* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 162
30 de Abril de 2013 / 20 de Iyar de 5773
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Jazz y Nazismo en el París ocupado.
Zygmunt Miłoszewski. (Piotr Perzyna ) Una mentira inspira su último libro.
Jan Karsky: Héroe de la Humanidad.
Lag Ba'Omer Recordando: la Sinagoga de Livorno.

*MILIM REVISTA DIGITAL* - Ya está en

Hacete amigo de MILIM en FACEBOOK. Hacé clic en "Me Gusta" www.facebook.com/milimcultural


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Reportaje a la Prof. Alicia Benmergui
NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA


CABA

JAZZ Y NAZISMO EN EL PARÍS OCUPADO

 

* LA GUERRA INTRODUJO EL JAZZ EN EUROPA

Publicado por
Manuel Recio

 

Artículo enviado por Jorge Martín Pinos desde Gijón- España

 

 

 

 


 

 



En la Terraza del Café de la Paix

 

 


Swing Heil

 

 



Kurt Weill

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.jotdown.es/
2013/04/jazz-y-nazismo-
en-el-paris-ocupado

La guerra introdujo el jazz en Europa 

Esta afirmación, por chocante que pueda resultar, es tan real como paradójica. Los soldados norteamericanos que lucharon en la Primera Guerra Mundial no solo portaron sus armas, sino también su música al viejo continente. Las unidades militares a menudo se hacían acompañar de bandas, generalmente formadas por negros, que interpretaban marchas y ragtimes. La del 369º Regimiento de Infantería, los Hellfighters, destinados en Francia y dirigidos por el teniente James Reese Europe, interpretó en 1918 números sincopados tanto para militares aliados como para civiles galos. Gracias a grupos como ellos, eljazz llegó a territorio europeo con algunos años de retraso, pero de manera triunfal. Es curioso cómo, a pesar de ser una música popular de origen afroamericano, enseguida gozó de la admiración de las clases más pudientes. Artistas e intelectuales vieron en el jazz un signo de modernidad.


Oficiales nazis en los Campos Elíseos.

En principio, Inglaterra, Francia y Alemania fueron los países donde más rápidamente se asentó. Durante los años 20, Berlín se erigió en la capital europea del jazz debido a su intensa actividad nocturna en cabarets y salas de baile. El Wild-West-Bar programaba hasta seis bandas de jazz en una misma noche. En los 30, ese privilegio correspondió a París. Los músicos, escritores y pintores de Montparnasse acudían al Club Bobino para ver cómo la afamada bailarina negra Josephine Baker se desnudaba a ritmo de charlestón. Music-halls, tabernas, bistrós o nightclubs de la Ciudad de la Luz, enloquecían con los sonidos negros venidos del otro lado del Atlántico. 

El jazz se benefició de los movimientos literarios y asimismo inspiró a poetas y bohemios. La locura era tal que el distrito de Montmartre era conocido por entonces como el “Harlem de Europa”.

Al mismo tiempo, en el período de entreguerras, muchos músicos norteamericanos y pequeñas orquestas se lanzaron a la conquista europea. La llegada de la Original Dixieland Jazz Band causó furor en el Londres de 1919. Ese mismo año, la Southern Syncopated Orchestra trajo por primera vez aSidney Bechet a París. Sería el inicio de una serie de constantes visitas a la ciudad. Otros artistas, bien huyendo de la Ley Seca o atraídos por el dinero y la fama, se ganaron el respeto del oyente europeo. Nombres como Louis Armstrong o la orquesta de Duke Ellington alcanzaron una inmensa popularidad en Europa durante esa época, antes incluso que en Estados Unidos. Además, a medida que el jazz se hacía más bailable —la Era del Swing— los salones y hoteles de las grandes capitales se rindieron a los encantos de un estilo que caló hondo entre la juventud europea. El jazz conectaba con la gente, era diversión, pero también libertad. 

Hot Club de France

 En 1931 nace en París el Jazz Club Universitaire, que más adelante se transformaría el Hot Club de France, la primera sociedad de fans creada en torno al jazz. A su amparo, los jóvenes franceses se reunían para escuchar grabaciones americanas, hacer críticas y formar las incipientes orquestas. Las primeras publicaciones periódicas de jazz surgieron en París. En 1934 el críticoHugues Panassié, presidente del Hot Club, fundó Le Jazz Hot, revista fundamental para la difusión del jazz en Europa, que toma el testigo de la pionera La Revue du Jazz, creada en 1929. Las reseñas y los textos publicados en sus páginas contribuyeron a aumentar el conocimiento del jazz por parte de los aficionados europeos.

Pero la importancia del Hot Club radica en que sirvió como plataforma de difusión a unas jam sessions informales que se llevaban a cabo en el Hotel Claridge parisino. Allí tocaban un violinista llamado Stephane Grapelli y un guitarrista belga de origen gitano de nombre Django Reinhardt. La asociación de ambos dio lugar en 1934 al Quintette du Hot Club de France, una combinación de swing y ritmos autóctonos (gipsy-jazz), que muchos autores cifran como la mayor aportación europea a la historia del jazz. La popularidad del quinteto trascendió fronteras francesas y se extendió por toda Europa. Sin embargo su ascenso se vio interrumpido por el estallido de la Segunda Guerra Mundial. La banda tenía programadas actuaciones en Inglaterra justo en el momento de declararse la guerra en septiembre de 1939. Grappelli se quedó en Londres, pero Reindhart, que no hablaba nada de inglés, volvió a la capital francesa. “Mejor estar atemorizado en tu propio país que en cualquier otro”, confesó. 

El 14 de junio de 1940 los nazis ocuparon París. La ciudad oscureció, las enormes luces rojas del famoso Moulin Rouge se apagaron. Los cabarets de Montmartre y Montparnasse languidecieron. La actividad artística degeneró…

Música degenerada

Ya en la Alemania prenazi el jazz tuvo sus detractores. Seigfried Wagner, hijo del célebre compositor, lo definió en 1925 como un “ruido bárbaro”. Una década antes, el káiser Guillermo había prohibido a sus oficiales cualquier baile negro por su carácter grotesco. No es de extrañar, por tanto, que con la llegada del nazismo, el jazz estuviera en el punto de mira. Todo arte judío, comunista, homosexual o negro se calificó como “degenerado”. El término alemán entartete, con origen en la psicopatología clásica, fue acuñado por el psicoanálisis para hacer referencia a la degeneración o enfermedad mental. Sin embargo, los nazis lo utilizaron para designar todo lo que no siguiera los preceptos estéticos establecidos de la raza aria, es decir, todo lo que no fuera alemán. Presentarlo como un término médico —aunque totalmente distorsionado— otorgó al movimiento una autoridad moral para conseguir mayor aceptación entre el pueblo.

En 1938 se organizó en Munich una exposición llamada Entartete Musik (música degenerada), en la que se exhibían y ridiculizaban piezas de compositores modernos, vanguardistas, de influencia judía o extranjera. Por supuesto se incluía el jazz. Estábamos en plena Era del Swing. La libertad musical, el desenfreno y rebeldía del swing, así como sus connotaciones sexuales, chocaron de lleno con los preceptos totalitarios de Hitler. Si algo distinguía al nazismo era la búsqueda de la pureza racial, por lo que una música afroamericana que además contaba con grandes intérpretes judíos —en ese momento triunfabaBenny Goodman como “Rey del Swing”, un hijo de emigrantes judíos nacido en Chicago— no podía ser vista con buenos ojos por los ideólogos del régimen. 

Además, de manera sorprendente muchos autores germánicos contemporáneos también fueron calificados como entartete musik, ya que se dejaron seducir por los ritmos del jazz. El compositor austríaco Ernst Krenek es un claro ejemplo. Había estrenado en 1927 la obra pionera Jonny Spielt Auf (traducida como Jonny empieza a tocar), que se ganó el título de “la primera ópera de jazz en el mundo” y que obtuvo un gran éxito de público. Pero el personaje principal era un violinista negro que tocaba jazz y ragtime. A pesar del catolicismo y su buena reputación como prototipo de artista renovador, la obra se marcó como “degenerada”. 

Más sangrante aún es el caso de Kurt Weill. En 1928 publicó Die Dreigroschenoper (La ópera de tres centavos, también traducida como La ópera de cuatro cuartos), escrita en colaboración con el escritor Bertolt Brecht. La obra, de marcada influencia jazz, requería de un combo de 15 músicos para interpretar el libreto. Uno de los números más famosos era Mackie Messer (popularizado como Mack the Knife), que no tardó en incorporarse al repertorio del jazz y ser inmortalizado por grandes como Louis Armstrong, Ella Fitzgerald o Frank Sinatra. Antes de su prohibición por el régimen nazi, la ópera se tradujo a 18 idiomas y se representó más de 10.000 veces en toda Europa. 

Pero el delito de Weill no fue solo componer una ópera de jazz sino también nacer judío. Por ello se ganó el título de “degenerado” y tuvo que exiliarse a Francia.

Volver arriba

ZYGMUNT MILOSZEWSKI (Piotr Perzyna)


UNA ANTIGUA MENTIRA INSPIRA SU ULTIMO LIBRO

Para conocer un lugar, hay que  mirar a sus detectives: la lujuria y la codicia de San Francisco se han expresado en el detective Sam Spade y las calles mojadas de la Londres Imperial de fines de siglo XIX han creado a un loco drogadicto como Sherlock Holmes.

Kurt Wallander es tan sombrío y dado a los terrores existenciales como la campiña sueca y sus hábiles policías. Y París es el inspector Maigret. Ahora Varsovia, también, tiene su duro emblema en el ministro Teo Szacki, un sismógrafo humano que hábilmente registra todos temblores históricos de Polonia. Los crímenes que debe resolver, entonces, están ocultos no sólo por el misterio, también por ocho décadas de tensión y trauma de malestar antisemita, también post-comunista.

 Creador de SzackiZygmunt Miłoszewski, ex editor de la edición polaca de la revista Newsweek, está sintiendo el peso de la historia tan agudamente como su personaje cansado del mundo. A pesar de que insiste en que el único propósito de un thriller es hacer que el lector esté deseoso de pasar rápidamente las paginas para saber que va a pasar y como termina la historia. Ha decidido sumergir a su héroe en la sórdida historia profunda, en el doloroso pasado.  La primera novela de suspenso de la serie de Szacki, fue publicada  en Polonia en 2007 y traducido al Inglés en 2010, es rica en tramas que involucran a los cuadros en gran medida enjuiciados e inmensamente poderosos de ex agentes comunistas. Los hombres despiadados que formaban parte de la policía secreta y que durante la transición política se transformaron magnates financieros. Cuando salió el libro, Miłoszewski se encontró en la extraña posición de ser elogiado por algunos admiradores inverosímiles.

 "Durante un tiempo," dijo, "yo era el escritor favorito de la derecha nacionalista, antisemita," para quien el hecho de que muchos de los crímenes de los comunistas han quedado impunes sirve como prueba de una conspiración entre el ancien régime y sus posibles herederos, Lech Walesa y sus compañeros de la Solidaridad. Por absurdo que el reclamo sea, tiene sus raíces lo suficiente instaladas en la psique contemporánea polaca como un cliché innegable. Pocos en la izquierda, dijo Miłoszewski, incluyendo muchos de sus colegas periodistas, se preocupaban de revisar y tratar en cualquier novela, incluso en una historia de detectives, en modo alguno, de investigar el turbio mundo de los comunistas.

Esto le gusta mucho a Miłoszewski. Su misión, dijo sobre los pierogis en un popular café de Varsovia fue "para golpear la cara polaca feliz, sonriente, orgullosa de su historia. Eso es lo que los artistas deben hacer. Si quieres estar orgulloso de la historia de tu país, debes estar avergonzado de lo que estaba mal. "

Con la novela Enredo vendiendo rápidamente, Miłoszewski fue en busca de algo que estaba mal en la historia de Polonia. Naturalmente, pensó en los Judíos. Así nació un “Grano de Verdad” -“A grain of Truth” publicada en 2011 y que se convirtió instantáneamente en un best-seller. 

Al comienzo de la novela, Szacki, después de haber destruido su matrimonio y saboteado su carrera, se traslada a un pequeño pueblo en el sur de Polonia en busca de una vida idílica en las calles tranquilas, en los verdes campos y donde es escasa la maldad. Los cadáveres, sin embargo, pronto comienzan a aparecer. Para empeorar las cosas, los asesinatos todos parecen ser recreaciones de antiguos libelos de sangre: algunos recurren a método de  los cuchillos de carnicería kosher, otros en barriles de pinches clavados, el supuesto método por el cual los judíos habían drenado la sangre de niños cristianos inocentes. La iglesia local también posee una pintura del siglo XVIII  mostrando judíos asesinos y niños mártires, lo que hace que todos en el pueblo sospechen que los asesinatos son o bien el trabajo de judíos que han decidido tomar venganza por las persecuciones sufridas y los pogroms que han experimentado de sus vecinos polacos o de los antisemitas que tratan de inculpar a judíos de una forma particularmente horrible. 

Szacki, sin embargo, sabe más.  Él sospecha que el carácter que revisten estos asesinatos rituales "son sólo una cortina de humo. Para llegar a la verdad, tiene que abrirse camino a través de la historia. Eso, dijo Miłoszewski, no es sólo el trabajo del detective, sino también del escritor. Antes de la guerra, dijo, "la verdad es que en la vida cotidiana. Había prejuicios, hubo incluso odios, pero los judíos y los no judíos eran vecinos. Entonces, de repente, la vida cotidiana desapareció, y todo lo que quedó fueron los prejuicios. Y ahora, la verdad es que las personas no tienen suficiente conocimiento sobre como esto ha acontecido".

 Además de ser un misterio de primer nivel con un protagonista complejo y con bastante sentido del humor para matizar la historia, que ilumina hasta el día más negro, Un Grano de Verdad es también, al menos en parte, interesante para quienes quieren aprender.  Entre sus personajes hay un rabino joven y carismático, y la trama es propulsado hacia adelante no sólo por la narración magistral, sino también por un sentido de pérdida, de lo que se ha ido y nunca volverá. "Hay una gran diferencia entre  lo que se siente por las víctimas del Holocausto y el sentimiento de pérdida para la ciudad, a lo que fue la estructura de como estaba constituida", dijo Miłoszewski. "Antes había un barrio judío aquí, restaurantes judíos, gángsteres judíos, tiendas judías. Todos se han ido. Todo esto, la vida cotidiana se ha ido ".

 Y no hay mejor defensor de todo lo que se ha perdido que Szacki. Hizo de este hombre un fiscal, Miłoszewski dijo que para él era plantarse firmemente en un terreno ideológico muy rígido. "Un fiscal es más complejo que un simple policía", dijo Miłoszewski. "Un policía siempre es gris y está en el lado de los buenos, pero tiene que hacer frente a los malos, por lo que la línea que los separa es muy tenue. Un fiscal está más cerca del juez  que de  la policía. Lo único que quiere es justicia. Él no hace ofertas "Tal absolutismo moral es la mayor herramienta de Szacki. Sin  inmutarse por el sonido y la furia a su alrededor, obstinadamente hace su trabajo y hace caso omiso de todas las distracciones, de las oficinas políticas y de la crueldad de los medios de prensa. Cuando un periodista por ejemplo le pregunta si él es un antisemita, en un intento de hacerle perder la calma, Szacki resopla : "Si usted es un judío, entonces sí." Sam Spade no podría haberlo dicho mejor, explicó el escritor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por
Alicia Benmergui

 

LIBROS

El escritor polaco Zygmunt Miłoszewski explica cómo una antigua mentira ha inspirado su último libro
- recientemente disponible en Inglés - y reflexiona sobre la historia cargada de Judíos en Polonia

LIBROS

 

 

Zygmunt Miłoszewski

Ex editor de la edición polaca de la revista Newsweek

“A GRAIN OF TRUTH"

"UN GRANO DE VERDAD"

 


Zygmunt Miłoszewski


Vea este video

Fuente: Tablet MagazineBy Liel Leibovitz|April 18, 2013

 

* LAG BA'OMER
  18 de Iyar

*Se autorizan la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: Fuente, Autor y Nº de Revista*


MILIM

En ENERO
15.000 lectores..!

Para publicitar en
MILIM REVISTA DIGITAL

011- 4961-3112
Cultural@arnet.com.ar

 

Corresponde a una celebración que se realiza el 18 de Iyar y que en la cuenta de Omer, los días que transcurren entre la finalización de Pesaj y la celebración de Shavuot, corresponde al día 33 en esa cuenta. 

Es una festividad muy particular porque ese día se corta la tristeza y el pesar de los días de Omer y los judíos realizan varias festividades en una fecha.  Todas ellas de diferente carácter, mística porque se conmemora el aniversario de Rabí Shimón Bar Yojai. Otra que festeja el fin de la peste que asolaba a los discípulos de Rabí Akiva y otra que celebra una victoria contra los romanos que habían tenido las tropas de Bar Kojba,. 

Mientras numerosos judíos peregrinan a Zfat, a homenajear a Shimon Bar Yojai, otros, los chicos se disfrazan de romanos y juegan con las flechas y se encienden hogueras. Un profundo significado histórico, que el judaísmo no quiso recordar tal vez se esconde tras esta celebración. Fue la terrible derrota sufrida por los insurrectos judíos capitaneados por Bar Kojba y que terminó en la batalla de Betar con miles de judíos muertos y sus sobrevivientes vendidos como esclavos en Roma. Bar Kojba y Rabí Akiba, su mentor que había creído aquel era el Mesías fueron ajusticiados con mucha crueldad por los romanos y tal vez los judíos no desearon que ese dramático momento fuera recordado en transcurso del tiempo.


ALICIA BENMERGUI


Columnista en
"Música y Vida de Israel"

Por AM 670

Escúchela los domingos de 13 a 15 hs.

Volver arriba

 

eSefarad

Hagshamá en la Web
www.hagshama.org.il/es


Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Comentarios y sugerencias

* RECORDANDO: LA SINAGOGA DE LIVORNO ITALIA

Por Alicia Benmergui

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue considerado el más bello de Europa

 

La Sinagoga de Livorno, era considerado el templo más bello de Europa, en 1789 (el 5550 año judío), fue construida a mediaos del siglo XVII, luego de numerosas ampliaciones y reconstrucciones, había llegado al máximo de su esplendor. 

Fue otra víctima de la furia devastadora del último conflicto mundial. En el 2009 aunque solo virtualmente este templo volvió a la vida. Todavía quedaban fotos en blanco y negro de aquel edificio, que era considerado el orgullo no solo de la comunidad judía, sino también de toda la ciudad y conocido en todo el mundo. La historia cuenta como el príncipe de Toscana y los soberanos extranjeros que venían a Livorno, atraídos por aquel lugar sagrado e imponente, no dejaban de visitar la Sinagoga y en recuerdo de su paso se colocaban lápidas artísticas sobre los ricos portales dentro del templo.  

Gracias al auxilio de los testimonios, recuerdos y rescate de imágenes del pasado que todavía existían, aquellas históricas imágenes, de templos más recientes, han cobrado color. La mente del inspirador de este proyecto fueMario Della Torre, nacido en Livorno en 1917, que después de la Liberación se fue a Israel.  Entre los recuerdos más queridos de Italia, Mario “no ha olvidado nunca el Templo de Livorno” le escribió a su hijo Gamliel, que colabora con él, y que con gran pasión dio comienzo a aquel proyecto que convoca entre otros, al arquitecto Yaacov Frid (yerno de Gamliel) 

Aquel lugar de culto fue construido cuando Livorno era un centro judío floreciente, a mediados del Siglo XVII y la comunidad contaba con cerca de cinco mil personas. Las leyes granducales, les concedieron muchas cosas a los judíos de la época. Con las leyes “Livornina”, tenían como finalidad favorecer el establecimiento de mercaderes de cada nación y religión en la nueva ciudad. El Gran Duque Fernando I concedió privilegios especiales a los judíos, dándoles la posibilidad de vivir en las ciudades de Pisa y Livorno y de comprar propiedades que los llevaron a radicarse en aquel tejido urbano. 

La vieja Sinagoga tuvo en el curso de los años numerosas modificaciones. De una estructura inicialmente más modesta y sobria en el curso del Siglo XVII, también en virtud de la creciente presencia judía en la ciudad, hicieron indispensable las obras de ampliación de la estructura. 

En 1641, sobre el proyecto del arquitecto del Gran Duque Francesco Cantagallina tuvo una primera ampliación. Con el consejo del arquitecto  Giovanni Del Fantasia, proveedor de la fábrica del Gran Duque, y las donaciones de algunos benefactores de la ciudad, a caballo entre el Seiscientos y el Setecientos, el edificio fue agrandado ulteriormente y luego le fueron agregadas nuevas arcadas. Sucesivamente en el 1742 fue construido según el proyecto del escultor Isidoro Baratta di Carrara, e Hejal con mármoles coloreados y flanqueando por una preciosa puerta de madera sobre las cuales estaban incluidas las Tablas de la Ley en madreperla. Este magnífico Hejal estaba rematado por una corona de pala en la cual estaba encastrado un gran topacio. Con los mismos mármoles preciosos fue construida la Tevà, mientras que el cielo raso esta hecho de estuco decorado y dorado del cual colgaban lámparas de plata. 

Pero el terremoto del 1742 afectó la estabilidad del Templo y esto obligo a realizar obras de reforzamiento del edificio.  también se le agregó una segunda hilera de balcones para las mujeres sobre el proyecto del arquitecto Ignazio Fazzi. Poco después de estas nuevas ampliaciones, el 20 de septiembre de 1789, antes de la primera tarde de Rosh Hashanà en 5550 tuvo lugar con gran solemnidad, la inauguración del Gran Templo,que fue considerado el más bello de Europa.

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui