* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 182
15 marzo de 2014 / 13 de Adar II de 5774
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

A 22 años del Atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires.
Exposición: DREYFUS - La historia de una familia judía francesa.

Un Sacerdote revela el Destino de Judíos Ucranianos durante la Shoá.
Purim.
Las máscaras mas antiguas del mundo.

¡ CUMPLIMOS 8 AÑOS !

Cumplimos ocho años, a riesgo de repetir lo mismo, el tiempo se ha deslizado casi sin darnos cuenta. No porque no hayamos trabajado intensamente, tratando de mantener el interés de nuestros lectores Deseando que la historia de nuestro pasado, de las comunidades judías dispersas por el mundo, la actividad cultural judaica capten la atención de todos aquellos que se sienten atraídos y comprometidos con todos estos temas.  

Lo logramos con el apoyo de las instituciones auspiciantes, con la generosidad de nuestros leales amigos y de ustedes, nuestros consecuentes lectores. Así que sonoros aplausos para nuestros seguidores con la promesa de que intentaremos seguir haciendo Milim cada vez mejor para continuar mereciendo tan consecuente y calida amistad.

 A 22 Años del Atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires

El 17 de marzo de 1992 una gran explosión se escuchó en Buenos Aires, se había atentado contra la Embajada de Israel, la hermosa mansión había sido destruida, al igual que otros edificios cercanos. Tanto como las vidas que fueron  cercenadas para siempre.

Pero lo peor de todo es que nada ha sucedido dentro del ámbito de la justicia argentina para reparar tanto dolor y tanta destrucción.

Los asesinos han continuado con sus vidas, tal vez muchos de ellos mucho mejor que hasta ese momento, seguramente la complicidad  les reportó ventajas.  Son 22 años de tranquila y satisfactoria impunidad para todos los que participaron en este hecho.  No hay eventos aislados en las vidas de las personas y mucho menos en las de las naciones.

En tanto la justicia no tenga sus ojos totalmente vendados y no responda  solo a intereses coyunturales, tal vez políticos, el peso de la Ley no se hará sentir en la Argentina. Y estas vidas tan cruelmente arrebatadas continuarán impunes. El escepticismo y la amargura son la consecuencia lógica de este estado de cosas y hasta que esto no cambie,  nadie podrá pensar que existe el derecho en la Argentina, porque el Estado no cumple con el deber de protegernos a todos por igual. 

* Exposición: DREYFUS - La historia de una familia judía francesa

 

* En el 110 Aniversario del inicio del Affaire Dreyfus

Beit Hatfutsot Museum

Dreyfus

La historia de una familia judía francesa

(En colaboración con la

Biblioteca Nacional de Israel) 

El Capitán Alfred Dreyfus era un ciudadano francés y un patriota. En 1894, su vida cambió cuando fue declarado culpable de alta traición y condenado a cadena perpetua en la Isla del Diablo, frente a las costas de América del Sur. Durante los largos años que Dreyfus pasó en la isla, su esposa Lucie, hermano Mathieu, y sus devotos seguidores, lucharon por su inocencia y, después de cinco años, obtuvieron un nuevo juicio. Dreyfus fue nuevamente declarado culpable, pero debido a su estado de debilidad, recibió el perdón presidencial y pudo finalmente regresar con su  a su familia. Haría falta que pasaran más de siete años para que se hiciera justicia de verdad y para que Alfred Dreyfus fuera declarado inocente de la acusación que lo inculpara y fuera, por fin, un hombre libre.

La exposición Dreyfus - La historia de una familia judía francesa revela la parte menos conocida de la odisea vivida por esta familai: el "detrás de las escena" estaba la historia privada, de Alfred Dreyfus y las personas cercanas a él. Con la presentación de la apasionada lucha judicial por la absolución de Dreyfus, la exposición plantea preguntas sobre cuestiones fundamentales como el antisemitismo, el racismo y los derechos humanos de todos los que se han convertido en sinónimos de esta también historia de amor.

Por primera vez en Israel, los objetos expuestos cuentan una historia familiar conmovedora. Entre ellas se encuentran un Sidur de Lucie (libro de oraciones), una alfombra bordada que representa festividades judías que alguna vez perteneció a Alfred, y hermosas fotografías de la familia. Los artículos han sido prestados por el Musée d'Art et d'Histoire du Judaisme en París, y Yaël Perl-Ruiz, bisnieta Alfred Dreyfus. La exposición en Beit Hatfutsot es el resultado de su iniciativa, y ella es el verdadero motor de esta empresa.

La exposición también cuenta con cartas originales, pertenecientes a la colección privada de la familia Dreyfus, ahora en calidad de préstamo de la Biblioteca Nacional de Israel y le  Muse'e d'Art et d'Histoire du Judaisme. Esta correspondencia incluye cartas de amor entre Alfred y Lucie.

Además de mostrar la historia de la familia Dreyfus en el Affaire, la exposición también muestra su vida entre las dos guerras mundiales, y la de sus descendientes en nuestros días.

En dos períodos históricos, la historia familiar, está entrelazada con el destino de los judios en Francia: destaca su integración en la sociedad francesa y su cultura tanto en el período de entreguerras y en la segunda mitad del siglo pasado.  


 

Conservadora Jefe, Beit Hatfutsot: Dr. Orit Shaham Gover

Comisario de la exposición: Simona Di Nepi

Presidente del Comité Académico: Prof. Hagai Ben Shamai

Iniciador de la exposición: la Sra. Yael Perl Ruiz, bisnieta de Alfred Dreyfus

 


Capitán Alfred Dreyfus

El 11 de marzo de 2014, se inauguró en Beith Hatfutsot, el Museo del Pueblo Judío, en Tel Aviv- Israel, en colaboración con la Biblioteca Nacional de Israel, una Exposición llamada Dreyfus- La Historia de una Familia Judía Francesa, con la colaboración de su bisnieta, Yael Perl Ruiz.

"¿Cuándo podré volver a  besarte? Te beso mil veces Te amo, como te adoro, mi querida Lucie." La carta completa fue seleccionada por el New York Times como una de las 50 mejores cartas de amor de toda la historia  y se dio a conocer hoy en Israel por primera vez junto a otras cartas que el Capitán Alfred Dreyfus envió a su esposa. Estos besos y expresiones de amor fueron enviados desde una prisión en Francia en el siglo XIX.  Alfred Dreyfus, quien las escribió, fue el primer oficial judío del ejército francés, cuyo juicio se convirtió en un símbolo de la persecución antisemita de los judíos europeos en ese momento. Las cartas fueron enviadas a su esposa, Lucie, que nunca le permitió bajar los brazos y abandonar la esperanza de salir de la cárcel

El aspecto romántico y menos conocido de la pareja Dreyfus está siendo revelado, 120 años más tarde, en esta exposición que se inauguró este mes en Tel Aviv en Beit Hatfutsot - El Museo del Pueblo Judío, en colaboración con la Biblioteca Nacional de Israel.

'Mil besos a los niños'

La correspondencia entre Dreyfus y su esposa comenzó con su encarcelamiento en 1894 y continuó hasta su regreso de la Isla del Diablo en 1899. Una de las cartas particularmente emocionante, es la que le escribió el 31 de enero de 1895, después de la ceremonia de degradación a la que tuvo que someterse durante la cual lo expulsaron del ejército. "¿Cuándo voy a ser capaz de besarte, y encontrar en tu profundo amor la fuerza que necesito para llegar al final de este horrible sufrimiento?" Dreyfus escribió a su querida mujer . "Besa a todos en mi nombre, besos a nuestros queridos. Te beso, como Te amo." También le dijo que ya no estaba recibiendo la correspondencia de ella: "Hasta ahora, todos los días tuve un momento de felicidad cuando llegaban tus cartas... me gusta leerlas cuatro y cinco veces, palabra por palabra - lentamente, hasta que las palabras escritas se convierten en sonidos. Pensé que te oía hablar a mi lado.”

Una de las primeras cartas que Alfred le escribió a Lucie, en 1894, revela su optimismo a pesar de su difícil situación: "Confío en Dios y en la justicia que la verdad se dará a conocer a su debido tiempo. Mi conciencia está limpia y tranquila." Expresó sus sentimientos por ella por escrito,  "Te beso mil veces. Te amo, como te adoro, mi querido Lucie. Mil besos a los niños. No me atrevo hablar más de ellos. Los ojos se me llenan de lágrimas cuando pienso en ellos”.

 Carga emocional de Dreyfus 

En 1899, después que Dreyfus volvió de su prisión y estaba esperando en una cárcel militar su segundo juicio, su esposa le escribió: "Mi querido Alfred, durante cuatro años he estado luchando, rezando y esperando la llegada de este día bendito. Me he preparado para esto con entusiasmo, quería ser fuerte y no venirnos abajo de ninguna manera. Ambos necesitábamos hacer esfuerzos sobrehumanos para estar serenos y controlar nuestros nervios con el fin de soportar este gran juicio con valentía"


Lucie Dreyfus- Albert Dreyfus

Lucie a Alfred: "Yo quería decirte mil cosas buenas, informarte sobre los niños... sobre nuestros parientes, sobre todas las cosas que amamos, pero tenía miedo de hacerte daño, provocándote una gran emoción” 

La Dra.Orit Shaham, conservadora jefe del Beit Hatfutsot,  destacó la importancia histórica de las cartas de amor: "Más allá de la muestra que expone los rasgos personales y privados de los protagonistas de esta historia, lo que se revela aqui es la presencia de la heroína fundamental que acompañó a Dreyfus a lo largo de todo el Affaire, Lucie, –  las cartas la presentan a ella como una figura central que sirvió de fuerte sostén emocional para Alfred, que lo sostuvo en la esperanza, en el anhelo y la anticipación del fuerte deseo de volver a estar juntos.

 "Con los años, la cuestión de la supervivencia de Dreyfus en las condiciones inconcebibles en que fue encarcelado ha sido planteada más de una vez. Una persona que, además de la grave tortura física que tuvo que sufrir, también padeció una terrible humillación mental.  Hoy sabemos que Lucie jugó un papel importante en el mantenimiento de la salud mental de Alfred, que fue encadenado a una cama, transcurriendo asi la mayor parte de las horas del día. "La historia de la familia en general, y la historia de su relación con Lucie, proporcionan una posible respuesta a la cuestión de su supervivencia y carácter,  así que era importante para nosotros hacer hincapié en la exposición, por primera vez, sobre el aspecto personal de la historia del  El Caso Dreyfus.' "

 Además de las cartas de amor, la exposición Beit Hatfutsot también incluirá otros artículos de la colección privada de la familia de Dreyfus, así como artículos  de periódicos y caricaturas sobre el Caso y una película dirigida por Georges Méliès.

Las cartas de la colección privada de la familia revelan que el Caso no sólo incluía la persecución y el encarcelamiento, sino también un gran amor, un destino compartido y expresiones románticas que los mantenían unidos a pesar de la gran distancia que los separaba.  

Fuente: Ynetnew. Beith Hatfutsot, el Museo del Pueblo Judío


Carta de Lucie Dreyfus de fecha 24 de octubre de 1897
ESCÚCHELA AQUÍ

 

Lucie Dreyfus 1869-1945

La historia de esta casi heroína que fue la mujer del Capitán Dreyfus, quien lo sostuvo en toda la ordalía que pasó el capitán, a fue la de una judía que nacíó como Lucie Hadamard en 1869. Su padre era diamantero, era una familia muy acomodada y de vieja prosapia judeo-francesa, tenían en sus ancestros numerosos rabinos, médicos y profesionales.  Entre esos antepasados ilustres se hallaba Rébecca Lambert (1763-1843) que en pleno período del Terror, durante la Revolución Francesa, defendió los derechos de los judíos ante los representantes del pueblo, para poder elaborar la matzá de Pesaj y por lograr el castigo de los profanadores de tumbas judías.

Fue educada en su casa, como las mujeres de su tiempo, se dedicó a la música, en lo que era muy buena.  Cuando cumplió los 18 años, la fiesta fue uno de los primeros lugares iluminados con electricidad. Era una alta muchacha de cabellos muy negros que a los 19 años conoció a Alfred Dreyfus, que en ese momento tenía una prometedora carrera militar en su futuro. Cuando el ejército autorizó su matrimonio, se casaron en la Gran Sinagoga de la calle Victoire, en París, en 1890, por el que luego fue el Gran Rabino Zadoc Kahn. Tuvo dos hijos antes  de que estallara el Affaire en 1894. Condenado a cinco años de prisión, en la Isla del Diablo, en el Caribe, por espionaje a favor de los alemanes, siempre fue considerado inocente por su mujer que lo defendió con tanto coraje como inteligencia para lograr su rehabilitación.

 Acompañada por su cuñado Mathieu presentó a la Cámara de Diputados un requerimiento de revisión del proceso.  Rápidamente multiplicó las peticiones, las súplicas y las marchas en defensa de su inocencia. Frente a la virulencia de los ataques antisemitas, el partido de los dreyfusards fue reforzado por el “Yo Acuso”  publicado por Émile Zola el 13 de enero de 1896. Lucie Dreyfus por su parte recibió miles de cartas de apoyo provenientes del mundo entero. El periódico feminista La Fronde publicó numerosos artículos en su favor, especialmente de la célebre periodista Séverine y de Maria Pognon, presidente de la Liga Francesa de los Derechos de las Mujeres.

 Mantuvo a sus hijos fuera de todo este drama, diciéndoles que su padre estaba de viaje. En 1899, Alfred Dreyfus fue rehabilitado y se reintegró al ejército en 1906.  Durante la guerra de 1914-1918, Lucie Dreyfus, que tenía un diploma de enfermera, se presentó como voluntaria con su hija en el hospital Saint-Louis. También estuvo totalmente comprometida con las asociaciones caritativas judías preparando las viandas de alimentos para los indigentes judíos de Belleville y del Marais. En 1930, fue nombrada vice-presidenta del Comité de Beneficencia Israélite de Paris.

 Su marido murió en 1935, cuatro años antes de la Segunda Guerra Mundial. Lucie Dreyfus se hallaba nuevamente frente a un antisemitismo mucho más mortífero que el del "'Affaire".  A comienzo de la guerra, ella deja París con su hija y sus nietos, Lucie, Simone y Madeleine Lévy.  Militante de la Resistencia en Lyon,Madeleine Lévy será arrestada y deportada sin retorno. Lucie Dreyfus llega primero a Toulouse, ciudad natal de su yerno; pero toda la familia debe disperarse rápidamente. Ella misma va a circular por el sur de Francia, donde finalmente encontró refugio bajo el nombre de Madame Duteil, en una casa de retiro atendida por lmonjas en Valence.

 Con la liberación, Lucie Dreyfus retorna a París con su nieta Simone. Muy debilitada, ella fue hospitalizada y no pudo asistir a la primera reunión después de la guerra del Comité de Beneficencia Judía del que seguía siendo Presidente. Los miembros del Comité fueron a visitarla en el hospital Rothschild, unos días antes de que ella volviera a su casa donde murió el 14 de diciembre de 1945.

* Un Sacerdote revela el Destino de Judíos Ucranianos durante la Shoá

 

* El Padre Patrick Desbois

Traducción
Alicia Benmergui

 

Patrick Desbois


 

 

 

 

 

 

Fuente:
By ELAINE SCIOLINO
october 6, 2007, New York Times

PARIS

 Sus testigos eran en su mayoría niños y adolescentes en aquel momento, los testigos aterrorizados de una masacre masiva. Algunos se vieron obligados a trabajar en los más bajos niveles de la estructura asesina del nazismo - como excavadores de fosas comunes, cocineros que alimentaban a los soldados nazis y costureras que remendadas ropas arrancadas a los judíos antes de la ejecución.

Ellos viven hoy en la pobreza rural, muchos con calor, sin agua corriente, llegando al final de sus vidas. Así que Patrick Desbois ha investigado buscando en silencio, vagando por las carreteras secundarias y los campos olvidados de Ucrania, escuchando sus historias y buscando las fosas comunes ocultas.  Él sabe que son una fuente inigualable de documentación del asesinato de los 1.500.000 de judíos de Ucrania, muertos a tiros y enterrados en todo el país. No es ni un historiador ni un arqueólogo, sino un sacerdote católico francés. Y sus herramientas más poderosas son su estilo - y su cuello clerical.

Los nazis mataron a casi 1.500.000 de judíos en Ucrania después de su invasión a la Unión Soviética, en junio de 1941. Sin embargo, con pocas excepciones, en particular la masacre en 1941 de cerca de 34.000 judíos en el barranco de Babi Yar en Kiev, en todo lo que ha pasado hay una historia de la que no se ha hablado.

Llamando a las puertas, sin previo aviso, el Padre Desbois, de 52 años trata de desbloquear los recuerdos de los aldeanos ucranianos, en la forma en que pudiera escuchar las confesiones de la gente en una iglesia.  "Al principio, a veces, la gente no cree que soy un sacerdote", dijo el Padre Desbois. "Tengo que usar palabras sencillas y escuchar esos horrores - sin ningún tipo de juicio. No puedo reaccionar ante los horrores que narran. Si reacciono, las historias se detendrán”. Durante cuatro años, el Padre Desbois ha filmado más de 700 entrevistas con testigos y transeúntes y ha identificado más de 600 fosas comunes de los judíos, la mayoría de ellos hasta ahora desconocidas. También ha reunido evidencia material de la ejecución de los judíos entre 1941-1944, en un libro que ha llamado  "El Holocausto de balas".

A menudo, sus fieles lo invitan al Padre Desbois a quedarse para comer y rezar, como si de alguna manera los bendijera por sus recuerdos... Él no juzga a los que fueron asignados para llevar a cabo las tareas de los nazis, y los estudiosos del Holocausto dicen que esa es una razón por la que es tan eficaz. "Si un judío llegara a tomar testimonio, ¿qué pensaría la gente? - que se trata de alguien que viene a acusar",dijo Paul Shapiro, director del Centro de Estudios Avanzados del Holocausto en el Museo Memorial del Holocausto de Estados Unidos en Washington? ". Cuando viene un cura, la gente se abre. Le brinda a la gente una especie de legitimidad, la sensación de que está bien hablar sobre el pasado. Hay absolución través de la confesión”.

Al contrario de Polonia y Alemania, donde el Holocausto sigue siendo visible a través de los símbolos presentes de los campos de exterminio, el horror en Ucrania estaba escondido, primero por los nazis, y luego por los soviéticos.  "No había nada que ver en Ucrania porque las personas fueron asesinados a tiros con armas de fuego", dijo Thomas Eymond-Laritaz, presidente de la Fundación Victor Pinchuk, la mayor organización filantrópica de Ucrania. "Por eso el Padre Desbois es tan importante."...

Estan guardadas  las imágenes tomadas de las 15 fosas comunes de miles de judíos en un municipio llamado Busk que el Padre Desbois y su equipo descubrieron y comenzaron a excavar después de entrevistar a varios testigos. Entre los centenares de otros artículos en exhibición en las exposiciones presentadas en diversas ciudades, hay una foto en blanco y negro de 1942 que muestra a un oficial de policía alemán disparando a mujeres judías desnudas que yacen en un barranco en la región de Rivne.

Viajando con un equipo que incluye a dos intérpretes, un fotógrafo, un camarógrafo, un especialista en balística, un experto en cartografía y alguien que tomaba apuntes, el Padre Desbois registra todas las historias en video, a veces sosteniendo el mismo el micrófono, y haciendo preguntas en un lenguaje sencillo y en un tono plano, sin matices..

En Buchach en 2005, Regina Skora le dijo al Padre Desbois que cuando era niña fue testigo de las ejecuciones. "¿La gente sabía  iban a ser asesinados?" le preguntó el Padre Desbois. "Sí". "¿Cómo reaccionaron?"

"Ellos solo caminaban, eso es todo. Si alguien no podía caminar, le decían que se acostara en el suelo y le dispararan en la nuca... "

Vera Filonok dijo que tenía 16 años cuando vio desde la puerta de su cabaña del barro de Konstantinovka en 1941 cuando miles de judíos fueron fusilados, arrojados a un pozo e incendiados. Los que todavía estaban vivos se retorcían "como moscas y gusanos", dijo.

Hay historias de cómo los nazis golpeaban en tambores vacíos para no tener que escuchar los gritos de sus víctimas, sobre cómo las mujeres judías fueron esclavizadas sexualmente por los nazis y luego asesinadas. Un testigo contó que tenía 6 años en ese tiempo y que vio, escondido, como su mejor amigo fue asesinado a balazos. Otros testigos describieron cómo los nazis solo usaban una bala en la espalda por víctima y que los judíos a veces fueron enterrados vivos. "Un testigo contó como una fosa se sacudió durante tres días, cómo si respirara,"  recordó el Padre Desbois.

El Padre Desbois se obsesionó con la historia de los nazis en Ucrania cuando era un niño que crecía en la granja familiar de la región de Bresse, al este de Francia. Su abuelo paterno, que fue deportado a un campo de prisioneros para los soldados franceses en Rava-Ruska, en el lado ucraniano de la frontera con Polonia, no le dijo nada a la familia acerca de la experiencia. Pero él le confesó a su nieto, ante su implacable curiosidad, "Si para nosotros fue malo, para los" otros" era peor."

Había otros vínculos familiares con la ocupación alemana de Francia. Un primo materno que llevaba cartas para los resistentes franceses murió en un campo de concentración nazi. La madre del Padre Desbois le dijo recientemente que la familia ocultaba decenas de opositores en la granja familiar.

Después de enseñar matemáticas como un empleado del gobierno francés en el África occidental y trabajar en Calcuta durante tres meses con la madre Teresa, se unió al sacerdocio. Su familia secular se horrorizó. Comenzó como párroco, estudiando el judaísmo y el aprendizaje del hebreo durante su paso por Israel. Él pidió trabajar con los gitanos, los ex- presos o judíos, y fue designado como un puente hacia la comunidad judía de Francia.

Fue en una gira con un grupo en el año 2002 que, visitando Rava-Ruska, le preguntó al alcalde, donde fueron enterrados los judíos. El alcalde dijo que no sabía. "Yo sabía que 10.000 judios habían muerto allí, así que era imposible que él lo ignorara" recordó el Padre Desbois.  Al año siguiente, un nuevo alcalde llevó el sacerdote a un bosque, donde cerca de 100 aldeanos se habían reunido en un semicírculo, a la espera de contar sus historias y para ayudar a descubrir las tumbas enterradas bajo sus pies.

Se reunió con otros alcaldes y párrocos que ayudaron a encontrar más testigos.

En 2004, el Padre Desbois creó Yahad-In Unum, una organización dedicada a la comprensión cristiana judía desde una pequeña oficina en un barrio de clase trabajadora al noreste de París, con el respaldo y en gran parte financiado por una fundación del Holocausto en Francia y la Iglesia Católica. Para verificar el testimonio de los testigos, el Padre Desbois se basa principalmente en un gran archivo de documentos de la era soviética que se hallan en el Museo del Holocausto en Washington, así como los archivos de prueba alemanes 

"La gente habla como si estas cosas sucedieron ayer, como si no existieran tantos años", dijo el Padre Desbois. "Algunos se preguntan," ¿Por qué vienes tan tarde? Hemos estado esperando por ustedes"

 

eSefarad

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Purim 

Purim es una fiesta de diversión y alegría para los judíos, especialmente para los chicos. En Israel es la fiesta de los niños por excelencia, esperan todo el año para lucir sus disfraces, pero entre los religiosos también los adultos se disfrazan. Basta pasear por las calles  Brooklyn en Nueva York para ver como los ultra ortodoxos utilizan a veces vestimentas ridículas y por todo el barrio se ve la fiesta y la alegría.

¿Que festejan los judíos? La derrota de Haman, el enemigo de los judíos que trató de destruirlos  y fueron salvados por los judíos Mordejai y su sobrina Ester, que se casó con el rey Ajashvérosh. Como la festividad fue instituida cuando ya se había establecido el canon bíblico, que determinó la escritura de la Biblia, el relato de los hechos de esos tiempos está narrado en un rollo, Meguilá Ester, que se lee en el templo al comienzo de la fiesta. Cada vez que se nombra a Haman se hacen sonar matracas, se hacen oír palmadas y gritos burlones, todo es diversión y alegría. .

Si lo pensamos bien, Purim es una especie de revancha inocente de  todos los padecimientos que los judíos han tenido a lo largo de su historia por los enemigos que los persiguieron. Su odio y maldad está simbolizado por la figura de Hamán y Purim sobre como los judíos han logrado eludirlos y continuar con su existencia, que merece ser valorada y festejada  con júbilo. Pero también es una alegre revancha contra las humillaciones padecidas en los días de la  Europa medieval y no tanto, en las fiestas carnavalescas. En estos días la gente regala golosinas a los niños y se comen los Humentashen para los ashkenazíes y las orejas de Haman para los sefaradíes. La vida contiene una considerable dosis de penas y amarguras, hay una gran sabiduría en poder celebrarla  alegre y desprejuiciada mente, como pueden hacerlo los chicos.

* MUSEO de ISRAEL -Jerusalem- Exposición "FACE TO FACE"
EXPOSICIÓN
"FACE TO FACE"
Cara a Cara

*12 máscaras del Neolítico se pondrán a la exposición en el Museo de Israel, Jerusalén

*Todos ellos se originaron en las colinas de Judea y cerca del desierto de Judea, tienen las mismas características llamativas para parecerse a los espíritus de los antepasados muertos

*La Edad de Piedra en que se tallaron las máscaras fueron de los primeros seres humanos en abandonar la vida nómada y establecer un hogar en asentamientos permanentes

 

Fuente:
The Times of Israel

* Las máscaras mas antiguas del mundo

Una colección de máscaras raras, de 9.000 años de antigüedad, consideradas como los más antiguos retratos humanos existentes, se exhibirán en el Museo de Israel, en Jerusalém desde el 11 marzo hasta el 13 de septiembre de este año, 2014.

Son 12 máscarasde piedra caliza tallada, con 9000 años de antigüedad, todas son diferentes entre si pese a tener los mismos ojos grandes y la boca abierta, se supone que representan a los espíritus individuales de los antepasados. Las máscaras fueron utilizadas probablemente en ceremonias religiosas y sociales y en los ritos de curación y magia. Fueron hechas en las colinas de Judea y cerca del desierto de Judea, cada una de ellas pesa entre uno o dos kilos, probablemente han sido pintadas - pero sólo una tiene restos de color.

La exposición en el Museo de Israel es el resultado de una década de trabajo de investigación en donde las máscaras pertenecientes al período del Neolítico serán exhibidas junto al "lugar de nacimiento” donde fueron confeccionadas, en las colinas  y cerca del desierto de Judea, algunas de ellas parecen rostros de jóvenes y otras de ancianos, tal vez el de antepasados venerados.

Existen varias teorías sobre sus usos, una sobre que eran objetos decorativos y suspendidos en columnas como parte de una religión primitiva de la Edad de Piedra. Las personas que las tallaron fueron los primeros seres humanos que abandonaron la vida nómada y establecieron su hogar en asentamientos permanentes, son anteriores al surgimiento de la escritura en unos 3.500 años.

 Al recrear imágenes humanas con fines de culto, las primeras sociedades agrícolas del Neolítico pueden haber estado expresando su creciente dominio del mundo natural y reflejan su creciente comprensión sobre la existencia de la naturaleza, explicaron los expertos "Es extraordinario poder presentar este raro grupo de antiguas máscaras de piedra, todas originarias de la misma región en la antigua Tierra de Israel", dijo James Snyder, director del Museo de Israel.  "El que hayamos podido reunir tantas  - primero para la investigación comparativa intensiva y luego para la muestra  - es un homenaje a las colecciones que han sido  tan cooperativas  para poder mostrar estos tesoros que tenemos disponibles…. su exhibición en nuestro museo, en Jerusalén tiene un significado especial, destaca su lugar en la historia del desarrollo de la religión y del arte.

 El Museo de Israel ha tenido dos de las máscaras en su colección durante años. Una fue encontrada en una cueva en Nahal Hemar en el desierto de Judea y la otra en Horvat Duma en las cercanas colinas de Judea.

Un descubrimiento casual de fotografías de máscaras similares condujo a la Dra. Debby Hershman, Curadora del Museo de las Culturas Prehistóricas, a  comenzar a investigar el tema. Ella recurrió a la ayuda de expertos de la Universidad de Tel Aviv para explorar los orígenes geográficos de las máscaras ", así como al laboratorio de arqueología informatizada de la Universidad Hebrea de Jerusalén para llevar a cabo análisis en 3D que arrojan luz sobre sus características a través de las comparaciones que pueden establecerse entre ellas.

 

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui