* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año IX - Nº 211
15 de Junio de 2015 /28 de Sivan de 5775
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

DEDICAMOS ESTE NÚMERO DE MILIM REVISTA DIGITAL
A Tomás Gabriel Levin - Hijo de Tamara yDaniel
Nacido el 18 de mayo de 2015

* Indice *

Marruecos- Explorando las huellas de la Historia Judía .
Le Chambon sur-Lignon. Francia. El Pueblo de los Secretos.
Nuevo Documental de Auschwitz –Por Steven Spielberg- Narrado por Meryl Streep.

* MARRUECOS


 

* Explorando las huellas de la Historia Judía

Tradujo
Alicia Benmergui


 

 

 


Marrakesh Sinagoga Lazama

 

 


Interior

 

 


Tanger Sinagoga Nahón Exterior

 

 


Interior Sinagoga Nahón

 

 


Fez-Sinagoga Ibn Danan

 

 

 


Mellah

 


Edmond Gabbay Museo de Fez – Marruecos

 

 

 

 

 

 

 

 

Este es el relato de un viajero judío que fue a conocer Marruecos, buscando las huellas dejadas por los judíos que vivieron allí. Contó que en su visita a Fez fue acompañado por un guía y documentalista Youness Abeddour, que lo acompañó a la mellah, el barrio judío amurallado, de Fez.

Hasta los años cuarenta vivieron en Marruecos unos 240.000 judíos y en la actualidad solo quedan 3.000. El guía Youness y el viajero, ya no estaban buscando judíos, solo los recuerdos que de ellos han quedado. Ya fueran edificios u objetos, o menos tangiblemente, la  música, historias y memoria, podían ser hallados, a veces con dificultades en  la mellah de Fez y, como descubrieron más tarde, también enMarrakech. Algunos fueron encontrados fácilmente, otros no tanto; pero sintió un estremecimiento con una palpable sensación de urgencia al pensar en esta valiosa herencia y que puede suceder en los próximos años con el legado judío de Marruecos.

Marruecos Mellah de FEz

En una visita a la mellah, a 20 minutos de la medina de Fez, se puede contemplar un escena llena de vida, mucha gente hablando, los artesanos todos a la vez, s y las mulas transportándolo todo y a todos. En comparación la mellah se veía como adormecida y silenciosa. La tradición oral sitúa a los judíos en Marruecos desde justo después de la destrucción del primer templo en Jerusalén en el siglo sexto A.N.E. Bajo  la dominación árabe la situación de los judíos se caracterizó en determinados períodos por un espíritu de tolerancia, formulado primero en el siglo VII, cuando los judíos llegaron a ser conocidos como dhimmi, o "personas protegidas". Eran libres de practicar su religión, pero también debían pagar un alto impuesto por su condición y estaban excluidos de ciertas ocupaciones. A veces se les permitía vivir en la ciudad; en otros no. Los periodos de tranquilidad se vieron interrumpidos por esporádicos brotes de violencia, algunas veces muy extrema.

Las mellahs fueron establecidas también en Marrakech, Rabat, Salé y otros lugares. Pero mientras que los guetos europeos respondieron a una intención de apartamiento y aislamiento de los judíos, la mellah marroquí — aparentemente — pretendía protegerlos. Aun hoy, la mellah de Fez se siente como un lugar diferente de los otros sitios de la ciudad. Los edificios han crecido hacia arriba, puesto que la superficie era limitada, la antigua mellah se ha desarrollado verticalmente para acomodar a una población creciente. También tienen ventanas y balcones festivos, pues en la medina las fachadas que dan a la calle carecen de esos elementos, de acuerdo a las costumbres musulmanas que ocultan a las mujeres de la vista de los transeúntes.

 “Los musulmanes acostumbraban visitar la mellah para las fiestas”.  Le contó el guía Youness, mientras caminaban a lo largo de la calle del mercado. “Pues podían beber alcohol y mirar mujeres sin velo, y a veces” agregó levantando las cejas, “más que mirar” La primera parada en la mellah fue en la Sinagoga Danan. Llamada así por una familia rabínica que podía contar cincuenta generaciones hacia atrás, la sinagoga fue construida en el siglo XVII y fue completamente restaurada en 1998 bajo la dirección de Simón Levy, un historiador. Los asistentes a la sinagoga Danan eranmegorashim, los judíos expulsados de España y tenían un  lugar, una liturgia y un lenguaje diferentes a los de los toshabim, los judíos que habían vivido en Marruecos antes de la llegada de los expulsados.

Nada como una pequeña rivalidad intercomunitaria para estimular la construcción de una sinagoga. Los recién llegados vinieron y se establecieron en la mellah, luego de la expulsión de los judíos de España en 1492. Su llegada tuvo un efecto enriquecedor en la vida del judaísmo marroquí, pero también desconcertante para los toshabim. Los judíos sefardíes eran eruditos, escritores, impresores y artesanos cuya orfebrería transformó la cultura local. En la Sinagoga Danan existe una amplia evidencia de su fuerte impronta cultural, en la obra realizada con los azulejos y el intrincado tallado de la madera, en color verde  que recorre la bimá, la plataforma desde la que se lee la Torá.  En la planta baja existe una mikve,  para el baño ritual y un horno comunal que muestran los múltiples usos y el rol central que desempeñaba la sinagoga dentro de la comunidad sefaradí.

Frank cuenta que se sintió muy conmovido mientras estaba parado con el guía Youness, en la sinagoga vacía y luego en la cercana sinagoga Slat Al Fassiyine, un edificio igualmente exquisito, también del siglo XVII, creada y nombrada para los residentes de Fez, que estaban allí desde mucho antes que los expulsados ¿Sinagogas separadas para judíos rivales, ubicadas cerca al mismo tiempo y dentro de un corto espacio una de la otra?. Cuán intenso, aunque sin sentido parece todo ahora,  cuando ya todo ese mundo ha desaparecido. . . La reciente historia de Slat Al Fassiyine — taller de alfombras y gimnasio de box hasta su cuidada restauración en 2010 y 2011 — de alguna manera encapsula el difícil momento presente en la relación de Marruecos con su herencia judía.

Los judíos llegaron a Marruecos durante tiempos remotos y luego con la Expulsión y la Inquisición, pero después abandonaron el país por oleadas durante el Siglo XX, (luego de la fundación del Estado de Israel, el fin del protectorado francés, las guerras de los Seis Días y Iom Kipur). La gran mayoría de los  judíos de Marruecos dejaron su país amado por los conflictos surgidos con la población musulmana que hizo su existencia insegura e impredecible.  

En Fez, en el cementerio judío, cuyas tumbas solo recientemente han sido completamente catalogadas, se hallan esparcidas en un ancho terreno ondulado, donde los rabinos están enterrados en una sección separada. Allí pueden verse las abundantes ofrendas, incluidas aceitunas y frutas que  han sido dejadas en la tumba de Sol Hachuel, una mujer judía, venerada por judíos y musulmanes por haber rechazado la orden de convertirse al Islam. Es uno de los varios ejemplos del culto compartido por ambos grupos religiosos, específico de Marruecos. Hay unl museo particular creado por Edmond Gabay en la primera escuela que está al lado del cementerio en Fez. Frank cuenta que se sintió como entrando en una historia tridimensional escrita por Jorge Luis Borges, caminado junto a Gabay, un antiguo residente de Fez de 81 años que ha juntado objetos de lo más diversos que han sido abandonados, dejados por aquellos que se han ido. Al preguntarle a Gabay porque había hecho esa muestra, aquel le respondió que es para cuando la gente se haya olvidado de que vivió ahí, los objetos demostrarán que ellos habían estado ahi, havían vivido en ese lugar.

En Casablanca visitó el Museo Judío de Marruecos, el único museo judío en un país islámico, una exposición convencional de judíos bereberes, trajes y joyas, decenas de manos de Fátima colgantes y el taller completo de un orfebre de la mellah de Fez. Expresa nuevas expectativas de inclusión establecidas en el preámbulo de la constitución de Marruecos de 2011. Redactada luego de los eventos de la Primavera Árabe, reconoce específicamente las contribuciones de la diversidad “Hebraica” al país, “indivisible de la identidad nacional”.

También conoció a Vanessa Paloma, una cantante, académica en historia oral cuyo trabajo ha sido inspirarse en sí misma, en una especie de mujer museo. Paloma se ha comprometido durante veinte años, con la tarea de preservar todo lo asociado con la música judeo marroquí. Canciones (las que ella canta) grabaciones (que ella archiva) partituras y fotografías (que recoge) y, más recientemente, historias orales (que toma de sí misma). "Ahora en Marruecos se siente como que hay un pedazo que falta," dijo ella. "Los jóvenes se dan cuenta de que hay algo en su cultura a lo que ellos no han tenido fácil acceso. Algo que los viejos han conocido pero que ya no está”.  En su siguiente parada en  Marrakech, se dio cuenta  de que partes de la mellah están pasando por un proceso de cambio de sus habitantes. Hay una puerta asociada a la leyenda de un famoso milagro que tuvo lugar cuando los miembros de una tribu se aproximaron al barrio con la intención de someterlo a pillaje, y un hombre llamadoMurdukhai ben Attar, que era el representante de la comunidad judía ante las autoridades musulmanas, rogó por la intervención divina. Una barrera de llamas surgió del suelo interponiéndose ante los atacantes, que retrocedieron y huyeron. La puerta quedó pintada de azul para siempre, y durante siglos los transeúntes que pasaban besaban sus lados porque creían que era el comienzo de la marca de un espacio sagrado y protegido. (Murdukhai ben Attar es otro de los santos compartidos por las dos comunidades cuya tumba se halla en el cercano cementerio judío).

La pintura azul está intacta en el interior del arco, que da paso a una animada calle de proveedores de especias, tejidos y pasamanería cuyos productos son el eco de  los habitantes judíos de esa judería que alguna vez los vendieron allí.  Katherine Roumani, es una antropóloga inglesa, que vive con su hija en un riad, un edificio morisco del siglo XVI rodeado por una patio y un jardín que contiene la sinagoga que funcionaba en el pasado en la mellah, donde antes había treinta sinagogas. Ella es el enlace y la guía de la sinagoga cuyo nombre deriva de Al Azma, en referencia a “aquellos que se fueron” de España. Restaurada hace unos diez años, está  adornada con brillantes azulejos azules y blancos, con cortinas y cojines. La Sra. Roumani le mostró una enorme llave a Frank y le dijo que tenía un regalo muy inusual, llevándolo a la abandonada Sinagoga Fassin donde abrieron juntos el candado de la puerta.

En el interior los bancos de cuero rojo estaban cubiertos, como todo lo demás, de una espesa capa de polvo. La Torá estaba todavía en su lugar, protegida en una hermosa arca de madera, cerca un calendario fechado en 1982, colgaba de un clavo. La quietud era inefablemente hermosa  e infinitamente triste. Frank pasó sus últimas horas en lamellah con Viviane Cohen, una arquitecta que ha elegido volver de Francia a su país de origen para ver lo que puede hacer para guardar las huellas físicas de su pasado judío. Juntos investigaron al Riad du Rabin, un hotel de lujo que se vende con la historia de ser la única casa de un rabino barbudo cuya fotografía algo improbable domina un ostentoso salón nuevo.

La casa más judía de la vecindad es la de la familia Corcos. Una vez perteneció a un hombre que era "el Jeque de los judíos, una personalidad importante en la antiguamellah: En 1990 la casa de los Corcos se convirtió en un hogar para la tercera edad. Ahora casi todos los judíos de la mellah de Marrakech han muerto o se han ido. Todavía muchas de las mellah se conservan bien, algunas de ellas casi intactas, pero el paso del tiempo no perdona, es cruel y pese a que se reparen algunas de sus señales, el escritor se pregunta cómo continuará esta historia. Es evidente que las soluciones no pueden ser dadas por  los judíos que ya no están allí.

   
* Le Chambon-sur-Lignon Francia

 

* El Pueblo de los secretos Desfiando a los nazis en la Francia de Vichy



 


 André and Magda Trocmé


Desafiando al gobierno francés que colaboraba con los nazis, los habitantes del pueblo de Le Chambon escondieron a refugiados judíos en sus hogares por años. Ellos les proporcionaron identificaciones falsificadas, y procuraron darles educación para los niños,tarjetas de racionamiento, y los enviaron a su salvación y seguridad hacia Suiza


 Le Chambon sur Lignon

 


 Niños judíos protegidos por la población protestante del pueblo de Le Chambon sur-Lignon

 

 

 

 
"A 70 AÑOS DE LA FINALIZACIÓN
  DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
  EL JUDAÍSMO DE POSGUERRA".
Documentales y 
cortometrajes inéditos
 
Prof. Alicia Benmergui
Microcine AMIA 2do. sub.

19.00 hs

Grupo 1.  martes 19 de mayo

Grupo 2:   martes  26 de mayo

Pasteur 633
 



Nadie preguntó quién era judío y quién no, de dónde veníamos, quién era nuestro padre o si podíamos pagar. Simplemente, nos aceptaron con calidez, dieron refugio a los niños, que por lo general no tenían padres, niños que tenían pesadillas y lloraban por las noches. Elizabeth Koenig-Kaufman, refugiada en Le Chambon cuando era niña

Entre diciembre de 1940 y septiembre de 1944, los pobladores de la localidad francesa de Le Chambon-sur-Lignon (5.000 habitantes) y las aldeas de la meseta circundante (24.000 habitantes) dieron refugio a unas 5.000 personas, de las cuales aproximadamente 3.000 a 3.500 eran judíos que huían de las autoridades de Vichy y de los alemanes.

Guiados por el pastor André Trocmé de la iglesia reformada de Francia, su esposa Magda y su asistente, el pastor Edouard Theis, los residentes de estos pueblos ofrecieron refugio en viviendas privadas, hoteles, granjas y escuelas. Hicieron tarjetas de identificación y de ración para los refugiados, y en algunos casos los guiaron para cruzar la frontera a Suiza, cuya posición era neutral. Estas medidas de rescate fueron poco comunes durante el período del Holocausto, ya que participó de ellas la mayoría de la población de toda una región.

HISTORIA Le Chambon-sur-Lignon es una localidad ubicada en la meseta de Vivarais en el departamento de Alto Loira de Auvernia, una región montañosa en la parte central del sur de Francia. Hasta noviembre de 1942, se encontraba en la zona no ocupada de ese país. Muchas personas de Le Chambon consideraban a los judíos un “pueblo elegido”, y cuando los guías acompañaban a los que estaban en peligro 300 kilómetros hasta la frontera suiza, sabían que seguían el mismo camino que habían recorrido sus perseguidos hermanos hugonotes varios siglos antes.

En la meseta de Vivarais, la memoria colectiva de su propio sufrimiento como minoría religiosa generó fuertes sospechas en los gobiernos autoritarios. La mayoría de los hugonotes de la zona se negaron a colaborar con el gobierno de Vichy, a jurar lealtad al mariscal Pétain (jefe de estado del régimen de Vichy) y a hacer sonar las campanas de la iglesia en su honor. Una vez que el gobierno de Vichy se estableció en junio de 1940, André Trocmé, pacifista comprometido, se embarcó en una campaña de desobediencia civil pacífica contra las autoridades. Trocmé, que a menudo predicaba en contra del antisemitismo, repudió la masiva redada de los judíos en París en el Velódromo de Invierno en julio de 1942 en un sermón público el 16 de agosto, en el cual afirmó: “la iglesia cristiana debe arrodillarse y pedir perdón a Dios por sus actuales defectos y cobardía”.

RESCATE  

La campaña de rescate organizado comenzó durante el invierno de 1940, cuando el pastor Trocmé se puso en contacto con el Comité Estadounidense de Servicio de los Amigos (American Friends Service Committee), cuáqueros, en Marsella con el fin de ayudar en la provisión de suministros a los 30.000 judíos extranjeros que estaban en campos de reclusión en el sur de Francia.

Trocmé aseguró que su pueblo, Le Chambon, recibiría a los refugiados. Estos eran en su mayoría judíos nacidos en el extranjero, sin ciudadanía francesa. Gran parte de ellos eran niños. Se dispersaron entre los pequeños pueblos y granjas aislados de la región montañosa que rodeaba a Le Chambon. LaSociedad de Ayuda para los Niños (Oeuvre de Secours Aux Enfants, OSE), una organización de atención a niños franco-judíos, desempeñó un papel importante para acompañar a los niños a Le Chambon y colocarlos en hogares privados, casas de huéspedes, y en siete hogares financiados especialmente para brindarles refugio.

La organización de cuáqueros, los congregacionalistas estadounidenses, la Cruz Roja Suiza e incluso gobiernos nacionales como el de Suecia aportaron fondos para el mantenimiento de los hogares. Los refugiados recibían documentos de identidad falsos, alimentos y ropa. Los niños incluso asistían a la escuela y participaban en organizaciones de jóvenes. Con el fin de mantener una apariencia de normalidad y ocultar la presencia de judíos en las comunidades, los niños asistían con frecuencia a los servicios religiosos protestantes. Sin embargo, Trocmé también fomentó los servicios judíos clandestinos.

Siempre que los habitantes de los pueblos se enteraban de la inminente visita de la policía de Vichy o redadas de la Policía de Seguridad Alemana, trasladaban a los refugiados a la zona rural y acompañaban a algunos de ellos a la frontera suiza. El Comité para la Coordinación de Actividades para los Desplazados (Comité Inter-Mouvements Auprès Des Évacués, CIMADE), una organización protestante de refugiados, fue especialmente activo en la búsqueda de rutas de escape a Suiza. Una de las rutas clandestinas más comunes era la que iba de Le Chambon a Annemasse y hasta la frontera con Suiza.

Al verse perseguidos por las autoridades de Vichy y por los alemanes, otros refugiados además de los judíos acudieron a Le Chambon en busca de asilo. Entre ellos se encontraban republicanos españoles que habían huido de los campos de reclusión, alemanes antinazis y muchos jóvenes franceses que intentaban evitar ser deportados a Alemania para realizar trabajos forzados. La región también refugió a miembros de la resistencia francesa, que se hizo activa en la región en 1942.

BAJO OCUPACIÓN ALEMANA

 La unidad y la solidaridad de la población local obligaron a las autoridades de Vichy a actuar con cautela en la región. A veces los policías de Vichy daban a los pueblos advertencias informales antes de realizar las búsquedas. Sin embargo, este patrón cambió después de que los alemanes ocuparon el sur de Francia en noviembre de 1942. El 13 de febrero de 1943, la policía francesa arrestó a los pastores Trocmé y Theis, al igual que a Roger Darcissac, el director de la escuela primaria local, y los recluyó en un campo en Saint-Paul d'Eyjeaux, cerca de Limoges. Después de 28 días, las autoridades francesas liberaron a los tres hombres, quienes siguieron realizando actividades de rescate hasta fines de 1943, cuando debieron esconderse por causa de los rumores de un nuevo arresto. En ese momento, Magda Trocmé asumió el liderazgo de la iniciativa de rescate.

El 29 de junio de 1943, la policía alemana allanó una escuela secundaria local y arrestó a 18 estudiantes. Los alemanes identificaron a cinco de ellos como judíos y los enviaron a Auschwitz, donde murieron. La policía alemana también arrestó a su maestro Daniel Trocmé, primo del pastor Trocmé, y lo deportaron al campo de concentración Lublin/Majdanek, donde las SS lo mataron. Roger Le Forestier, médico de Le Chambon, especialmente activo en ayudar a los judíos a obtener documentos falsos, fue arrestado y posteriormente fusilado el 20 de agosto de 1944, en la prisión de Montluc por orden de la Gestapo en Lyon.

La Primera División Blindada Francesa liberó la meseta de Vivarais los días 2 y 3 de septiembre de 1944.

RECONOCIMIENTO  

En 1990, el estado de Israel reconoció a todos los habitantes de Le Chambon y los pueblos cercanos conjuntamente como “Justos entre las naciones”. Además, a partir de diciembre de 2007, los israelitas han premiado a 40 personas de Le Chambon y sus alrededores con la designación de “Justos”. El presidente francés Jacques Chirac reconoció oficialmente el heroísmo del pueblo durante una visita que hizo a ese lugar el 8 de julio de 2004. En enero de 2007, el gobierno francés honró a los habitantes de Le Chambon en una ceremonia en el Panteón de París.

Le Chambon y sus pueblos vecinos son un excepcional ejemplo de esfuerzo de rescate colectivo durante el Holocausto.

Fuente: US Holocaust Memorial Museum Washington EEUU

 

eSefarad

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar



* Nuevo Documental de Auschwitz - Narrado por Meryl Streep

 Auschwitz,

Un nuevo documental de 15 minutos sobre la historia del campo de exterminio nazi.

Producida por Steven Spielberg y narrado porMeryl Streep.

El documental se estrenó 01/27/2015, en presencia de 300 sobrevivientes del Holocausto en Auschwitz, durante el recuerdo de los 70 años de la Liberación del campo de concentración

 
VEALO AQUÍ

 

 

Gentileza Sra Beatriz Berg

 

* Producido por Seteven Spielberg


Steven Spielberg abrazado por sobrevivientes del Holocausto durante el encuentro “El pasado es el presente” el 26 de enero en Cracovia, Polonia.

Se estrenó “Auschwitz”, un documental de 15 minutos sobre el campo de exterminio nazi producido por el director Steven Spielberg y narrado por la actriz Meryl Streep. 

El evento contó con la presencia de 300 sobrevivientes del Holocausto y el material será instalado permanentemente en el Memorial Auschwitz.

La película documenta la fundación del campo de exterminio y se exhibió como parte del 70º aniversario de la liberación de lugar en el ex Auschwitz-Birkenau, que se conmemoró el 27 de enero. Como parte de un seminario de cuatro días sobre la educación del Holocausto y el genocidio, que también fue organizado por el Congreso Judío Mundial, Spielberg viajó a la conmemoración con varias docenas de sobrevivientes, sus familias y maestros. El director americano fundó USC Shoah Foundation Institute for Visual History and Education (Fundación Instituto para la Historia y Educación Visual sobre la Shoá USC) en 1994, el cual financió el documental y el seminario.

La actriz tuvo un rol en la miniserie “Holocausto” en 1978 y cuatro años más tarde en “La decisión de Sophie”, por la que ganó su primer Oscar como Mejor Actriz. Estos proyectos ayudaron a que prestara su voz en el corto.

 

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui