* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 183
31 de marzo de 2014 / 29 de Adar II de 5774
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Los Sefaradíes y la nacionalidad española. ¿Quienes son los sefaradíes?.
"For King and Country?" (Por el Rey y por la Patria).

Festividad de Pesaj.

* Los sefaradíes y la nacionalidad española

 Por Alicia Benmergui

Artículo publicado en
Iton Gadol

* ¿Quienes son Sefaradíes?


Congregación Shearith Israel La Sinagoga Española y Portuguesa Central Park -West en 70 ª calle Ciudad de Nueva York

 


Edicto de expulsión de los judíos, Granada, 31 de marzo de 1492: conversión o exilio




Sinagoga de Tomar -Portugal (Monumento Nacional)



Tefilá Bengualid de Tetuan -Marruecos



"Interior de la Sinagoga Portuguesa en Amsterdam", Rijksmuseum, Amsterdam

 

 

Artículo publicado en Iton Gadol

*Los judíos de España estuvieron ahí casi 1300 años, protagonistas de una Edad de Oro. Maimónides y el Libro del Zohar nacieron allí. Expulsados recorrieron el mundo, fueron los primeros en llegar a Inglaterra, a Estados Unidos, al Caribe, a América.

Fueron judíos ocultos, marranos, escondidos de la Inquisición. Algunos de ellos fueron curas y obispos en la América española, todavía algunas iglesias del norte argentino, de Bolivia y del Perú muestran ángeles de la Kabalá, los ángeles arcabuceros. Hablan Judezmo, Jaquetía, baggito, inglés, francés y holandés. 

¿Cómo se define la legitimidad de la identidad sefaradí? El gobierno español será el que deba decidirlo cuando otorgará la nacionalidad española.


 Alicia Benmergui*

La decisión del gobierno español  de conceder la nacionalidad española a  los sefaradíes, descendientes de los judíos expulsados en 1492, implica algunos interrogantes sobre esa identidad luego de los 522 años transcurridos desde la expulsión

Se ha determinado que solo son sefaradíes los descendientes de los que vivieron en la Península Ibérica. Importantes historiadores estiman que el número de los que eligieron el destierro oscila entre 100 y 120.000 judíos.

Uno de los motivos para tan fuerte supervivencia identitaria es la larguísima permanencia judía en territorio ibérico durante casi 1.300 años. Entre los siglos X y XIII estos judíos protagonizaron uno de los períodos más descollantes en la historia del judaísmo, de los musulmanes, de España, y de la cultura europea. Fue una Edad de Oro del judaísmo protagonizado por notables personalidades. Eruditos de la Torá, talmudistas, astrónomos, matemáticos, médicos, filósofos, traductores, grandes escritores y poetas, y entre todos ellos el más genial y brillante de todos, el gran Maimónides.

El judaísmo español produjo obras en el campo de la cultura que tuvieron una enorme trascendencia, sin ellas el mundo intelectual europeo, y el de la Europa cristiana no sería lo que ha sido y lo que sigue siendo. La influencia y el prestigio de los pensadores y escritores judíos de Al-Ándalus se extendieron mucho más allá del ámbito judío, convirtiéndose en auténticas figuras de la Cultura Occidental.

Cuando todo ese mundo y esa cultura fueron destruidas por los almohades, invasores moros, integristas islámicos que rechazaban a cristianos y judíos, éstos huyeron a tierras cristianas donde fueron más que bienvenidos por los monarcas cristianos que necesitaban de sus capacidades y conocimientos. Pero la historia que continuó en general estuvo llena de luchas y conflictos. La mayoría de la población judía era de condición humilde, campesinos y cultivadores de viña y olivos, excelentes artesanos en diversas especialidades, habitantes de las aljamas dirigidas y a veces dominadas por poderosos y ricos cortesanos judíos, algunos de ellos grandes talmudistas y sabios en la tradición judía. En la España medieval el judaísmo racionalista de Maimónides, se vio enfrentado por el misticismo de Moshé de León, autor del libro del Zohar, la base de la Kabalá, 

La vida de estos judíos estuvo llena de contingencias duras y amargas, de disputas internas, sociales y religiosas y otras teológicas y políticas con la iglesia y la monarquía.  Para 1492, losReyes Católicos, promulgaron el Edicto de Expulsión por el cual todos aquellos que decidieran permanecer siendo judíos debían abandonar el territorio español el 31 de julio de ese mismo año.

El destino y la trayectoria de estos desterrados han sido largos e intrincados. No podían llevarse nada, muchos fueron robados a la vera de los caminos, otros lanzados de los barcos o vendidos como esclavos. Primero fueron a Portugal y Marruecos, los lugares más cercanos. Luego al Imperio Otomano, donde ya existía una de las comunidades judías más antiguas de la diáspora, la de los romaniotas. También allí llegaron los judíos expulsados en 1492 deCalabria, ApuliaProvenzaNápoles y Sicilia. Posteriormente llegaron askenazíes de AustriaTransilvania, y Hungría trasladados como población cautiva por las tropas otomanas.

Los sefardíes adoptaron la organización de las comunidades judías preexistentes en congregaciones separadas e independientes, agrupadas por lugares de origen. Por su capacidad de organización, por la fuerza de su convicción identitaria impusieron su estructura y normas religiosas y sociales a los judíos no sefaradíes. Estos fueron judíos ashkenazies, romaniotas, sicilianos, napolitanos, calabreses, mizrajíes de África del Norte y otros más...

Otros sefaradíes se marcharon a Israel, en especial los más versados y eruditos que llegaron a Safed, a Siria, especialmente a Alepo, donde elevaron a altos niveles la tradición rabínica, a Egipto, Líbano, Libia, Túnez y Argelia.

 Familias judías de alto nivel económico, junto a antiguos judíos ocultos, habitualmente llamados marranos, llegaron a Holanda, se instalaron en Hamburgo, se fueron a Londres, a Italia, especialmente a Livorno, al Caribe, a las Colonias de Nueva Inglaterra en América del Norte  Se autodenominaron “A Naçao” (La Nación), fueron extremadamente ricos y poderosos, participaron en la construcción del mundo moderno. Embajadores de los reyes europeos, financistas, banqueros. Muchos de ellos, no solo los ricos, conservaron su identidad oculta en países como España, Portugal, Méjico, Brasil, y en toda Latinoamérica por temor a la Inquisición.

También fue así  en el norte de Argentina, Bolivia, Perú, Chile, Venezuela y Colombia, en todo el Imperio Español estaba prohibida la presencia de judíos o de sus descendientes. Un poeta andaluz publicó en 1792 una obra satírica  en rima sobre la Lima virreinal, en una de sus estrofas nos cuenta que:  

la fe pública está,

También entre Macabeos,

En el de los Escribas y todos los Fariseos”,

en un estilo burlón nos está contando que la religión católica estaba en manos de judíos y que eso era de público conocimiento. Y así fue, como lo testimonian las iglesias donde pueden verse a los ángeles arcabuceros, considerados por especialistas en el tema, como ángeles cabalísticos.

Los sefaradíes tienen como origen de su lengua, el antiguo castellano, pero en la actualidad el judezmo que hablan los judíos de Turquía utiliza numerosos vocablos de origen turco, griego, esloveno, italianos, totalmente diferentes a los árabes existentes en la Jaquetía hablada por los judíos sefaradíes de África del Norte. 

Muchos judíos de origen sefaradí que llegaron a Estados Unidos a mediados del Siglo XVII hablan inglés y no tienen ninguna relación con el ladino. Muchos judíos sefaradíes que viven en Francia, o muchos de los que han sido educados en la Alliance Israelite Universelle hablan francés, no saben nada del ladino, y otros sefaradíes holandeses, o de Curazao  han cambiado sus apellidos traduciéndolos al holandés que es el idioma que hablan.   

Como gran parte de los judíos ashkenazíes cuya lengua era el idish,  muchos de los judíos sefardíes murieron a manos de los verdugos nazis en la Shoá durante la Segunda Guerra Mundial.

En este  relato sobre la existencia y avatares de la existencia sefaradí nos preguntamos cómo será definida por el Estado español, la legítima identidad sefaradí, tarea como puede verse nada sencilla en pleno siglo XXI  

 

* "For King and Country?" (Por el Rey y por la Patria)

 

* MUSEO JUDÍO DE LONDRES * EXPOSICIÓN

Traducción
Alicia Benmergui

Centenario de la Primera Guerra Mundial

 

En el transcurso del conflicto fueron movilizados más de 70 millones de militares, incluidos 60 millones de europeos, lo que lo convierte en una de las mayores guerras de la Historia.

Murieron más de 9 millones de combatientes,muchos a causa de los avances tecnológicos de la industria armamentística, que hizo estragos contra una infantería que fue usada de forma masiva y temeraria.

 


Soldado Judío noorteamericano de la Legión Judía de Palestina

 


Soldados judíos australianos rezando en el Kotel

 


Soldados de la Legión Judía Palestina

 


Soldados sefaradíes ingleses muertos en la Primera y Segunda Guerra Mundial. Sinagoga Bevis Mark.Londres

 

Fuente:
http://blogs.forward.com/the-
arty-semite/195000/the-jews-who
-fought-for-britain/?
#ixzz2x7vWZkMh

 

Primera Guerra Mundial

(28 de julio de 1914 a 11 de noviembre de 1918)

 Centenario de la Primera Guerra Mundial

La Primera Guerra Mundial (también llamada la Gran Guerra) fue un conflicto bélico mundial iniciado el 28 de julio de 1914 y finalizado el 11 de noviembre de 1918. Involucró a todas las grandes potencias del mundo, que se alinearon en dos bandos enfrentados: por un lado, los Aliados de la Triple Entente, y por otro, las Potencias Centrales de la Triple Alianza. 

 Por estos días, fines del mes de marzo  se inauguró una muestra en el Museo Judío de Londres sobre la participación de los judíos británicos en la Primera Guerra Mundial, en colaboración con el Museo Militar Judío. Se explora la experiencia judía británica de la Primera Guerra Mundial, e incluye historias orales, recuerdos, cartas, tarjetas postales, fotografías y bordados de color sepia, así como artefactos personales, tarjetas de identidad, pañuelos de seda y símbolos propios de la época.

Durante las primeras etapas de la guerra, carteles en idish exhibidos en el East End londinense publicados por el Comité de Reclutamiento Laboral Mixto, hacían un llamamiento a la juventud judía para que fuera a reclutarse, "para cumplir con su deber con el país."

En Inglaterra hay miles de judíos que deberían estar agradecidos con ella por su libertad y justicia... y, en general, han sido aceptados aquí, libres del odio y de los prejuicios raciales... Nosotros, muchasveces hicimos oír nuestra voz para reclamar por el bienestar de los judíos, les pedimos ahora que demostremos  que estábamos justificados por haber hecho lo que hicimos.

Esta muestra exhibe los relatos de las iferentes historias que acontecieron durante la guerra, en el frente y en la retaguardia. También las diferencias existentes dentro de la comunidad, entre aquellos que tenían una larga historia en Gran Bretaña, cuyos sentimientos patrióticos los impulsaron a presentarse como voluntarios y los de los inmigrantes recién llegados, que habían venido huyendo de los pogroms en el imperio zarista. 


Soldado Judío de 12 años, el soldado más joven del ejército británico

En 1915, fue creada una fuerza de combate judía, para incluir a los inmigrantes rusos, quienes hasta ese momento no eran aceptados como voluntarios por haber llegado en las primera década del Siglo XX. El 38 ª Batallón de los Fusileros Reales, también conocido como el 1er Batallón de los Judíos, fue llamado el " Regimiento de los Schneiders", ya que muchos de sus reclutas eran sastres. Existe una filmación que muestra al batallón desfilando por las calles de Londres en 1918, ante el señor alcalde, antes de terminar en Whitechapel Road, donde los miembros de la élite política y militar se reunieron ellos. Luego disfrutaron de un almuerzo kasher antes de partir a la guerra.

La exposición cuenta historias sobre las dificultades de la vida en el frente, y el caso de un combatiente reacio como lo fue el poeta y pintor, Isaac Rosenberg que era, "demasiado sensible, un pésimo soldado que leía a Hamlet en las trincheras". Conocido por su poesía de guerra, los visitantes pueden escuchar fragmentos de su obra. Cayó en Arras en 1918.

En la muestra puede verse el cuadro "The Merry-Go-Round" (1916) pintado por el artista Mark Gertler, que muestra a los hombres uniformados de forma idéntica, la boca abierta en lo que parece ser un grito, sentados en un carrusel. En los tiempos modernos se ha interpretado esta imagen como una expresión del horror de la guerra. 

Una de las contribuciones más notables a esta exposición - y que representa una de las pocas voces femeninas de esta experiencia bélica de las mujeres – es la de la enfermera militar Florencia Oppenheimer. Se muestra por primera vez su diario  en forma digital interactiva, no sólo es un objeto inusual en sí mismo,  también sus textos incluyen fotografías que dan cuenta de la vida cotidiana a bordo de barcos hospitales que navegaban por todo el Mediterráneo, en uno de ellos Florencia llegó hasta Palestina.

Luego se dio de baja y posteriormente se casó con el dueño del diario Jewish Chronicle, en el que publicaba sus recetas de cocina judía, compiladas luego un libro de cocina judia que fue muy popular en Gran Bretaña.

También se muestra en formato digital la correspondencia de Marcus Segal,quien se reclutó en el ejército inglés en 1914, a la edad de 17 años y escribió unas 160 cartas a su familia desde la primera línea del frente de guerra. El murió en el campo de batalla a la edad de 20 años. El judaísmo era importante para él y nos enteramos que durante la guerra, estando en  las trincheras, construyó su propia sucá, dijo oraciones por los soldados judíos que morían en el frente en los servicios organizados con un capellán mayor de las fuerzas, el reverendo Michael Adler. El Libro de oraciones muy manoseado de Marcus está en la muestra.

Una de las últimas exposiciones es el Libro de Honor judeo británico, que enumera los nombres de los Judíos que sirvieron en las fuerzas armadas británicas, un registro compilado en parte para contrarrestar las afirmaciones antisemitas posteriores que acusaron a la comunidad de no haber tomado parte en esta guerra..

De una población judía de cerca de 300. 000 integrante, 40.000 de ellos fueron combatientes, murieron mas de 2.500 y 9.000 resultaron heridos.  Esta exposición del Museo Judío de Londres llamada "For King and Country?"(¿Por el Rey y por el País?) Ha dado voz y memoria a muchos olvidados, gente común y corriente, judíos, cuya contribución fue invaluable.

Ellos ciertamente cumplieron con su "deber para con el país."

 

 

eSefarad

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


* LA CELEBRACIÓN DE PESAJ

 

 

 

* HAG PESAJ SAMEAJ

El 14 de abril, 15 de Nizan en el calendario judío, con la caída del sol comenzará para  los judíos una de sus festividades tradicionales más importante, Pesaj. En ella los judíos recordamos la historia del Éxodo, la salida de  Egipto rumbo a la Tierra Prometida, el fin de la esclavitud.

Es la celebración de la libertad, pero también es una convocación a la conservación de la identidad a través de la memoria de nuestro más lejano pasado  y de los valores contenidos en este relato. La celebración tiene una duración de 7 días, durante los cuales los judíos comen la matza, pan ácimo, que no contiene levadura, como ninguno de los otros alimentos permitidos durante este período. La tradición estipula una limpieza extremadamente rigurosa de la casa, y la observancia del Kasher de Pesaj, para eliminar todo rastro de Jametz, harina común y levadura. La  festividad comienza con una cena, el Seder de Pesaj, donde se leerá  un libro, la Hagadá que contiene el relato de lo acontecido en esos días.

 La mesa es una representación simbólica de los principales elementos contenidos en la historia, los judíos de las diferentes comunidades colocan en ella los alimentos de acuerdo a la tradición de la que provienen, lo mismo sucede con la manera de festejar.  Esta festividad es la que contribuyó a la creación de la identidad judaica, y es una construcción que se perpetúa hacia el futuro mediante la trasmisión, en este caso a través del festejo y la reunión familiar. Allí donde cada jefe de familia, es como el rey de su mundo hogareño, donde la casa luce más hermosa y limpia que nunca y en la mesa está todo lo mejor que cada mujer dispone para esa fiesta.  

 De este modo la relación con el judaísmo queda fijada  desde la infancia, con los recuerdos de la primera oración donde se deja la puerta entornada para que entre el profeta Eliahu, con los cuatro copas que se sirven para él. Con el recuerdo de como fuimos esclavos en Egipto, para no olvidar nunca el dolor de la falta de libertad y el sentimiento de solidaridad con los pobres y los extranjeros.  Con las preguntas que el abuelo por lo general le pregunta a sus niños, donde se guarda el futuro. Con los cantos, con el afikoman. los trozos de matzá que se esconden para los chicos lo encuentren terminada la cena, con las diferentes maneras de recordar las diez plagas, de recordar la salida al destierro.

Un texto sobre el judaísmo señala que las fiestas nos recuerdan los acontecimientos que han marcado la historia de nuestro pueblo, señala que la mesa es el lugar pedagógico de una religión de la narración, en ella aprendemos a ser judíos y nuestra historia.

En la mesa de Pesaj también se festeja la primavera del hemisferio norte.  Pesaj, como todo lo judío, tiene varios significados, desde la más estricta fiesta religiosa hasta el festejo tradicional secular de la libertad y la reunión familiar. Entre esos parámetros está una gran variedad y diferencias desde la sopa kneidlaj, hasta la sopa de habas. En todas ellas está el judaísmo presente, repitiendo la historia para que siga existiendo y nunca los judíos se olviden de ella.

Jag Ha Pesaj Sameaj! 

 

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui