* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año IX - Nº 208
30 de Abril de 2015 / 11 de Iyar de 5775
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

70 Años de una documental sobre los nazis,censurad por el gobierno inglés.
Sin la música podriamos haber sido judíos?.
Leonor Coifman Artista Argentina Judía.

* 70 AÑOS DE UNA DOCUMENTAL SOBRE LOS NAZIS


 

* CENSURADA POR EL GOBIERNO INGLÉS

Tradujo Alicia Benmergui

 


Fuente: Rivista anachic

 

 

 

 

 

Alfred Hitchcock and Sideny Bernstein

 

 

 

 

 


Sra Lasker-Wallfisch en 1938, poco antes de ir a Auschwitz - Foto: Margaret Clune

 

 

 

 

 

 


Anita Lasker-Wallfisch

 

 

 

 

 


Branko Lustig

 

 

 


Night Will Fall (2014) - André Singer (Trailer) | BFI release

 

Un Horrendo documental de los nazis que fue censurado 

Una verdadera pesadilla mostrando imágenes que ciertamente ue nunca se han visto antes.   

Es un registro extraordinario

 

 

Alfred Hitchcock:

  "Memoria de los campos de concentración"

Documental subtitulado en español

 

Fuente. Stuart Jeffries

The Guardian 09/01/2015

"En la primavera de 1945", comenta el narrador, “los aliados avanzaban hacia el corazón de Alemanian en medio del bucólico paisaje de la campiña alemana hasta llegar a Bergen Belsen. Se veían huertos limpios y ordenados, prósperas granjas alineadas al borde del camino, los soldados británicos no podían dejar de admirar el lugar y sus habitantes. Al menos, hasta que empezaron a sentir el olor..."

Así comienza una película británica sobre el Holocausto que fue abandonada e ignorada durante 70 años, ya que fue considerada políticamente como muy incómoda.  En el campo de concentración de Bergen Belsen el olor venía desde los muertos, de sus cuerpos quemados o en descomposición; o de los prisioneros desnutridos, a menudo plagados de enfermedades.  Mientras las tropas aliadas liberaron esos campos a través de lo que había sido la Europa ocupada por los alemanes, el Ministerio Británico de Información le encargó a Sidney Bernstein (quien más tarde fundó la Granada Televisión) hacer un documental que proporcionaría evidencia incontrovertible de los crímenes de los nazis

Bernstein reunió a un equipo notable, incluido el futuro ministro de Trabajo Richard Crossman, quien escribió el guion de la película, y Alfred Hitchcock, que voló desde Hollywood para asesorar a Bernstein en la estructura del film. Ellos se pusieron a trabajar en un documental titulado los Las cosas que se hicieron en los Campos de Concentración Alemanes. Mientras trabajaban, seguían llegando rollos de película, enviados por los combatientes británicos, estadounidenses y soviéticos y por camarógrafos de los noticiarios británicos de once campos, incluyendo Auschwitz, Buchenwald, Dachau y Bergen Belsen.  Además de los muertos, las imágenes mostraron el hambre de los sobrevivientes y restos humanos en hornos.

En un momento de la película, desde el campo de concentración de Majdanek, vemos enormes bolsas que contienen cabello humano. Luego de los asesinatos, habían sido cuidadosamente ordenados y pesados. "Nada era desperdiciado", dice el narrador. "Incluso les extrajeron los dientes de la boca" La película de Bernstein luego muestra un gran montón de anteojos. "Si un hombre de cada diez usaba anteojos – nos preguntamos - “¿cuantos hombres estaban representados en ese montón.?”

Ahora, 70 años después, el director y antropólogo André Singer ha hecho un documental llamado Caerá la Noche, contando la extraordinaria historia de la filmación de los campos y el destino que tuvo el proyecto de Bernstein.

Singer localizó y entrevistó a los sobrevivientes que aparecieron en el documental original. Entre ellos estaba Anita Lasker Walfich que ahora tiene 89 años. Ella contaba, "Fue un momento increíble. De repente, se oye decir en inglés. 'Usted debe mantener la calma. No deje el campo. La ayuda está en camino. O algo parecido ".

Lasker-Wallfisch y su hermana  Renate, habían sido llevadas desde Auschwitz cuando los nazis estaban retirándose desde el año anterior ante el avance del Ejército Rojo. En Auschwitz, Lasker-Wallfisch habían sido miembros de la orquesta del campo tocando el cello como esclavas, todos los días iban a trabajar y a la noche las traían de vuelta. Ella también tocaba en conciertos para las SS.

"Es difícil de describir" contaba Lasker "Te pasas años preparándote para morir y de pronto todavía estás aquí. Tenía 19 años. Cada soldado británico parecía un Dios para nosotros. Luego Anita continuó con su vida y tocó con la Orquesta de Cámara Inglesa y se hizo famosa como violoncelista solista. Las hermanas eran excepcionales. "Algunos de los que fueron liberados permanecieron en esos campos durante cinco años después de la liberación. A menudo no tenían otro lugar para ir. Ciertamente no a los Estados Unidos o a Gran Bretaña donde no los querían.".

Singer también entrevista a otro  ilustre sobreviviente del Holocausto, un croata llamado Branko Lustig. Era un niño en Belsen, estaba tan enfermo en el momento de la liberación que cuando escuchó un ruido extraño, pensó que había llegado al cielo un coro de trompetas de los ángeles. En realidad, eran las gaitas tocadas por la banda de los soldados escoceses.

Muchos años después, Steven Spielberg eligió a Lustig, por entonces un cineasta, como productor de La lista de Schindler. Lustig tiene una teoría sobre por qué las autoridades británicas suprimieron la película de Bernstein. "En ese momento, los británicos tenían suficientes problemas con los Judios. "Con eso, sin duda, lo que quiere decir es que Gran Bretaña estaba tratando de sofocar la agitación provocada por los sionistas tratando de crear un Estado Judío, una Patria Judía en el Mandato Británico de Palestina. La perturbación aumentaría al ver la magnitud del sufrimiento judío mostrado en el documental.

Singer dice que ha tenido críticas por haber incluido la teoría de Lustig. "La película fue cuestionada por considerarse que no estába muy bien documentada", dice. "Pero Branko bien puede tener razón en un punto." Singer señala que en 1945, el Secretario de Relaciones Exteriores del gobierno laborista  Ernest Bevin, era un antisionista y totalmente opuesto a la creación de un Estado judío. Pero concede que no hay pruebas contundentes. (nosotros, los editores de Milim consideramos que hay muchas pruebas de que Bevin no solo era antisionista, tambiéra antisemita.). La única documentación que puede considerarse como evidencia, es un memo del Foreing Office, diciendo que una proyección privada mostró tales atrocidades que no sería una buena idea mostrar este film.

Singer sostiene que parte de la motivación de ese memo, es que en ese momento de la historia los británicos ya no eran aliados de la Unión Soviética, a la que además temían por su creciente poder. ¿Pero fueron realistas tales reparos de mostrar la película en la Alemania de posguerra porque hubiera generado problemas para los británicos? Esto sucedería por que enojaría a los alemanes y favorecería como publicidad a la Unión Soviética en los comienzos de la Guerra Fría? No importa. La película, que algunos han llamado una obra maestra olvidada del documentalismo británico, fue dejado de lado durante 70 años. Bernstein murió en 1993 y, según Singer, uno de sus remordimientos fue no haber terminado su documental del Holocausto.

La grabación de su película quedó sin terminar, sin embargo, fue clave como testimonio para el enjuiciamiento de los comandantes de los campos en los tribunales de Nuremberg y Lüneburg en 1945. La evidencia aportada por Anita Lasker–Wallfisch en Lüneburg contra, entre otros, el comandante de Bergen Belsen, Josef Kramer, conocido como “la Bestia de Belsen” fue determinante. Lo que ella contó en la película contradijo la defensa de los acusados. "Kramer había dicho que no tenía comida para alimentar a sus prisioneros y que era por esa razón qué estaban en tal estado. El documental destruyó eso", dice Singer. Kramer y otros oficiales de Bergen fueron colgados ese año.

La película de Bernstein nunca tuvo la oportunidad de ser reverenciada como lo fueron los posteriores documentales del Holocausto, incluyendo Shoah de Lanzmann, Noche y Niebla de Resnais  y 'La pena y la piedad de Ophüls. Como explica Singer, una versión incompleta se presentó en el festival de cine de Berlín en 1984 y en la cadena PBS en los EE.UU. en 1985 bajo el título Memoria de los Campos. Sólo recientemente, un equipo del Museo Imperial de Guerra completó y digitalizó la imagen.

En el hueco dejado en 1945 por la supresión de la película de Bernstein se hizo otro documental, realizado por el gran director de Hollywood y exiliado judío austríaco Billy Wilder. Pero los Molinos de la Muerte era una pieza panfletaria de propaganda, dispuesta a acusar a los alemanes, mientras que Bernstein y Crossman habían intentado hacer con su película una advertencia a toda la humanidad. " La de Bernstein fue una obra de arte en comparación," dice Singer, "debido principalmente a la escritura poética de Crossman."

Ciertamente, el público alemán no disfrutó de los Molinos de la Muerte. Wilder recuerda que cuando comenzó la proyección en Würzburg, había 500 personas en la sala pero a la salida solo quedaban 75. Es discutible si esto hubiera pasado con la película sobre los Campos de Concentración. De todos modos, no era fácil para los alemanes presenciar la proyección, sobre todo cuando el guión de Crossman acusaba a los que vivían cerca del campo de concentración de Dachau, pero simularon ignorar la barbarie que tuvo lugar allí: "Los alemanes sabían lo que pasaba en Dachau, pero no les importaba."

El guion de Crossman termina con estas palabras: “A menos que el mundo aprenda las lecciones que esta película enseña, la noche volverá a caer. Pero gracias a Dios los que lo vivimos aprendimos. Singer no cree que esto  haya sido así. “Ojalá hubiera podido demostrarse que tenían razón, pero desde 1945 ha habido tal número de genocidios que no parece que hayan servido de mucho las lecciones del pasado".  También cree que debería verse la documental aunque sea  tan profundamente perturbadora y tenga imágenes horribles. " Nací el 4 de mayo de 1945, así que soy de una generación que sabía de estas cosas, pero tengo hijos de edad adulta que saben muy poco. Tenemos estas imágenes para la nueva generación".

 


   
* SIN LA MÚSICA HUBIÉRAMOS PODIDO SER JUDÍOS?

 

* LEONARD COHEN

Tradujo Alicia Benmergui

 

 

¿Sin la música hubiéramos podido ser judíos?

   

Norman Lebrecht

Saturday 1 March 2014

theguardian

 




Leonard Cohen


Leonard Cohen ALELUYA

 Subtitulos Español





George Gershwin

 

 

 


Myriam Fuks

 



 
"A 70 AÑOS DE LA FINALIZACIÓN
  DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
  EL JUDAÍSMO DE POSGUERRA".
 
Documentales y 
cortometrajes inéditos
 
Prof. Alicia Benmergui
 

Microcine AMIA 2do. sub.

 19.00 hs

Grupo 1. Continúa el martes 5  y 19 de mayo

Grupo 2:   martes  12 y 26 de mayo

Pasteur 633 
 Martes18.30 Hs.
 



 A principios de los ochenta, una leyenda del pop, Leonard Cohen, en un momento muy problemático, en la mitad de su vida, donde había perdido casi todos sus bienes, buscó inspiración en la Biblia, en la vieja historia del Pueblo Judío. Componer esa canción no le fue fácil. Golpeándose la cabeza por la frustración en la habitación de un hotel, Leonard Cohen borró unas 80 estrofas antes de finalmente lograr ese himno perfecto que es "Aleluya”. Y nadie lo hizo como él.

CBS Records rechazó el álbum. Después de un lanzamiento en 1984, "Aleluya"quedó colgado en el limbo durante una década hasta que los productores deShrek llamaron a Rufus Wainwright para que lo grabara para la banda sonora de la película (no se la pierdan!)

Cohen, después de haber sido estafado regresó a la actuación cantando"Aleluya", usando un sombrero marrón. De repente, "Aleluya" es bajada 100.000 veces al día y se convirtió en la canción pop más escuchada del Siglo XXI. En medio del clamor por su resurrección, pocos captaron el salto que Cohen había dado hacia el pasado. En las profundidades de la desesperación, había buscado el "acorde secreto / Que tocó David, y le agradó al Señor" a través de tres milenios de creación humana, apelando como un judío perdido, a un antepasado para recuperar el don primordial de la música.

Creo que sé dónde venía. Al crecer en un devoto y estudioso hogar de Londres, me di cuenta de los tabúes y las tensiones que prevalecían entre los judíos y la música. Aprendí, por ejemplo, que a los judíos los rabinos les prohibían cantar o tocar música por el luto de la destrucción del templo en el año 70 d.n.e, hasta que llegó Maimónides en el siglo XII. Sabía, también, que la voz de la mujer estaba proscripta por el Talmud como "desnudez" y que oír a una mujer cantar era equivalente a tener una relación sexual ilícita.Tan emocionante como pudo haberlo sido para mi mente de niño, el canto de las mujeres realmente era tabú. Tampoco se escucha música por siete sombrías semanas y mediadel año y en los días de duelo.

En el duelo, la música es lo primero que se excluye. Sin embargo, en medio de estas limitaciones, la música estaba en todas partes. En cualquier ocasión solemne o fiesta, alguien comenzaría una melodía. Siempre había alguien que cantaba en todas las comidas del shabat. Desde mi padre, que no tenía nada de oído, o mis hermanas mayores que cantaban las melodías que yo, en tres o cuatro años, aprendí a tocar de oído. La música era nuestro medio de unión. Sin música, recuerdo que pensé, ¿Cómo se puede ser judío?

Así que cuando me encargaron hacer una serie de tres programas sobre la música y los judíos para una radio, tomé la decisión de evitar los clichés populares de "música judía" - bandas klezmer, canciones de cuna en Ladino, etc. - y centrarme en algunas de las preguntas más importantes. ¿Cómo, por ejemplo, la música ha dado forma y carácter a la a historia de los judíos? ¿Cómo los judíos influyen en la música? Y la más importante de todas,¿la música puede definir la identidad personal y colectiva?

Empecé donde Cohen lo hizo, en busca del escurridizo rey David: poeta, músico, guerrero, depredador sexual y autor de un libro de salmos que forma la base de la devoción para judíos y cristianos por igual. Aunque no hay mucha evidencia de que David escribió todos o cualquiera de los 71 salmos que llevan su nombre, no podemos leerlos hoy sin tomar conciencia del mundo privado de este músico, su oído interno. Caminando sobre las murallas de Jerusalén, Yehoshua Engelman, un rabino nacido en Londres que se volvió psicoterapeuta y yo, discutimos el Salmo 51, uno sobre el sexo con Betsabé, aquel en el que canta Cohen: "tu fe era fuerte pero necesitabas pruebas / La viste bañarse en el techo / Su belleza y la luz de la luna te derrotaron ".

¿Cómo podía David, después de haber enviado un hombre a la muerte para poder quitarle su mujer, sentarse y escribir "Aleluya”? “Con mucha dificultad", explica Yehoshúa. "El Talmud nos dice que David fue castigado por su pecado.” ¿Cómo es eso? "Él fue privado de su música durante 10 años.” El tiempo se detiene en el muro de la ciudad de David. La lectura de Yehoshua del Salmo 51 es que David se volvió impotente musicalmente, y tal vez sexualmente, por la culpa, una idea que no existe hasta que Freud la inventa en Viena, en el Siglo XX. ¿Podía  la culpabilidad judía tener sus raíces en la música judía?

El compositor estadounidense Steve Reich llegó a Jerusalén en la década de 1970 en busca de sus raíces judías. Su epifanía llegó mientras escuchaba a los yemenitas cantando los Salmos. "Sólo tuve que cantar un verso [con ellos]", recuerda, "y una melodía me vino a la cabeza. ¿Qué es eso? Introdujo un nuevo tipo de escritura rítmica para mí, una idea específica de la combinaciónque antes no conocía. Reich considera su concierto sálmico, Tehilim, como su obra maestra, la cumbre de toda su vida.

Tehilim fueron las alabanzas a Dios que cantaban los cantores del templo. La búsqueda de su música perdida es una obsesión de dos milenios. En 1905, un cantor llamado Abraham Zvi Idelsohn llegó a Jerusalén desde Sudáfrica y comenzó a grabar las antiguas canciones en máquinas de hilo. La utilización de nuevas tecnologías aplicada a la musicología académica, permitió inferir que las formas del canto ritual de los judios del Yemen fueron los más parecidos a la música del templo. En la Fonoteca Nacional en Jerusalén, he oído los cilindros de Idelsohn y llegué a una conclusión más audaz - que los microtonos de los judíos yemenitas están en la raíz del canto gregoriano, y por lo tanto, de toda la música cristiana.

El potencial creativo de esta fuente es ilimitado. La música del Israel moderno es impulsado por cantantes yemenitas - Bracha Zefira, Shoshana Damari, Ofra Haza y Ahinoam Nini, conocida como Noa. Todas son mujeres, por lo tanto, silenciadas por el judaísmo y el islam. "Soy yemenita y soy judía", declara Noa, que cantó en el Festival de Eurovisión con una palestina, Mira Awad .

Las restricciones dan mucha fuerza y desarrollan la creatividad a alturas increíbles."En un apartamento de Tel Aviv, me encuentro con la antropólogo Tova Gamliel, una autoridad en los estudios sobre el duelo, y le pido que me demuestre cual es el sonido judío más antiguo conocido - los lamentos de las mujeres yemenitas. Afirma Gamliel que compone y canta de un modo visceral, que me conmueve profundamente. "El objetivo", explica, "es hacer llorar a la gente, para expresar la tristeza de un modo muy estético pero la canción tiene un texto -. La vida del difunto – y la cantante puede variar su texto de acuerdo a lo que merece el difunto, según haya sido una buena o mala persona. Ella está diciendo a los demás: cuando te mueras, no seré tan generosa”. El poder de la vida después de la muerte fue conferido a una mujer."Ella era la única que tenía este derecho. La gente estaba muy asustada de ella por lo que pueda decir a la hora del duelo, por eso eran muy respetuosos con ella", dice Gamliel. Cuando termina el lamento, la mujer se recompone y ​​luego cuenta una broma. La vida debe continuar.

Myriam Fuks de Bruselas es una cantante en idish de octava generación cuyo repertorio ha pasado de madres a hijas durante dos siglos. La madre de Myriam, Frania, cantó en los teatros de Varsovia y sobrevivió al gueto de Varsovia. Myriam se despierta por la mañana con cientos de fragmentos de canciones de Frania en la cabeza. Incapaz de recordar el estribillo, le pide a la pianista Martha Argerich que improvise para ella en una nueva grabación. La necesidad de mantener viva la memoria de la canción, descubro, responde a una motivación judía. Fue a finales de l1820 antes de  que los judíos se introdujeran en la música occidental. Había habido algunos momentos aislados - Salomone Rossi en la Mantua de Monteverdi, Lorenzo da Ponte en la Viena de Mozart – pero los hijos de los banqueros de Berlín, Felix Mendelssohn y Giacomo Meyerbeer, cambiaron esa cultura. Mendelssohn, aparte de sus propias obras de concierto, recuperó oratorios perdidos de Bach para ejecutarlos en conciertos públicos - "Introduciendo el AntiguoTestamento en la música clásica" . Según uno de mis colaboradores. Meyerbeer derribó los muros de los teatros de ópera existentes con dramas musicales gigantescos, allanando el camino para Richard Wagner y su imaginación romántica.

 

eSefarad

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar



* ARTISTA JUDÍA ARGENTINA

Cursó la ESCUELA NACIONAL DE BELLAS ARTES MANUEL BELGRANO, ESCUELA PIRIDIANO PUEYRREDON. Concurrió a los talleres de formación artística del prof.JUAN MANUEL MORAÑA, MATILDE MARIN, ZULEMA PETRUCHANSY, ALICA INES RINALDI, Asistió a seminarios sobre historia del arte, y filosofia. Hizo su formación académica en la Universidad del Salvador en la especialidad de religiones comparadas. Estudió Kábala con prof. Jaime Barylko, Ruben Kanalestein, Mario Satz.

 


Exposición Arte Clasica 2012- Grupo Amplexus-Leonor Coifman

 


 


 


 

* LEONOR COIFMAN
Leonor Coifman nació en el barrio de Floresta en la ciudad de Buenos Aires, en el seno de una familia judía de inmigrantes europeos. Siendo la menor de 3 hermanos varones fue la mimada de su familia. Desde muy pequeña habitó en su ser un alto sentido de pertenencia a sus raíces judías y a su comunidad.

Su trayectoria en el Arte fue universal. Sus primeras obras nos hablan desde la perspectiva de que somos un fracción del Cosmos. Por eso en esa etapa, década de los 70, todo su obra está compuesta por espacios cósmicosy universos lejanos.

De hecho al exponerlas en el Planetario Galileo Galilei fue convocada a ver las primeras imágenes del Voyager en el espacio, las que parecían un calco de su arte.

En la década del 80 debido a un certamen en el Museo Judío de Nueva York que abordó la temática del Golem se conectó con sus raíces judías y místicas. Desde ese entonces parte de sus obras se focalizaron en recrear los acontecimientos que afectaron durante estos añosal pueblo Judío.

En 1991 fue invitada por la Embajada de Argentina en Israel a exponer sus obras.Tiempo en el que se desencadenó la Guerra del Golfo y sobre esa experiencia desarrolla una extensa obra.

Después vinieron los atentados a la Embajada de israel y a la Amia que dejaron marcas indelebles en el espíritu del pueblo argentino y en un ser tan sensible como Leonor que encuentra como única salida transmutar tanto dolor en su pinturas.

Así nace elv ideo “Sembrando Memoria”sobre una poesía de la Sra. Sofia Guterman y lleva a cabo la reconstrucción de una obra que estaba en la Embajada de Israel.

Transcribo lo que se hizo en el 19 aniversario de la Embajada en la plaza seca de la misma:

“Quisiera encontrar las palabras justas para poder transmitir mis sentimientos, los sentimientos de una artista que a pesar de la destrucción de la Embajada de Israel decide reconstruir una obra que se encontraba dentro del edificio, específicamente en el despacho del Sr Rafael Eldad.

Cuando Erik me propuso este proyecto me pareció un desafío interesante, pasar de trabajar de la tranquilidad de mi taller a pintar en público y a la intemperie.

Pero no solo a la intemperie de la calle Arroyo, ni a la intemperie climática sino a una intemperie existencial.

Entre el artista y el lienzo en blanco siempre emerge un gran interrogante: ¿Qué imagen se plasmara en él?. Pero en este caso la imagen estaba entre los escombros y había que rescatarla y volverla real tan real e insolente como para demostrarle al mundo que ninguna bomba puede callar.

Recuperar lo destruido volviéndolo a la vida con toda la fuerza de la creación.

Creo que todo artista tiene una senda por donde va su camino. La mia, por los años transcurridos, siempre fue la misma: rescatar desde los escombros los materiales que ya cumplieronsu función, cartas, hilo sisal,acrílicos quemados papeles recogidos de la explosión de la Amia, para volver a construir una obra, para encontrarle un nuevo significado. Y acá estamos con lo mismo, transformar una obra sepultada bajo los escombros y reconstruirla.

Volver hacer una imagen que nos conmueva y que nos haga reflexionar sobre la posibilidad de crear una obra de arte a a partir de un desecho.”

Texto leído en la escuela Julio Cortazar en el momento de la donación de la obra realizada en la plaza seca de la Embajada de Israel en marzo del 2011.

 

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui