* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VII - Nº 159
15 de Marzo de 2013 / 4 de Nisan de 5773
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

HISTORIA DE LOS JUDIOS DE GRECIA La Shoa y el exterminio del pueblo judío
Genevieve Straus: La dueña de un Salón parisino
Nuestro 8º Viaje - El crucero inolvidable por las regiones del Báltico.
Recordando: Judíos de Dinamarca -El escape a Suecia.

*MILIM REVISTA DIGITAL* - Ya está en

Hacete amigo de MILIM en FACEBOOK. Hacé clic en "Me Gusta" www.facebook.com/milimcultural


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Reportaje a la Prof. Alicia Benmergui
NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA


CABA

EDITORIAL

Estamos cumpliendo siete años desde que salió a la luz nuestro primer número de Milim Revista Digital. Casi inadvertidamente, aunque ha sido y es un gran esfuerzo, tratando de cumplir con los objetivos de ser uno de los referentes culturales del judaísmo en lengua castellana, desde este rincón, en este mundo globalizado.

En este tiempo han pasado días de intenso trabajo, de paciente e incansable búsqueda de temas que sean atractivos e interesantes para los lectores, continuamos intentando reflejar de alguna manera en nuestras páginas, la inagotable y dinámica vitalidad que existe en esa inmensa colmena que es el transcurrir del mundo judío en todas partes donde se halle alguno de ellos.

Hemos apelado al testimonio brindado por nuestra historia, tan antigua, con todos sus avatares y tragedias, celebrando nuestra existencia, con un obstinado amor por la vida y el futuro.

Y aquí estamos…! porque entre otras cosas, estamos persuadidos de que si sabemos de dónde venimos, tenemos claro quiénes somos. Y porque contamos con el apoyo y la amistad de nuestros queridos amigos y lectores, que nos escriben, responden y colaboran desde todas partes, desde los lugares más lejanos y a veces insólitos, alentándonos a continuar con esta tarea.

Aquí estamos ¡Muchas gracias por estar con nosotros!


HISTORIA DE LOS JUDIOS DE GRECIA

Traducción
Alicia Benmergui

* La Shoa y el exterminio del judaísmo griego

LOS JUDÍOS GRIEGOS
LA HELENIZACIÓN
Y EL
ANTISEMITISMO

 


 


Nazis en Salónica


 


Monumento que recuerda la destrucción casi total de la comunidad judía de Salónica

 

 


Auschwitz - Birkenau - Placa conmemorativa en judeoespañol (ladino)

 


Henriette Asseoen Salónica 1933 Deportada a Auschwitz en 1943

 

Fuente: Autora: Rena Molho. Tradujo Alicia Benmergui. Fuente: Les Juifs en Grèce au XXe siècle. Rena Molho. www.persee.fr/2003

 

 

 

*La destrucción de los judíos de Grecia*   (continuación del Nº anterior)

Los alemanes ocuparon Salónica en abril de 1941, después de que Grecia se había defendido exitosamente del ataque italiano. El rey y muchos líderes lograron escapar y se estableció un régimen donde un griego, el general Georgios Tsolakoglou, firmante del armisticio con el enemigo, se convirtió en Primer Ministro. Grecia fue dividida en tres zonas: el norte de Tracia fue entregada a Bulgaria, la región fronteriza y la Macedonia griega fueron colocadas bajo el control alemán, mientras que el sur, Atenas y el Epiro quedaron en manos de los italianos. 

En 1941, la mayoría de la población judía de Grecia, es decir del total de Grecia y de las regiones controladas por los alemanes, se encontraba en Salónica,56.000 personas sobre un total de 79.950. Desde su entrada en la ciudad los alemanes tomaron rápidas medidas contra la población judía. Cerraron sus diarios, L’Indépendant, Le Progrès, El Messagero y Acción, creando un diario de lengua griega Nea Evropi fuertemente antisemita. Detuvieron a todos los miembros del consejo de la comunidad, robaron todas las bibliotecas y los archivos. 

Saby Saltiel, uno de los antiguos empleados,  fue nombrado presidente de la Comunidad, recién entonces convocaron a los miembros del Consejo para utilizarlos como correa de trasmisión con la administración militar alemana y la Gestapo. Luego los alemanes los reemplazaron por el Gran Rabino de Salónica,Zvi Koretz, que había estado durante un tiempo preso en Viena. Como varios otros jefes de Judenrat en Europa, siguió estrictamente las órdenes de los ocupantes, con la esperanza de proteger a la comunidad de los problemas que la amenazaban; se convirtió así en un engranaje de la máquina de destrucción, facilitando, en lugar de impedir los planes de los nazis. Pero nosotros debemos distinguirlo de algunos judíos como Albert Hasson, Jacques Albala, Edgar Kounio, etc., que conscientemente colaboraron con los alemanes.

 Desde 1941, como el resto de la población griega, los judíos sufrieron primero sólo, como un primer paso, la escasez de alimentos, especialmente durante el invierno de 1941-1942. Si entonces hubo detenciones y ejecuciones, en ese período no tuvieron un carácter sistemático. Pero era evidente que no era más que una cuestión de tiempo para que las decisiones tomadas en Alemania sobre el exterminio del judaísmo europeo comenzaron a ser aplicadas en Grecia. El 11 de julio de 1942, todos los hombres judíos entre los 18 y 45 años fueron llamados a reunirse en la plaza de la Libertad, en el centro de la ciudad.

Cerca de nueve mil de ellos respondieron a la convocatoria, fueron sometidos a vejaciones, golpeados y forzados a realizar ejercicios humillantes bajo el sol ardiente.  Algunos días más tarde, diez mil hombres fueron enviados a trabajos forzados en diversas regiones vecinas, o fueron empleados en las carreteras para la construcción de carreteras para la armada alemana. La mayoría de ellos murieron a causa de las condiciones de vida. Los miembros del consejo de la comunidad entraron en complejas negociaciones con el comandante militar de los asuntos civiles, Max Merten, para tratar de rescatar jóvenes judíos.  

Merten al principio les pidió que le llevaran 3.500 millones de dracmas, luego bajó la suma a 2.500 millones, pero a condición de que la comunidad aceptara ceder el cementerio judío que la municipalidad le había otorgado luego de la Primera Guerra Mundial.  Finalmente, los judíos lograron reunir sólo 1650 millones de dracmas para la fecha y el 6 de diciembre de 1942, Max Merten ordenó la destrucción del cementerio multisecular, cuyos materiales usó para construir, entre otras cosas, una piscina para la recreación de los oficiales nazis. Mientras tanto, los alemanes continuaron aterrorizando a los judíos con el saqueo de sus bienes y la expropiación de los negocios de los notables de la ciudad.  

Entre enero y febrero de 1943, Eichmann dispuso la deportación de los judíos de Grecia. Una vez llegados a Salónica, Alois Brunner y Dieter Wisliceny, los colegas de Merten trabajaban con él en la organización del programa de deportación de los judíos locales. Éstos fueron primero forzados a llevar la estrella amarilla y un signo distintivo sobre sus ocupaciones. Bajo la dirección del rabino Zvi Koretz , los dirigentes comunitarios entregaron una lista detallada de todos los judíos que vivían en la ciudad, y los alemanes establecieron tres guetos en las zonas con alta concentración de población judía que fue transportada entera el 25 de febrero. Después de que los judíos habían sido encerrados en estos guetos, sin posibilidades de huir, los alemanes confiscaron sus fortunas.

El primer tren llevando a judíos de Salónica a Auschwitz dejó la ciudad el 15 de marzo de 1943, llegando allí, el 20 de marzo. Transportó a 2.800 personas; a la llegada al campo  2191 personas fueron enviadas a las cámaras de gas.  Ciento cincuenta abogados de Salónica protestaron contra estas deportaciones y exigieron que los convoyes fueran enviados a otras partes del territorio griego. La intelectualidad ateniense - incluyendo el arzobispo Damaskinos - también intentó intervenir en favor de los judíos. El Rabino Koretz intentó, sin éxito, persuadir a las autoridades griegas, incluyendo al Primer Ministro títere, Ioannis Rallis, para que intervinieran para convencer a los alemanes para aumentar a 15.000 el número de 3.000 judíos deportados para realizar trabajos forzados al servicio de la Organización Todt. Este intento produjo su destitución y detención.

 Excepto por unos pocos individuos que lograron huir y unirse a la resistencia griega, y otros que con la ayuda de sus amigos cristianos fueron escondidos en otras ciudades de la zona italiana, los que lograron escapar del exterminio fueron unos pocos de cientos de judíos 'Españoles ' o 'Italianos' que, según los acuerdos de 1943, firmados por los alemanes, tenían derecho a ser "repatriados". Sebastián Romero Radigales, Cónsul de España en Atenas, trabajó mucho para su protección, y a través de sus esfuerzos y contactos con los italianos, logró que ciento cincuenta judíos 'Españoles' se refugiaran en el sur del país.  El cónsul italiano de Salónica, Guelfo Zamboni)y el agregado militar,Lucillo Merci protegieron igualmente a setecientos cincuenta judíos otorgándoles certificados de nacionalidad que les permitieron llegar a la zona italiana.

El 8 de mayo de 1943, novecientos setenta  judíos de Didimotikhon, treinta dos de Soufli y ciento sesenta de Nea Orestias (de la zona de frontera con Bulgaria) fueron enviados a Salónica para ser unidos al convoy del 9 de mayo. Las deportaciones se sucedieron con mucha rapidez: en agosto de 1943, ya habían salido de la ciudad diecinueve convoyes con 53.348 personas, 37.387 fueron enviados a las cámaras de gas a su llegada, la mayoría de los otros murieron en los campos de trabajo en Auschwitz y Birkenau.

A fines de agosto de 1943, Salónica, la Jerusalén de los Balcanes después de más de cuatrocientos cincuenta años de vida sefardí, se convirtió en un lugar judenreein, libre de judíos.

En los territorios que estaban bajo su control, los ocupantes italianos adoptaron hacia los judíos actitudes muy diferentes. No aceptaron la deportación de los judíos, y hasta el momento en que Italia se rindió (en septiembre de 1943), hicieron todo lo posible para rechazar las exigencias alemanas, impidiendo la 'Solución Final' hasta donde pudieron. Por lo tanto, los judíos de Atenas y otras ciudades de Grecia en la zona italiana desde 1941 hasta 1943 vivieron en relativa paz. El jefe de la policía, general Carlo Geloso, así como su sucesor,Carlo Vechiarelli, los protegieron. De hecho, la población judía de Atenas alcanzaba la cifra de diez mil personas en 1943.

Las minorías en los Balcanes

Todos fueron deportados a Auschwitz en abril de 1943. Después de la rendición italiana, los alemanes tomaron el control sobre el territorio previamente italiano. Como lo hacían habitualmente, nombraron al Gran Rabino Eliahu Bazirlaypresidente de la Comunidad de Atenas. Pero contrariamente al Gran Rabino de Salónica, hizo todo lo posible para perjudicarlos, comenzando por disolver el consejo de la comunidad y formar un grupo secreto de notables para enfrentar la situación. 

D. Wizliceny, el adjunto de Eichmann, luego de haber establecido un Judenrat le ordenó que elaborara una lista de todos los judíos basándose en todos los registros comunitarios. Lejos de obedecer, Bazirlay los quema y se escapa de la ciudad, gracias a la ayuda de los judíos comunistas y de sus camaradas cristianos que lo llevaron, junto a su familia, a un centro de resistencia griega.  En octubre de 1943, los judíos de Atenas recibieron por parte de los alemanes la orden de registrarse pero la mayor parte de ellos no lo hicieron. Finalmente en marzo de 1944, los alemanes detuvieron a ochocientos, a los pocos que pudieron agarrar en Atenas – y los deportaron inmediatamente.  

En otras ciudades del país, numerosos judíos pudieron salvarse gracias a la ayuda de las autoridades laicas y religiosas locales, o de sus amigos cristianos. A pesar de todo, cinco mil doscientos fueron arrestados y deportados a Auschwitz entre marzo y abril de 1944. Todavía en junio de 1944 mil ochocientos judíos de Corfú y mil setecientos de Rodas fueron deportados.

Hoy en día no siempre es fácil de enumerar la cantidad de judíos muertos durante la Shoá.

Según las estadísticas del Comité Central de las Comunidades Judías de Grecia, (KIS), establecidas justo después de la liberación, el 87% de la población judía anterior a la guerra pereció en ella. Es una de las proporciones más altas de Europa, como el caso extremo de Salónica, donde el porcentaje asciende al 96%.

De los cincuenta mil judíos de Salónica antes de la guerra, no quedaron más que mil novecientos cincuenta en 1944, y de las treinta y una comunidades judías de Grecia,  solo ocho con algunas centenas de miembros en total, con la excepción hecha de la comunidad de Atenas, sumados todos aquellos que no pudieron nunca  volver a reunirse con sus comunidades, destruidas para siempre.

 

Volver arriba

 
* GENEVIEVE STRAUS *
  * La dueña de un salón parisino

Tradujo Salvador Benmergui

Geneviève Straus
1849 – 1926

 


Genevieve-Straus y el pintor Degas

 


Genevieve Straus y Guy de Maupassant Genevieve Straus y Guy de Maupassant

 

Fuente: Shira Brisman, Jewish Women Encyclopedia

 

 

 

 

*Se autorizan la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: Fuente, Autor y Nº de Revista*

 

Geneviève Straus

Geneviève Halévy nació en París el 27 de febrero de 1849.

Su madre, Léonie Rodrigues-Henriques (1820-1884), fue una escultora y coleccionista de arte de origen judío portugués. Su padre, Jacques Fromental Elie Halévy (1799-1862), fue secretario permanente de la Académie des Beaux-Arts y el reconocido compositor de treinta y dos óperas, incluyendo La Juive (1835), una tragedia de la intolerancia religiosa entre cristianos y judíos. Su sobrino, Ludovic Halévy (1834-1908), novelista y libretista, colaboró con Henri Meilhac en óperas de Jacques Offenbach. Geneviève Halévy y su hermana mayor Esther (nacida en 1843) estudió piano con Charles Gounod. La muerte del padre de Genoveva en 1862 y de su hermana en 1864, le provocaron una crónica melancolía, que finalmente fue atenuada por la creación de su Salón. que la convertirá en una de las anfitrionas más renombradas de la sociedad parisina

Geneviève había conocido al brillante protegido de su padre, Georges Bizet en una de las veladas ofrecidas por sus padres; a pesar de que su familia al principio se opuso a esta relación con un hombre de humildes orígenes económicos, ellos se casaron en 1869. Geneviève rechazó la posibilidad de convertirse al catolicismo por Bizet sosteniendo que no creía que fuera necesario dada su poca convicción religiosa. Ellos vivían en 22 rue de Douai con su hijo Jacques (1872-1922) y con el primo de Genevieve, Ludovic Halévy, su esposa y sus dos hijos, Élie y Daniel.

El matrimonio Bizet tenía problemas debido a la precaria situación financiera que padecían y que se vieron exacerbados por el caos económico causado por la guerra franco-prusiana. El frágil sistema nervioso de Geneviève y la declinación de la salud mental de su madre, no hacían más que aumentar las tensiones.

Pocos meses después del estreno de su ópera Carmen, en 1875, Georges Bizet murió de un paro cardíaco, Geneviève se quedó viuda a la edad de veintiséis años, pero la fama de Bizet creció después de su muerte, y Geneviève heredó la fortuna ganada con su éxito póstumo, así como los derechos a la obra de su padre después de la muerte de su madre en 1884.

Ella reunía en su casa a un grupo de amigos íntimos, cuya compañía la ayudó con su depresión y su salón de pronto creció en fama y ambiciones. En 1886 se casó con Emile Straus (1844-1929), un rico abogado de la familia Rothschild y un ávido coleccionista de arte. La pareja se trasladó primero a 134, boulevard Haussmann, y en 1898 a 104 rue de Miromesnil. En 1893 fue terminada la construcción su villa, Le Clos des Mûriers, en Trouville, donde Geneviève pasó muchos veranos.

El Salón Straus en París, decorado con pinturas de Jean-Marc Nattier, Georges de La Tour y Claude Monet, atrajo a una sociedad elegante, compuesta de artistas, políticos y de la nobleza que cautivó al joven Marcel Proust, un compañero de colegio del hijo de Genevieve, Jacques. Durante los años de su amistad Genevieve Straus fue la musa de Proust y su confidente literario. En su correspondencia le comentaba sobre las peripecias  de sus personajes y la calidad de su prosa. En 1908, Genevieve le regaló a  Proust, cinco cuadernos pequeños, en los que empezó a esbozar los fragmentos de su novela A la Recherche du Temps Perdu (En busca del tiempo perdido), ella fue uno de los modelos, en los que él se inspiró para su personaje de la duquesa de Guermantes. La  refinada elegancia y el aire melancólico de Genevieve fueron inmortalizados en las pinturas de Gustave Moreau, Giovanni Boldial, Auguste Toulemouche y Jules-Elie Delaunay, y en las páginas de las revistas,Edmond de Goncourt y Guy de Maupassant que los describió Notre coeur (Nuestro Corazón).

En 1894 el militar francés capitán Alfred Dreyfus, un judío, fue acusado de espionaje contra el gobierno. En octubre de 1897 Joseph Reinach, un político, abogado y antiguo amigo de Geneviève, anunció en su salón que el comandante Fernando Walsin-Esterhazy era el autor de la traición contra el Estado francés y culpable de la injusta acusación que había caído sobre el capitán Dreyfus, al oír esto los habitués del salón, Edgar Degas, Jules Lemaître y Jean-Louis Forain  se fueron indignados para no volver jamás.

El Salón de Geneviève Straus se convirtió en el centro de las fuerzas pro-Dreyfus. Émile Zola, un asistente regular, publicó su "J'Accuse" en la revista L'Aurore el 13 de enero de 1898; esta feroz convocatoria por la justicia fue apoyada al día siguiente por el "Manifiesto de los intelectuales", firmado por Proust, y Daniel Elie Halévy, Jacques Bizet y otros. El caso Dreyfus, que ponía en entredicho la condición y la identidad de los judíos asimilados, había introducido la política en salón de Straus, a costa de confusión y la ruptura de muchas amistades.

Después de la Primera Guerra Mundial había pasado el apogeo del salón, aunque aun allí se reunieron amigos leales de un tiempo pasado, como los escritoresLuis Ganderax y prometedoras figuras literarias como Julien Benda y André Gide. El 3 de noviembre de 1922, Jacques Bizet se suicidó, quince días más tarde murió Proust, el bien amado amigo de su madre.

Geneviève Straus murió el 22 de diciembre de 1926. Su obituario escrito por Robert de Flers apareció al día siguiente en Le Figaro: "Con ella se va  una mujer incomparable, única, con su gracia infinita y un espíritu supremo”.

En el Salón de Madame Straus se reunieron cinco generaciones de los artistas más famosos y los más distinguidos hombres de letras. Aquí reinó... en la tradición de la maîtresses de maison (dueñas de los salones) que por su sola presencia creaba a su alrededor una atmósfera de inteligencia, ingenio, gusto, tacto, calor y confianza”.


ALICIA
BENMERGUI


Columnista en
"Música y Vida
de Israel"

Por AM 670

Escúchela los
domingos
de 13 a 15 hs.



MILIM

En ENERO
15.000 lectores..!

Para publicitar en
MILIM REVISTA DIGITAL

011- 4961-3112
Cultural@arnet.com.ar

 

 

Volver arriba

 

eSefarad

Hagshamá en la Web
www.hagshama.org.il/es


Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Comentarios y sugerencias

SUSY CORDON y ALICIA BENMERGUI

NUESTRO
PROXIMO VIAJE

*UN VIAJE POCAS VECES VISTO*

FECHAS DE SALIDA:
MAYO 15 de 2013.


 

¡ESTA ES TU OPORTUNIDAD PARA VIAJAR!
¡No la dejes pasar!
EL CRUCERO DE NUESTROS SUEÑOS !!INOLVIDABLE!!

 

VENGA EN ESTE CRUCERO CON NOSOTROS A CONOCER

Helsinki, Inglaterra; Copenhague, Dinamarca; Estocolmo, Suecia; Helsinki, Finlandia; San Petersburgo, Rusia; Tallinn, Estonia; Gotemburgo, Suecia; Harwich; Inglaterra, Londres, Inglaterra

UN VIAJE INOLVIDABLE POR LAS REGIONES DEL BÁLTICO

Estamos preparando un nuevo viaje, completamente diferente de todos los que hemos realizado hasta ahora.

*Nos vamos el 14 de Mayo en un crucero que nos llevará también a una región que no hemos visitado nunca,  hermosas e importantes ciudades de la Península Escandinava y otras que se hallan, también a orillas del Báltico.

*Ciudades majestuosas e importantes, capitales de imperios y reinos, como San Petesburgo, Estocolmo, Copenhague y Londres, donde el poderío y la riqueza, se dan la mano con la belleza y lo mejor que la obra humana puede crear.

*Ciudades modernas vanguardistas y cosmopolitas donde la historia ocupa su lugar, como la Perla del Báltico, Helsinki, la capital de Finlandia, en regiones donde la naturaleza está en íntima conexión con lo mejor que la arquitectura puede imaginar.

*Ciudades antiguas y pintorescas, tan mágicas como Tallinn, la capital de Estonia, y otras tan importantes y prósperas, como Gotenburgh la segunda ciudad de Suecia, luego de Estocolmo. Y finalmente pasearemos por la siempre preciosa Londres adonde siempre queremos volver y disfrutar!!!!

 

Volver arriba

Judios de Dinamarca

 


Rescate de judíos de Dinamarca hacia Suecia

 

 

Leer más

"El Escape a Suecia"

Un cierto número de inmigrantes de Europa del Este se había instalado en Dinamarca a principios del Siglo XX. Trabajando duramente lograron mejorar su posición social y económica integrándose en primer lugar en la comunidad judía y posteriormente a la sociedad danesa.

En la década de 1930, llegó otra corriente de refugiados, esta vez de Alemania, entraron al país a pesar del hecho de que en Dinamarca, había un clima hostil a la llegada de los extranjeros, ya que estaba pasando por un período de crisis económicas y de desempleo masivo.Se llevó a cabo una política de restricciones a la entrada de refugiados que se mantuvo incluso durante la ocupación alemana de Dinamarca.

Ha circulado una leyenda sobre Dinamarca y su rey cuando comenzaron las acciones de los nazis contra la población judía. Esta afirmaba que el rey de Dinamarca se puso una estrella amarilla cuando los judíos fueron obligados a usarla.

Sin embargo la leyenda contiene un aspecto histórico verídico: tanto el rey como el pueblo danés apoyaron a los ciudadanos judíos y desempeñaron un papel decisivo para salvar a la abrumadora mayoría de ellos de la persecución nazi y de la muerte.

En octubre de 1943 la mayoría de los refugiados que se encontraban en Dinamarca, unos 7.000 judíos daneses fueron rescatados mediante su traslado a Suecia, un país neutral. Cerca de 475 judíos fueron capturados y deportados a Theresien

 

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui