* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 174
1º de Noviembre de 2013 / 28 de Jeshvan de 5774
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Hitler en Holliwood - ¿Los estudios colaboraron?.
Christine Granville - La espía intrépida
Nuestro próximo Viaje a Las Colonias Judías de Buenos Aires-Carhué.Rivera .Carlos Casares.
El libro judío de rezos más antiguo del mundo

 

HITLER en HOLLYWOOD

 

* ¿LOS ESTUDIOS COLABORARON?

Traducción
Alicia Benmergui

Hitler en Hollywood

 

 

 

 

 

 


Ben Urwand

 

 

 

 


Thomas Doherty

 


Cap. Albert Dreyfus

 

 

 

 


Paul Muni

 

 


Fuentes: Andrew AnthonThe Guardian TheObserver , Sábado 28/0)/2013 Neil Midgley THE TELEGRAPH.CO.UK 02/09/2013

¿Los estudioscolaboraron?                      

*Los estudios de la Warner Brothers en 1937, abandonaron la temática habitual que abordaban en sus películas, basadas en turbulentos dramas urbanos de mujeres pasionales.

En un atrevido ataque de ambición armaron un estudio ambientado históricamente en el París de fines del siglo XIX para filmar “La Vida de Emilio Zola” con la actuaciónde Paul Muni.

"Zola" estaba destinada a ser una película emotiva sobre la historia de un hombre con conciencia moral que después de grandes esfuerzos logró un gran éxito con sus obras. Este escritor de mediana edad, satisfecho de sí mismo, lleno de indignación por la injusticia que se estaba cometiendo decidió intervenir en el caso Dreyfus, en defensa del acusado. "Zola", que fue dirigida por el inmigrante alemánWilliam Dieterle, incluye episodios que fueron interpretados en su tiempo como ataques indirectos contra la Alemania Nazi, escenas de la agitada multitud instigada primero contra Alfred Dreyfus, un capitán judío del ejército francés injustamente acusado de traición; y luego contra Zola por ser su defensor, quemando públicamente sus libros.

 Al final, en una manifestación de la retórica progresista típica de los años treinta, Zola hace un discurso grandilocuente en nombre de la justicia y la verdad y contra el frenesí nacionalista que impulsaba hacia la guerra. “La Vida de Emile Zola” fue un gran éxito para la Warner. Fue nominada para los premios de la Academia; Paul Muni, antiguamente una estrella del Teatro Idish de Nueva York (su nombre era Meshilem Meier Weisenfreund), fue nominado para el premio como mejor actor, el film ganó tres, incluyendo el otorgado a la mejor película.

Pero en ella hay un hecho sorprendente,  allí nunca se dice la palabra judío y tampoco es mencionado el antisemitismo. En el guión original la palabra “Judío” se mencionaba cuatro veces, pero luego en el texto impreso, apareció escrita solo una.  En la trama de la película, el Estado Mayor francés entrega una copia de la lista de oficiales donde las palabras “Religión judía” ”aparecen en la pantalla junto al nombre de Dreyfus, la imagen dura aproximadamente un segundo y medio. 

¿Fueron estas palabras imborrables un error?¿Un solitario acto de desafío? “La Vida de Emile Zola” es un ejemplo perfecto de la mezcla de audacia y la cobardía y de la total confusión que determinó la respuesta de Hollywood al nazismo y al antisemitismo en la década de los años treinta. En esos días, la industria produjo un cine generalmente bonachón y liberal; celebrando las virtudes democráticas y los modales simples y sencillos de los estadounidenses, la tolerancia, el individualismo heroico y el rechazo a la violencia de las multitudes — todo lo cual puede ser visto como un reproche de facto al nazismo.

 Al mismo tiempo, los estudios cancelaron varios films explícitamente antinazis planeados por las producciones, y quitaron de varias otras películas cualquier cosa que pudiera ser considerada como una crítica al nazismo, lo mismo que cualquier elemento que pudiera ser considerado como favorable a los judíos – o a aquellos que implicaran el simple reconocimiento de que existieran. Excepto la Twentieth Century Fox, dirigida por Darryl Zanuck, un sagaz y duro gentil de Nebraska, los estudios estaban dirigidos por judíos, quienes controlaban muchas hectáreas del césped de Los Ángeles y las redes de distribuidoras en el mundo – una enorme base de poder que hace de su timidez en relación al nazismo un asunto de interés psicológico y cultural, así como político.

 En los últimos años, una variedad de académicos, entre ellos Neal Gabler, J. Hoberman, Jeffrey Shandler, Lester D. Friedman, Steven Carr y Felicia Herman, han trabajado en distintos aspectos de esta complicada historia.

 Pero ésta ha sido cuestionada con la aparición de dos nuevos libros: "La colaboraciónPacto de Hollywood con Hitler" (Harvard), de Ben Urwand, miembro junior de la Society of Fellows de Harvard; y "Hollywood y Hitler”, 1933-1939" (Columbia), de Thomas Doherty, profesor de Estudios Americanos en la Universidad Brandeis.

El libro de Doherty es con mucho, el mejor. Doherty, un escritor ingenioso familiarizado con la historia y los métodos de Hollywood, coloca los modos y el comportamiento cobarde de los estudios dentro de un estilo y una manera generalmente propia de la cultura política de las películas en los años treinta y cuarenta. El considera que hubo en las prácticas llevadas a cabo por los estudios tanto miedo como codicia. Pero el Times reportó sobre la controversia que se desató cuando Doherty objetó fuertemente la afirmación de Urwarnd sobre que había habido “colaboración“por parte de los estudios.

Urwand, es un australiano, nieto de judíos húngaros que pasaron escondidos los años de la Guerra, que hace muchas acusaciones. Habla de la victoria de Hitler en un lugar que se halla ”sobre el otro lado del globo” que para él significa Hollywood, y sostiene que ve “la huella profunda que Hitler dejó sobre la cultura norteamericana”.

 Con su libro, da la impresión que los estudios estaban simplemente obedeciendo a los nazis. En ese mismo artículo del Times dice que Hollywood estaba “colaborando con Adolf Hitler, con la persona y el ser humano”. Urwand ha establecido la existencia de múltiples contactos entre los estudios y los funcionarios del gobierno alemán, y en un aparente golpe de efecto, le otorga un rol central a la figura a la que Doherty menciona de un modo secundario, el cónsul alemán en Los Angeles, Georg Gyssling. Un ex diplomático cuyos modales suavemente amenazantes se asemejan a las educadas amenazas del Mayor Conrad Veidt Strasser en la película “Casablanca”.

Urwand muestra que los estudios ocasionalmente le habían permitido a Gyssling leer guiones, ver los primeros cortes de películas y a veces respondían afirmativamente a la demanda de eliminación de películas terminadas. ¿Pero están demostradas estas conclusiones extremas a las que ha arribado Urwand?, intencionalmente o no, sus acusaciones vuelven a agitar la vieja cuestión: ¿pudieron los judíos haber hecho más para luchar contra las persecuciones nazis?

“Los norteamericanos son tan naturales. Son muy superiores a nosotros” escribió Joseph Goebbels, el ministro de propaganda nazi, en su diario, en 1935, después de haber visto “Sucedió una Noche”.  Las películas norteamericanas, incluidas las musicales, eran populares en Alemania. Eran entretenidas, de un modo familiar y natural al revés que las de los cineastas alemanes que tendían al estilo expresionista de los años veinte, eran rígidas y pomposamente didácticas estableciendo el modelo de comportamiento de la ideología nazi, propio de ese período.  La valoración nostálgica de Goebbels de esa naturalidad norteamericana es una de las extrañas ironías de la historia, puesto que al haber decidido purgar del cine aquello que no coincidía con la ideología nazi, entre otras cosas, él quitó a los artistas judíos... que tanto aportaron al cine norteamericano.

Los nazis veían cada película como una amenaza potencial para su ideología.Urwand cita algunos coloquios solemnes entre los oficiales nazis, entre ellos un experto en salud mental. ¿Puede "King Kong" (un gorila gigantesco rubio con aspecto nórdico) ofender a los "saludables sentimientos raciales "del pueblo alemán? ¿Qué hay de "Tarzan" (hombre de la selva sin camisa con una mujer blanca)? "King Kong", fue exhibida libremente, "Tarzán" fue prohibida.  Lo mismo pasó con la violenta "Scarface", "Tiempos modernos" de Charlie Chaplin y todas las películas de Marlene Dietrich, una abierta crítica de los nazis.

El ministerio de Goebbels también descubrió que los actores estadounidenses que figuraban en el reparto de muchos films eran judíos o anti-nazis y se negó a importar las películas donde ellos actuaban.

Todas estas censuras y prohibiciones llegaron hasta el fin de la cadena alemana de distribución. Georg Gyssling fue instalado allí, luego de su llegada a Los Ángeles, en 1933, empezó a acosar a la prensa especializada. Si él pensaba que una película anunciada por la producción podía contener elementos "perjudiciales para el prestigio alemán", o si iba a a una proyección privada (por invitación del estudio) de una película que estuviera terminada, él escribiría una carta detallando los recortes que quería hacer.

Por ejemplo, después de ver "The Spy Lancer", una película que la Fox filmó en 1937 después de la Primera Guerra Mundial, él objetó el modo en que fueron mostrados los funcionarios alemanes y envió una lista de cambios, que según Urwand, se hicieron antes de que la película fuera exhibida. La lista fue enviada a la Fox, pero no a la Oficina Hays, que administraba el Código de Producción. "La producción de una película de tal carácter despertará muy malos sentimientos en Alemania contra la compañía productora y causará serias dificultades que deberían ser evitadas en beneficio de nuestros mutuos intereses” escribió, con lo que quería decir que la película, a su sugerencia, podía ser prohibida en Alemania.      Continuará en el próximo número

* Krystyna Skarbek LA INTRÉPIDA ESPÍA

 

CHRISTINE GRANVILLE*

Traducción
Alicia Benmergui

 

'Chica Bond' judía
Christine Granville combate a los nazis en el estilo


*Christine Granville*

Nació en Varsovia, Polonia, en 1908, era hija del Conde Jerzy Skarbek, un aristócrata polaco y nieta del rico banquero judío  Goldfeder



Un espía que amó:

 

Aunque Ian Fleming negó conocer a Chrisine Granville, se rumorea que han sido la inspiración de dos personajes femeninos de las novelas deJames Bond.





Condecoraciones en el Museo Imperial de Guerra en Londres


 


Tumba de Christine Granville

 

 

Fuentes http://forward.com/articles
/185243/ jewish-bond-girl-
christine-granville-fought-the-na
/?p=all

*Una mujer polaca judía, espía favorita de Winston Churchill, una heroína que trabajaba tras las filas enemigas para la inteligencia británica durante la Segunda Guerra Mundial*

 

Christine Granville, fue el nombre de guerra de la condesa polaca Krystyna Skarbek, para muchos la mejor agente de los servicios secretos británicos durante la Segunda Guerra Mundial y uno de los personajes más arrebatadoramente románticos de la época.

 Reclutada por el célebre Special Operations Executive (SOE), la agencia creada en 1940 por Sir Winston Churchill para organizar acciones de subversión y sabotaje contra los nazis.  Christine saltó sin temor en paracaídas en numerosas ocasiones, atravesó esquiando los montes Tatra para infiltrarse en Polonia, organizó grupos de Resistencia por toda Francia y combatió codo a codo con los maquis. No dudó en sobornar a militares, lideró equipos de sabotaje y de fugas, y burló varias veces a la temida Gestapo, arrebatando a algunos de sus camaradas de las mismísimas fauces de la muerte. Sin embargo tanto arrojo y valentía no le impedía ser muy exitosa en sus relaciones con los hombres, era muy atractiva como puede verse en todas las fotos, tuvo numerosos amantes y una intensa vida sentimental.

Granville nació en Varsovia en 1908, hija de la heredera de la banca judía Stefania Goldfeder y de Jerzy Skarbe, un descendiente empobrecido de Włodzimierz Krzyżanowski, un general de la Guerra Civil norteamericana que luchó en la batalla de Gettysburg. La madre de Granville "muy respetada y querida por todos", según un documento de archivo, vio desaparecer su fortuna cuando el banco Goldfeder se derrumbó en 1926 debido al desastre económico posterior a la Primera Guerra Mundial. El padre de Granville abandonó a la familia y se convirtió en un "borracho antisemita", como dijo un amante de Granville, Francis Cammaerts, un compañero, agente ejecutivo de operaciones especiales británico que organizó grupos de la Resistencia francesa.

Un observador de la decadencia de la familia fue el autor Witold Gombrowicz,  en cuyos esbozos autobiográficos, "Recuerdos de Polonia," describió a Granville en Zakopane, una estación de esquí en el sur de Polonia. Gombrowicz la clasifica con otros hijos de matrimonios entre católicos polacos y los judios, como una de las "desafortunadas criaturas ... nunca plenamente aceptadas en los salones." No obstante, Granville pronto se casó con el escritor y diplomático Jerzy Giżycki, que más tarde la definió como «uno de los más intrépidos seres humanos que he conocido - hombre o mujer".

En la década de 1930, Granville pasó un tiempo en Londres visitando a una periodista judeo polaca, Florian Sokolow, hija del líder sionista Nahum Sokolowpara aprender sobre el sionismo.  Granville acompañó a su marido en 1939 a Sudáfrica, donde se le había asignado un puesto diplomático; la pareja encontró que Johannesburgo estaba "llena de judios polacos."

Después de que Polonia fue invadida por Alemania en septiembre de 1939, Granville inventó un plan para llegar a Polonia, esquiando sobre las montañas de los Cárpatos de Hungría para arriba a su tierra natal para luchar contra los nazis.

Cuando Granville llegó a Polonia, trató en vano de convencer a su madre para que se fuera. Goldfeder prefirió arriesgarse a ser denunciada y arrestada en lugar de registrarse como judía, de acuerdo a la exigencia de la ley.  Tal vez no creyó que estuviera en peligro.


Christine Granville posa con miembro de la Resistencia Francesa en la región de Haut-Savoie de Francia en agosto de 1944

En 1941, Goldfeder sería arrestada por la Gestapo y enviada a la prisión de Pawiak, parte del campo de concentración de Varsovia.  Fue asesinada, aunque no se sabe exactamente dónde, ya que los archivos de la prisión Pawiak nunca fueron localizados. Un colaborador nazi le informó a Granville que su madre había muerto en Auschwitz, pero en los registros de ese campo de exterminio no hay rastros de ella.

La idea de que no había podido proteger a su madre fue un gran pesar para Granville y contribuyó a una creciente desesperación y falta de prudencia de su conducta durante el resto de la guerra. El ministro británico de Hungría la acusó de tener una "tendencia casi patológica a tomar riesgos", y era difícil encontrarle un trabajo de espionaje que fuera " lo suficientemente arriesgado y sanguinario”

En enero de 1941 en Budapest, la policía húngara arrestó a Granville y a un compañero (también su amante). Durante los largos interrogatorios, Granville se mordió la lengua hasta sangrar, fingiendo tenerr síntomas de la tuberculosis. Tosía con sangre, y sus captores se asustaron,  creyendo que tenía una enfermedad infectocontagiosa los liberaron a ambos.

En el verano de 1944 en el sur de Francia, justo antes del Día D, Granville se había lanzado en paracaídas para ayudar a preparar la invasión aliada. Su comandante británico y amante, Cammaerts, fue encarcelado para ser ejecutado con dos colegas. Granville se presentó como un agente británico ante el director de la prisión,Harlan, afirmándo que era la sobrina del mariscal de campo Bernard Montgomery, el vencedor de El Alamein.  Lo amenazó con represalias terribles después de la inminente invasión aliada si los prisioneros fueran fusilados. Sus argumentos fueron tan convincentes que, pensando en su propio destino después de la guerra, el funcionario aterrorizado, los dejó a todos en libertad.

En una revisión de la edición británica de "The Spy Who Loved" de El Espectador, el octogenario historiador Alistair Horne, que conocía personalmente a Granville, dijo: "De todas las mujeres agentes que arriesgaron sus vidas en la Europa ocupada por los nazis en la Segunda Guerra Mundial, la califcaria como una de las más valientes de todas....

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el corazón y el espíritu de Granville fueron maltratados, ella había perdido a su madre y su tierra natal, que fue entregada a la tiranía stalinista en la conferencia de Yalta de 1945. Granville recibió algunas medallas, pero sus días de espionaje habían terminado. La agencia de inteligencia británica MI5 ya no empleaba agentes judíos, "por temor a lealtades divididas"después del atentado al Hotel King David de Jerusalén por el Irgun en 1946.

Desempleada "exiliada, mujer, judía, polaca", encontró trabajo como camarera en una compañía naviera, en el barco Castillo de Winchester, que navegaba entre Inglaterra, Australia y Sudáfrica.  Su superior era un mayordomo irlandés llamadoDennis Muldowney que sufría de esquizofrenia y que se obsesionó con Granville.Después de rechazar sus avances en varias ocasiones, Granville dejó su trabajo y se trasladó a Londres. Muldowney la siguió, abandonando su puesto de trabajo. Ella le explicó en términos muy claros que qería que la dejara en paz. Después de este rechazo final, Muldowney, comenzó a acosarla. El 15 de junio de 1952, la vió en las escaleras en su hotel y corriendo hacia ella, la mató a puñaladas.

Muldowney fue condenado a muerte por el asesinato y fue ahorcado en septiembre de 1952 en la prisión de Pentonville. Este trágico destino sólo fue otro capítulo de la muerte prematura de su madre y la mayoría de los judíos europeos durante la guerra.

Christine Granville fue enterrada con la Croix de Guerre Francaise, una medalla de Polonia, la Medalla George de Servicios Especiales, la Orden del Imperio Británico y la insignia de la Resistencia Francesa 

La vida de Granville estaba tan entrelazada con las trágicas víctimas de ese conflicto que cualquier existencia posterior hubiera carecido del sentido y el heroísmo del que habían estado tan plenos esos años terribles

 

* *VIAJE A LAS COLONIAS JUDÍAS DE BUENOS AIRES
  SUSY Y GUIDO CODRÓN - ALICIA BENMERGUI


Para más información

Comunicate de Lunes a Viernes de 10 a 13 y 14 a 18 hs al 4804-7276

o vía mail 
vculturales@gmail.com

 

*ULTIMOS DÍAS  CIERRE DE INSCRIPCION*

VIAJE A LAS
COLONIAS JUDÍAS DE BUENOS AIRES
 

Vamos a visitar

 RIVERA - CARHUÉ y CARLOS CASARES 

En un viaje inolvidable 

*SALIDA el JUEVES 14 de NOVIEMBRE*
 

"Un viaje por la evocación, la nostalgia y el hoy de los gauchos judíos"

                                            Base 20 pasajeros

 Comunicate de Lúnes a Viernes de 10 a 13 y 14 a 18 hs al 4804-7276

o via mail a vculturales@gmail.com 

Operador responsable: Lidam Tour, EVT Leg. 10271

 

eSefarad

Hagshamá en la Web
www.hagshama.org.il/es


MEHANESHAMÁ

UN CORO PARA VOS!!!

GRUPO CORAL MEHANESHAMA

ANIMATE, ACERCATE Y COMPARTÍ CON NOSOTROS LINDOS MOMENTOS A PARTIR DE LA MÚSICA, INTEGRÁNDOTE A ESTE LINDO GRUPO CORAL.

Si te gusta cantar, si querés pasar un momento ameno, repleto de música, humor y un rico cafecito, acercate a nuestro GRUPO CORAL MEHANESAHMA, (Desde el Alma), para chicas y chicos desde 50 en adelante.

Este espacio tiene como objetivo principal, el placer, y gratificarse, a partir de la música. Con un repertorio variado en ritmos y estilos, pasando por el idish, hebreo, ladino, castellano, y dándoles la posibilidad de elegir las canciones que más les guste.

     NO ES NECESARIO TENER EXPERIENCIA, NI CONOCIMIENTOS DE CANTO

Cuota mensual: $150.-   Matrícula: $150

La cita es, una vez por semana, los días Miércoles, de 19.00 a 20.30 hs, en el Templo de Hertzlia, Nicasio Oroño 1661, (entre Av. Juan B. Justo y Luis Belaustegui) 

COORDINACIÓN Y DIRECCIÓN: RITA SIRULNIK   Part: 4855-0973 (15) 4170-8353                                   e-mail: ritasiru@hotmail.com

CLAUDIO RAFALOWICZ Part: 4612-2792 (15) 5919-9160                         e-mail: claurafa1@hotmail.com  


Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Comentarios y sugerencias

* "El libro judío de rezos mas antiguo del mundo!


Traducción A. B.


 

Fuente:

forward.com/articles/
184640/
-year-old-jewish-prayer-
book-is-unveiled


* El texto más antiguo de las Cien Bendiciones

 Austin, Texas 

Un libro de oraciones judío de 1.200 años de antigüedad, que está considerado como el más antiguo existente en el mundo fue presentado el 27 del pasado mes de septiembre por un destacado coleccionista privado de objetos bíblicos.

El libro de 50 páginas originales está completo, con una tapa de 13 por 10 centímetros, escrito con las primeras vocales babilónicas precursoras de las modernas vocales hebreas. Todo esto, junto con el carbono14, ayudó a los estudiosos a determinar que data del siglo IX, lo que determinaría que este libro de oraciones es varios cientos de años más viejo que los rollos de la Torá más antigua, aunque posterior a los Rollos del Mar Muerto.

"Este es el libro de oraciones judío más antiguo que existe en el mundo", dijoSteven Green, el presidente de la cadena de tiendas minoristas de Hobby Lobby, anunciando públicamente este hallazgo. Green posee una colección que contiene más de 40.000 objetos y que está siendo programada para ser alojada en forma permanente en el Museo de la Biblia que se inaugurará en Washington, DC

Los académicos consideran luego de la investigación "que este libro puede muy bien ser la primera conexión que los judíos de la actualidad tienen con las raíces de su liturgia rabínica", agregó Green, quien dijo que la práctica judía antigua era enterrar  ritualmente los textos sagrados que habían caído en mal estado."Es por eso que vemos tan pocos textos judíos que datan incluso antes del siglo XV", dijo Green.

Los investigadores se negaron a decir si el libro fue descubierto en Israel o en otro lugar. El libro de oraciones contiene los rezos de los servicios de Shabat y las 100 bendiciones que algunos judíos dicen todos los días. "Este es probablemente el texto más antiguo de las Cien Bendiciones", dijo. "Me gustaría que podría haber estado en la habitación cuando empezaron a darse cuenta de lo que estaba sucediendo. Sólo a veces las cosas se encuentran en colecciones que tienen siglos, no décadas, y que simplemente no entendían lo antiguo que es". "

Esto no parece ser un libro de oraciones dedicado al Shabat", agregó, "pero las 100 bendiciones habría sido una lectura diaria." Un interrogante para los investigadores que trabajan en el libro y que están indagando sobre sus orígenes es si se puede llegar a comprobar que este ha sido de Amram Gaón, quién murió alrededor del año 875 y  de quién se dice ha codificado el primer libro de oraciones judío.

 

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui