* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año V - Nº 126
15 de septiembre de 2011 /16 de Elul de 5771
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Historia de los judíos norteamericanos
UNA ESCRITORA BRASILEÑA DE ORIGEN JUDÍO
Alicia Benmergui y Susana Cordon presentan un viaje distinto......
UN SON DE SHOFAR SE DEJA OÍR EN LA MESETA: SHIMON KENAN

¡ 5772 !

*Antes las próximas festividades, queremos hacerles llegar a todos nuestros lectores y
amigos  los deseos de Shaná Tová, de un Año Bueno y Dulce, o el mejor de los años posibles
y que cuando culmine Iom Kipur, todos hayan sido inscriptos en el Libro de la Vida.*

Gmar Jatimá Tová !

 ! LE SHANÁ TOVÁ TIKATEVU TEJATEMU VE SEFER JAYIM TOBIM !

 

Historia de los judíos norteamericanos                      Segunda parte
  * Como continuó esta historia*
EL JUDAÍSMO
 
NORTEAMERICANO

Fundada en 1917, la Junta de Beneficencia judío establecido centros de soldados judíos en los EE.UU. y el extranjero. Tambien condujo campañas de reclutamiento y recaudacion de fondos para la guerra

 

Revista femenina de la época



Judios en la oración de Yom Kippur, el Día de la Expiación cerca de Nueva York, 1900 Biblioteca del Congreso


 

Theodore Roosevelt literatura de la campaña de 1904.
El texto en yiddish: Los datos sobre el candidato, por Byron Andrews. . .
Traducido por el Rabino Simón. . .
Cortesía American Jewish Historical Society Waltham, MA y Nueva York, NY


El judaísmo norteamericano estaba tratando de adaptarse e integrarse en una sociedad donde el protestantismo era la religión dominante y en la cual practicaban el proselitismo religioso, por lo tanto, la dirigencia adoptó una serie de estrategias para impedir la asimilación y las conversiones de los judíos. Una de las personalidades más relevantes de la dirigencia judía fue Isaac Leeser,  un judío religioso tradicionalista de Philadelphia, entre otras cosas, Leeser produjo una traducción de la Biblia anglo judía , fundó una sociedad de publicaciones judías y editó un periódico judío, El Abogado Judío de Estados Unidos y Occidente, que intentaba unir las diferentes voces del judaísmo norteamericano. También representó a la comunidad en respuesta a los incidentes de persecución antisemita en el mundo.  

Pese a que los judíos ashkenazim superaban en número a los sefaradíes a comienzos de 1720 los primeros inmigrantes alemanes se integraron en las sinagogas sefaradíes en vez de fundar sus propias instituciones.  En Europa Central en la primera mitad del Siglo XIX crecieron la pobreza, las persecuciones y la desilusión política, lo que provocó el aumento de la enmigración de los judíos polacos y alemanes, esto determinó el aumento de las Instituciones judías de habla alemana. Por esa época los judíos también se trasladaron dentro del territorio estadounidense más allá de la Costa Este, en búsqueda de oportunidades en las comunidades fronterizas del Medio Oeste, del Sur y del Este. Para 1840, en contraste con los primeros modelos de sinagogas norteamericanas dirigidas por un jazan o por un líder comunitario, los rabinos que llegaron comenzaron a asumir la conducción de los púlpitos de las sinagogas norteamericanas. Algunos intentaron promover la ortodoxia, mientras que otros fusionaron la ideología alemana judía reformada con las prácticas de las denominaciones protestantes de Estados Unidos y crearon una nueva versión estadounidense del judaísmo reformista. El  Rabino Isaac Mayer Wise de Cincinnati, un líder del judaísmo reformista estadounidense, intentó crear una institución que uniría a los judíos alrededor de judaísmo reformista moderado.  

 

La Fundación de la Unión de American Congregaciones (1873) Hebrew Union College y la Union College (1875) en Cincinnati intentó realizar este proyecto, pero no tuvo éxito a pesar de que los rabinos deseaban unir a la comunidad eso no sucedió, el legado más grande del asi llamado"período alemán" es en realidad la diversidad judía religiosa.

Cuando tuvo lugar la Guerra Civil, cada congregación judía norteamericana tenía al menos dos sinagogas y las más grandes llegaron cuatro o más. La Guerra Civil dividió a los judíos tanto como a toda la Nación. Había judíos en el Norte y en el Sur, hubo judíos que apoyaron la esclavitud y otros que la condenaron, hubo  judíos que lucharon por la Unión y los hubo que lucharon por la Confederación.  En muchos aspectos la Guerra Civil afectó a los judíos como lo hizo con otros estadounidenses pero hubo tres características de la lucha que afectaron únicamente a los judíos.

En primer lugar, las tensiones de la guerra llevaron a un aumento de los prejuicios raciales y religiosos en América, y los judíos, en el norte y el sur, resultaron ser convenientes chivos expiatorios. Incluso norteamericanos famosos tenían estereotipos antisemitas para juzgar y condenar a los judíos. En segundo lugar los judíos en el Norte  (no los del Sur en este caso) tuvieron que luchar por su derecho a tener un capellán judío en el Ejército -  no era una tarea fácil porque para ser capellán del ejército se debía haber sido “regularmente ordenado ministro por alguna denominación cristiana” A pesar de que el Presidente Lincoln se encargó de lograr la modificación de esta ley hubo una dura negociación con los judíos y pasó un año de ardua lucha hasta que se establecieron las enmiendas de la ley. Tercero y lo más impactante para todos los judíos, sucedió cuando tuvieron que enfrentar la peor orden oficial antijudía en toda la historia de Estados Unido- Orden General Nº 11, publicada el 17 de diciembre de 1862, que expulsó a todos los judíos del departamento militar del General Grant. Una actitud que provocó una respuesta muy enérgica de los judíos ante la actitud llena de prejuicios que afirmaba que los judíos utilizaban la guerra para el contrabando y la especulación, delitos que involucraban a los no judíos también. Gracias al Presidente Lincoln luego de 18 días la orden fue revocada..

El perfil de los inmigrantes judíos de Estados Unidos cambió profundamente para la década de los Ochenta debido a los terribles pogroms que atacaban a los judios en el Imperio Zarista. Los que llegaron eran jóvenes de Europa Oriental, judíos ortodoxos que hablaban idish. Perdidos dentro de una nueva y extraña cultura, separados de los seres queridos que dejaron atras y en muchos casos forzados a trasgredir los mandatos religiosos que habían observado  y respetado, inmigrantes que frecuentemente habían pasado sus vidas tratando de conciliar aquello que habían dejado atrás con lo que habían obtenido. 

Unos pocos retornaron a Europa. Pero en 1903, tras el infame pogrom de Kishinev y las posteriores persecuciones en Rusia y en otros lugares, la promesa de la vida estadounidense se veía cada vez más deseable. Para 1924, habían emigrado a las costas de Estados Unidos cerca de dos millones de judíos de Europa Oriental. Al principio muchos nativos y judíos alemanes despreciaron a estos recién llegados, juzgándolos como socialmente inferiores y tenían sentimientos ambivalentes hacia ellos. Se vieron superados por su número y temían que una inmigración tan grande provocara antisemitismo, estaban preocupados porque creían que estos judíos de Europa Oriental nunca se asimilarían. Pese a estos malos sentimientos, la mayoría de estos judíos continuaron trabajando duro y parejo a favor de estos judíos euro-orientales, que luego se identificaron muy fuertemente con la sociedad norteamericana y trabajaron mucho para ser aceptados.

En el siglo XX, cuando surgieron cuestiones tales como la restricción de la inmigración y proyectos de ley encaminados a eliminar el tratado comercial de los Estados Unidos con Rusia, los judíos alemanes y los judíos de Europa oriental trabajaron codo a codo y planearon una estrategia conjunta. Los lazos de parentesco, al final, resultaron mucho más fuertes que las mezquinas disputas grupales.  Pese al pequeño tamaño de la comunidad judía en sus comienzos en Estados Unidos  es importante enfatizar que los estudiantes judíos en Estados Unidos en los siglos XVIII y XIX como los estudiantes de la sociedad establecieron patrones de comportamiento que las subsiguientes generaciones continuaron cuidadosamente. En esa época el  Judaísmo estadounidense, se hizo voluntarista y pluralista. En Estados Unidos la fe judía no estaba registrada dentro del Estado, como lo fue en la mayoría de Europa, y la observancia dependía de cada individuo. En algún sentido  llegó a haber tantos judaísmos como la cantidad de judíos que había, como muchos de su contraparte protestante, los judíos se resistían a la existencia de estructuras de autoridades jerárquicas religiosas como habían existido en Europa.

No surgió ningún Gran Rabino para todo el país y ninguna organización religiosa tenía la autoridad indiscutible En cambio los movimientos judíos religiosos competían por sus adherentes, donde cada una insistía que su estrategia era la única que podía aportar la esperanza para la sobrevivencia del judaísmo norteamericano.

El siglo XX fue testigo de la aparición de los judíos estadounidenses en la escena mundial judía. Con el paso del tiempo  los judíos de Estados Unidos se convirtieron en la tercera mayor comunidad judía en el mundo, después de Rusia y Austria-Hungría, con aproximadamente un millón de judios. Aproximadamente la mitad de judios del país vivía en Nueva York, que era la comunidad judía más poblada, mucho mayor, dos veces más grande que la  que residía en Varsovia, Polonia. A mediados del Siglo XIX la población judía en los Estados Unidos era solo de 50.000 judios en tanto que en Nueva York vivían unos 16.000 judíos.

La inmigración fue la que produjo  este extraordinario aumento de la población judía estadounidense. En 1900, más del 40 por ciento de los Judios de los Estados Unidos eran inmigrantes recientes y la ola de inmigración más grande todavía estaba por venir. Entre 1900 y 1924, llegaron 1.750.000, la mayor parte de Europa Oriental, en 1930 los judíos eran el  3 ½ por ciento del total de población. Hubo más judios en los Estados Unidos por entonces que  episcopales o presbiterianos, este aumento masivo de la población cambió totalmente  el carácter de la comunidad judía estadounidense. Había cambiado su composición y distribución geográfica determinando una alta concentración poblacional  de Judios en ciudades de la Costa, entre ellas algunas como la de  Boston donde los judios nunca habían vivido antes en gran número. También lo que transformó la vida de la comunidad judía norteamericana y sus  prioridades fue la llegada de nuevos elementos de la tradición, el nacionalismo y el socialismo en la vida comunitaria judía. También cambió el contenido cultural de la comunidad con el aporte de los rasgos del judaísmo de Europa Oriental, con rasgos tan propios y característicos, que se transformaron en los predominantes, aunque también la comunidad judía estadounidense mantuvo elementos significativos de su pasado alemán y sefaradí.

Con el paso del tiempo el judaísmo norteamericano por su número y por sus méritos elevó su condición a nivel nacional e internacional. La Primera Guerra Mundial confirmó el nuevo estatus de los judíos estadounidenses en el mundo, Estados Unidos asumió mayores responsabilidades internacionales en este momento, y los judios hicieron lo mismo. En 1914, la comunidad judía estadounidense movilizó sus recursos para ayudar a las víctimas de la guerra europea. Cooperando en un grado no visto anteriormente, las diversas facciones de la comunidad judía norteamericana-nativos e inmigrantes, reformistas, ortodoxos, laicos y socialistas se unieron para constituir lo que se conoce como el American Jewish Joint Distribution Committee. En total, los judíos estadounidenses recaudaron y distribuyeron 63 millones de dólares en fondos de ayuda durante los años de guerra, el JOINT como nunca antes se convirtió en el representante más comprometido en los asuntos y problemas de los judíos europeos. Incluso se unieron en la representación de los intereses judíos en la Conferencia de Paz de París después de la guerra. Los judios estadounidenses continuaron su intensa participación en el sionismo, el movimiento destinado a  crear un Estado judío en el Medio Oriente que refleja también el sentido creciente de responsabilidad por el destino de los judios de todo el mundo.

La Primera Guerra Mundial puso fin a la era de la inmigración masiva judía a los Estados Unidos, una marea humana surgida como consecuencia de la guerra se  vio impedida de entrar al país por la imposición de los cupos restrictivos. Muy pronto, por primera vez en muchas décadas, la mayoría de los judios de América serían nativos. Habían cambiado las condiciones, ya había dejado de ser el problema central de la vida judía estadounidense los temas de la inmigración y la absorción, los judíos estadounidenses habían entrado en un período de consolidación estable. CONTINUARÁ

Volver arriba

 

MILIM REVISTA DIGITAL está en

Hacete fan de MILIM en FACEBOOK. Hacé click en “Me Gusta” ingresando AQUÍ

UNA ESCRITORA BRASILEÑA DE ORIGEN JUDÍO
  CLARICE LISPECTOR

*Por Alicia Benmergui*

 

Fuentes: Judaísmo em Clarice Lispector, segundo Moser Heliete Vaitsman, Rio de Janeiro (RJ) · 2/3/2010. Publicado en Portal Literal

ALICIA BENMERGUI
 
Columnista
 en
"Música y Vida de Israel"
 
 Por AM 670
Domingos de
 13 a 15 hs.


Enviado por Ariel Gilead desde Israel

*Moti Giladi Canta

 "My Way" in yiddish* 


Clarice Lispector es considerada una de las más importantes escritoras brasileñas del  Siglo XX. Con una personalidad extremadamente compleja, dejó varias novelas, libros infantiles, cuentos, artículos periódísticos.  Llegada a los dos años a Recife parece ser que su primera experiencia con la literatura la tuvo en su infancia con la maravillosa obra de Monteiro Lobato, sobre el que habló en uno de sus cuentos. Clarice nació en 1920 en una aldea ucraniana de Chechelnik, donde se le dio el nombre de Jaia Pinkhasovna

Un  biógrafo norteamericano, Benjamin Moser, se ocupó de hacer un detallado relato de la influencia del judaísmo en su obra. Cuando fue lanzada la obra de Lispector en 2009, los medios de prensa brasileños se refirieron a ella como una escritora de origen ucraniano. En cambio en Europa y Estados Unidos se refirieron siempre a ella como una escritora judeobrasileña. . . simplemente porque nada es tan diferente de un ucraniano como un judío ucraniano! Y aún mucho más si ese judío/a hubiese nacido en los primero años del siglo XX, cuando las minórías étnicas en el este europeo y en la futura URSS vivían en zonas separadas, a veces con legislaciones separadas, hablando lenguas distintas de la lengua general (que también usaban para comunicarse con los de afuera, con los otros)  las primeras palabras oídas y dichas por Clarice y por su hermana, por lo tanto, fueron en idish, el ancestral idioma de los judíos ashkenazim, casi desaparecido durante la Segunda Guerra y el  Holocausto.  

La razón que trajo a la familia Lispector al Brasil, en 1921, fue trágica – la madre, a causa de una violación sufrida a manos de soldados rusos enfermó de sífilis. Clarice nació debido a la creencia popular en Ucrania, de que la gravidez neutralizaba la enfermedad. La familia se estableció primero en Maceió, después en Recife, de donde salió la escritora para estudiar Derecho en  Rio. Moser, enfatiza la  importância de su origen en un cuadro de  catástrofe histórica y destrucción que genera trauma, locura y, entre los judíos, el  "pueblo del Libro" (para el cual el mundo se salvará por la palabra).  Moser dice que si bien hay críticos brasileños que tienen en cuenta por lo menos el origen judío de Clarice, hubo otros que lo ignoraron como si fuera necesario optar entre ser judía o brasileña. Afirma que ella tampoco fue explícitamente judía,  cosa que considera muy judaica, pues dos grandes escritores judíos como fueron Proust o Kafka, raramente hablaron sobre su judaísmo. Según Moser los judíos, especialmente los que como Clarice habían sufrido persecuciones y exilio, muchas veces se expresaban en métaforas y símbolos.  Ser judío es una experiencia histórica que provoca preocupaciones filosóficas y religiosas especialmente cuando se han atravesado padecimientos como los que les tocó padecer a los Lispector y en este caso, con la sensibilidad y la inteligencia de Clarice.

Para Moser, en La Hora de la Estrella, donde existe una mujer nordestina de nombre Macabea, es el modo genial que tuvo la escritora de hacer un libro de poquísimas páginas donde reunió aspectos de su vida y personalidad, que es explícitamente judío y explícitamente brasileño. Clarice ha sido una escritora que ha leído mucho pero que eso no se expresa en su escritura y eso es lo que la hace totalmente original. Una de las cosas que Moser sostiene que llevó como una terrible carga la muerte de su madre, cuando ella tenía nueve años. Su madre había sido violada durante uno de los terribles pogroms que asolaron la vida judía en Ucrania, a fines de la Primera Guerra Mundial y durante la Revolución Bolchevique. Allí quedó contagiada de sífilis y de acuerdo a un creencia muy primitiva ucraniana el embarazo cura la sífilis. Asi que cuando la madre quedó embarazada de Clarice, estuvo en una situación extremadamente peligrosa, era casi un suicidio, pero ellos no podían saberlo porque compartían el mismo mito que el resto de la gente. Cuando la madre murió  Clarice cargó siempre con un sentimiento de culpa.  

La violencia terrible usada contra los judíos luego de la Primera Mundial fue olvidada y sepultada con la espantosa tragedia representada por la Shoá.  Según Moser, el Brasil del Estado Novo de Getulio Vargas estaba bajo censura y entonces los terribles acontecimientos que tenían lugar en Europa no eran difundidos por lo que no cree que la gente tuviera idea de la real dimensión de los hechos que  estaban ocurriendo allí.    En uno de sus cuentos ella habla de un “mench” aludiendo a su padre, en esa sola expresión  demuestra cuán  grande fue la marca que dejó en ella el terrible esfuerzo que fue para él criar solo a sus dos hijas. Un hombre sin capacidad comercial, con una vida muy dura día por día y tratando de darles la mejor educación posible con muy pocos medios, para poder brindarles un futuro más promisorio de lo que había sido su propia vida, que terminó tempranamente. Clarice murió el 9 de diciembre de 1977, en Rio de Janeiro, víctima de un cáncer de ovario, cuando contaba con 56 años. Al momento tenía publicados: 10 novelas, 2 libros de cuentos y varios volúmenes de crónicas y artículos periodísticos Moser finalizó el reportaje señalando que a pesar de que Clarice no les había dado a sus hijos una educación judía sino laica, ambos son judíos.

Próximas Festividades
Miércoles 28 de Setiembre             Erev (víspera) Rosh Ha-Shana

Jueves 29 de Setiembre                  Primer día de Rosh Ha-Shana

Viernes 30 de Setiembre                Segundo día de Rosh Ha-Shana

Viernes 7 de Octubre (noche)        Kol Nidré (víspera de Yom Kipur)

Sábado 8 de Octubre                     Yom Kipur

 

Volver arriba

Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Las huellas perdidas en el Mediterráneo: la Brigada Judía, San Nicandro y Nonántola (17/08/2011). Reportaje a la Prof. Alicia Benmergui

NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Hagshamá en la Web
A un clik de Israel
www.hagshama.org.il/es

Toda la información y recursos sobre: Sionismo, Judaísmo, Israel y Aliá

Alicia Benmergui y Susana Cordon presentan un viaje distinto......

   OPERADOR RESPONSABLE

OMEGA Tour Operador
Legajo Nº 172

Sra. Susy CordonTel.4326-1900

susycordon@omega-tour.com.ar

Presentación Viaje a EEUU
Efectuada el miércoles 10 de agosto
Para ver CLIC AQUI

Puedes visualizar álbumes de fotos de viajes, haciendo

 CLIC AQUÍ 

NEW YORK - WASHINGTON - MIAMI y algo más ...

¡ EL GRUPO YA ESTÁ INTEGRADO !
¿Te gustaría conocerlo con nosotros?

Tené preparado tu Pasaporte y Visa
y Venite con nosotros ¡¡
¡¡ Nos vamos el martes 11 de OCTUBRE !!
*Aún tienes tiempo suficiente para integrarte a este tour diferente*
*New York.Washington.Miami.Crucero a Bahamas*

  

*ACOMPAÑADOS POR LA PROF. ALICIA BENMERGUI*

Volver arriba

*UN SON DE SHOFAR SE DEJA OÍR EN LA MESETA:

 

Por Moshe Korin

¡SHANÁ
(5772)
TOVÁ UMETUKÁ!

 

 

*Tipos de toques de shofar*

 

“Tekiá”: un solo toque largo y prolongado.  

 

“Shevarim”: tres toques breves.

 “Teruá:” gran numero de toques aún más breves.  

 

“Tekiá guedolá”: igual que la “Tekiá”, pero más larga. Frecuente entre los judíos asquenazíes, al finalizar las “tekiot”.

 

“Teruá guedolá”: igual que la “Teruá”, pero más extensa. Habitual entre los judíos sefarditas y yemeníes, como colofón de las “tekiot”.  

 

¡Realmente, fue una visita apasionante, enriquecedora e instructiva!

 

* SHIMON KENAN

En vísperas de Rosh Hashaná del año 2009, cuando estuvimos en Israel, como es nuestra costumbre, visitamos a nuestros cuñados en “Kfar Tabor” a 20 km de Afula.  Ellos nos relataron que en un pequeño poblado de la Meseta del Golán, se encuentra Shimon Kenan que fabrica “shofarot”, cuyo sonido llega a todo el mundo. Podríamos decir, según nos comentaron nuestros familiares, que es el hombre que nació con un “shofar” en la mano; y sería muy interesante conocer el emprendimiento.                      

Y hacia allí decidimos viajar, ni bien pudimos combinar el día y los horarios.

 

La visita

Antes de Rosh Hashana y hasta Iom Kipur, las Altas Fiestas, la pequeña y apacible población de Givat Ioav en las Alturas del Golán se convierte en foco de peregrinaje para muchas personas que acuden a Shimon Kenan, habitante del lugar y uno de los más conocidos artesanos de “shofarot” del país. Su taller se encuentra dentro de una gran construcción, y ya desde afuera se pueden oír los toques (“tekiot”) de “shofar”, que dan testimonio de los controles que realiza Kenan con sus productos.

Al llegar a las cercanías del lugar, con cualquier persona que uno habla, afirma sobre Shimon, que parecería haber nacido con un “shofar” en la mano. Todos saben que desde que era niño en Tveria (Tiberiades), vivió como hechizado por el “shofar”.

Volvía de la sinagoga, tomaba un caño, colocaba un embudo en un extremo y tocaba el “shofar”. Muy pronto le enseñaron a tocar un “shofar” verdadero, y a los 18 años ya era “baal tokea” ( la persona que toca el “shofar” en la sinagoga). Siguió haciéndolo también después del ejército. A las seis de la mañana tocaba el “shofar” en la sinagoga de los marroquíes, y a las ocho en las de los ashkenazim.

 

De Tveria al Golán

A comienzos de los años setenta Kenan se trasladó desde Tveria a la Meseta del Golán. Cuando llegó a su nuevo hogar, una de las primeras cosas que hizo, fue faenar un cordero, tomar sus cuernos, y llevárselos a su padre, a quien le pidió que le enseñara cómo se hacían los “shofarot” en Marruecos.

Al principio les resultó muy difícil, probaron una y decenas de veces, hasta que consiguieron hacer un “shofar”.

Al poco tiempo, el rabino también lo mandó a aprender con una persona anciana en Tel Aviv, y poco a poco fue desarrollando su técnica en la artesanía del “shofar”.

Cuando lo visitamos (2009), Kenan tenia sesenta años de edad, y un pujante taller de “shofarot”, que funcionaba todo el año, como así también había en el lugar un centro de visitas que hospedaba a personas de todo el mundo. Del  Taller de Kenan se exportaban “shofarot” a comunidades judías a lo largo y a lo ancho del mundo.

 

El shofar según la halajá

La “halajá” (ley religiosa), especifica con gran precisión qué es un “shofar” apto y conforme a la norma. Él debe estar hecho de un cuerno hueco de un animal “kasher” (no de vaca, puesto que ella recuerda el pecado del becerro de oro). No puede tener ninguna fisura o agujero. La elaboración del cuerno debe ser precisa, a fin de que el “shofar” tenga un sonido bueno, potente y agradable.

Buena parte de las cornamentas que se emplean en la preparación de “shofarot” son importadas a Israel desde África y otros lugares.

 

La elaboración

La tarea de elaborar el “shofar” incluye una limpieza minuciosa del cuerno (Shimon tiene un desinfectante especial y secreto, y sus “shofarot” no tienen en absoluto olor); un pulido, la extracción de la dura corteza interna del cuerno (un proceso complejo y delicado, considerado secreto profesional de los artesanos de “shofarot”); el enderezamiento del cuerno mediante un proceso de delicada cocción en un horno (la cual ocasiona que muchos de ellos se fracturen); pulido de la boquilla y cuerpo del cuerno, hasta el resultado final.

A lo largo de todo el procedimiento, el cuerno es inspeccionado una y otra vez, a fin de cerciorarse de que no hay en él ningún orificio o rajadura. De haberlos, es inmediatamente descartado.

Kenan es extremadamente puntilloso en cada una de las etapas, y sus “shofarot” son conocidos no sólo en Israel, sino también en muchas colectividades judías del mundo. Hacia las Altas Fiestas, las manos de Shimon están cargadas de trabajo, los pedidos fluyen, los visitantes acuden, y la población toda disfruta de los sonidos del “shofar”, que resuenan todos los días desde el atelier y recuerdan a todos que Rosh Ha-Shaná” está próximo.

 

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2011 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui