* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año V - Nº 114
28 de febrero de 2011 / 24 de Adar 1 de 5771
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Historia de los Judíos de Italia
DEL MUSEO JUDÍO DE CASABLANCA
ALICIA BENMERGUI - MARI KATZ ** Iniciamos Nuestro Nuevo Viaje
RECORDANDO MOISHE JABLKOWSKI “AGASHKA”

MILIM REVISTA DIGITAL está en

Hacete fan de MILIM en FACEBOOK. Hacé click en “Me Gusta” ingresando AQUÍ


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Escuche el último reportaje:
La historia de la historia: La Biblia (1ª parte) 09/02/2011
NAVEGUE MIENTRAS ESCUCHA


17 de marzo de 1992 * 19 años de Impunidad de la Injusticia

 El 17 de marzo de 1992 un ataque terrorista a la Embajada de Israel en la Argentina causó 29 muertos y 242 heridos.  A 19 años de ese terrible acontecimiento todo está como era entonces, la impunidad continúa, los asesinos escondidos en la sombras continúan gozando de la protección que genera la falta de acción de la justicia.

Han matado y destruido y no les ha pasado nada. Viven tranquilos, protegidos por la indiferencia de todos aquellos que deberían haber buscado hasta bajo de las piedras.

Lo sucedido no fue causado por un rayo caído del cielo, esto lo hicieron personas, esto como el atentado de la Amia, significa que estamos todos en peligro. La impunidad de la que disfrutan los culpables, impide que sus víctimas descansen en paz y sus familias obtengan la reparación que merecen.

Esa impunidad es el enemigo de nuestra sociedad, es el peligro que siempre asecha y nos amenaza a todos. Aunque solo sea por eso, la justicia argentina tiene esta deuda pendiente que debe saldar con  todos nosotros.

 

HISTORIA DE LOS JUDÍOS DE ITALIA
  Historia de SICILIA

 


Banqueros y Comerciantes

 

 

 

 

 

 

Inscripción Funeraria en el Seminario Arzobispal de Messina

 

 

 

 

 

 


Museo Salinas de Trapani

 

 

 

 

 

Fuente: Henri Bresc, Arabes de langue, Juifs de religion : L'évolution du judaïsme sicilien dans l'environnement latin,,

 


Los Judíos de Sicilia, (y también los del sur de Italia) pertenecen a un mundo desaparecido, donde los testimonios concretos de su existencia son escasos, su historia terminó con la Expulsión de los Judíos, determinada por Fernando de Aragón, en 1492. Una larguísima existencia de mas de 1.500 años que fue negada y ocultada con extrema crueldad, especialmente por las autoridades de la iglesia católica y la Inquisición.

Sin embargo, el pasado de esta comunidad fue un terreno muy fecundo para muchos historiadores por  la importancia y las características que tuvo el judaísmo siciliano. El historiador H. Bresc, un medievalista francés reconocido investigó sobre ese antiguo pasado, utilizando, ante la carencia de testimonios provenientes de la misma comunidad, fuentes documentales externas a ella: la correspondencia privada de la Genizá, los registros de la comunidad judía del Cairo medieval, los archivos normandos y latinos (actas notariales, inventarios luego de un fallecimiento, informes tribunalicios) y numerosas referencias a estudios anteriores.  A través de ellos pudo determinar que en la Sicilia ocupada por los musulmanes antes de 1070, los judíos que allí vivían tenían una relación muy fuerte con el norte de África y con Egipto, y una relación de proximidad con el Islam.

Como en las otras comunidades judías bajo dominación musulmana, el árabe era su lengua materna, escribían en judeo-árabe (árabe escrito en letras hebreas) y estudiaban los textos bíblicos en hebreo. Los normandos invadieron la región y derrotaron a los árabes, constituyéndose en los nuevos gobernantes, uno de los hechos mas importantes de la conquista normanda fue la continuidad con el estilo de gobierno árabe.  Continuó vigente la tradición musulmana: las minorías protegidas eran inferiorizadas pero tenían una autonomía administrativa y judicial, acceso a las profesiones y al comercio, libertad de culto y educación.    Los primeros siglos de dominación normanda se caracterizaron por un espíritu ecuménico y plurilingüista.

Durante este período la comunidad judía de Sicilia mantuvo los lazos familiares y comerciales con las comunidades judías de las costas del Mediterráneo, como lo demuestra la rica correspondencia de la Genizá del Cairo.  Estos judíos conservaron el árabe como su lengua, pero era el que hablaban los judíos del Magreb, con una mezcla de numerosas palabras sicilianas.                             Sicilia de alguna manera había funcionado como una intermediaria entre el mundo latino y el mundo musulmán, hasta mediados del Siglo XIV, el árabe también era la lengua materna de numerosos cristianos sicilianos, pero a partir de esa época lo abandonaron y esa lengua fue usada solo por los judíos, cuyo uso aumentó con las numerosas migraciones de los judíos del Magreb.

Las fuentes históricas han sido lo suficientemente ricas y abundantes para proporcionar una información bastante completa. Gracias a ellas sabemos sobre la lengua que hablaban, que cosas estudiaban, de que modo mantenían su observancia religiosa, las condiciones sociales y políticas en que vivían, como se organizaban en temas tales como el matrimonio, la vivienda, la alimentación, sus vestimentas, sus profesiones, sus bienes, la organización comunitaria, como eran las clases sociales y quienes componían las elites religiosas. Todos ellos considerados como datos objetivos han permitido evaluar los rasgos identitarios de los judíos sicilianos en relación a la mayoría cristiana entre la cual vivían y también frente a las comunidades judías de Provenza, del norte de Italia, de España y de Malta. Es una identidad que aparece como múltiple y compleja, su pertenencia al judaísmo estaba determinada por sus creencias y prácticas religiosas, su idioma y las prácticas matrimoniales evidencian una herencia oriental. Pero en otros aspectos de la existencia, las cosas no eran tan claras ni definidas, el historiador ha comprobado una integración al mundo cristiano que los rodeaba.

Su especialización laboral era el trabajo del cuero y del hierro, el tejido, la fabricación del aceite de oliva, el artesanato de coral pero para Bresc, contrariamente a lo afirmado por otros historiadores, en este caso no se han constatado la existencia de monopolios en ninguna de las especialidades que desarrollaban.  Los judíos se hallan presentes en porcentajes diferentes en numerosas especialidades al lado de los cristianos y los artesanos participaban en asociaciones comunes, nada de esto sucedía en el resto del mundo cristiano, donde los judíos estaban totalmente excluidos de toda clase de gremios, hermandades, ansas etc. También según Bresc estaban, paradojalmente, poco representados en rubros como la orfebrería y la usura. Los judíos eran esencialmente urbanos y habitaban en barrios especiales, en el corazón de las ciudades, cerca del poder y no eran relegados fuera de ella, en los suburbios.   En sus casas, vestimentas y alimentación se podía observar una incorporación de hábitos y costumbres occidentales a partir del siglo XIII. Había más diferencias entre las clases sociales que entre las comunidades religiosas, ciertos cronistas cristianos que viajaron por la región se han quejado de la falta de signos de reconocimiento exterior en la indumentaria de los judíos. 

El historiador Bresc, diseña un cuadro sobre la vida de los judíos sicilianos que no es ni idílico ni dramático, señalando las alianzas de intereses entre los señores feudales normandos y los grandes linajes judíos. Pero también hubo múltiples vejaciones y amenazas de una violencia cotidiana que indica un status, una condición judía, siempre precaria.

Colocados bajo la protección directa del rey y del Estado, los judíos escapaban a la jurisdicción de la Iglesia pero debían prestar servicios específicos. Sin embargo, eran ciudadanos de todo derecho en el Siglo XIV y disfrutaban de todos los privilegios que les habían sido concedidos en las ciudades. Las marcas exteriores de diferenciación o de segregación eran escasas, pero los cristianos como los judíos desarrollaron numerosas estrategias de separación (rechazo de los matrimonios mixtos, fobia al contagio con los alimentos impuros). Cada uno trataba de conservar las distancias y sus fronteras, incluso entre las solidaridades de clase (las asociaciones de artesanos) que trascendían a las comunidades.  En ningún momento estos judíos sicilianos estuvieron en situación de llegar a la conversión al cristianismo como sucedió en la misma época con la comunidad de la Provenza. 

Esta comunidad constituida por artesanos y comerciantes no desarrolló ninguna función importante ni tuvo el nivel y el rol cultural prestigioso que tuvieron los judíos andaluces; fue económicamente modesta pero socialmente reconocida.  No se destacó por su participación en los debates teológicos o filosóficos de la época. Ya hemos visto en un texto anterior que por esa razón el rey Federico II invitó a sabios y estudiosos muy reconocidos de la Península Ibérica. Para estos judíos sicilianos la cultura profana estuvo casi ausente de sus intereses pero en cambio fue muy importante la cultura religiosa, muy sólida y en esto estaban incluidas todas las clases sociales. Algunos artesanos poseían bibliotecas privadas, y mantenían todos una estricta observancia de todos los ritos religiosos.  Las transformaciones de la comunidad según el medievalista francés Bresc comenzaron entre los siglos XI y XV en tanto que las relaciones con el judaísmo egipcio disminuyeron a partir del siglo XIII.

Utilizaban cada vez menos nombres árabes en favor de los hebraicos o latinos, las casas, las vestimentas perdieron su carácter oriental, adoptando cada vez más el estilo occidental de la época.  Esta evolución refleja los aportes migratorios, de origen oriental, magrebí, luego andaluz e italiano entre los siglos XIV. También se produjeron cambios internos en la comunidad que se expresaron en grandes conflictos. Estos fueron muy agudos entre una elite próxima al poder real y las sectores populares que desafiaban el rol de la oligarquía. Este problema también se extendió a lo que sucedía entre el gran rabino, representante del poder central y las comunidades urbanas que no querían perder su autonomía. 

Al no existir fuentes que narren sobre como se veía esta sociedad así misma, falta la mirada y la versión de los verdaderos protagonistas de esta historia. En este relato el historiador demuestra que en Sicilia en muchos períodos y en diferentes sectores sociales las diferencias entre judíos y cristianos era mínimas pero que estos vínculos no fueron lo suficientemente fuertes para evitar que la crisis de finales del Siglo XV y la expulsión de los Judíos.  Para H. Bresc, esa crisis no es el resultado de una tensión progresiva entre los Judíos y los cristianos de Sicilia, y si el producto de una intervención política externa: la anexión de Sicilia a la Corona de Aragón y el fortalecimiento de la influencia de las congregaciones religiosas como los franciscanos.

Volver arriba

 

 

 

DEL MUSEO JUDÍO DE CASABLANCA
  Casablanca (AFP)
Video
*Una visita al Museo Judío de Casablanca*

Haga Clic AQUÍ

 

 


*Museo Judío de Casablanca Binah Foto obtenida en el último viaje realizado a Marruecos por MILIM

 

 

*El conservador del Museo Judío de Casablanca, Simon Levy, en una de las salas FOTO: LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL EN RABAT ABC Opinión

 

 

Fuente: ejpress


Un edificio blanco escondido en un barrio residencial de esta ciudad cosmopolita, tiene un tesoro que pocos aquí conocen: es el único museo judío en el mundo árabe.  "Para ser franco, yo ni siquiera sabía que había Judíos de origen marroquí", dijo el estudiante secundario Sidi Ahmed, quien visitó el museo del judaísmo marroquí de Casablanca con su clase de la ciudad de Dajla Sahara Occidental. "Gracias a esta visita, me enteré de que había Judíos marroquíes de Fez, Meknes y en otras ciudades" en Marruecos, Ahmed agregó. "Estoy feliz de haber aprendido esto."
 
Fundado en 1997, el museo judío reúne una mezcolanza de objetos - ropa, herramientas, incluso el estudio de un joyero - que dan testimonio de la rica historia de la comunidad de más de 2.000 años de antigüedad en el país. "Es el único museo judío en el mundo árabe", dijo el curador del museo Zhor Rehihil, un funcionario civil marroquí que es musulman. Alrededor de 5.000 Judíos viven en Marruecos de hoy - incluyendo 2.000 en Casablanca, según las estimaciones de Rehihil. Las visitas a las escuelas "muestran a los marroquíes que hay otros marroquíes con otras creencias religiosas", dijo.  

Y la filosofía del museo?  "Que los Judíos de Marruecos no desaparecieron sin dejar rastros" dice Simón Levy, de 76 años de edad, quien ha dirigido el museo desde su creación.

Él quiere que Marruecos reconozca su herencia judía de otra manera - es decir, en los libros de historia, cosa que por ahora no sucede  "Eso significa que para un joven marroquí de hoy, un judío es simplemente alguien que mata a alguien en Palestina, aunque los judíos han contribuido enormemente en este país", dijo Levy, un veterano activista político y luchador por la independencia de Marruecos de Francia en 1956.  "Quiero que este joven marroquí conozca la diversidad histórica de su país", dijo.  Presente desde la antigüedad, la una vez vibrante comunidad judía de Marruecos creció en forma sostenida, impulsada por la llegada de los Judíos expulsados de España por los Reyes Católicos a partir de 1492.  

A fines de 1940, contaba con unos 250.000 miembros, o el diez por ciento de la población de este país del norte de África.  Pero el número de Judíos aquí desde entonces ha disminuido dramáticamente. Una gran mayoría acudieron en masa a Israel después de la fundación del Estado judío, en 1948. Otros los siguieron después de la Guerra de los Seis Días, en 1967, entre árabes e israelíes. 

Otros se fueron a Francia, Estados Unidos y Canadá. Los Judíos que permanecen en Marruecos todavía tienen presencia. Las grandes ciudades tienen sinagogas, como Casablanca, que tiene varias, y además dos escuelas judías -  a la que asisten tanto estudiantes judíos como musulmanes.  Luego está el museo, que tiene como objetivo "preservar el patrimonio de Marruecos en su totalidad", dijo el curador Rehihil.

Levy el director del museo, también espera que avancen las conversaciones de paz en Medio Oriente para que algún día vuelva la diáspora judía de Marruecos a su país de origen. "Cada vez que hay una mejora en el clima de Oriente Medio, un cierto número de Judíos marroquíes quiere volver a Marruecos", dijo.  Para el curador Rehihil, el museo da testimonio de la tolerancia religiosa de sus compatriotas marroquíes.

"Tenemos que poner fin a esta imagen peyorativa de los musulmanes que no están interesados en los demás, que no son tolerantes", dijo.  Sin embargo, estos sentimientos no son universales. Un policía que vigila en frente del museo - testimonio de que esta institución que celebra la cultura judía no es del agrado de todos.

Volver arriba

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Hagshamá en la Web
A un clik de Israel
www.hagshama.org.il/es

Toda la información y recursos sobre: Sionismo, Judaísmo, Israel y Aliá

Lázaro Issi EEUU

En casi todo lo que el hombre ha hecho encontraréis fácilmente la mano y el ingenio judío. Por este dedicado Milim, otro logro del exquisito trabajo que realizan mis queridos amigos Alicia y Salvador Benmergui, me acabo de enterar que la ubícuita hamburguesa tiene su origen en los judíos de Europa Central (último párrafo de este Milim-113). Un saludo a todos. Lázaro.

Marcos Neuvgosen Buenos Aires

Nuevamente felicitaciones por este número de MILIM (113). Dejo de lado los artículos de por sí enjundiosos y muy bien elaborados como siempre, pero quiero contarles que me reí mucho con Mickey, como también recordé el fin de la 2da guerra Mundial y toda la esperanza que teníamos que por fin se iban a terminar las guerras y las persecuciones..!Que ilusos!!! Gracias una vez más por todo lo que nos brindan.

Daniel Fainguersh Buenos Aires

Acabo de recibir la revista 112 y como siempre halagado y regocijado de su contenido. Y eso me hacer recordar lo que te sugiriera, con tanto material, para cuando tu enciclopedia judaica, la que podría ser impresa y digital.Que te parece el proyecto, para ti?. Sería muy valioso para toda la judería de habla hispana. En fin te dejo nuevamente la inquietud, que sirve de pretexto para estar nuevamente en contacto.

Mauricio Ansemil-Kfar Saba-Israel

Milim es un envio que espero ansiosamente que aparezca, cada dos semanas, para poder enriquecerme con la lectura del mismo.LOS FELICITO POR EL ESFUERZO Y TODO LO QUE NOS BRINDAN A QUIENES TENEMOS LA SUERTE DE RECIBIRLO. TODA RABA, RABA por todo !!!!!!!! SHABAT SHALOM

ALICIA BENMERGUI - MARI KATZ ** Iniciamos Nuestro Nuevo y Diferente Viaje

2011

! Unite a NOSOTROS !

En este proyecto que iniciamos


*Si te encontrás interesado en nuestra propuesta
 
*Podés contactarnos enviando un mail a :
 
 Puede visualizar el tercer y último video del viaje a: ANDALUCÍA y MARRUECOS, haciendo CLIC AQUÍ

 

SICILIA, COSTA AMALFITANA Y ROMA

*A la Medida de Tus Sueños y Deseos*

Acompañados por la Profesora Alicia Benmergui

Sicilia,  la Costa Amalfitana y Roma  y

algunas sorpresas que ya les contaremos

Palermo - Erice – Trapani - Agrigento - Siracusa - Catania - Taormina - Messina - Cosenza - Sorrento- Costa Amalfitana - Napoles - Roma


                      *Esta es la mejor manera de viajar

* Sicilia, la Costa Amalfitana y Roma nos esperan, en una experiencia de viaje única y diferente, como tenemos por costumbre ofrecer en todos nuestros viajes.

* Lugares mágicos, plenos de historia, belleza y cultura, en todas sus expresiones, compartiendo una vivencia inolvidable de placer y descubrimiento que te acompañará por mucho tiempo a tu retorno. Porque un viaje debe ser todo eso, y al retornar hacerlo con un bagaje de conocimiento e información que permite comprender todo aquello siempre hemos visto y sabido sin darnos cuenta sobre que significaba.

* e proponemos añadir al placer de viajar, formar parte de un grupo de viajeros reunidos por su gusto común del descubrimiento cultural, acompañados por alguien que es una guía e interlocutora cultural permanente, entusiasta y apasionada por la posibilidad de trasmitir conocimiento y comprensión sobre todo lo que ofrecen los sitios que hemos elegido. Te ofrecemos recorrer lugares por donde ha transcurrido una historia judía paralela que generalmente son ignorados por las excursiones comunes, ignorando la riqueza de nuestro pasado y patrimonio histórico.

* Estamos seguras que nuestro tour será algo diferente y especial por toda la dedicación que hemos puesto en la preparación de cada uno de sus detalles, como siempre lo hacemos, pero en este caso mucho más, por todo lo que estos sitios tienen para ofrecernos culturalmente hablando.

* Será una experiencia única, pues como grupo de turismo cultural tenemos la posibilidad de llegar a lugares muy especiales que no son accesibles para grupos reducidos o visitas individuales. Nos caracterizamos por ofrecer este tipo de viajes porque aspiramos a que cada viajero pueda ver y conocer mucho más de lo que habitualmente ofrece el mercado turístico. Queremos brindarte una experiencia que sea mucho más que solo una oferta turística.

* Viajaremos y nos desplazaremos con toda la comodidad que representa hacerlo con nuestro grupo en nuestro propio bus. Nos hospedaremos en confortables hoteles teniendo previstas todas las excursiones y visitas a museos. La única obligación que te propone nuestro tour, es la de pasarlo lo mejor posible y disfrutar de esta experiencia única de conocimiento, descubrimiento y placer que caracteriza a todos los viajes que hemos realizado

Volver arriba

* RECORDANDO      MOISHE JABLKOWSKI “AGASHKA”

 

Por Moshe Korin

Director del Departamento de Cultura de AMIA

 

... Recordándolo a él, homenajeamos a todos los artistas, activistas y amantes del teatro que ya no están entre nosotros.

 


*Moishe Jablkowski

*Agashka

Es un seudónimo de un personaje interpretado por Moishe Jablkowski Z’L , en la obra teatral “Sueño de una noche febril”.

El Hombre del Teatro y la Cultura Judía


Hace catorce años (11 de shvat- 19/01/1997- había nacido en Varsovia el 8/9/1915), que todos nosotros nos despedimos sin una sombra de ilusión de volver a verlo; nos despedimos de Moishe Dov-Ber ben Shúlem –Mendl y Iente - Jaie, de Moishe Jablkowski, de don Mauricio, o como lo llamábamos habitualmente “Agashka”, a secas.

Recordándolo a él, homenajeamos a todos los artistas, activistas y amantes del teatro que ya no están entre nosotros.

 Recordamos hoy al “Agashka” de su esposa Juana, de sus hijos Julio y René, recordamos hoy, al “Agashka” de sus hermanas María, Juana, Matilde, de Eugenia y Eta, y de su hermano Isrúel. Recordamos al “Agashka” de su nuera Delia y de su yerno Miguel, y de sus nietos Gabriela, Verónica, Andrés, Tomás y Milena y de sus entrañables bisnietos Martina, Alvaro, Matías, Rocío y Valentín y de Lucas el hijo de Andrea que lleva el nombre de su bisabuelo Moishe Jablkowski.

Evocamos al “Agashka” de sus amigos Ióshke, de Zishe y de Alberto; de Méndl, del Rebe y de Samuel Dan; de Tzvílij, de Shmil y Dorita Windler y de Pascual, por quien “Agashka” se hizo traer especialmente en ambulancia del sanatorio a la casa de René y Miguel, a fin de no aguarle una despedida íntima en casa de su hija,  ya que al día siguiente partían los Podrabínek a radicarse en Israel, después de muchas vicisitudes para Rivke y Pascual.

Recordamos a “Agashka”, el ser personal e individual de cada uno de nosotros, de todos nosotros.

Pues Moishe Jablkowski fue una persona, fue muy hombre, muy judío, fue un hombre judío muy del teatro. Él vivió e hizo todo con su alma, con todo su ser y muy intensamente.

“Agashka” fue amplia, profundamente apasionado, querido y respetado; y como todo hombre que hace, que tiene iniciativas y también principios, fue a veces discutido.

“Agashka” gravitaba permanentemente en el corazón, en el cerebro y en la conciencia de cada uno de nosotros.

Él influía en el corazón del teatro judío y en el núcleo de la cultura y la problemática judeoargentina.

Su palabra reflejaba entereza, su actitud: espíritu luchador y a veces terquedad ante la meta propuesta.

“Agashka” irradiaba alegría en derredor de una copa, disfrutando de una buena comida, o en la sobremesa de un café. Él tenía profundos sentimientos de amistad que son incomparables e irremplazables. “Agashka” irradiaba con su presencia amor, entusiasmo y honestidad, para con todo lo que emprendía.

Fue mucho lo que hizo con la fuerza de su convicción, de su inteligencia y talento; con su capacidad de análisis y su pasión, unidos a su profundo e incansable interés por la cultura judía.

Pero no menos ha hecho “Agashka”, impulsado por la fuerza del amor, que no impone condiciones: hacia el teatro, hacia la familia, hacia el trabajo, los compañeros y amigos, el hombre y la mujer.

“Agashka” albergó en su corazón el sueño del grupo de amigos llamado primero “El club”, en el cual lo llamábamos “capitán”, el que luego se transformaría en el grupo socio-cultural “Javershaft” - es decir amistad, el sueño de la vivencia teatral; como así también de la cultura judía, especialmente en ídish. Sueño que él vivió con todo su ser; y tan sólo con la fuerza de ese sueño pudo ser de los primeros entre todos nosotros, en la responsabilidad y en la preocupación, y ubicar ese sueño  en el centro de nuestras vidas, durante varias décadas.

Pues con la fuerza del sueño que lo había embriagado y colmado, construyó, representó, temió, se preocupó y se ocupó; a veces litigó, con nosotros y con los otros, en ocasiones- extremadamente.

Hizo suyos nuestros dolores.

Para mí, que tuve la dicha de conocerlo cuando él ya era un hombre maduro, sospecho que hubo en “Agashka” algo de muchacho que no se marchita, una especie de instinto sano por la vida que lo llenaba de un intenso deseo hacia las cosas concretas. Te encantaba con el brillo travieso de sus ojos, con su perspicaz mirada, con su dicción al recitar un poema en ídish o imitando el dialecto judeo-varsoviano; cuando relataba algo picaresco y provocativo, o cuando solía descubrirse ante tí con su amplia comprensión de la inteligencia y del sentimiento. Esa era la comprensión de lo esencial de la vida que nosotros vivimos.

“Agashka”  fue el inmigrante,  fue “Agashka” del negocio “El Mejicano”, fue el actor del IFT, el actor del “Natzionaler Ídischer Folks Teater” (Teatro Popular Judío) como así también de la Sociedad de actores profesionales judíos. "Agashka” fue el padre de familia, el hermano, el tío, el cuñado, el abuelo; “Agashka” fue el compañero y el amigo solidario. Tuvo días de gran ilusión y otros días amargos.

Seguiremos relatando sobre “Agashka” en la pieza teatral “Shrai Jine”, -Grita China- o en la representación “Iortzait Lijt” -Velas de recordación- del escritor judeosoviético David Bérguelson. Aún relataremos de “Agashka” en las fiestas y banquetes, como así también de “Agashka” en las tertulias de los cafés “Pinatí”  y  “León Paley” y de su espíritu bromista; de “Agashka” como fiel exponente de esa generación de inmigrantes, que casi todo lo que esta comunidad posee, ellos lo imaginaron y construyeron y a nosotros tanto nos cuesta sólo mantener.

Si tuviera la posibilidad de vivir un instante de ilusión de que el hombre al que yo tanto quería me pudiera escuchar, diría de todo corazón: Has vivido una vida significativa y no en vano has soñado: - aún siguen tus hijos, tu familia, tus amigos, el teatro, la AMIA, el IFT, el grupo “javershaft” y la amistad.

Tu corazón palpita en cada uno de nosotros y en todos nosotros existes.

Tehí nishmató tzrurá bitzror hajaím. Que su alma quede unida en el haz de la vida eterna.

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2008 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui