* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 197
31 de octubre de 2014 / 7 de Jeshvan de 5775
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Historia de los Judíos de la India.
Pisa y una historia judaica.
Un Tesoro con monedas de la Revuelta Judía descubierto cerca de Jerusalém.

El Arco de Adriano.

* LOS JUDÍOS DE LA INDIA


 

* Historia de los Judíos de Calcuta


Traducción Alicia Benmergui

JUDÍOS DE CALCUTA


 

 

Yael Silliman y su madre

 

 



 

 


Boliwood judío

 

Fuente:

Forwasd. Por Aruna D'Souza

Publicado 25 de octubre 2014Kolkata

Historia de los Judios de Calcuta  


 


Sinagoga Maguen David de Calcuta

La gente se sorprende cuando se entera de que viven judíos en la India.

En la actualidad, en la anteriormente llamada Calcuta, hoy solo quedan 30 judíos de lo que fue una vez una próspera comunidad judía...

Yael Silliman, una académica de 59 años, la más joven de este pequeño enclave, está decidida a mantener viva su memoria. El resultado de sus esfuerzos es un archivo on line"Recordando la Calcuta judía", sobre la historia de la experiencia judía en la India.

Los Judíos de Calcuta eran relativamente nuevos en comparación con sus correligionarios de Bombay y Cochin, los otros dos lugares de la India donde existían comunidades judías importantes. Mientras que los judíos de esas ciudades remontan su llegada a la destrucción del Primer Templo, mercaderes y comerciantes judíos procedentes de Iraq y de las regiones circundantes emigraron a Calcuta durante el periodo de la dominación británica. Los primeros Baghdadi (el término étnico utilizado para estos judíos) llegaron en 1798.

Aunque nunca fueron más de 3.000 o 4.000 en una ciudad que tenía una población de 100.000 habitantes en el siglo XIX  (y más de 14 millones en la actualidad), los judíos Baghdadi tuvieron  un impacto descomunal en la vida de la capital de la India británica. Desde el establecimiento de escuelas, hospitales y algunas de las tiendas más antiguas hasta  protagonizar producciones de cine de Bollywood, apenas había un aspecto de la vida pública en la que no participaron.

La Jewish Girls School, sin embargo, no ha tenido una estudiante judía en 40 años. Y la panadería Nahoum and Sons - la fuente de uno de los manjares favoritos de Calcuta, el plum cake - ya no es dirigido por su propietario judío, pero si por el amigo hindú del propietario. La última vez que la comunidad logró tener un minián, el quórum de 10 hombres necesarios para la oración, fue hace casi dos años, cuando el embajador de Israel en la India y otros cinco hombres judíos volaron desde Delhi para participar en los rituales de Simja Torá.

La comunidad comenzó a disminuir en la segunda mitad del siglo XX. Muchos emigraron a Israel con su creación en 1948 - algunos por el sentimiento sionista, otros a causa de la incertidumbre a raíz de la independencia de la India del año anterior. Otros han emigrado a Europa y Estados Unidos, y algunas como novias de guerra de los cientos de refugiados que inundaron la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial.

Descendiente directa de Shalom ben Abdías HaCohen, que era un joyero de la corte para el Nawab de Awadh y el primer inmigrante judío en llegar a Calcuta, Yael Silliman sintió la necesidad de documentar esta interesante historia. "Muchos otros miembros de la comunidad, en su mayoría, viven en el extranjero, tienen entre 80 y 90 años", dijo. "Me di cuenta cuanto se perdería si no colecciono sus fotos, memorias y otros materiales relacionados con la Calcuta a judía".

Silliman, una académica especializada en movimientos de activistas y políticas feministas, hace unos años comenzó a pasar la mayor parte de su tiempo en lo que es ahora Kolkata, después de casi 30 años en el extranjero. Se dedicó a un proyecto informal de recolección de fotografías y documentos, el registro de historias orales y hacer videos con residentes judíos que se quedaron en la ciudad. Su atención se centró en la vida cotidiana - la ropa, la cocina, las costumbres - así como en las huellas físicas y culturales dejadas por esta diáspora en la cultura india a escala mayor. Amlan Das Gupta, profesor de Inglés en la Universidad de Jadavpur, hizo posible el establecimiento de un archivo on lined de este material. Junto con sus estudiantes, que estaban trabajando en un proyecto de investigación de la historia colonial de Calcuta y fue financiado por una beca de la Sir Ratan Tata Trust, él ayudó a Silliman en la recopilación de materiales y el diseño de un sitio web.

Como resultado del éxodo de la comunidad después de 1947, gran parte del material que Silliman necesitaba buscar estaba disperso por todo el mundo. La gente la ayudó muy generosamente. "Estos hombres y mujeres mayores de 80 y 90 años escaneaban sus fotografías y me las enviaban a mí! Imagínese el nivel de conocimientos técnicos que tuvieron que adquirir para hacer eso ", dijo.

El resultado, "Recordando la Calcuta judía," es un tesoro. Incluye la historia de la creación del cementerio judío en el siglo XIX, con motivo de la primera muerte en la comunidad; el cementerio fue comprado a cambio de un anillo de oro, aunque el dueño de la tierra lo había ofrecido en forma gratuita. Hay un video de la madre de Silliman, Flor Silliman, que la muestra preparando una comida Baghdadi para el sábado judío, junto con las recetas de especialidades como aloo-makala , una comida judía de papas fritas crujientes, que se acostumbra comer el viernes a la noche. Una grabación de audio cuenta como Eddie Joseph, un mago judío, nacido en la India, fue el primer mago que actuó en radio, en la estación nacional de toda la India en 1933.

Silliman encuentra muy fascínante el descubrimiento de la vida de las mujeres de la comunidad. "Yo siempre había pensado en mi mundo como bastante aburrido, con todas estas viejas chapadas a la antigua, señoras pasadas de moda", dijo. Pero se sorprendió cuando se enteró de otras historias: "Una mujer judía fue la primera mujer en presentar una solicitud para trabajar en los tribunales de Calcuta. Pramila [Esther Victoria Abraham], fue  una de las actrices muy conocidas de Bollywood y la primera Miss India, era una judía de Calcuta "(De hecho, hubo varios Judios Baghdadi - algunos de Bombay -. Que fueron figuras importantes de Bollywood).

Como Silliman ha ganado recientemente una beca Fulbright-Nehru, sus esfuerzos ya no son auto-financiados. Esto le permitirá ampliar el archivo mediante la realización de entrevistas que muestran una perspectiva externa sobre la importancia de  los judios en Calcuta. "Estaba hablando con alguien, sobre parte de mi nuevo proyecto de investigación sobre cómo la gente – incluyendo los parsis, los armenios y los anglo-indios – recordaban a los judíos de Calcuta,  esa persona me dijo: 'Esto no es sólo la historia de los judíos de Calcuta, es la historia de Calcuta – esta es también nuestra historia", dijo Silliman.

La respuesta al archivo de toda la India ha despertado un enorme interés; varios de los principales periódicos de la India cubrieron su lanzamiento este año. "Algunas personas se sienten fascinadas porque ni siquiera sabían que había judíos en su ciudad. Pero para otros es de especial interés y es nostálgico, porque es parte de la historia cosmopolita de la India, y más aún de Calcuta ", dijo Silliman. "Esta era una ciudad que fue el hogar de judios, portugueses, birmanos, chinos, anglo-indios, parsis, armenios, goanos .... Muchas de esas comunidades ya no están más, por eso su historia es tan importante.”

De hecho, el orgullo que muchos indios tienen acerca de su país por ser una sociedad pluralista, abierta y tolerante - y la existencia pacífica de los judíos como un ejemplo de todo eso - se ha intensificado después de los ataques en 2008 por hombres armados pakistaníes en Mumbai, que mataron a más de 160 personas. El Mumbai Beit Jabad fue atacado también; el rabino y su esposa fueron asesinados.. Su niñera india salvó al pequeño hijo de la pareja; los dos viven ahora en Israel. El centro reabrió en agosto pasado y esté vigilado las veinticuatro horas del día por las fuerzas de seguridad indias.

Cuando se le preguntó si existe un elemento melancólico al documentar una comunidad desaparecida, Silliman respondió alegremente. “En un momento donde el antisemitismo aumenta en todo el mundo, es importante recordar, que había lugares así para nosotros", dijo Silliman " para ver un lugar maravilloso que fue la India para los judíos." En el espacio de 200 años, estos inmigrantes tuvieron un papel destacado en todos los aspectos de la vida pública, y que no se fueron por el antisemitismo.

   
* PISA Y UNA HISTORIA JUDAICA

 

* PISA NO OLVIDA

Pisa y una historia judaica

Por Alicia Benmergui


 


Pisa  Sinagoga

 


Pisa Sinagoga Interior Bimá

 


Antigua Pisa

 


Pisa:  Casa de Pardo Roques

 


Unica entrada a Cementerio Pisa

 



 
Acceder a todos los números anteriores
desde marzo del 2006 MILIM REVISTA DIGITAL

 

Pisa es una de las dos ciudades de la Toscana, junto con Livorno que nunca tuvieron un gueto, la comunidad judía vivió y floreció en la ciudad, enriqueciéndola con su cultura, sus tradiciones y edificios.

Se cree que Pisa ha sido la primera ciudad de la Toscana, donde las familias judías se establecieron ya en el siglo IX, . Un documento histórico registra la compra de una casa por un comerciante judío en 850 D.N.E y Benjamín de Tudela cuando pasó por allí, en su viaje a Jerusalén en 1165, contó que allí vivían veinte  familias judías.  En el siglo XIII Pisa fue un bullicioso centro con una sinagoga cerca de la Piazza dei Cavalier,  el corazón político de la ciudad, en el área todavía conocida como Chiasso de 'Giudei , literalmente, "El callejón de los Judíos".

 Bajo el gobierno de los Medici, las familias judías fueron alentadas a asentarse en Pisa con el fin de impulsar su economía y la población siguió creciendo.  La presencia de una gran comunidad se evidencia por los bellos sitios de la ciudad, como la Sinagoga y el increíble cementerio judío. El techo de la sinagoga, que ha estado en uso desde 1674, fue severamente dañado hace un par de años, y la comunidad está trabajando para recaudar suficiente dinero para arreglarlo y devolverle a ese lugar de culto su esplendor original.


Pisa: Antiguos restos de la presencia judía.

El Holocausto no dejó a Pisa sin cicatrices. En 1931 había 535 judíos que vivían en la ciudad, doce de las cuales fueron enviadas a los campos de exterminio y ocho más fueron deportados, pero sobrevivieron.  El más terrible episodio fue el asesinato de Giuseppe Pardo Roques por los nazis en 1944, un día antes de la liberación de la ciudad. Él era un filántropo prestigioso, presidente de la comunidad y una figura política local. Otras once personas que buscaron protección en su casa 'fueron asesinados en el mismo ataque.  En Pisa casi todos conocen la lápida que está sobre los muros del palacio que recuerda a su antiguo dueño y las otras personas que fueron asesinadas con él, por un grupo de soldados alemanes que nunca fueron identificados.

Abramo Giuseppe Pardo Roques fue presidente de la Comunidad Judía de Pisa desde 1907 a 1910 y luego desde los primeros años veinte hasta su trágica muerte. Había nacido en Pisa en 1876, los Pardo Roques eran sefaradíes livorneses que se habían mudado a Pisa en la segunda mitad del siglo XIX. La familia se había trasladado a esta ciudad con un itinerario común con las otras familias de judíos livorneses, muchos de los cuales habían efectuado inversiones inmobiliarias en Pisa. Esta era de hecho una tradición: los negocios en Livorno y la cultura en Pisa; Livorno por la riqueza, Pisa por el prestigio.

Ese era el caso de Pardo Roques, era una persona muy adinerada. Su casa que tenía dos siglos se hallaba en el barrio más densamente poblado por la comunidad judía de la ciudad. La abuela de Pardo, Sara Recanati la había comprado en 1856 a otros judíos, los Franchetti, que a su vez la habían comprado en 1803 a los Aghib que la poseían desde 1766. Cuando fue asesinado Pardo Roques tenía 68 años y era soltero. La madre Anna Tedesco había muerto en 1908, sus dos hermanas vivían en Florencia: Elena casada con un Olivetti, y Giorgina con un Zabban.

Era muy conocido en Pisa, por su riqueza y pos sus muchas iniciativas filantrópicas. De hecho mantenía totalmente un instituto profesional femenino en San Michele in Borgo, y era uno de los sostenedores del Teatro Verdi. A pesar de la presencia de los nazis en Pisa no se había escapado porque tenía una fobia muy grave que no le permitía alejarse de su casa. Las otras personas que se hallaban en su casa en el momento de la tragedia eran seis amigos judíos, alojados allí y cinco cristianos entre tres domésticas y dos personas que se hallaban ocasionalmente en el lugar. 

Fueron todos encerrados en un altillo, asesinados con ametralladoras y bombas de mano. A él lo mataron último. La naturaleza de su asesinato todavía no es clara. Pardo era judío, pero el homicidio fue cometido durante una rapiña cometida por iniciativa de oficiales nazis subalternos que habían oído hablar de la gran riqueza del hombre.

Todo esto habla del desbande en que se hallaban las tropas nazis en esta faz de la ocupación, en que los individuos estaban a la caza de dinero, escapando a la férrea disciplina del nazismo. También el hecho de que se dirigieran a su casa habla de la complicidad de italianos, nada de esto pudo probarse. Pero ciertamente esta historia provoca una amarga reflexión, este cruento asesinato fue cometido contra alguien cuyos antepasados abandonaron la Península Ibérica manteniendo su identidad judaica pese a todas las dificultades que suponía este hecho, para casi 500 años después compartir el mismo trágico destino  que sus hermanos ashkenazies.

El cementerio judío es uno de los secretos mejor conservados de Pisa. Se encuentra en las afueras de la Piazza dei Miracoli, es un lugar hermoso y fascinante. El cementerio de Pisa, que se encuentra en diversos niveles de  tierra, se remonta a 1648 y es uno de los más antiguos cementerios judíos de Europa. Utilizado desde 1674, parece  que ha sido precedido por lo menos por otros tres cementerios,  todos ellos han estado fuera del muro occidental de Pisa. El más antiguo que data del siglo XIII confirma su pasado con inscripciones que han quedado con los nombres de los sepultados en parte de ese muro. El otro cementerio del que se tienen noticias por la existencia de documentos existió entre los siglos XV y del siglo XVI.

Desde el punto de vista religioso, el cementerio judío de Pisa es particularmente interesante como documento histórico: refleja casi cuatro siglos de la vida y la composición poblacional de la comunidad judía de Pisa. Entre los siglos XVII y  XVIII los enterrados fueron mayoritariamente judíos de origen español  o portugués, la mayor parte de la población judía residente en Pisa estaba compuesta por descendientes de los judíos expulsados de la Península Ibérica a partir de 1492. Solo a fines del siglo XVIII, luego de la llegada de una notable inmigración de judíos provenientes de Roma, de Ancona, de la Marche, de Florencia y de Ferrara, el cementerio puede considerarse como italiano. 

Estos testimonios sepulcrales se agrandaron posteriormente cuando en ese cementerio se recibieron los restos de algunos de los numerosísimo judíos de la Europa centro oriental que llegaron para conocer al mar Tirreno, por motivos de estudio o de turismo. También se dio el hecho de que muchos judíos se sintieron atraídos por un sitio sepulcral inserto en un contexto de gran monumentalidad, y por ello han escogido ser enterrados en Pisa pese a ser de diferentes ciudades italianas y aun del extranjero. 

En ese cementerio entre otras, se hallan las tumbas de soldados judíos caídos en el curso de la Primera Guerra Mundial y sobre todo, de los judíos víctimas de la violencia fascista, de los crímenes nazis y de las persecuciones nazis fascistas.  Los nombres de los que fueron deportados y desaparecieron en los campos de exterminio, son recordados también en una lápida puesta sobre el muro de una construcción que se halla en el centro del cementerio.

 

 

eSefarad

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar



* EL ARCO de ADRIANO

 

 

 

 

AMIA   Dto. de Cultura

*CURSO DE HISTORIA*

Todos los lunes de Octubre

19.00 Hs.
Hs. Microcine de AMIA Pasteur 633

Prof. Alicia Benmergui

“A 100 AÑOS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL, EL MUNDO JUDÍO DE EUROPA ORIENTAL Y OCCIDENTAL. IDEARIOS Y MOVIMIENTOS SOCIALES Y POLÍTICOS”

 Alrededor de este curso, giran previa y posteriormente algunos de los momentos más importantes de la historia del judaísmo moderno y del mundo.

Estas charlas serán ilustradas con films y videos

 

 


Fuentes: Reuter El Arco de Adriano

* Importante descubrimiento arqueológico

 


Arqueólogos israelíes descubrieron un viejo bloque de piedra de dos mil años de antigüedad en Jerusalem, esperan que este descubrimiento pueda contribuir a dar una nueva luz sobre el tema del Levantamiento de Bar Kojba contra los romanos. Es la parte de un dintel de un arco construido para dar la bienvenida al Emperador Adriano cuando visitó Jerusalem en el año 130 de N.E. Por esta época y en esta región se produjo el levantamiento de los judíos liderados por Bar Kojba contra el dominio romano.

Lo que ha quedado de esta inscripción en latín de la Décima Legión Romana dedicada a Adriano, en el momento en que el Imperio dominaba a Judea, contribuye a aclarar algunos puntos oscuros de la historia de ese momento dijo la arqueóloga de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Rina Avner. "La otra parte de ese rompecabezas es el misterio histórico sobre qué precedió a qué: si la  Revuelta de Bar Kojba o la fundación y el establecimiento de una ciudad sobre las ruinas de Jerusalem llamada 'Aelia Capitolina' y el cambio de status de Jerusalem como ciudad capital de los judíos a colonia romana" dijo ella. "todavía no sabemos qué fue lo que aconteció primero.”

Las autoridades de Antigüedades de Israel dijeron que este hallazgo podía contribuir a hallar una respuesta a la muy antigua pregunta acerca de porque se produjo el levantamiento de Bar Kojba - sobre el establecimiento de Aelia Capitolina y la construcción de un templo pagano sobre el sitio del destruido Templo Judío, o por las acciones punitivas que Adriano llevó a cabo contra los que se resistieron a la dominación romana. El gran fragmento, que pesa varios cientos de kilos fue un hallazgo sorprendente. Los arqueólogos estaban trabajando para recuperar alfarería bizantina alrededor de una cisterna de agua en un lugar próximo a la Ciudad Vieja de Jerusalem, al norte de la Puerta de Damasco.  Avner dijo que los bizantinos que sucedieron a los romanos no preservaron los monumentos de sus predecesores y reciclaron la piedra para sus propios proyectos de construcción.

En la antigüedad como hoy en día, era común reciclar materiales de edificios antiguos para darles un nuevo uso, y a fin de que la piedra que contenía la inscripción encajara con la cubierta de la cisterna, se cortó parte de la misma, concluyeron los arqueólogos. Su tamaño, así como la claridad de las letras grabadas en ella, indicaban, según los investigadores, que el hallazgo tenía un importante significado histórico. La parte superior de la inscripción es poco legible porque ha estado más expuesta al exterior. La parte que fue enterrada ha conservado claramente las letras romanas que tienen entusiasmados a los investigadores. "Toda la cerámica en el sitio era bizantina y todo lo que queríamos hacer era sacar la parte  superior de una piedra para encontrar cerámica”, dijo Avner.

Se han descubierto en la zona oriental del Mediterráneo una docena  de estos arcos que le daban la bienvenida a Adriano, pero el que está en Jerusalén es el único seguro de haber sido erigido por los soldados de Adriano. Otra parte del dintel fue descubierto en el siglo XIX por el arqueólogo francés Charles Clermont-Ganneau y ha sido expuesta en el Studium Biblicum Franciscanum Museo en la ciudad vieja.  El historiador contemporáneo Dion Casio menciona la visita de Adriano a Jerusalén en el año 129/30, en el marco de uno de los viajes del gobernante a la parte oriental del imperio.

Las inscripciones consisten en seis líneas en latín grabadas en dura piedra caliza que dicen:

 “Al Emperador César Trajano Adriano Augusto, hijo del divinizado Trajano Pártico, nieto del divinizado Nerva, Sumo Sacerdote, investido de Potestad Tribunicia por 14 vez, Cónsul por 3ª vez, Padre de la Patria. (Dedicado por) la Décima Legión Fretensis Antoniniana".

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui