* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año V - Nº 120
15 de junio de 2011 / 13 de Sivan de 5771
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

SICILIA * COSTA AMALFITANA* ROMA
*SIR MOSES MONTEFIORE*
DESTINO: Estados Unidos de América
RECORDANDO: UN PUENTE SOBRE AGUAS TURBULENTAS

MILIM REVISTA DIGITAL está en

Hacete fan de MILIM en FACEBOOK. Hacé click en “Me Gusta” ingresando AQUÍ


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA

SICILIA, COSTA AMALFITANA Y ROMA
UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE
  RECUERDOS DE VIAJE

POR ALICIA BENMERGUI

 

*Capella Palatina. Palermo

 


*Capella Palatina

 

Claustro de la Catedral de Monreale

 


*Sorrento

 

 

*Sorrento

 

 

*Sinagoga de Nápoles / Interior

 

 

 

 

 

En el próximo número de MILIM continuaremos con el relato en Roma

 

Sicilia, el Sur de Italia y Roma han sido una experiencia inolvidable.

 Los paisajes y lo que la Civilización Occidental han sido capaces de crear a orillas del Mediterráneo convocan algunas de las mejores obras que el hombre ha sabido crear. Ciudades y aldeas donde algunas de las mejores obras son iglesias y templos antiguos, y no tanto, castillos y palacios, símbolos del poder y la riqueza. Maravillosas obras de arte bizantino, en medio de la encantadora ciudad de Monreale, o en la increíble Capilla Palatina del Palacio Real de Palermo donde los reyes y los nobles competían con los papas por el poder, las tierras y los siervos. Y por poder llegar al paraíso, a la Ciudad Celeste prometida después de tanto recordar a los creyentes  que la vida es solo un breve pasaje hacia la muerte.

Mucho de estos notables edificios religiosos responden no solo al poder de la fe y la creencia, esconden motivaciones políticas y económicas, pero sin dudar el temor a quemarse en los fuegos del infierno por los pecados cometidos por los ricos y poderosos y al deseo de gozar de los beneficios del paraíso para los pobres se hallan entre las principales razones de tanta magnificencia.

Hermosos jardines de estilo musulmán, donde las flores, árboles y perfumes nos recuerdan que los sentidos disfrutan de todo lo que la vida nos ofrece. Estaban mezclados con los jardines y parques creados por los europeos provenientes del norte, que llegaban al sur de Italia, escapando del frío y las lluvias para disfrutar del sol, el mar y los cielos azules. Lugares como Erice, que luego de subir trabajosamente, como lo hizo tanta gente en los incómodos siglos pasados, cuanto más lejanos peores, nos otorgan el regalo de un paisaje maravilloso integrado por el mar, las salinas y las llanuras, todo esto contemplado desde los jardines detrás de las murallas. Iglesias por fuera románicas o normandas y por dentro destruidas por la falta de conciencia histórica y estética. Prósperas ciudades costeras como Trápani, donde un borroneado cartel señala la antigua giudecca. Los antiguos y monumentales templos y las ruinas de Agrigento, los restos de la Magna Grecia, en estas tierras de guerras, terremotos y volcanes en erupción se han mantenido, milagrosamente en pie.

Un hermoso camino nos llevó hasta Piazza Armerina, que aun con su mezcla de edificios del siglo XIX, parecía un sábado a la tarde, dormida en una siesta medieval con sus edificios apiñados y estrechas callejuelas coronadas por la cúpula de la iglesia que ocupa un lugar central. Cerca de ella, en un sitio paradisíaco, donde el correr del agua de un río cercano, diferentes variedades de árboles acunados por el viento y las flores y el canto de los pájaros se halla la Villa Imperial del Casale, la perfecta escenografía donde se halla la lujosísima,  residencia de verano de un patricio romano, construida entre los siglos III y IV d.n.e. De su riqueza nos dan cuenta las increíbles escenas coloreadas en el estilo romano en las teselas de sus pisos, que nos hablan de costumbres y mitos y especialmente del mundo dominado por los romanos. A nadie puede quedarle dudas luego de ver este y otros lugares parecidos del uso y provecho que sabían darle los romanos encumbrados a la fértil y hermosa Sicilia. Antes de llegar a las proximidades de Siracusa, pueden observarse en los campos aun las casamatas construidas por los nazis, en esa hermosa y renombrada ciudad de Arquímedes donde mezclados con teatros griegos y romanos, mikves, antiguos templos griegos y edificios medievales también pueden verse dos cementerios poblados con las tumbas de los soldados aliados muertos en las batallas de la Segunda Guerra Mundial.

Catania tantas veces destruida, por las pestes, los terremotos y las erupciones del Etna y los bombardeos aliados es una linda e interesante ciudad, desde la cual nos vamos a Messina, en donde pudimos observar lo que ha quedado de su poblada giudecca para tomar el trasbordador que cruzando el estrecho, nos lleva en el barco de Caronte (si, Caronte y no es ningún chiste), llegamos a Calabria, a Cosenza que tiene un barrio histórico notable, lleno de tesoros del pasado, con una mezcla de todos los estilos desde la más vieja antigüedad hasta un presente con edificios medievales en total estado de abandono y descuido en contraposición de la ciudad moderna con sorprendente centro y edificio de shopping que podrían envidiar y copiar ciudades mucho más grandes y pobladas. Desde allí partimos a la preciosa costa Amalfitana, donde nos quedamos en Sorrento, en una escenario de ensueño, que podíamos contemplar en una especie de platea privilegiada desde el muy hermoso hotel Capodimonte y que nos hace comprender las canciones que le han sido dedicadas. Desde allí partimos a Capri, que pese a ser tan trajinada turísticamente sigue siendo un precioso sitio, con su Gruta Azurra y especialmente desde el increíble escenario que en los más alto de la isla ha creado Axel Munthe, en la casa museo de San Michele.

La Costa Amalfitana con sus preciosos lugares y rincones, Amalfi, la una vez importante y rica república marinera, de la que da pruebas su llamativa catedral en lo alto de una imponente escalinata. Las preciosas Ravello, Positano, las ciudades de Maiori y Minori, menos producidas turísticamente pero tan atractivas como todas las demás. Todas ellas son una meca turística que pese a toda su masividad y mercantilización sigue siendo un regalo para los ojos y el espíritu, tan llena de historia y belleza. Una de las reservas naturales de la región poblada de bosques al los pies del Vesubio, con pequeñas casacadas, ríos, colinas son un regalo más de estos notables lugares.

Nápoles es una gran sorpresa, antigua ciudad de los griegos con mucho más que dos milenios de historia, nos recuerda por la grandiosidad de sus edificios que fue un puerto muy importante del Mediterráneo y la capital de un reino.  Entre el esplendor y decadencia es una ciudad notable y sorprendente, pudimos caminar entre sus calles por donde existieron antiguamente viejas juderías, entre palacios del Siglo XV y XVII donde aun sigue viviendo la gente. Imponentes iglesias renacentistas e iglesias medievales, fortalezas como el Palazo del Ovo,o el Castel Novo del siglo XIV, entre angevina, francesa y aragones o catalana.

La imponente Galería Umberto I y el Teatro de la Opera  de San Carlos, una de las salas más importantes del mundo, al igual que su museo arqueológico que reúne pieza de inigualable valor además de todo lo que ha quedado de las ciudades que una vez fueron Pompeya y Herculano. También allí una muestra de la pomposa arquitectura fascista que ha quedado como testimonio del paso de Mussolini por la historia italiana. 

Los judíos expulsados por los Reyes Católicos en 1492 fueron autorizados a retornar en 1735. Allí llegaron los Rotschild para instalarse en 1841 comprando   el palacio Pignatelli Cortés, allí fue instalada la primera sinagoga de Nápoles, luego el palacio fue vendido y los judíos alquilaron un sitio para utilizarlo como sinagoga en Vía Capella Vecchia, en el Palazzo Sessa, donde continúa existiendo y a la que se llega atravesando estrechas y viejas callejuelas medievales.  Allí existe un linda sinagoga, de un estilo diferente al que estamos acostumbrados, donde fuimos amablemente recibidos y atendidos por un joven Moshé, que nos contó la historia del lugar y nos mostró su pequeño museo. Si uno recuerda la historia de estos judíos no puede menos que conmoverse en estos lugares.

Los judíos vivieron en Sicilia, y en el Sur de Italia, en el siglo XIX y es en esa región muchos judíos de Europa Central y otros lugares pasaban sus vacaciones, o los sionistas salían de estos puertos hacia Israel, durante la Aliá clandestina durante el Mandato Británico. Algunos judíos se escondieron en la región tratando de salvar su vida durante la época nazi fascista, en tanto que otros lucharon y murieron como soldados, los que vinieron de Palestina, integrando la Brigada Judía que formó parte del ejército británico, de cuya historia también escribiremos en el futuro.

Antes de irnos para Roma, queremos señalar que a pesar de tanta belleza e historia no nos pasó desapercibido el sufrimiento que ha padecido el pueblo de toda esta preciosa región. Desde los tiempos más antiguos, codiciado botín de guerra, patrimonio de una nobleza y aristocracia mezquina y egoísta, que condenó a su pueblo al sufrimiento y a la miseria. Del mismo modo que el Estado los relegó al abandono y al olvido, como nos fue contado en "Cristo se detuvo en Eboli" y donde en  la actualidad la maffia sigue cobrando su precio en vidas y sufrimiento, y continúa como un parásito, alimentadose de la vitalidad de este pueblo.

Las fértiles y pobladas llanuras y colinas, las prósperas ciudades y la sufrida Nápoles continúan padeciendo de esa enfermedad que la carcome que es la mafia. A pesar de todo, de tantos padecimientos son capaces de ofrecernos a sus visitantes esa imagen de vitalidad y belleza que les es tan característica.       Ojala algún día puedan librarse de ese mal.   

Puedes visualizar el primer Álbum de fotos que comprende solo Sicilia, haciendo Clic Aquí

Volver arriba

 

 

 

*SIR MOSES MONTEFIORE*
  El más famoso judío inglés de su época
Sir Moses Montefiore
  

Por ALICIA BENMERGUI

 


*Sir Moses Montefiore

 

 


*Sinagoga y Mausoleo adyacente donde están enterradosSir Moses Montefiore y su esposa
 

 


Jerusalen Molino Montefiore

 

 

 


Judith Cohen de Montefiore

 

 


Fue el más famoso judío inglés de su época y seguramente de todos los tiempos. Fue una persona de gran corazón que tuvo la convicción apasionada de que debía hacer todo lo posible en socorro y ayuda de los suyos, los judíos, dispersos por el mundo en situaciones difíciles y dramáticas. Por esa razón se convirtió en una leyenda en todo el mundo judaico, respetado por los reyes y potentados, fue venerado por los judíos pobres de los shtetls de Europa del Este, así como en las mellahs (juderías) del norte de África y Oriente Medio.

Nació en 1784 y murió en 1885, con 100 años. Cuando era joven, su tío Moisés Mocatta le aseguró un puesto como uno de los doce corredores de la Bolsa de Londres. Se casó con Judith Cohen, cuñada de Nathan Meyer Rothschild, merced a esta relación familiar logró adquirir una gran fortuna antes de los cuarenta años. Satisfecho con los bienes que había ganado, Montefiore se retiró de la Bolsa de Valores con el fin de dedicar el resto de su larga vida a la defensa de los intereses de los judíos pobres y oprimidos.

Sir Moses, provenía de una familia italiana sefaradí de Livorno. Casado con una mujer ashkenazi, trató de colaborar con la continuidad y unidad del pueblo judío regalando a cada pareja que se casaba en su sinagoga una suma de dinero - que duplicó cuando era  un "matrimonio mixto" es decir: entre un sefardí y una ashkenazi.

Sus obras de caridad y fundaciones benéficas fueron muy importantes y numerosas, y en sus visitas a Palestina, Marruecos, Roma, Rusia y Turquía, siempre hizo todo lo que pudo y aun más para aliviar la persecución de los judíos en esos lugares. Fue nombrado Caballero por la reina Victoria en 1837 por la nobleza de sus acciones y luego en 1846, le fue otorgado el título de Barón.

El amor de Mosés Montefiore por Israel fue demostrado con sus siete visitas a la Tierra Santa, cuando era muy difícil llegar hasta allí, en una región de naturaleza peligrosa y hostil, donde las condiciones de existencia eran muy primitivas y el peligro acechaba todo el tiempo de diversas maneras. Una vez tardó diez meses completos en ir y volver de Jerusalém donde solo estuvo cuatro días. Preocupado por las condiciones de pobreza e indigencia y el futuro de la población judía que vivía allí, Sir Moses se propuso  fomentar activamente la agricultura  como un medio de crear fuentes laborales y abaratar los alimentos, y dotar a su población de hospitales y hospicios. Los sefaradím y los "judios de congregación portuguesa de Londres todavía distribuyen los fondos legados por Sir Moses para los estudiosos necesitados en Jerusalén, Hebrón, Safed y Tiberíades.

Uno de los viajes más difíciles y famosos que realizó Montefiore en el extranjero fue el relacionado con el Caso Damasco. La desaparición de un monje capuchino, médico, el padre Thomas en la ciudad de Damasco, en Siria en 1840, desató una calumnia en que se acusaba a los judíos, de haberlo matado para utilizar su sangre para la matzá de Pesaj. El famoso libelo de sangre había llegado a Medio Oriente y hubo una feroz persecución de la comunidad como nunca había ocurrido anteriormente. Sir Moses, con el apoyo activo de Lord Palmerston, y de otros judíos prominentes, como los Camondo, visitó el Jedive de Egipto, ante el cual refutó las acusaciones y logró obtener la liberación de los judíos que se hallaban en prisión. También recibió un firman (decreto real) del Sultán de Turquía, para garantizar la protección a todos los judíos en sus dominios frente a cargos similares.

A su regreso a Londres, la reina Victoria honró a Montefiore con el privilegio de añadir animales heráldicos a su escudo de armas, el eligió al León de Judá, con un banderín con la palabra Jerusalén en hebreo entre sus brazos.

En Londres Montefiore fue muy querido por los judíos de la sinagoga portuguesa sefaradí de Bevis Marks, una congregación de la que fue presidente del Consejo de Adultos durante  muchos años, a los que en edad provecta decidió ayudar cuando creó su Fundación. En 1835 fue elegido sheriff de Londres y Middlesex, fue el segundo judío en ocupar tan importante cargo  y en 1837 se convirtió en Presidente de la Junta de Diputados de judíos británicos, función que desempeñó durante treinta y nueve años.

Los filántropos, el modo en que se designaba en siglo XIX a los benefactores, lo hacían de dos modos  o donando su tiempo o su dinero. Moses Montefiore lo hizo de las dos maneras y es un ejemplo sobresaliente de un hombre que fue capaz y estuvo dispuesto a dar tanto. Eso lo hizo de tal manera que su nombre sigue siendo recordado, venerado y amado  por los judíos en todo el mundo de hoy. A cualquier parte del mundo donde los judíos fueron oprimidos, iba Montefiores, en sus esfuerzos por aliviar el sufrimiento de sus hermanos.

 Además de sus esfuerzos a favor de los judíos oprimidos, Sir Moses también creó un centro de la vida judía en Ramsgate, un balneario de moda en el condado de Kent. En 1833 Sir Moses abrió su propia sinagoga allí, cerca de su casa de campo. La futura reina Victoria que pasaba sus vacaciones en una casa adyacente en el este de Ramsgate Cliff, le dio una llave de oro de la puerta entre los dos jardines para que pudiera utilizar cualquiera de los dos. Su casa ha desaparecido hace mucho tiempo, pero su sinagoga y el mausoleo al lado en que él y su esposa están enterrados siguen en pie, cuidadosamente mantenidos por los administradores de su Fundación.

Se supone que Sir Moisés había ordenado que sus papeles fueran destruidos después de su muerte y muchos fueron quemados en ese momento, otro gran número, ahora en poder de la Fundación Montefiore, fueron rescatados por el Dr. Luis Loewe, primer director del Colegio Judith Montefiore

El matrimonio entre Judith y Moses fue exitoso, era una relación muy armoniosa, pues estaban unidos por el afecto y sus ideales. Los matrimonios entre ashkenazim y sefaradim eran muy raros para esa época, pero a pesar de provenir de familias y educaciones muy diferentes tuvieron una perfecta unión. Esta fue como un símbolo que exhibían tratando de demostrar al mundo que no existían diferencias objetivas entre los judíos de diferentes orígenes. Judith tenía para las costumbres de la época, una excelente educación, judía y general, había estudiado literatura, música, canto, dibujo y literatura inglesa, además de hablar varios idiomas. Hablaba con fluidez francés alemán, e italiano, además de leer y traducir el hebreo, hecho que le sirvió de gran ayuda a su marido en las varias misiones que llevó a cabo para asistir a los pedidos de ayuda de las diferentes comunidades judías dispersas en el mundo. Tenía una relación de empatía y compañerismo con su marido, tampoco demasiado frecuente para la época que le llevó a acompañarle en todos sus viajes por el mundo, cosa que hizo hasta 1859.

Esto fue de gran ayuda para su marido, porque podía apoyarlo asesorándolodebido a sus conocimientos lingüísticos. En el siglo XIX los viajes no eran sencillos ni fáciles de realizar, especialmente a la Palestina bajo el dominio turcotomano, las condiciones eran tan peligrosas que muy pocas mujeres se arriesgaban a hacerlos. Para llegar a destino, los Montefiore debían atravesar grandes distancias en territorios inhóspitos y hostiles en carros o a caballo, cruzaban desiertos y montañas donde nunca hubo caminos, era muy dificultoso viajar por el Mediterráneo a raíz de la guerra entre Grecia y Turquía. Las epidemias, la fiebre tifoidea, el paludismo, los ladrones y las bandas de facinerosos eran peligros que acechaban por todas partes, la emoción por llegar a Jerusalém estaba unida al alivio de haberlo logrado sin inconvenientes. 

El matrimonio Montefiore utilizó su fortuna particular, su influencia y su tiempo para ayudar a su Pueblo allí donde fuera necesario, pero lo hizo en mayor medida  especialmente si los pedidos llegaban desde Israel, Yemin Moshe, Jerusalem

Una de sus grandes preocupaciones era tratar de crear actividades productivas para que la población judía que vivía en el Israel de entonces pudiera salir de la terrible miseria en la que se hallaba sumergida

En 1854 su amigo Judá Touro, un rico Judío americano, a su muerte dejó un legado de dinero para financiar un asentamiento residencial judío en Palestina. Montefiore fue nombrado albacea de su testamento, y utilizó los fondos para una variedad de proyectos, incluyendo la creación en 1860 el primer asentamiento residencial judío y fuera de la amurallada ciudad vieja de Jerusalén - hoy conocido como Mishkenot Sha'ananim.

Volver arriba


Les recomendamos ver esta filmación resumida del acto por Iom Haatzmaut 2011 en el Luna Park de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (previamente se ve parte de la marcha realizada antes del acto).

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Hagshamá en la Web
A un clik de Israel
www.hagshama.org.il/es

Toda la información y recursos sobre: Sionismo, Judaísmo, Israel y Aliá

"Nuestro Próximo SEXTO Viaje


 Proximamente brindaremos toda la información de este Viaje
 
DESTINO: Estados Unidos de América
*MARI KATZ  -  ALICIA BENMERGUI*

IMPORTANTE: Recordamos a todos aquellos que quieran viajar con nosotros, como habitualmente lo hacemos en el mes de OCTUBRE, que es necesario contar con la VISA para poder entrar a los Estados Unidos.

* Nuestro 5º Viaje a Sicilia Costa Amalfitana, Nápoles y Roma fué todo un suceso, la belleza de los paisajes, las ciudades y lugares visitados, las antiguas juderías recorridas y la calidad de los servicios brindados, hicieron que este viaje se constituyera en uno más de los hermosos que hemos realizado hasta ahora. Puedes visualizar el primer Álbum de fotos que comprende solo Sicilia, haciendo Clic Aquí (proximamente editaremos el resto)*

Volver arriba

RECORDANDO:    UN PUENTE SOBRE AGUAS TURBULENTAS

 

PROGRAMMA SULLA FIBROSI CISTICA FRA L'HADASSA E GAZA

Un puente sobre aguas turbulentas 

(Mosaico, Comunita

Ebraica da Milano)

Di: Andrea Finzi   03/05/2011

 


 

Prof. Eitan Kerem


Director of the Center and

Specialist in Pediatric Respiratory Medicine.

Hospital Hadassa-Jerusalem

* PROGRAMMA SULLA FIBROSI CISTICA FRA L'HADASSA E GAZA

Un puente sobre aguas turbulentas

La fibrosis quística es una enfermedad relativamente frecuente (un caso cada 5000 personas ) que ataca especialmente las vías aéreas, el páncreas, el intestinos y las glándulas sudoríparas, provoca una gravísima debilidad , una esperanza reducida de vida -  promedia los cuarenta años –  y complejos problemas clínicos y organizativos.

 El Departamento de Pediatría del Hospital  Hadassah Ein Kerem de Jerusalém es uno de los polos de excelencia para el estudio y la cura de esta tremenda patología. Su director, el Dr. Eitan Kerem, participó en tres reuniones organizadas por la Universidad de Milán el 5 de abril,

En estos encuentros el doctor Kerem ha ilustrado la actividad de su Departamento que se caracteriza por el extraordinario clima de colaboración y solidaridad, en la conciencia y en el respeto de la diversidad, entre médicos, pacientes y familias israelíes y palestinas,  a veces también jordanas y egipcias. En esta atmósfera especial, en la cual “el único verdadero enemigo es la enfermedad” se ha desarrollado el proyecto orientado a curar y asistir a los niños de Gaza afectados de fibrosis quística, superando los miles de obstáculos que el odio, la propaganda, las razones de seguridad y las diferencias recíprocas entre los dos campos han inevitablemente interpuesto.

En una primera época como ha estado hecho para pacientes que residían bajo el control de la Autoridad Palestina, los pequeños enfermos de Gaza eran acogidos y curados en el Hadassah, proveyendo también a la formación de médicos y enfermeros. Con  el empeoramiento de la situación política y militar entre Israel y Gaza, en vista de la imposibilidad de continuar del mismo modo, el doctor Kerem, obrando de un modo audaz y discreto, tuvo éxito al obtener el permiso –  ya sea de la parte israelí pero también y sobre todo de parte de Hamas – de acelerar la formación de médicos y enfermeros provenientes de Gaza hasta lograr ponerlos en un nivel de tener un centro especializado al cual el Hadassah  provee de medicinas, ayuda de todo tipo, comprendidas hasta computadoras. 

Aun hasta en los períodos de más fuertes tensiones en los límites, no han cesado nunca los viajes de los médicos de Gaza a Jerusalém para discutir los casos con sus colegas israelíes y para transferir ocasionalmente pacientes particularmente complejos.  Con su estilo amable y escueto, típicamente sabra, respondiendo a las muchas preguntas del público, el doctor Kerem ha recordado que la relación entre Israel y sus vecinos está hecha también de convivencia y colaboración en la vida cotidiana que poco tiene que hacer con la política estentórea y lejana de los problemas de la gente común.

Con su proyecto ha actuado como un puente sutil pero en el fondo sólido entre dos territorios necesitados de dialogar y ayudarse recíprocamente a vivir, superando las aguas turbulentas de la historia

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2011 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui