* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 164
31 de Mayo de 2013 / 21 de Sivan de 5773 Sivan de 5773
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

¿Los chicos polacos odian a los judíos?.
Los Judíos de Sosúa-República Dominicana.
Pensando y preparando nuevos proyectos.
Recordando: El concierto de Año nuevo lo inventaron los nazis.

*MILIM REVISTA DIGITAL* - Ya está en

Hacete amigo de MILIM en FACEBOOK. Hacé clic en "Me Gusta" www.facebook.com/milimcultural


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Reportaje a la Prof. Alicia Benmergui
NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA


CABA

¿LOS CHICOS POLACOS ODIAN A LOS JUDÍOS?

 

* Resultados de una investigación a 1250 alumnos polacos

Tradujo Alicia Benmergui

 

 


Nuevo Museo de Historia de los Judíos de Polonia

 


Varsovia-Monumento al Levantamiento

 


Interior Museo

 

Fuente: Tablet
Magdalena H. Gross.
May 7, 2013.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante la semana del 19 abril de 2013, el Institute for Public Opinion Research (Instytut Badania Opinii Homo Homini) en Polonia, reveló los resultados de una investigación a 1.250 estudiantes polacos de la enseñanza media o secundaria. La investigación apuntaba a la “comprensión histórica” acerca de la Lucha en el Levantamiento del Gueto de Varsovia, en un momento fundamental de la resistencia organizada por los judíos polacos contra los ocupantes nazis hace 70 años

Los resultados de la investigación, fue realizada durante la semana conmemorativa en Polonia, con la inauguración del Nuevo Museo de Historia de los Judíos de Polonia, conferencias, monumentos y programas de televisión sobre el Levantamiento y otros aspectos de la existencia judía en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial.  Esto provocó una  protesta pública en Polonia sobre lo que parece ser una vuelta a los días del antisemitismo polaco en un país donde ahora viven sólo un puñado de judíos

El informe, refiriéndose a los estudiantes, señala que la "comprensión histórica [sobre la insurrección] es muy escasa" . Específicamente el 44 por ciento de los estudiantes polacos entrevistados creen que los polacos y los judíos sufrieron del mismo modo durante la Guerra. Un número igual de ellos dijo que estarían frustrados si un vecino judío se mudara al lado de su casa - y un 60 por ciento dijo que se sentirían decepcionados si descubrieran que su pareja  tiene origen judío.  Además, los estudiantes colocaron al Levantamiento del Gueto de Varsovia “solo” en el séptimo lugar en una larga lista de los eventos más importantes de los levantamientos que tuvieron lugar en Polonia, lo que demostró a los investigadores que los estudiantes polacos no valoran la contribución del Levantamiento Judío a la historia de Varsovia.

A primera vista esto  parece horrible. Pero la verdad es que preguntarle a los estudiantes secundarios sobre una lista que califica el grado de sufrimiento histórico de un período del que ellos saben muy poco, es bastante insuficiente para calificar sobre el grado de antisemitismo existente en la actualidad.  Ni siquiera las preferencias personales de estos estudiantes secundarios sobre sus vecinos judíos o su pareja sexual parecen ser del todo relevantes en un país que es abrumadoramente católico y donde desde hace largo tiempo los judíos son solo una abstracción.  Por otra parte, merece la pena destacar que en una nación donde el 99 por ciento de su población es católica, donde la historia judía fue barrida bajo la alfombra durante décadas es importante que la juventud polaca haya colocado el Levantamiento del Gueto de Varsovia entre los diez “eventos más importantes” (doniosle wydarzenie) en la historia de Polonia.  

Uno de los hallazgos sorpresivos analizados por los autores de este estudio es que el 55 por ciento de estos mismos niños sabían correctamente el nombre del líder del Levantamiento del  Gueto de Varsovia. Además, el 70 por ciento de ellos supo la fecha correcta del levantamiento. Estos dos resultados demuestran una actitud meritoria por parte del estudiante polaco sobre la comprensión acerca de la experiencia judía ante la confusión, la ignorancia, el antisemitismo y la tergiversación de la experiencia judía en los libros y las historias de la familia.  (En este contexto, Magdalena Gross considera cuan justo es preguntarse cuántos estudiantes de escuela secundaria estadounidenses o israelíes respondería correctamente a cada pregunta).

La autora del artículo subraya estas cuestiones por una serie de razones. Primero, considera que demasiado a menudo los adultos inmediatamente llegan a unas rápidas y descalificadoras conclusiones sobre la juventud de hoy en día cuando en realidad son los adultos los que formulando mal las preguntas sobre estos temas.

 Los chicos de hoy en día adquieren información sobre el pasado, la historia, de muy diferentes maneras. La obtienen del mismo modo en que adquieren sus conocimientos sobre la cultura popular: a través de internet, películas y Facebook. Gross relata que una investigación que realizó sobre 200 estudiantes polacos a través del país, descubrió que no es abrumadora la cantidad de ellos que quieren saber. Sin embargo se están esforzando por comprender la experiencia judía durante la Segunda Guerra Mundial en relación con los padres que pertenecieron a la Resistencia o a las falsas o mentirosas explicaciones que son expresadas en los medios de comunicación. En las preguntas más frecuentes que les hizo a estos jóvenes polacos las respuestas más consistentes de ellos demostraron conocimientos básicos sobre los judíos, sin embargo, han demostrado curiosidad sobre el pasado judío.

La comprensión histórica sobre el pasado es un enfoque matizado que debe involucrar a toda una comunidad que esté dispuesta a participar en esa historia. Aquí de lo que se trata no es que los niños polacos no comprenden el pasado, es la sociedad polaca la que tiene el deber de dedicarse a satisfacer su curiosidad.


Nota de la redacción

La capital polaca apenas conserva un puñado de restos del que fue su gueto durante la II Guerra Mundial, construcciones que hace 70 años fueron testigos del levantamiento de la población judía contra la agresión nazi y que hoy resisten al avance de la nueva ciudad como huellas de una tragedia.

Una docena de edificios, en su mayoría en estado ruinoso, una sinagoga y escuetos fragmentos del muro de 18 kilómetros y tres metros de alto que rodeó al gueto son los únicos recuerdos de la prisión agónica que la población judía de Varsovia sufrió entre 1940 y 1944.

Volver arriba

* LOS JUDÍOS DE SOSÚA
  En la República Dominicana

Por Alicia Benmergui

 

 

 VÉALO AQUÍ

REFUGUIADOS JUDIOS A SOSÚA (PUERTO PLATA)

Este reporte periodistico, reseña la llegada a la comunidad de Sosua en Puerto Plata (Rep. Dominicana) de 645 Judios acogídos por el gobierno de la República Dominicana.

Esta acción (1940-1945). en ella se puede observar la llegada a Sosua, las instalaciones habitaciones dispuestas para ellos y su integración a las labores productivas y sociales de la Comunidad. Al final, se puede observar una escena de la confección del que luego fuera el famoso queso Sosua.

 


*Tambo en SosúaTambo

 


Sinagoga Sosúa Archivo

Lista de las principales familias judías que se asentaron en la colonia de Sosúa:

-Arm, Jehuda & Carmen.
-Arnoldi, Moses & Margaretha.
-Bauer, Félix & Martha.
-Benjamin, Erich & Erna.
-Berger, Karl & Francisca.
-Biller, Walter & Elsa.
-Blum, Walter.
-Blut, Martin & Annemarie.
-Buck, Sigmund & Adele.
-Codik, Bruno & Irma.
-Cohn, Max & Louise.
-Cohnen, Alfred & Grete.
-Cohnen, Paul & Grete.
-Czarlinski, Leo & Filomena.
-Drucker, Wilhelm & Hertha.
-Eichen, Josef & Maria.
-Floersheim, Adolf & Johanna.
-Hauser, Erich.
-Hershkowitz Israel & Stella.
-Herzberg, Rudolf & Ilse.
-Hess, Kurt Luis & Ana Julia.
-Hirschfeld, Siegward & Maria.
-Kahane, David & Liselotte.
-Katz, Martin & Rosa Reyes.
-Kibel, Otto & Judith.
-Kirchheimer, Arthur & Ilona.
-Kirstein, Bruno & Ana Puig.
-Klein, Erich & Anita.
-Koch, Felix & Cecilia.
-Kohn, Erich & Hermine.
-Kohn, Herbert & Ruth.
-Kohn, Viktor & Sarah.
-Krosberg, Josef & Esther.
-Kuehnel, Fritz.
-Levi, Herbert & Kaethe.
-Mazur, Hans & Alejandrina.
-Meyer, Bernhard & Margarete.
-Meyerstein, Werner & Ruth.
-Milz, Josef & Bertha.
-Milz, Max & Sisa.
-Neumann, Manfred & Irene.
-Papernik, Julius & Esther.
-Papernik, Otto & Irene.
-Ratz, Alfred & Leticia.
-Reuter, Bertold & Rachel.
-Robitschek, Walter.
-Rosenzweig, Alfred & Hanna.
-Rothenberg, Erich & Frida.
-Salomon, Aaron J. & Ida.
-Schlesinger Bloch, Olga.
-Schwarz, Egon & Hildegard.
-Schweitzer, Bernhard & Charlotte.
-Strauss, Richard & Alice.
-Sygal, Erich & Rosario.
-Tauber, Salo & Susette.
-Topf, Eli & Susi.
-Wachsmann, Jakob & Aura.
-Wachsmann, Lutbert & Blasina.
-Wagner, Horst & Luz.
-Wasservogel Heinrich
  (Henry Wells) & Alice.
-Weinberg, Jacob & Emma.
-Weiss, Karl & unknown.
-Wellisch Emil & Selma.
-Wellisch, Kurt & Altagracia.
-Wolf, Lothar & Harriet.
-Wolf, Richard & Jenny.
-Yatzkan, Moses & Elizabeth.

Sosúa es una tranquila y pequeña ciudad situada en la costa norte de la República Dominicana, a 27 km. de la capital regional, Puerto Plata.

Como otros centros de esta isla caribeña, Sosúa vive especialmente del turismo, gracias a su posición entre las playas bañadas por el Atlántico y sus verdes colinas.  Pero muy pocos de los que pasan sus vacaciones en Sosúa conocen la historia de la ciudad y mucho menos como y porque fue fundada.  Para testimoniar esa historia quedan hoy una pequeña sinagoga y sobre todo un Museo Judío lleno de fotografías en blanco y negro de pioneros judíos.

Es una historia de esperanza y de coraje, que comienza en Europa en los años Treinta del siglo pasado. 

El mundo de esa época se presentaba dividido en dos partes: los países que expulsaban a los judíos y los países que se rehusaban a recibirlos (o que lo hacían por cuenta gotas)  En ese contexto en julio de 1938, el presidente norteamericano Roosevelt convocó en la ciudad francesa de Evian les Bains a una conferencia internacional en la que participaron entre otros USA, Australia, numerosas naciones europeas y algunas latinoamericanas. El tema de la conferencia: «La organización de la emigración y el reasentamiento de refugiados políticos y de las personas perseguidas por razones raciales o religiosas». La Conferencia de Evian (a las cuales, por otra parte, las organizaciones de perseguidos fueron tardíamente invitados y solo en calidad de observadores) se concluye con muchas bellas declaraciones de principios, ninguna condena hacia la Alemania nazi y casi ningún resultado concreto. Fueron poquísimos los países que se mostraron listos para favorecer la emigración y la reinstalación de los perseguidos; entre aquellos poquísimos estuvo la República Dominicana, que se declaró lista para recibir cien mil personas.

Una historia

Las organizaciones judías norteamericanas se dedicaron entonces a crear un organismo que se ocupase de resolver los problemas concretos de los traslados de los refugiados a la República Dominicana. Esa organización fue llamada “Dorsa”: Dominican Republic Settlement Association. La Dorsa negoció con el gobierno dominicano un acuerdo donde la República Dominicana garantizaba sustancialmente a estos expatriados tres cosas: 1) procedimientos rápidos para la emigración2) libertades y derechos iguales en todos los niveles de la vida civil; 3) exenciones de los impuestos para los residentes.  Por su parte la Dorsa se hizo cargo de tres cuestiones: 1) la elección de las personas que emigrarían; 2) el costo de su trasferencia; 3) la adquisición de las tierras necesarias para la reinstalación.

La elección de nuevas tierras para los refugiados recae sobre una región casi deshabitada sobre la costa atlántica de la República Dominicana.  Así en 1940 con la llegada de los primeros pioneros judíos – casi todos alemanes y austríacos – nace el pueblo de Sosúa. Sin embargo por los enormes problemas políticos y burocráticos opuestos a la emigración de sus países de origen o de los países de tránsito produjeron un resultado limitado: en 1942 vivían en Sosúa poco menos de600 judíos. Es necesario recordar sin embargo que en el mismo período la República Dominicana había provisto de 5.000 visas a los judíos que necesitaban huir de Europa para salvar su vida. Por lo tanto, aunque la mayoría de esos refugiados no se quedó y eligió trasladarse a otros lugares, esas visas salvaron a 5.000 visas.


*Colonizadores de Sosúa*

Las naves de refugiados llegaron a Sosúa desde Alemania en pequeñas oleadas sucesivas; la última llegó luego, después de la guerra, en 1947, pero esa estaba constituida por los judíos de la comunidad de Shangai. La edad de la mayoría de los habitantes de Sosúa era de 25 años. La inspiración prevaleciente era socialista: los colonos comenzaron su instalación en el lugar basándose sobre el modelo kibutziano y lo abandonaron solo más tarde para dar vida a empresas industriales en el sector lácteo y en el de la carne, empresas que constituyen hoy una voz importante en la economía de la ciudad.

En la época de su fundación sin embargo Sosúa no estaba conectada al territorio nacional por ninguna calle asfaltada y así permaneció hasta1980. Por años estos colonos vivieron en una suerte de enclave tropical semi aislado del mundo. Con coraje  procedieron a construir casas, una escuela, un hospital, una sinagoga, una biblioteca, un teatro, un banco y luego fundaron un diario.  

Sosúa atrajo a otros habitantes de la zona y se convirtió en una ciudad. Hoy en las vecindades surge un aeropuerto al que llegan millares de turistas que ignoran la historia de la ciudad. La comunidad de Sosúa cuenta ahora con pocas decenas de personas, dirigidas por un señor llamado Herman Strauss; algunos jóvenes hicieron Aliá y otros se fueron a los Estados Unidos. La memoria de los fundadores judíos de la ciudad permanece sin embargo en los nombres de algunas calles del centro, y en el nombre de la vieja escuela, que es el del primer director.

 La preservación de 60 años de archivos

 Hace muchos años, el Sosúa Jewish Museum rescató una gran cantidad de materiales relacionados con los primeros años de la comunidad de Sosúa; los documentos se habían abandonado a merced de la humedad, los insectos, el moho y otras indignidades. Pero recién en 2004, cuando el senador de Nueva York Eric Schneiderman y Vivien Weissman del American Jewish Congress se dirigieron al Museum of Jewish Heritage – A Living Memorial to the Holocaust con la idea de realizar una exhibición junto al Sosúa Jewish Museum, los materiales recibieron la atención que requerían. Antes de que los materiales pudieran examinarse para ser incluidos en la exhibición o utilizados para investigaciones, era necesario ordenarlos, limpiarlos y clasificarlos.

Luego de investigar el estado de los archivos, el Museum of Jewish Heritage dispuso que un conservador de documentos visitara el Sosúa Jewish Museum y que luego un archivista limpiara y ordenara los materiales. El resultado transformó los contenedores de archivos. Todo el material se examinó, evaluó y reorganizó en grupos lógicos. Luego se lo guardó nuevamente en contenedores especiales libres de ácido y de fácil conservación que se habían enviado a Sosúa desde Estados Unidos, y se los ordenó sistemáticamente en estantes de acero en el espacio reconfigurado, que se había limpiado y sellado mejor.

Por último, se creó un mecanismo para facilitar la búsqueda de los archivos, que describía los nuevos grupos de materiales, el contenido de cada grupo y la cantidad de documentos diversos de cada grupo. Ahora el material estaba listo para ser utilizado en futuras investigaciones y en la exhibición.


 

¿Quién nos salvará del hambre? ¿Quién nos alimentará con mucho pan?

 Y ¿quién nos dará un vaso de leche?

 ¿A quién agradeceremos? ¿A quién bendeciremos? ¡Al trabajo y a la labor!

¿Quién nos brindará abrigo cuando haga frío? Y ¿quién en la oscuridad nos ofrecerá luz? ¿Quién extraerá agua del pozo?

 ¿A quién agradeceremos? ¿A quién bendeciremos? ¡Al trabajo y a la labor!

Y ¿quién plantó árboles en el jardín? Para frutos y para sombra, toda clase y especie. Y ¿quién en los campos sembró cereales? ¿A quién agradeceremos? ¿a quién bendeciremos? ¡Al trabajo y a la labor!

 ¿Quién nos preparó una pequeña morada, una cerca para el jardín, una barda para el viñedo? Y ¿quién se esforzó y quién se preocupó, en honrar el Shabat y las festividades?

 ¿A quién agradeceremos? ¿a quién bendeciremos? ¡Al trabajo y a la labor!

Por eso trabajaremos, por eso nos cansaremos, siempre, durante los días laborables. ¡Pesado es el yugo, agradable es el yugo! Y en los momentos de ocio, entonaremos a viva voz canciones de agradecimiento, canciones de bendición al trabajo y a la labor...

Poeta Jaim Najman Bialik.

Fuentes: Marco Restelli 20/03/2013 Sosùa, Repubblica Dominicana. / Oscar Zazo, Asentamiento de los judíos en Sosúa. Caso: La familia Strauss. Tesis para optar por el título de Magister en Historia Aplicada a la Educación. PUCMM, Santo Domingo. 2012. /  Historiadora Mu Kien Adriana Sang.

Volver arriba

* VIAJES CON ALICIA BENMERGUI
  PENSANDO Y PREPARANDO NUEVOS PROYECTOS

 


OPORTO

 

 

 

 


OPORTO -Librería Lello

 


Siempre estamos pensando y preparando proyectos para todos aquellos que tienen el deseo de compartir gratas experiencias con nosotros.

Estamos trabajando en eso, mientras tanto les dejamos en compañía de algunos de los lugares que tuvimos la suerte de haber podido visitar y conocer

 


 

eSefarad

Hagshamá en la Web
www.hagshama.org.il/es


Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Comentarios y sugerencias

* RECORDANDO: l Concierto de Año nuevo lo inventaron los nazis

 



Clemens Krauss con Carl Orff en 1939

 


Hitler y Furtwangler

 

 

Fuente:
http://www.abc.es/cultura/musica/
20130312/abci-musicos-viena-nazis-represion-201303112017.html

José-Pablo Jofré / corresponsal en Berlín

Día 12/03/2013 - 13.24h

Artículo enviado por Jorge Martin Pino
España.

 

Destino de los músicos judíos

Muchos músicos de la Filarmónica de Viena acabaron sus días en los campos de exterminio y otros fueron estigmatizados como medio-judíos


Clemens Krauss, junto a Carl Orff, Rudolf Hartmann y Josef Kugler en 1939

La Filarmónica de Viena conmemoraba sus 75 años de la Anschluss («anexión») –la incorporación de Austria a la Alemania nazi el 12 de marzo de 1938– publicando un informe sobre la historia de la orquesta austriaca durante el nazismo.

En 1938, la política interviene de manera brutal en la Filarmónica: los nazis despidieron a todos los artistas judíos de la ópera estatal y disolvieron la Asociación Filarmónica de Viena», reza la introducción al informe titulado «La Filarmónica de Viena durante el nazismo (de 1938 a 1945)». El informe continúa: «Once miembros de la orquesta no despedidos y que estuvieron casados con judíos fueron estigmatizados como «Halbjuden» («semijudíos») y vivieron bajo la constante presión de cancelarse su 'permiso especial'». Una de las más llamativas conclusiones es que el Concierto de Año nuevo se «inventó» en esa época, gracias a la iniciativa de un amigo del ministro Goebbels.

Casos concretos para la vergüenza

Algunos casos recuerdan aquella vergüenza: El primer violinista de la orquesta, el jubilado Moriz Glattauer, fue deportado a la edad de 72 años junto a su esposa Anna el 14 de julio de 1942 al campo de concentración de Theresienstadt, donde murió el 2 de febrero de 1943. Su mujer, Anna Glattauer, fue llevada a Ausschwitz en mayo de 1944 y probablemente asesinada por gas.

Hugo Burghauser, primer fagot de la Filarmónica, se ve obligado a exiliarse de Austria el 12 de septiembre de 1938 y es separado de la orquesta por «fuga ilegal». Burghauser, que entró a la filarmónica en noviembre de 1919, huye primero a Toronto y luego a Nueva York donde desarrolla el resto de su carrera y muere en 1982.

El violinista de la Filarmónica Paul Fischer fue «prejubilado» por la nueva dirección de la orquesta el 23 de marzo de 1938, fueron además anuladas todas sus actividades como músico. El hijo mayor de la familia Fischer, de 26 años, muere en 1941. Le sigue su padre, el violinista: el 4 de noviembre de 1942 a los 66 años en un hospital judío de Viena.

Luego de intensas presiones por la falta de transparencia sobre su capitulo nazi, la Filarmónica encargó una investigación a un grupo de historiadores independientesformado por Bernadette Mayrhofer, Fritz Trümpi y Oliver Rathkolb y que está siendo publicado en la web de la orquesta austriaca. Según Mayrhofer, un total de trece músicos activos y otros tres jubilados fueron deportados u obligados a huir durante el nazismo; cinco miembros judíos fueron asesinados, otro murió a consecuencia del desahucio de su casa y otro falleció ante la amenaza de la deportación. Según el director de la Filarmónica, Clemens Hellsberg, «Hacía tiempo que se necesitaba una mirada desde afuera», reconociendo además «gran presión mediática».

Problemas también en la posguerra

Uno de los temas que más escándalo ha causado en la opinión publica ha sido sin embargo la postguerra de la Filarmónica: tras el fin de la guerra apenas hubo despidos de músicos nazis, que llegaron a ser más de la mitad de los 123 titulares o el hecho de haber entregado la réplica de un Anillo de Honor –la más alta distinción de la Filarmónica de Viena– al criminal de guerra nazi Baldur von Schirach cuando salió luego de 20 años de cárcel –condenado por el Tribunal de Nuremberg–, en 1966.

El amigo de Goebbels

 En base a testimonios, se ha llegado a confirmar que el trompetista nazi colaborador de la Gestapo, Helmut Wobisch –gerente de la Filarmónica entre 1954 y 1968–, habría sido quien entregó el anillo a Schirach. Y en el capítulo sobre el Concierto de Año Nuevo, tampoco se mencionaba en la web con claridad que ese espectáculo, hoy el más popular de la música clásica, se creó en 1939, en plena época nazi, por iniciativa de Clemens Krauss, un amigo íntimo del ministro de Propaganda nazi Joseph Goebbels. 

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui