* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año VI - Nº 156
31 de Enero de 2013 / 20 de Shvat de 5773
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

HISTORIA DE LOS JUDIOS DE GRECIA
Seis Millones de Judíos asesinados en la Shoá
Alicia Benmergui y Susy Cordon… Presentan un viaje nuevo y diferente
El Artista Daniel Oppenheim

*MILIM REVISTA DIGITAL* - Ya está en

Hacete amigo de MILIM en FACEBOOK. Hacé clic en "Me Gusta" www.facebook.com/milimcultural


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Reportaje a la Prof. Alicia Benmergui
NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA


CABA

HISTORIA DE LOS JUDIOS DE GRECIA

Por Alicia Benmergui

* JUDÍOS DE SALÓNICA


Salónica


 


Tumbas del cementerio de Volos


 


Antiguos habitantes judíos de Salónica

 

 


Comerciante Judío de Atenas

 

Autora: Rena Molho Tradujo Alicia Benmergui Fuente: Les Juifs en Grèce au XXe siècle. Rena Molho. www.persee.fr/2003.

 

 

 

Los judíos llegaron en el Siglo VI a.n.e. a lo que es hoy territorio griego instalándose en las proximidades del mar. A fines del Siglo XV, otros judíos llegaron desde España y Portugal, e impusieron su lengua y costumbres a sus correligionarios que ya vivían allí desde hacía mucho tiempo.

Estos eran los judíos romaniotas, que hablaban el greco-judio y los judíos ashkenazim de habla idish, llegados de Bizancio o de más allá del Danubio en épocas de persecuciones judías en Europa, entre los siglos XI y XIV d.n.e.

En Grecia, cuando terminaron las Guerras Balcánicas en 1913, vivían 100.000 judíos de los cuales 90.000 habitaban en las nuevas provincias que se habían integrado al territorio griego. Cuando los griegos conquistaron Salónica, el 26 de septiembre de 1912, luego de derrotar a los búlgaros, sobre una población de 160.000 habitantes, 80.000 eran judíos, el 50% del total. La población no judía estaba compuesta por turcos, griegos, búlgaros, valacos y levantinos.

Los judíos eran los especialistas indiscutibles del artesanado, la industria, el comercio y las finanzas, era agentes marítimos, estibadores, marineros, aduaneros, conductores, desde las más altas jeraquías hasta las más humildes tareas, los que las hacían eran todos judíos. Hasta el gran incendio de 1917 la mayor parte de la comunidad vivía en el centro de la ciudad, los griegos lo hacían en un área lateral, en el sud-este y los turcos en la ciudad alta. La lengua materna de estos judíos de Salónica era el judeo español, un dialecto derivado del castellano que tenía incorporados términos tomados del hebreo, del turco, del griego, del italiano y también de las lenguas eslavas.

El judeo español era la lengua local de Salónica, hablada también por los no judíos que compartían el mismo espacio económico. Las otras comunidades judías griegas eran mucho más pequeñas, a comienzos del Siglo XX había una treintena de ellas, frecuentemente muy antiguas y de diversa importancia en la mayoría de las ciudades de Grecia: en el sur, en la isla de Creta, en La Canea; en las islas de Chios, Lesbos, Kos y Rodas; al oeste, en las islas de Jonia, de Corfu, Zante, Lefkáda y Cefalonia, donde los judíos locales mantenían intercambios diarios con sus correligionarios de las ciudades vecinas de Epiro (Artà, Joanina y Preveza); al sudeste estaban Patras y Corinto, en el Peloponeso; en el centro estaba Chalkis, la isla de Eubea y en las principales ciudades de Tesalia, Volos, Larisa yTrikala.

Al norte y al oeste de la Macedonia en las ciudades de Kastoria, Beroia y Florina: al este de la misma región, en las ciudades de Serres, Drama, Kaval y las ciudades de Tracia, Xanti, Komotini, Didymoticos y Alesandropulos. Todas estas comunidades, algunas de ellas extremadamente antiguas, habían logrado sobrevivir a lo largo de la historia, y a veces prosperaron pese a todas las contingencias que sufrieron como una minoría judía. En cuanto a la comunidad de Atenas no contaba más que con una centena de integrantes a principios del Siglo XX. En general eran de implantación muy reciente, habían llegado durante las guerras balcánicas de otras regiones del país, en particular de Salónica.

Cuando los griegos entraron en Salónica se dieron cuenta muy rápidamente que desde el centro hasta la Torre Blanca, la ciudad era enteramente judía. El judeo-español, el judezmo, era la lengua que se hablaba en las calles, los negocios y los hogares; era la lengua de los carteles en las calles, escritas en caracteres hebreos, lo mismo que los avisos, las facturas, los libros de contabilidad y las traducciones de las películas habladas en francés que se proyectaban en los cines. Los judíos se hallaban a la cabeza de todas las empresas industriales y comerciales de la ciudad: habían participado en la fundación de las compañías de aguas, de gas, de electricidad y de tranvías; ellos habían creados la harinera y la fábrica de ladrillos Allatini, una gran cervecería y las sociedades de tabaco, una gran hilandería, el Banco de Salónica, y otras cinco grandes casas comerciales etc.,

Ellos fueron los dueños indiscutidos de las compañías de importación y exportación, representantes de las compañías de navegación internaciones y así como de las compañías más importantes de seguros. Su honestidad comercial era proverbial, hasta los más grandes negocios estaban basados sobre la palabra, dibbour de mercader era el equivalente a la “Palabra de Honor”.

En Tracia y Macedonia, el tabaco era la base de la economía y estaba también en manos de los judíos. Desde el experto que iba a adquirirlo y elegirlo al pie de la planta, al obrero que lo preparaba, hasta el exportador, los oficinistas, los agentes de venta, los agentes en el extranjero, todos eran judíos. Y casi era así, igual en varios centros del país, desde Comotini, Didymotico, Serres, Beroia, Florina, a Kastoria, hasta Joanina, toda la producción de cereales, opio, pieles, frutas secas o artículos fabricados era manejada por ellos. La situación de los judíos de la Vieja Grecia y en las islas era muy diferente, En Tesalia, en Chaliks, en Morea, eran pequeños comerciantes, vendedores ambulantes, artesanos y hojalateros, ellos compartían las estrecheces de las regiones más pobres.

Continuará

Volver arriba

 
Seis Millones de Judíos asesinados en la Shoá
  * Día Internacional de Recordación del Holocausto

Por Alicia Benmergui

 


Prisioneros de Auschwitz ante la llegada de los Rusos.

 


Foto: Margit Korezová-11 años- Mariposas – Terezin

 


Franta Graves

 

 

 


MILIM

En ENERO
15.000 lectores..!

Para publicitar en
MILIM REVISTA DIGITAL

011- 4961-3112
Cultural@arnet.com.ar

 

 


ALICIA
BENMERGUI


Columnista en
"Música y Vida
de Israel"

Por AM 670

Escúchela los
domingos
de 13 a 15 hs.


 

 

 

*Se autorizan la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: Fuente, Autor y Nº de Revista*

 

El 1º de noviembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7 en la que designó la fecha del 27 de enero Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto. El 27 de enero fue elegido para conmemorar el Día Internacional de Recordación del Holocausto porque en esa fecha, en 1945, el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi, en Auschwitz-Birkenau (Polonia). Tras la aprobación de la resolución, el Secretario General de las Naciones Unidas describió este día especial como "un importante recordatorio de las enseñanzas universales del Holocausto, atrocidad sin igual que no podemos simplemente relegar al pasado y olvidar". Varios países conmemoran ya este día para recordar a las víctimas del Holocausto.

La historia del género humano está plagada de innumerables genocidos y exterminios. La diferencia que existe con respecto a la Shoá, es que tuvo lugar en Europa, o donde existieran judíos y para ello se emplearon los medios más eficaces que habían desarrollado la ciencia y la tecnología industrial. Una de las minorías más antiguas de Europa fue despojada primero de su ciudadanía, el principio que había establecido la Revolución Francesa, la ciudadanía determinaba la condición de igualdad ante la ley y el derecho a la Justicia. Eliminada esta condición, los judíos quedaron indefensos para los designios del nazismo que culminaron con el proyecto del exterminio total del Pueblo Judío

El Tercer Reich llevó a cabo el objetivo de la “solución Final”, la aniquilación del judaísmo durante el curso de la Segunda Guerra Mundial con la colaboración parcial o total de los de los gobiernos o de los movimientos políticos de otros Estados. Ciertamente el nazismo creó el enemigo más cercano y visible, los judíos europeos, para comenzar su crecimiento y expansión, alimentando el mito de la superioridad de la raza aria. En su avance, como la verdadera encarnación del Mal, comenzó con los judíos pero en su desprecio por la vida y los valores fundamentales del humanismo eligió otras víctimas como los débiles mentales y discapacitados, que se consideraban ajenos a la supuesta superioridad racial invocada por el nazismo. Sin embargo la población alemana se rebeló y rechazó su eliminación con lo que el nazismo continuó con otros sectores tan vulnerables como los judíos, o los gitanos y los homosexuales. También los enemigos políticos fueron eliminados con igual saña y crueldad,

Se han cumplido 68 años de la llegada a Auschwitz de la Armada Roja, y de la eliminación de 6.000. 000 de judíos... Si el nazismo hubiera triunfado los judíos en su totalidad hubieran sido borrados de la faz de la tierra. En todo el lapso de tiempo transcurrido de este genocidio y de todo su horror, que los judíos llamamos Shoá, han tenido lugar otros, también terriblemente cruentos y despiadados en diversos lugares del mundo.

Como aconteció con el Genocidio Armenio, tampoco la tragedia padecida por los judíos impidió otras. Ciertamente la historia de la Shoá es extremadamente compleja, además de trágica, las acciones del nazismo estaban arteramente destinadas a extraer lo peor y más bajo de la condición humana, sin embargo no lo logró totalmente, lo demuestran miles de actos heroicos y solidarios como el Levantamiento del Gueto de Varsovia y las rebeliones y actos de Resistencia de tantos otros lugares. Hubo mucha gente generosa y solidaria, que puso en riesgo su propia vida y las de sus familias para ayudar y proteger a los perseguidos por el horror. Desde los más humildes y modestos hasta gente importante que utilizó su poder para rescatar todas las vidas que pudiera. Por eso es tan importante el homenaje que se rinde en el Yad Vashem, en Jerusalém a los llamados Justos de la Humanidad.

Hablar de 6.000.000 de muertos es hablar de todos pero de nadie en especial, es una cifra que esconde las vidas perdidas en la peor de las muertes, con sus rostros, con sus sueños y esperanzas, con sus amores y odios, con sus alegrías y fracasos. El judaísmo sostiene que cada vida es un mundo, esos han sido seis millones de mundos masacrados borrados de la faz de la tierra por ser judíos. Familias, aldeas, pueblos de los que no ha quedado absolutamente nada ni nadie. Muertos que fueron tratados como basura, apilados y amontonados, como los zapatos y las ropas que han dejado, despreciados y humillados en sus muertes como lo fueron en sus vidas .

Los judíos no condenaremos a los nuestros a la peor de las muertes que es el olvido, por eso tenemos nuestras propias fechas de conmemoración, en homenaje a sus memorias, a sus vidas malogradas porque como dijo Vladimir Jankelevitch “. . Estos innumerables muertos esas víctimas de las matanzas, esos torturados, esos pisoteados, esos ofendidos son asunto nuestro. ¿Quién hablará de ellos si no nosotros? Quién siquiera pensará en ellos?...”

Para pensar en ellos, hemos elegido estas poesías de los niños y jóvenes de Terezin. En la Shoá fueron asesinados 1.500.000 niños. 15.000 de ellos estuvieron en Terezin, un campo de concentración pero no de exterminio. Más de 150 000 judíos fueron trasladados allí donde murieron 33 000 en Terezín y otros 88 000 fueron deportados a campos de exterminio. Al final de la guerra había 17.247 supervivientes

 

Los niños y jóvenes allí encerrados dejaron poesías y pinturas, a ellos le dedicamos nuestro recuerdo.

LA MARIPOSA

La última, precisamente la última
De un amarillo tan brillante.
Quizás si las lágrimas del sol
Tocarán la piedra blanca...

Tan, tan amarilla

Volaba, se movía ligeramente hacia lo alto
Se fue, seguramente quería dar al mundo
Un beso de despedida.

Hace siete semanas que vivo aquí
Encerrado en este ghetto
Pero he encontrado a mi gente aquí
Me llaman las florecillas
Y la blanca rama del castaño del patio.

No he visto más mariposas.
Aquella fue la última.

Las mariposas ni viven aquí,
En el ghetto.

La poesía La Mariposa es de Pavel Fridmann, que murió a los 23 años en Auschwitz

 

El Jardín

Es pequeño el jardín
Perfumado de rosas,
Y es angosto el sendero
Donde corre el niño
Un niño hermoso
Como el pimpollo que se abre
Cuando el pimpollo se abrirá
El niño ya no estará

Franta (Frantisek) Graves nació en Brno, el 4 de septiembre de 1930.

Fue deportado al campo de concentración de Terezín el 2 de diciembre de 1941 y murió en Auschwitz el 28 de octubre de 1944.

Tenía catorce años.

Volver arriba

 

eSefarad

Hagshamá en la Web
www.hagshama.org.il/es


Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Comentarios y sugerencias

Alicia Benmergui y Susy Cordon… Presentan un viaje nuevo y diferente

 

Salida acompañada en base
15 personas.

¡ Unase a NOSOTROS !
Salimos el 14 de mayo

 

Tenemos las novedades prometidas!!!

 

*Ya comenzamos con los preparativos para nuestro próximo viaje, esta vez el destino elegido será el norte de Europa, la Península Escandinava, la deslumbrante ciudad de San Petesburgo, la siempre seductora Londres. ..Visitaremos Copenhague, Dinamarca; Estocolmo, Suecia; Helsinki, Finlandia; San Petersburgo, Rusia; , Tallinn, Estonia; , Gothenburg, Suecia y como destino final, Londres.

*Salimos el 14 de mayo, en un crucero para conocer una región no tradicional y tan atractiva e interesante como otros lugares que hemos visitado. Una Europa con ciudades muy características por su historia y una arquitectura sorprendente y cautivante a los ojos de sus visitantes.

*Como siempre nuestros objetivos apuntan a la realización de salidas grupales acompañadas con la Historiadora Alicia Benmergui, que enriquecerá con sus aportes el bagaje histórico y cultural de todo este recorrido. Descubriremos, como siempre lo hacemos, lugares que están relacionados con un pasado judío, en algunos casos, bastante reciente y en otros con épocas muy lejanas. Conocer y aprender se suman al placer y las posibilidades de recreación, diversión y bienestar que ofrecen estas travesías.

*Como lo hacemos habitualmente en cada uno de nuestros viajes realizaremos reuniones previas para una mayor integración y socialización de los viajeros, donde brindaremos la información cultural correspondiente.

*Si estás interesado y querés formar parte de nuestro grupo trasmitiéndonos tus deseos e inquietudes, envíanos un mail a : Cultural@arnet.com.ar

¡! TE ESPERAMOS !!

Puede visualizar el tercer y último video del viaje a: ANDALUCÍA y MARRUECOS, haciendo CLIC AQUÍ

Volver arriba

El Artista Daniel Oppenheim

 


Moritz Daniel Oppenheim

 


Retrato de Charlotte de Rothschild con motivo de su matrimonio

 


Retrato sobre una reunión imaginaria de Mendelsoh, Lavater y Lessing

 

 

"El Rothschild de los pintores"

El artista judeo alemán Moritz Daniel Oppenheim (1800-1882), es considerado por muchos historiadores del arte, el mayor pintor de género judío de su tiempo. Todo el conjunto de obras producidas por Moritz Daniel Oppenheim, marca un punto de inflexión en la historia del arte judío.

Desde la Edad Media, los artistas judíos habían sido confinados dentro de los límites marcados por los muros del gueto, al no poder estudiar en escuelas de arte o con maestros de la pintura y su trabajo se limitaba a sus propias comunidades judías. Oppenheim fue el primer artista judío en conectarse con las corrientes artísticas de la era moderna y el primer pintor judío con formación académica clásica. Su éxito le dio un reconocimiento oficial considerable durante toda su vida, no sólo en su propio medio, sino también en el ámbito mayor de la sociedad gentil. Ha pintado en varios estilos diferentes en el curso de su larga vida, al principio, durante una estancia de cuatro años en Roma y Nápoles, representando escenas de la Biblia y el Nuevo Testamento. A su regreso a Frankfurt, se centró en el retrato burgués del estilo tradicional del siglo XIX, en el que los elementos anecdóticos muestran el comportamiento del sujeto retratado y los aspectos de su personalidad.

Sus clientes más leales eran los Rothschilds, la familia de financieros y filántropos, mecenas de las artes y las ciencias, que contribuyeron en gran medida a las causas judías, Oppenheim se hizo conocido como "el pintor de los Rothschild" y - a causa de su éxito financiero - como "el Rothschild de los pintores”. Los Rothschild le encargaron entre los años 1820 y 1850, una serie de retratos privados, durante el curso del tiempo, lentamente su estilo se hizo más formal. Además de dibujos a lápiz, dibujos y aceites, Oppenheim produjo una famosa serie de pinturas de género judío.

El término "género" se utiliza para describir una obra de arte que representa una escena de la vida cotidiana. Se refiere al arte de todas las épocas y muchos lugares diferentes. Los pintores holandeses y flamencos eran maestros de este estilo y lo convirtieron en un género muy en boga en su tiempo que se utilizó para retratar los modos de vida de los ricos burgueses de los Países Bajos. La pintura de género era menospreciada como un estilo no muy respetable desde la antigüedad hasta la Edad Media, porque no obedece a un objetivo trascendente en las imágenes que representa como son los temas alegóricos, religiosos o históricos. Aún hoy, la pintura de género -, aunque se la considera encantadora, divertida y fácil de relacionar con la vida real – no está considerada dentro de los parámetros de un alto nivel artístico.

Durante el siglo XIX, la pintura de género en Europa se hizo popular entre la burguesía, porque sus gustos eran convencionales y les agradaba un arte que reflejaba aspectos de la vida real, de la vida cotidiana que era agradable para colgar en las paredes de sus casas. En la comunidad judía, la pintura de género fue especialmente popular entre los judíos emancipados. Cuando se levantaron algunas de las restricciones que regían la vida de los judíos, estos comenzaron a vivir en relaciones de convivencia con sus vecinos gentiles y así fue que muchos optaron por abandonar sus tradiciones religiosas y su estilo de vida tradicional. El arte de género judío, con sus representaciones de celebraciones y culto siempre era para ellos un recordatorio de su herencia religiosa y satisfacía cierto sentimiento nostálgico presente en muchos de esos judíos.

Como la clase media judía a medida que prosperaba iba desarrollando una creciente apreciación por el arte – comprando y colgando las pinturas en sus hogares - buscaban un arte con "motivos judíos", por falta de una tradición de la pintura judía. Recién integrados en la sociedad europea, aún no estaban familiarizados con los tesoros de arte que podrían ser vistos en museos e iglesias que en muchos casos todavía, les producía rechazo por considerarlos ajenos a su universo cultural. Oppenheim realizó una serie de pinturas de género judías llamadas Escenas de la vida Tradicional de la Familia judía, es tal vez el ejemplo más conocido de la pintura de género judía. Publicado en un álbum en 1865, Bilder aus dem altjuedischen Familienleben apareció un año más tarde en los Estados Unidos como escenas familiares de la vida judía en la antigüedad. Realistas, pero todavía influidas por este romanticismo, estas escenas muestran excelente composición y mucha habilidad en el agrupamiento de los personajes que lo componen y que se han reproducido con frecuencia para ilustrar libros sobre temas judíos.

Oppenheim también produjo una serie de imágenes de gran tamaño en los encuentros y debates entre los judíos y los cristianos, por ejemplo, Moisés Mendelssohn y Lavater, Mendelssohn y el rey Federico el Grande.

A partir de Rembrandt, los rasgos judíos de los retratados fueron mostrados con respeto en lugar de ser caricaturizados, y los pintores judíos del siglo XIX, como Oppenheim, llevaron esto un paso más lejos tanto en el retrato como en la pintura de género.

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando: fuente, autor y Nº de revista*
Los editores de MILIM REVISTA DIGITAL no se hacen responsables por las opiniones o juicios de valor emitidos por columnistas ó colaboradores yA que son exclusiva responsabilidad de los mismos
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2012 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui