* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 163
15 de Mayo de 2013 / 6 de Sivan de 5773
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

John Garfield: El actor judío que vino del Lower East Side Tenement.
La Biblia tenía razón.
Turismo - Shavuot.
Recordando: El mapa del horror nazi se ensancha.

*MILIM REVISTA DIGITAL* - Ya está en

Hacete amigo de MILIM en FACEBOOK. Hacé clic en "Me Gusta" www.facebook.com/milimcultural


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Reportaje a la Prof. Alicia Benmergui
NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA


CABA

JOHN GARFIELD El actor judío que vino del Lower East Side Tenement

 

* Homenaje a un grande del Cine Norteamericano

Por Alicia Benmergui

 

JOHN GARFIELD

*UN GRANDE DEL CINE NORTEAMERICANO*

Nombre verdadero
Jacob Julius Garfinkle

Nación en New York el 4 de marzo de 1913, murió en Nueva York el 21 de mayo de 1952. Tenía 39 años

 


John Garfield

 

 


John Garfield en el film *Cuerpo y Alma* Body and Soul

 


Clip de Body and Soul con John Garfield y William Conrad. 

Body and Soul (1947)

 VÉALO

 


Barney Ross Boxeador judío

 

 

Filmografía

Four Daughters (1938)

Swingtime in the Movies (1939)

Me convirtieron en un asesino ("They Made Me a Criminal") (1939)

Blackwell's Island (1939)

Juárez ("Juárez) (1939)

Daughters Courageous (1939)

Defendiendo mi vida ("Dust Be My Destiny") (1939), de Lewis Seiler.

Four Wives (1939)

Castle on the Hudson (1940)

Saturday's Children (1940)

Flowing Gold (1940)

East of the River (1940)

El lobo de mar ("The Sea Wolf") (1941)

Out of the Fog (1941)

Dangerously They Live (1942)

La vida es así ("Tortilla flat") (1942), de Victor Fleming.

Air Force (1943)

Show Business at War (1943) (short subject)

The Fallen Sparrow (1943)

Thank Your Lucky Stars (1943)

Destino: Tokyo (Destination Tokio)(1943), de Delmer Daves.

Between Two Worlds (1944)

Hollywood Canteen (1944)

The Horn Blows at Midnight (1945) (Cameo)

Pride of the Marines (1945)

El cartero siempre llama dos veces ("The Postman Always Rings Twice") (1946), de Tay Garnett.

Nobody Lives Forever (1946)

De amor también se muere ("Humoresque") (1946)

Screen Snapshots: The Skolsky Party (1946) (short subject)

Cuerpo y alma ("Body and Soul") (1947), de Robert Rossen.

La barrera invisible ("Gentleman's Agreement") (1947),de Elia Kazan.

Screen Snapshots: Out-of-This-World Series (1947) (short subject)

Daisy Kenyon (1947) (Cameo)

Difficult Years (1948) (narrator in American version)

La fuerza del destino ("Force of Evil")(1948), de Abraham Polonsky.

We Were Strangers (1949)

Jigsaw (1949) (Cameo)

Venganza del destino ("Under My Skin") (1950), de Jean Negulesco.

The Breaking Point (1950)

Yo amé a un asesino("He Ran All the Way") (1951) (también productor), de John Berry.

 

Fuente: http://www.jotdown.es/
2013/04/jazz-y-nazismo-
en-el-paris-ocupado

El 4 de marzo de 1913 se han cumplido cien años del nacimiento de una de las estrellas de cine más importantes de Hollywood de la década de los años 40,John Garfield (1913-1952).

Fue el hijo de un inmigrante, un obrero textil, nacido con el nombre de Jacob Julius Garfinkle en el Lower East Side Tenement (conventillo). Su madre murió cuando tenía siete años y tuvo una infancia y adolescencia difícil, por la gran pobreza que padecía la familia. Fue expulsado de la escuela en varias ocasiones. La lucha por la sobrevivencia en las calles lo llevó a involucrarse con las pandillas callejeras, lo que lo condujo finalmente a un reformatorio, una escuela especial para chicos con problemas. En sus reclusiones se interesó por el boxeo y la interpretación y evidenció un don especial para el debate, lo que posteriormente le permitió ganar un concurso a nivel estatal patrocinado por el New York Times. Luego ganó una beca por la que entró en la Escuela de Arte Dramático Ouspenskaya y un curso en un teatro de repertorio.  Cuando decidió dedicarse a la actuación fue ayudado por Jacob Ben-Ami, la gran estrella del teatro idish. En la época de la Depresión encontró su hogar con la gente de izquierda que integraba el Group Theater(Grupo de Teatro). Allí había artistas de gran talento como el dramaturgo Clifford Odets, director del Grupo y Louise Rainer (actriz en La buena tierra), Elia Kazan, Richard Conte, Jules Dassin, Frances Farmer, Lee J. Cobb, Luther Adler, etc, un conjunto de actores y directores, todos ellos ligados al cine “negro” y social más avanzado y más crítico de su tiempo

El inquieto John no pudo encontrar mejor escuela, bien dirigido, aconsejado y creciendo actoralmente en 1937 llega a Hollywood con una oferta que rechaza. Su idea era seguir en el teatro, sin embargo, una segunda proposición de la Warner lo lleva a firmar el contrato, en ese momento era la productora más "social" (la que pensaba más en el espectador como el hombre de la calle, capaz de identificarse con un cine avanzado) y para la que John rodó casi todas sus películas.  En 1938 fue contratado por la Warner, quien cambió su nombre por el de John Garfield, para intervenir en “The Four Daughters” (1938), película dirigida por Michael Curtiz protagonizada por Priscilla Lane, Rosemary Lane y Lola Lane. Por su debut consiguió excelentes críticas e incluso fue nominado para el Oscar como mejor actor secundario. 

A pesar de haber cambiado su nombre y no actuó en un rol específicamente judío hasta La Barrera Invisible en 1947, recibió una amplia cobertura en la prensa judía. Las audiencias judías vieron en Garfield al primer galán de Hollywood, que encontró en él un nuevo estilo, una manera diferente de actuar, por su temperamento altamente emocional, su sarcasmo y su carisma, atractivamente sexual. Garfield era un tipo masculino diferente a los que acostumbraba verse en la pantalla antes de la llegada de Marlon Brando. En efecto, el compañero de Garfield, Elia Kazan del viejo Grupo de Teatro, que lo dirigió en el Acuerdo de Caballeros, lo quería para darle el papel de Stanley Kowalski en la producción original de 1947 de Un tranvía llamado deseo. Si Garfield hubiera vuelto a los escenarios, habría cambiado la historia del mundo del espectáculo, sin embargo, para entonces había creado su propia compañía de producción, un equipo en gran parte integrado por gente con las mismas ideas de izquierda, con conciencia social, muchos de ellos con antecedentes similares a los suyos.

Él era un judío fuerte y guapo con una mandíbula cuadrada, torso musculoso y grueso pelo negro. Las mujeres lo amaban, y los hombres lo admiraban. No se parecía mucho a los judíos de la época, los inmigrantes o la primera generación de estadounidenses, casi todos ellos chicos de la ciudad, de barrios étnicos como el Lower East Side y Boyle Heights. A pesar de que los judíos en Europa pueden haber sido vistos como víctimas, los judíos norteamericanos rechazaron el estereotipo al servir de manera desproporcionada en las fuerzas armadas en la Primera y Segunda Guerra Mundial, sobresaliendo en el boxeo profesional, e incluso, lamentablemente, en la proliferación de la mafia. Cuando Garfield era chico, tuvo fiebre escarlatina que aparentemente le dañó el corazón, razón por la que  la Infantería de Marina lo rechazó cuando quiso alistarse para combatir en la guerra. Garfield, aunque no pudo participar en las acciones militares, parece haber hecho más por la causa de los aliados que cualquier otro actor sin uniforme. Hizo numerosos viajes al extranjero y a donde fuera para entretener a las tropas en las bases militares; cofundó la cantina de Hollywood, por lo que los militares podían mezclarse con los aspirantes a estrellas, y tomó parte en las campañas de alistamiento en películas bélicas como Destination Tokyo y Fuerza Aérea.

La prolongada investigación del Congreso sobre la presunta influencia comunista en la industria del cine, un período marcado por las listas negras y las persecuciones macartistas, probablemente contribuyó a su prematuro fin, causando el ataque al corazón que lo llevó a la muerte a los 39 años.  Garfieldfue una persona de una notable integridad, pues se negó a dar nombres siendo la estrella más grande la lista negra, con la posible excepción de Paul Robeson, un comunista. John Garfield no lo fue, lo que hizo que su negativa a dar nombres fuera un gesto aún más desinteresado ​​y heroico.

“John Garfield ganó su lugar en el panteón de los menschs al negarse a dar nombres. Un demócrata liberal y patriota, John Garfield fue un verdadero héroe en la era de la cobardía”. En palabras de su amigo, el cineasta Abraham Polonsky, Garfield "defendió su honor de chico de la calle y lo mataron por eso." Había que tener la suerte de no ser judío en el momento en que los judíos fueron el blanco del Comité de Actividades Antiamericanas y el FBI de J. Edgar Hoover. Durante los últimos quince años, en las entrevistas a varias personas que conocían a Garfield, y todos ellos, con independencia de sus creencias o acciones durante el periodo McCarthy políticos, hablaron de él como de un amigo muy querido. Todos veneraron a Garfield.

La Empresa de Garfield fundó tuvo corta vida, estaba condenada de antemano. Sin embargo, produjo las dos mejores películas que jamás se han hecho sobre el tema del boxeo, en Cuerpo y Alma (1947), dirigida por Robert Rossen con el guión de Abraham Polonsky y El Poder del Mal (1948), que Polonsky co-escribió, con el novelista Ira Wolfert. Ambos son tensos dramas urbanos, donde Garfield como un chico de la calle judía hizo de bueno (y de malo), un boxeador y un abogado de la mafia, respectivamente.

En Cuerpo y Alma, el Charlie Davis de Garfield da la espalda a la clase trabajadora de la cual proviene,  ignorando la súplica de su madre de "luchar por algo", no sólo por el dinero o la fama. En la escena clave de la película, Charlie, ahora campeón de peso mediano, está al borde de la corrupción total. Está controlado por mafiosos que le han dado instrucciones para perder la pelea más importante de su carrera. Al mismo tiempo acaba de reconciliarse con su novia (Lilli Palmer), mientras están de visita en la casa de su madre en el conventillo del Lower East Side, llega un repartidor de comida. No solo es un fan de Charlie, con gran admiración le cuenta que el "barrio entero" está apostando por él porque ganará su próxima pelea, de alguna manera personifica la conciencia de Charlie, alaba a los Estados Unidos como la tierra de la justicia y las oportunidades en la que, a pesar del terror nazi en Europa, un judío puede ser campeón.

Es un momento en el que explica la importancia que el combate tiene para su pueblo, los judíos-y tal vez - para Garfield también. Inspirado en parte por la historia del boxeador Barney Ross (así como la trama de Golden Boy ) Cuerpo y Alma fue la película más judía hecha en Hollywood desde la versión en 1927 de The Jazz Singer, El Cantor de Jazz. (Garfield no sólo desempeñó un rol explícitamente judío, en un tiempo donde no se veían muchos en la pantalla hollywoodense, sino además el de un refugiado judío alemán.) Cuerpo y Alma es también muy probablemente la película más roja que se filmó en Hollywood. Fue hecha por integrantes del Partido Comunista o simpatizantes, incluidos el director, el guionista y el productor (Bob Roberts), así como una gran parte del reparto: Anne Revere (la madre de Charlie), Lloyd Gough ("dueño" de Charlie), Canadá Lee (el adversario de Charlie y el sparring), Art Smith (padre de Charlie) y Shimen Ruskin (el repartidor de comidas y como Art Smith, un graduado de  Group Theater) La mayoría estaría posteriormente en la lista negra. Mucho antes de su lanzamiento a finales de 1947, Cuerpo y Alma  fue promovida desde el Daily Worker e investigada por el gobierno. (Los archivos del FBI no sólo identificaron a Rossen y Revere como comunistas, también se quejaron de que la representación en la película de un promotor corrupto en el ámbito del boxeo estaba presentando a "un hombre rico y exitoso bajo una mala imagen.")

Cuerpo y Alma fue un éxito de crítica. (Bosley Crowther dijo en su reseña en el New York Times, que la película con su desarrollo alcanza un nivel de excelencia que culmina en su final en un nivel nunca logrado anteriormente en ese tipo de films) También fue un éxito comercial notable para United Artists, una fábrica de hacer dinero en 1947. La película fue nominada a tres Oscar, entre ellos el de actor y guión original, ganando uno, por la edición de la película, e hizo posible la continuidad de otro film, El Poder del Mal.

En ella, Garfield interpreta a otro chico pobre que se ha levantado de la nada en las calles de Manhattan. Joe Morse es un embaucador, ambicioso abogado, que implementa un método por el cual el jefe de una banda criminal realizará una estafa que le permitirá controlar el negocio del juego clandestino apoderándose de numerosos bancos pequeños. Uno de estos bancos del Lower East Side era del desilusionado hermano mayor de Morse, que muere  por esa razón. Obviamente un film artístico, El Poder del Mal (la cual ha sido votada dentro de la Biblioteca del Nacional en el Registro de Films en 1994). Esta película denuncia a los gangsters operando en el ámbito de los negocios, 25 años antes que en el film El Padrino. El mensaje es claro, “Esto es Wall Street” se evidencia en las escenas. Gran parte de la acción se ve ensombrecida por los rascacielos del distrito financiero de Nueva York. Mientras que en el vecindario del banco de Leo, se sugiere que no hay nada más una tienda de golosinas de Ma y Pa y la lucha llevada a cabo por una fábrica de ropa.

Polonsky colocó esta historia durante la Depresión para mostrar las motivaciones que movieron a los personajes honestos envueltos en la estafa, probablemente para aplacar a los censores de la oficina Breen construyó una estructura narrativa que mostraría en un flashback a Joe Morse dando testimonio en un severo interrogatorio del Estado. Recordando inevitablemente las audiencias del Comité de las Actividades Antiamericanas (y anticipando extrañamente el destino de la estrella) este modo de mostrar fue abandonado a favor de la voz en off de Garfield explicando los hechos cuando la película llegó a los cines a fines de 1948.

Para entonces, El Poder del Mal perdió aproximadamente 20 minutos, cuando el estudio quebrado de Garfield vendió la película a la MGM, que luego se lanzó como un film de clase B. Cuerpo y Alma, por el contrario, se acortó en menos de 10 segundos, pero ese pequeño corte le costó a la película parte de su alma, transformándola en un cuento.

Hace unos años, Annette Insdorf, profesora de Columbia y autora de Sombras Indelebles, la primera historia del cine y el Holocausto, le envió a J.Hoberman, l autor del artículo de Garfield en Tablet, un mail que había recibido de Chicago, del policía Maurice Richards, en relación con aparente corte en el DVD con la versión de Cuerpo y Alma que había comprado recientemente. Elno reclamaba por el dinero que había pagado sino por la transformación de la película. En el film original cuando Charlie, con culpa, le avisa al repartidor que es una tontería apostar por él, el hombre le responde solo con veinte palabras: "En Europa, los nazis están matando a la gente como nosotros sólo por su religión. Pero aquí, Charlie Davis es el campeón " en la versión que le vendieron a Richards esas veinte palabras no estaban y solo había quedado su declaración final, "y Charlie Davis es el campeón”

La omisión, escribió el teniente Richards es "vergonzosa, indignante y deliberada. El contenido anti-nazi y hablar sobre lo que fue el Holocausto ha sido eliminado deliberadamente de la película. Las nuevas generaciones de espectadores nunca serán capaces de ver y apreciar el verdadero legado de esta gran obra de arte y su patrimonio judío "Además, pidió una investigación a fondo, de la eliminación: es importante saber cuándo, por quién y si es posible, ¿por qué se hizo esto? ".

La Profesora Insdorf hizo una serie de preguntas al teniente.( J. Hoberman pudo comprobar que el cambio no se hizo para la televisión y que la edición de 16 mm tenía las desaparecidas veinte palabras.) Finalmente, Patricia Hanson, del American Film Institute, cuenta que Republic Pictures Home Vídeo había lanzado dos versiones de VHS de Cuerpo y Alma , la versión 1986 incluye el diálogo completo, mientras que una "edición 45 Aniversario" de 1992 (anunciada como "digitalmente remasterizada del original") no lo hizo y fue idéntica a la Artisan Home Entertainment DVD comprada  por el Teniente Richards. "Debido a diversas controversias en torno a la película", señaló, "es muy probable que el corte se hizo en el original hace décadas."

Según Hoberman la explicación más razonable para el corte le fue dada por David Kehr el crítico de cine que escribe muy bien una columna semanal de DVD para el Sunday New York Times. La versión de 1992 fue probablemente remasterizada de un original exportado donde esas palabras no figuraban. Al señalar que un pequeño estudio como Enterprise no tenía distribución en el extranjero, él teorizó que quienquiera que hubiera autorizado la película desde la empresa a finales de los años cuarenta, quitaron esas palabras en deferencia hacia el mercado de Alemania Occidental. Para no causar ofensas no había en ella ni judíos ni nazis ni  Holocausto. En cualquier caso, el OliveFilms Blu-Ray, cuando ha completado el diálogo que se le había quitado, ha restituido a la película el compromiso absoluto de Garfield con su contenido, que expresaba el orgullo y la solidaridad judía de todos los que la realizaron.

El 21 de mayo de 2013, se cumplirán 61 años de la muerte de John Garfield que fue mucho más que un excelente actor, una persona íntegra y valiente. 

Volver arriba

* LA BIBLIA TENÍA RAZÓN
  Una muy vieja historia del Pueblo Judío

Por Alicia Benmergui


Austen Henry Layard

 


Imagen del Obelisco Negro

 


Obelisco Negro Rey Jehu, posternado ante rey asirio

 


Antiguos sitios asirios en Irak

 

 

*Se autorizan la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: Fuente, Autor y Nº de Revista*

 

 


ALICIA BENMERGUI


Columnista en
"Música y Vida de Israel"

Por AM 670

Escúchela los domingos de 13 a 15 hs.

 


MILIM

En ENERO
15.000 lectores..!

Para publicitar en
MILIM REVISTA DIGITAL

011- 4961-3112
Cultural@arnet.com.ar

 

 

 

Fuentes :www.bible-history.com. NINEVEH AND ITS REMAINS, Austen Henry Layard

En estos próximos días los judíos celebraremos la festividad de Shavuot, que conmemora el Pacto de la Alianza entre Dios y el Pueblo de Israel, en Sinaí, con la entrega a Moisés, al Pueblo Judío, de la Torá, de la Ley. La Torá son los cinco primeros libros que componen la Biblia, que también son llamados Pentateuco. La Torá y su contenido, con algunos otros textos bíblicos, han dado también origen al cristianismo y al Islam.

Pero la Biblia añadió otro rol al del contenido religioso que posee, a mediados del siglo XIX, cuando se creía que era solo un texto de carácter ritual, un acontecimiento demostró que entre otras cosas, en la Biblia, existía un enorme caudal de información histórica que ponía luz sobre un pasado remoto totalmente ignorado hasta ese entonces.

Austen Henry Layard fue un funcionario inglés enviado a Constantinopla por la cancillería británica en 1841, en algunos textos se dijo que en realidad una de sus tareas era vigilar que estaban haciendo allí otras potencias europeas, además del mismo Imperio Otomano. En un momento dado en un viaje hacia Ceilán se desvió para ver los sitios arqueológicos de Asia Menor, copiando inscripciones cuneiformes pues era un apasionado aficionado a la arqueología. Decidió quedarse en Irak donde se dedicó al estudio del árabe y en 1845 Layard convenció a Canning para que apoyara la excavación de un montículo en Mosul (Nimrud, antigua Kalhu) – para ganarle a los franceses.

En ese momento, ingleses y franceses no solo competían por los dominios de territorios coloniales, también tenían el afán de apoderarse de los principales tesoros históricos y culturales que se hallaban en esos sitios y enviarlos a sus capitales para exhibirlos como demostración de su poder. Es así que en 1841,Paul Emile Botta se hizo famoso por su descubrimiento del palacio de Sargón en las ruinas de la antigua Khorsabad. Fue nombrado Agente Consular en la ciudad de Mosul, que era una provincia otomana de la Mesopotamia. Este era parte de un proyecto secreto para descubrir las ruinas de la antigua Nínive. Botta comenzó a excavar en los montículos de Kuyunjik, y más tarde se trasladó con los excavadores a otro montículo que creía que era Nínive, pero resultó ser la antigua Khorsabad, la capital del rey Sargón II. Encontró el magnífico palacio de Sargón, que tenía casi 1km. cuadrado. Los objetos descubiertos fueron enviados a París, al Louvre en Francia. Un gran cargamento se hundió en el mar y se perdió después de varios intentos por recuperarlo.

Por su parte Layard con los descubrimientos que realizó, especialmente con el “Obelisco Negro” se convirtió en el más famoso de los arqueólogos que descubrieron las ruinas de la antigua Asiria. De hecho, muchos se refieren a él como el "Padre de Asiriología". La razón es porque allí desde 1845-1851, descubrió dos importantes capitales del imperio asirio, Nínive y Cala. Entre las ruinas se descubrieron los palacios de los cinco reyes asirios, los cinco que son mencionados por su nombre en la Biblia. Él comenzó a excavar en el de Nimrud (antigua Calah) el 8 de noviembre de 1845. Descubrió los palacios de los reyes Assurnasirpal, Salmanasar III, Tiglat-pileser, Adadnirari y Esarhadón.

El Obelisco Negro se encontraba en el palacio de Salmanasar III. Fue una hazaña increíble lograr transportar ese obelisco al Museo Británico. En Koujunjik en 1849 Layard descubrió el palacio de Senaquerib, allí los descubrimientos más notables fueron las imágenes de asedio de Laquish y la gran biblioteca de Asurbanipal, donde se excavaron y fueron halladas más de 30.000 tablillas cuneiformes y cilindros de arcilla. Las tabletas estaban organizadas por temas, similares a las bibliotecas de hoy en día. Los ladrillos horneados eran lo suficientemente resistentes para soportar los estragos del tiempo y proporcionar un enorme caudal de información sobre la sociedad asiria, sobre la educación, la religión, creencias, negocios y sobre todo su tiempo.

Había sido un viaje a los tiempos remotos que permitió aumentar el conocimiento de un pasado tan lejano y antiguo de un modo considerable y descubrir el maravilloso arte asirio tan diferente a todo lo conocido en ese entonces y los antecedentes de mucho de lo visto y hallado en las ruinas de la antigua Persia. Asurbanipal (668-626 aC) fue el último gran rey de Asiria, que fue contemporáneo de Manasés, de Israel y de Josías, rey de Judá.

Cuando Layard descubrió un maravilloso obelisco de piedra caliza de color negro que ahora se conoce como el Obelisco Negro de Salmanasar III, no tenía idea de lo que realmente había encontrado. Tampoco tenía manera de descifrar la escritura cuneiforme, pero observó muy bien las imágenes talladas en sus cuatro caras. Los obeliscos eran monumentos de piedra o estelas que se hacían en las sociedades del mundo antiguo, para su exhibición pública en honor de personajes muy importantes en esas sociedades, especialmente reyes, sacerdotes, o de ese mismo nivel de autoridad o prestigio. Además de la narración de sus méritos y hazañas, ensalzando todas sus virtudes para la población y la posteridad, esta era una tradición mesopotámica desde tiempos de los súmeros.

Cuando un especialista investigó este descubrimiento, logró determinar que era un monumento de uno de los reyes más grandes en el mundo antiguo,Salmanasar III que había gobernado en la antigua Asiria, alrededor del año 850 antes de nuestra era. También estableció que una de las imágenes era de Jehú, rey de Israel, humillándose ante el todopoderoso monarca con su rostro apoyado en el suelo... Era el mismo Jehú que se menciona en la Biblia. El Obelisco Negro en realidad tiene 20 paneles en relieve, tallados a mano, 5 en cada lado, de arriba a abajo con la escritura cuneiforme a su alrededor.

Las inscripciones cuneiformes contienen detalles sobre las campañas de guerra de Salmanasar y el tributo de reyes vasallos. Cada panel contiene las imágenes talladas de cinco reyes ofreciendo tributo y demostrando sometimiento al rey de Asiria, Salmanasar III. El panel que representa a rey Jehú, y la narración de las inscripciones demuestran que se trata del mismo Jehú que se menciona en la Biblia, el Rey de Israel en el año 850 a.n.e. El descubrimiento de Layard sería la primera y única imagen de un verdadero rey hebreo que se menciona en la Biblia en todos los descubrimientos arqueológicos.

Las inscripciones cuneiformes dicen:

"El tributo de Jehú, hijo de Omri: recibí de él la plata, el oro, un cuenco de oro, un jarrón de oro con fondo puntiagudo, vasos de oro, cubos de oro, estaño, con una plantilla de un rey [y] lanzas."

Layard contó como fue el descubrimiento: "Monté mi caballo, pero apenas había abandonado el montículo cuando descubrieron la esquina de un monumento de mármol negro que resultó ser un obelisco que tenía alrededor de seis pies y seis pulgadas de altura, caído sobre un lado, a tres metros bajo la superficie”. Envió un árabe rápidamente para anunciar el descubrimiento“, a mi regreso encontré completamente expuesto a la vista, un obelisco rematado en una forma escalonada, descendí con entusiasmo en la zanja, y quedé inmediatamente. impresionado por su apariencia singular, y la antigüedad evidente del notable monumento que se hallaba ante mis ojos. Nos levantamos y rápidamente lo sacaron fuera de las ruinas. A cada lado había cinco pequeños bajorrelieves, y por encima, por debajo, y entre ellos había una inscripción que estaba en un buen estado de conservación. El rey estaba representado dos veces acompañado por sus cortesanos, un prisionero estaba a sus pies, y su visir y eunucos aparecen trayendo cautivos y oferentes que llevan vasos, chales, bloques maderas valiosas, colmillos de elefante, y otros objetos de tributo, y que llevaban también varios animales, entre los que había un elefante, un rinoceronte, dos camellos con dos jorobas, un toro salvaje, y varios tipos de monos. En un bajorrelieve había dos leones de caza y un ciervo en un bosque, probablemente para denotar el carácter de uno de los países conquistados por el rey. De los animales representados, especialmente el camello de dos jorobas, y el elefante, se puede observar que son de la India, no son especies de origen africano.

Es natural conjeturar que el obelisco fue esculpido para conmemorar la conquista de las naciones hacia el este de Asiria, en los confines mismo de la península India. El nombre del rey, cuyos hechos que registra, era el mismo que en el centro de los toros." - Austen Henry Layard.

Este descubrimiento causó una enorme conmoción pública en su tiempo, confirmaba el relato bíblico, la existencia de todo lo que se hallaba allí y la representación de Jehú, el rey israelita cuya historia y la de sus actos se halla narrada en la Biblia. En este caso una importantísima evidencia de la historia de los israelitas se halló entre las ruinas de la que había sido el poderoso imperio asirio, en un palacio que se hallaba en el norte Iraq.

Volver arriba

* VIAJES CON ALICIA BENMERGUI
  PENSANDO Y PREPARANDO NUEVOS PROYECTOS

 


OPORTO

 

 

 

 


OPORTO -Librería Lello

 

 

 

 

 


Siempre estamos pensando y preparando proyectos para todos aquellos que tienen el deseo de compartir gratas experiencias con nosotros.

Estamos trabajando en eso, mientras tanto les dejamos en compañía de algunos de los lugares que tuvimos la suerte de haber podido visitar y conocer


FILADELFIA

 

 

15 de mayo de 2013  SHAVUOT  6 de Svan de 5773

Shavuot- Zman Matan Toratenu,  conmemora la entrega y la recepción de la Torá, a todo el Pueblo Judío, por esa razón es una ocasión alegremente  festiva. Es también una fiesta de peregrinación, donde se recuerda que  los judíos llevaban al Templo, en Jerusalem los primeros frutos de la tierra y el campo como señal de agradecimiento de la protección Divina. Se consumen alimentos lácteos por la misma razón, por festejar los frutos del campo.  SE lee la Meguilá de Ruth la moabita, y se recita este poema

Antes que las palabras del Dios Supremo
Hoy sean leídas
He de entonar sólo algunas estrofas.
Pues aunque los cielos fueran de pergamino 
Y cada junco, cada espiga, cada brizna de hierba, 
Fuera la pluma de un escriba; 
Aunque de tinta estuvieran colmados los océanos 
Y fueran poetas todos los hombres de la tierra, 
Su maravillosa, su gloria infinita 
Nadie será capaz de describir.

Fuente;Una historia  de la Experiencia Judía. Leo Trepp.Ediciones Seminario Rabinico Latinoamericano. 

 


 

eSefarad

Hagshamá en la Web
www.hagshama.org.il/es


Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Comentarios y sugerencias

* RECORDANDO: El MAPA DEL HORROR NAZI SE ENSANCHA*

 


Impresionante muro de víctimas, en el Museo del Holocausto de EE UU, en Washington.



Hartmut Berghoff

 

 

 

 

Fuente:El País España Cultura
Marzo 05/2013

Un estudio del Museo del Holocausto de Washington

 

Un estudio del Museo del Holocausto de Washington cifra en 42.500 los campos de la muerte, centros de trabajos forzados y guetos judíos implantados por Hitler Yolanda Monge Washington

Existen los grandes e infames nombres que siempre conformaron la cartografía del horror: Auschwitz, Dachau, Treblinka, Varsovia. Y luego viene el vasto e interminable universo de grandes, medianos o pequeños campos de concentración y guetos que formaron el corazón del régimen nazi.

Ahora, un estudio elaborado por investigadores del Museo del Holocausto de Estados Unidos en Washington ha cifrado en 42.500 los centros de la tortura, el sufrimiento y la muerte pensados y puestos en marcha por los nazis.

El total es tan inmensamente superior al que se creía hasta ahora que puede que la historia del Holocausto esté a punto de ser reescrita. De hecho, el hallazgo realizado por Geoffrey Megargee y Martin Dean —principales responsables del proyecto— es de tal envergadura en los números que aporta que ha caído como una auténtica bomba entre los especialistas del horror nazi y la solución final.

Según Megargee y Dean, entre 15 y 20 millones de personas murieron o fueron prisioneras en algunas de las instalaciones que el régimen nazi creó en Alemania o en sus países ocupados desde Francia a Rumanía, y que ahora se identifican en una gran enciclopedia cuyo último volumen está previsto que vea la luz en 2025. Los lugares ahora documentados no solo incluyen centros de la muerte, sino también 30.000 campos de trabajo forzado, 1.150 guetos judíos, 980 campos de concentración, 1.000 campos de prisioneros de guerra, 500 burdeles repletos de esclavas sexuales para los militares alemanes y miles de otros campos cuyo uso era practicar la eutanasia en los ancianos y enfermos, practicar abortos y germanizar a los prisioneros.

Hartmut Berghoff, director del Instituto Histórico Alemán en Washington, explica que cuando el Museo del Holocausto comenzó esta meticulosa investigación, “se creía que el número de campos y guetos estaba en los 7.000”. Partes enteras de la Europa en guerra se convirtieron en agujeros negros de muerte, tortura y esclavismo con la creación de campos y guetos durante el reinado de brutalidad de Hitler entre 1933 y 1945. “Ahora sabemos cómo de densa fue esa red, a pesar de que muchos campos fueran pequeños y tuvieran una vida corta”, explica.

Partes enteras de la Europa en guerra se convirtieron en agujeros negros de muerte, tortura y esclavismo con la creación de campos y guetos durante el reinado de brutalidad de Hitler entre 1933 y 1945.

En un principio, los campos se construyeron para encerrar a los oponentes políticos del régimen, pero a medida que el nazismo se extendía como un cáncer por Europa, no solo se dio caza a los judíos sino también a gitanos, homosexuales, polacos, rusos, comunistas, republicanos españoles… Dependiendo de las necesidades de los nazis, los campos y los guetos variaban de tamaño y de organización, concluye el estudio.

El mayor gueto de triste fama es el de Varsovia, que durante su mayor ocupación albergó a 500.000 personas. El campo más pequeño identificado ahora por los investigadores del Museo del Holocausto tenía a una docena de personas realizando trabajos forzados en München-Schwabing (Alemania).

La investigación se ha alargado 13 años, a lo largo de los cuales las cifras del horror fueron creciendo sin parar a manos de los especialistas... hasta llegar a esos 42.500. El mapa que dibujan estos números ofrece una fotografía en la que literalmente no se podía ir a ningún lugar de Alemania sin encontrarse con un campo de trabajo o de concentración.

Durante años, muchos investigadores han centrado su trabajo en sacar a la luz a todas las víctimas del Holocausto, que muchos consideraban que era muy superior a la que se cita en los libros de texto. El número de judíos víctimas del nazismo se cifra en seis millones.

El hallazgo es un argumento más para combatir a los revisionistas y negacionistas del Holocausto.La investigación no solo abre la puerta a un nuevo capítulo de lo que la terminología nazi denominó la solución final, sino que posibilitará a los supervivientes del Holocausto presentar demandas o recuperar propiedades que les fueron robadas. Hasta la fecha, muchas peticiones a las compañías de seguro eran rechazadas porque las víctimas decían haber estado en un campo del que no se tenía registro. Eso acaba de cambiar. Aunque en opinión del profesor Berghoff, decir que la historia se va a reescribir sería “una exageración”. “La historia del Holocausto y su dimensión ya se conoce de sobra. Pero estamos sabiendo nuevos detalles, lo que es muy importante y deja los contornos mucho más claros”, apunta.

El trabajo ha recopilado documentación aportada por más de 400 investigadores e incluye también relatos de primera mano de las víctimas que describen con precisión cómo funcionaba el sistema y cuál era su propósito. Para algunos analistas, el hallazgo no solo es una herramienta fundamental para estudiosos y supervivientes sino un argumento más para combatir a los revisionistas y negacionistas del Holocausto.

El caso personal de Henry Greenbaum, superviviente del Holocausto, de 84 años y que vive a las afueras de Washington, queda recogido en la investigación del Museo. Es un claro ejemplo de la amplia variedad de sitios que los nazis utilizaron para aniquilar a los que consideraban enemigos de su doctrina. Greenbaum pasa hoy sus días mostrando el Museo del Holocausto a los visitantes. En su brazo está tatuado el número que el régimen le asignó: A188991. Su primera reclusión fue en el gueto de Starachowice (en su Polonia natal), donde los alemanes le encerraron a él y a su familia junto a otros habitantes judíos en 1940. Greenbaum tenía entonces 12 años.

Su familia fue enviada a morir en el campo de Treblinka, mientras él y su hermana fueron destinados a un campo de trabajos forzados. Su siguiente destino fue Auschwitz, de donde fue sacado para trabajar en una fábrica —también en Polonia— y después enviado a otro campo de trabajo en Flossenbürg, cerca de la frontera checa. Con 17 años, Henry Greenbaum había pasado por cinco encierros distintos e iba camino del sexto campo cuando fue liberado por los soldados norteamericanos en 1945.

 

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui