíos abandonaron Egipto”

 La guerra del Canal de Suez fue también una llamada de atención para los judíos caraítas. Entre octubre de 1956 y marzo de 1957 un 40 por ciento de ellos partieron, aunque todavía quedaban alli mil caraítas en octubre de 1966, de una población judía total de unos 7 mil en vísperas de la Guerra de los 6 días. La mayor parte de ellos se fue a Israel.

En Egipto, hoy solo viven muy pocos judíos.

Fuente.

Egyptian Jews: A community in danger of extinction Dina.Darwish,english.ahram.org.eg

Fuentes: The Modern Exodus from de Jewish of Egypt. By Racheline Barda.EGY.COM  JUDAICAhttp:/english.ahram.org.eg/NewsContent/1/64/117227/Egypt/Politics-/-Egyptian-Jews-A-community-in-danger-of-extinction.aspx. Dina Darwish, Friday 5 Dec 2014Al-Akhbar English Egyptiann Saturday, 10 September 2011By: Saleh Thabah

   
* RINGSTRASSE : UN BOULEVARD JUDÍO

 

* MUSEO JUDÍO DE VIENA


Museo Judío de Viena: El anillo - la historia judía de un boulevard

Los judíos desempeñaron un importante papel en la Ringstraße. Fueron mecenas y promotores. Sin embargo, la exposición también muestra la hostilidad que sufrieron.

La exposición se centra en las luces y sombras del escenario de la Ringstraße, el ascenso social de una pequeña élite judía y la lucha por la supervivencia diaria de la mayoría de los judíos, así como la instrumentalización política del antisemitismo y sus consecuencias.

Entre los promotores de los ostentosos palacios a lo largo de la Ringstraße, había numerosos empresarios y banqueros judíos que contribuyeron al crecimiento económico de los años de la fundación del boulevard y que se distinguieron como coleccionistas de arte y mecenas. No obstante, la cara amarga de la espléndida fachada de la Ringstraße eran los problemas sociales y la creciente radicalización política. En especial, la pequeña burguesía, como clásica perdedora en la modernización, fue la más susceptible al antisemitismo político.

 
Musée juif de Vienne
Dorotheergasse 11,
1010 Vienne
Horaires :
dim.-ven. 10h-18h
 
Curadores: Gabriele Kohlbauer-Fritz; Bergler Sabine
 ________________________ 
 

 

 



RINGSTRASSE. A Jewish Boulevard

 
Exposición -  Del 25 de marzo al 4 de octubre

 Haber crecido y ser educado en Viena significaba que la educación primaria incluía memorizar la primera estrofa del vals Danubio Azul ("Die Donau blau tan, tan blau, así blau..."), saber cuándo los otomanos sitiaron Viena (1529 y 1683) y aprender sobre el boulevard más conocido de la ciudad, la Ringstrasse. Mientras que cuesta mucho recordar todos los detalles que les enseñaban a los chicos sobre su historia, lo más importante a saber es que a mediados del siglo XIX, la ciudad fue creciendo y se había extendido por lo que el joven emperador Franz Joseph decidió demoler  las murallas que todavía rodeaban el centro de la ciudad y reemplazarlos por un boulevard señorial. Aun ahora, se puede circundar el anillo y observar los impresionantes edificios que allí se hallan, la Universidad, el Ayuntamiento, el Parlamento, el Burgtheater y la Opera. Una notable escenografía.

Este año, la Ringstrasse celebra su 150º aniversario, y otros acontecimientos políticos e históricos para conmemorar (como el Congreso de Viena de 1915, al final de la II Guerra Mundial en 1945 y el Tratado de la Independencia de Austria en 1955).  Karl Lueger, el alcalde antisemita le cambió el nombre a la  Ringstrasse por el de Universitätsring. El Museo judío de Viena, en su nueva exposición nos recuerda que en el pasado de la Ringstrasse hay una historia de los judíos todavía no bien conocida. La mitad de la propiedad privada del boulevard estaba en manos judías, era un símbolo del éxito económico judío, de su patrocinio y su asimilación. Todo esto, una vida judía austríaca llena de vitalidad y creatividad, terminó abruptamente en 1938. 

La exposición acertadamente llamada "Ringstrasse. Un boulevard judío," lse prolongará hasta el 4 de octubre y realiza una gran tarea al mostrar los fundamentos de esta historia. En diciembre de 1857, Franz Joseph dio la orden de demoler las murallas de la ciudad. Dos años más tarde, a principios de 1860, cuando los lotes en el nuevo boulevard estaban listos para ser vendidos, emitió una nueva ley que permitía a los judíos comprar tierras  por primera vez en el imperio de los Habsburgo. Esto favoreció mucho su iniciativa,  puesto que la burguesía judía estaba ansiosa por establecerse — tanto geográfica como socialmente, en el centro del imperio de los Habsburgo. De esta manera el 44% los lotes de la Ringstrasse quedaron en manos de familias judías. Un mapa del museo muestra alrededor de veinte mansiones y palacios judíos, en o cerca de la Ringstrasse; tuvieron los nombres de las familias que vivieron allí — como los Todesco, Ephrussi, Auspitz y Lieben.

 En el museo se puede tener una idea de cómo vivían esas familias. Hay fotos y bocetos de los interiores, así como habitación de la muñeca que fue propiedad de la familia Przibam, que vivió en dos casas señoriales en la Ringstrasse. También se exhiben fotografías familiares de tamaño miniatura. También aprendemos que los arquitectos (entre los cuales había un puñado de judíos también) concibieron el interior como una obra coherente, lo que significa que las familias vivían en (no - tan-) mini-museos. Tal vez como era de esperar, muchos de ellos eran asimilados y — algunos incluso fueron bautizados y favorecieron el liberalismo político. Muchas familias estaban relacionadas entre sí. Algunos fomentaron la  actividad cultural llevada a cabo en los salones con intensos encuentros donde la música, el arte y la política eran el eje donde se centraban los debates. Otros fueron mecenas de las artes, y algunos asistieron muy generosamente a la caridad.

Las salas de la exposición, permiten conocer un poco mejor una o dos familias. Allí están sus cartas, muebles y fotografías, y algunos hechos biográficos básicos de los arrendatarios. Allí está la historia de la casa "La liebre de los ojos de ámbar” que lleva a a releer el libro de Edmund de Waal donde narra con todo detalle la historia de la familia Ephrussi, quien vivió en la que ahora es Universitätsring hasta 1938.

La exposición sutilmente cuenta que a pesar de todo lo que los judíos invirtieron en el imponente boulevard de Viena, no solo no desapareció el antisemitismo, allí se muestran algunas horribles caricaturas para ilustrarlo. Significativamente el mayor espacio y esfuerzos están dedicados a los eventos tras el Anschluss en 1938. No sorprende, tampoco. Aunque la mayoría de las familias judías del Ringstrassen pudieron escapar de la persecución, tuvieron que dejar la mayor parte de sus pertenencias detrás. Muchas de las que no regresaron a los legítimos propietarios hasta 70 años después.

 En la exposición que se prolongará hasta octubre de 2015 en el Museo Judío de Viena, uno puede enterarse de que el ex Hotel Metropol, que era propiedad de la familia judía Klein, se convirtió en la sede de la Gestapo después de ser arianizada. Saliendo del Museo, recorriendo el centro de la ciudad, está la antigua mansión de los Ephrussi (que tiene un Starbucks, una librería y una tienda en su planta baja, ió en la Ringstrasse. En la actualidad resulta imposible imaginar a Viena sin ella.

 

eSefarad

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar



* 21º ANIVERSARIO DEL ATENTADO A LA AMIA 1994-2015

 

Por Alicia Benmergui

 

 

VEALO AQUÍ

 

 

* 18 de Julio de 1994 – 85 muertos y cientos de heridos
* 18 de Julio de 2015 – 85 muertos que necesitan JUSTICIA!

    
Steven Spielberg abrazado por sobrevivientes del Holocausto durante el encuentro “El pasado es el presente” el 26 de enero en Cracovia, Polonia.

El 18 de Julio se cumplirán 21 años del día en que una terrible explosión, me produjo una dolorosa opresión en el pecho, en nuestra casa todos los vidrios temblaron y quedaron milagrosamente intactos, nuestro perro ladró sin parar durante mucho tiempo. Nosotros vivimos muy cerca de la AMIA, nuestros vecinos y conocidos comentaron casi las mismas cosas.

La noche anterior un ruido molesto, como de un helicóptero no nos dejó dormir.   Eran las vacaciones de invierno, nuestro hijo menor me pidió que lo despertara porque esa mañana quería ir a la AMIA a buscar las bases de un concurso en el que quería intervenir. Después. . . la radio dijo que era la AMIA la que había sido atacada, mi marido y los chicos fueron para ayudar y donar sangre. Yo no pude hacer nada, estaba anonadada. Al poco tiempo de la explosión llamó mi madre, pues se había ido corriendo para ver qué había pasado con mi prima que vivía enfrente del edificio volado, y me contó a quiénes vio allí. 

Mientras escuchaba sobre el horror de lo que había pasado, pensaba en mi abuela que había amado tanto a este país, donde por fin podía vivir en paz, sin miedo a los ataques de los pogroms.  Y pensaba que al revés de mucha gente que había muerto por simplemente estar o pasar por allí, mi hijo se había salvado porque decidí dejarlo dormir un poco más.

Escuché como el presidente Menem le daba las condolencias al gobierno israelí, eso es lo que pensaba el presidente de entonces, que los judíos no somos argentinos.  Esos días nos llamaron tantos amigos, algunos de lugares lejanos , para darnos las condolencias, la mayoría de ellos no eran judíos.

Y luego. . . durante  bastante tiempo, viajando en los colectivos, en el subte, en los negocios, en la calle, en los taxis, escuchando la radio, mirando la tele, leyendo los diarios se añadió una gran ofensa a tanto dolor. “En el atentado había judíos e inocentes”. Ser judío era ser culpable y haber recibido el castigo merecido, los inocentes, los injustamente castigados no lo eran.  Esto forma parte de lo que nunca olvidaré de esos días. Como lo fue haber comprendido que el Atentado a la Embajada de Israel, fue el aviso, y la prueba de que en la Argentina se podía cometer el peor atentado antisemita luego de la Segunda Guerra Mundial y que nada sucedería.

Y así ha sido, se sucedieron diferentes gobiernos, millones de palabras se han dicho y escrito, pero hoy a 21 años de lo sucedido, donde en la actualidad  la crueldad de los atentados y ataques que se suceden en todas partes, parecen haber minimizado la ferocidad de lo que ha sucedido aquí, nada ha pasado. Los culpables muy bien y agradecidos.

Y aquí estamos, en una impunidad total, al que se ha añadido una firma en un tratado con un país como Irán donde no existe la justicia en los términos en que se ejerce en Occidente. Donde rige la Sharia, un sistema legal de origen religioso implementado en el siglo VII es el que determina el peligroso destino de los iraníes.  Cuando fue firmado el Memorándum con Irán gobernaba allí Ajmadinejhad  un consecuente negador del Holocausto. Y a muchos judíos que participaron en esa negociación no les tembló la mano ni sintieron vergüenza.

En este 21 aniversario donde a la impunidad se ha unido la burla y al escarnio, en Tablada hay una tumba más, la del Fiscal Nisman. Sobre él se nos ha hecho saber, que este judío tenía todos los defectos existentes en el más puro estereotipo antisemita, pero como en el caso de la AMIA nadie nos dice cómo y porque murió, en uno de los hechos más siniestros que han tenido lugar en nuestro país.

Mientras tanto lo judío ha sido relacionado con Fondos Buitre, con Shylock, el Mercader de Venecia y con muchos otros pecados.

Y aquí estamos, derrotados, la burla cae sobre la memoria de los muertos, pero también sobre nuestra comunidad, sobre la sociedad argentina. No hay pretexto, no hay argumentación ni interpretación que pueda exculpar al Estado argentino por no ejercer el deber de hacer Justicia, que se supone que es lo que nos da el derecho a todos de ser ciudadanos iguales ante la Ley.

El Atentado a la AMIA ha cumplido su mayoría de edad.

 Y los culpables permanecen impunes.

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui