* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año V - Nº 109
30 de noviembre de 2010 / 23 de Kislev de 5771
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

ALICIA BENMERGUI *Crónicas de Viaje*
La Historia de Renée Levy
ISAAC RABIN Z`l
RECORDANDO * JANUCÁ DE HOY Y DE SIEMPRE

MILIM REVISTA DIGITAL está en

Hacete fan de MILIM en FACEBOOK. Hacé click en “Me Gusta” ingresando AQUÍ


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Escuche el último reportaje:
"Los otros judíosestadounidenses (última parte):
Inmigrantes centroeuropeos, grandes empresarios
03/11/2010


ALICIA BENMERGUI *Crónicas de Viaje*
  Relatos de nuestro viaje a
*ANDALUCÍA y MARRUECOS*

Por Alicia Benmergui

*Acompañados por la Prof. Alicia Benmergui*

Para ver el primer video de este viaje que comprende Córdoba,Sevilla,Cádiz, Tarifa y Algeciras
HAGA CLIC AQUÍ

Para ver el segundo video de este viaje que comprende sólo Marruecos: Tánger,Tetuán,Fez,Meknes, Volubilis,Marrakesch, Casablanca,Rabat
Haga Click AQUÍ

 

 

Tánger Sinagoga Nahón

 

Las fotos de nuestro viaje a Andalucía y Marruecos puede verlas haciendo clic AQUÍ

 


Tetuán Calle Soltana Coen

 


Rabat Palacio Real

 

Continuación lado derecho
 

.... Y en nuestro viaje llegamos a Casablanca, una ciudad modernísima situada frente al Mediterráneo, en plena efervescencia de construcción, es una ciudad supermoderna,  con preciosas avenidas de art deco, reconstruidos y cuidados, con casas blancas adornadas de Santa Rita de todos los colores.

Toda esa escenografía para llegar al único Museo Judío de todos los países musulmanes, su curadora, una profesional marroquí, no judía nos dio la bienvenida y pudimos observar colecciones de fotos, vestimentas y objetos rituales marroquíes de todas las regiones del país, luego les contare con mayor detalle las cosas que allí vimos, pero salimos de allí con una fuerte emoción contenida por todo lo que allí existe y por haber tenido la fortuna de haberlo podido ver.   

 

 

 

En el último número de MILIM, por un involuntario error, omitimos el relato del recorrido del viaje referente a la parte de Marruecos. Se podrá leer a continuación:

*Viajar por el sur de España es contemplar el mar y estar casi colgado de los acantilados que lo bordean, y allá a lo lejos contemplar con sorpresa la enorme mole representada por la puerta del Mar Mediterráneo, el Peñón de Gibraltar.

Con nuestro Bus, con el que iniciamos nuestro viaje, nos embarcamos en el  Ferry que nos lleva desde Algeciras hasta Ceuta, un barco de un estilo bastante suntuoso y confortable. Por suerte el Mediterráneo había decidido ese día, no estar demasiado turbulento

Llegar a Ceuta fue una sensación bastante sorprendente. África, con población islámica, visible sobre todo por la vestimenta de las mujeres en una población totalmente española, luego de esperar durante cierto tiempo para cumplir con todas las exigencias de la aduana marroquí nos pusimos en camino por el reino de Marruecos.

Un paisaje montañoso cubierto de bosques, nos acompañó hasta llegar a una ciudad extremadamente hermosa e interesante: Tánger.

En un paisaje formado por una bahía de ensueño, con una tupida vegetación, con palmeras de todas las clases y flores de todos los colores, edificios muy modernos y altos mezclados con la arquitectura Art Deco de los franceses y el viejísimo Zoco, que en realidad son dos, el Zoco Chico y el Zoco Grande. Y la omnipresente presencia judía, comentada y repetida por todos los guías, varios de los cuales se encargaron de recordarnos que los judíos llegaron a Marruecos antes que los árabes musulmanes.

El zoco, que parece sacado de uno de los cuentos de las mil y una noches, donde se vende y compra todo, tenía una sorpresa para nosotros. Una preciosa sinagoga, sefaradí  (la Sinagoga Nahón) un sábado a la mañana,  solitaria y congelada en el tiempo, en una estrechísima callejuela del zoco, esa  mañana poder estar allí nos provocó una gran emoción, en mi caso personal por el recuerdo de mi suegro que la frecuentaba cuando vivía allí.  

La gente es muy amable y hospitalaria, no hay servilismo en su actitud, y cuando se enteran de nuestro vínculo con Marruecos, la sorpresa y la amabilidad se acentúan.  Es una ciudad de enormes contrastes, entre la modernidad y la Edad Media, donde los burritos cargados son un transporte mucho más eficaz en el laberíntico zoco que cualquier auto o camioneta.

Continuamos nuestro viaje hacia Tetuán y esta ciudad fue otra gran sorpresa, el barrio español tiene una preciosa edificación de principios y mediados del siglo XX, los edificios están totalmente reparados, pintados de blanco  contrastan con las puertas y ventanas de verde oscuro. Allí se ven apellidos  judíos, el guía nos contó la historia de Marruecos, de Tetuán y de los judíos que allí vivieron. Algunos de sus nombres son visibles, en uno Benarroch, dentro del zoco, la callejuela de Soltana Coen, otra de Benchetrit, la de Bentulila y otra más. Nadie puede dudar de que allí vivieron y que sus memorias aun perduran.

El viaje continuó hacia Fez, la ciudad más antigua de Marruecos, ciudad de artesanos, con zocos repletos de una increíble variedad de productos, desde los más comunes hasta los más insólitos. También allí nos esperaba un pasado, casi presente judío, un gran cementerio en perfecto estado, con tumbas bastante recientes, donde las de los rabinos son las más grandes, que miran hacia una ciudad que se vuelve cada vez más extendida con el tiempo. Visitamos la sinagoga, en una viejísima ciudadela medieval que nos habla de la presencia judía y su raigambre fuertemente sefaradí.

Hemos tenido la oportunidad de que nos relataran y mostraran la habilidad y gran capacidad artística de los orfebres judíos, de las hermosas bandejas que grababan con símbolos judíos y palabras hebreas así como de las hermosísimas joyas que eran capaces de crear

Una de las características de Fez es que fue y es una ciudad de notables artesanos, más que artesanos algunos de ellos son artistas que cosen, bordan, tallan, cincelan, hacen muebles, y muchas más cosas, todo a mano. Es muy conmovedor verlos trabajando en lugares incómodos y oscuros, con tanto arte en sus manos y las condiciones en que producen objetos muy hermosos. Como en todos los lugares donde estuvimos también allí fuimos a la vieja Mellah, la primera de Marruecos, anterior al primer gueto europeo, creado en Venecia en 1520 por un papa.  Allí, en Fez a comienzos del siglo XV los judíos fueron obligados a vivir todos juntos, tuvieron una vida llena de dificultades pero también intensamente comunitaria y unida para enfrentar a veces un contexto muy hostil. 

Ahora se encuentra allí una preciosa y vieja sinagoga, restaurada, mantenida por un benefactor, allí esta ella, permanece como las tumbas, para recordar a los que se fueron y a los que allí están que los judíos de Marruecos forman parte del pasado y de la historia conjunta que allí se entretejió. Como una memoria siempre presente 

En Fez subimos a nuestro bus, que nos trasladó a través de un paisaje variado, donde se podían ver quintas y huertas de todos los tamaños, muy cultivadas, hasta llegar a un lugar especialmente impactante para aquellos que amamos la historia y tenemos oportunidad de llegar a estos monumentos de civilizaciones desaparecidas.

Llegamos a la Volubilis Romana, que nos estaba esperando, en un hermoso paisaje, imponente y enigmática, una ciudad estratégicamente ubicada, entre el África subsahariana y la Roma capital del Imperio.

Hemos tenido la oportunidad de conocer algunas otras grandiosas construcciones romanas, sin embargo nos sigue asombrando, como aun hoy, sus ruinas son capaces de trasmitir el mensaje de poderío y permanencia tan característicos de los romanos.  Fue una ciudad muy grande y poderosa para su tiempo y sus melancólicas ruinas nos recuerdan que no hay poder que pueda resistir al paso del tiempo y a los cambios de la historia.

Desde allí nos fuimos a una ciudad  bastante próxima, Meknés o Mequinez, designada como capital Imperial por el primer rey de la dinastía alauita, Muley Ismail, quien invito a residir allí a los judíos, en su propio barrio, como gesto de agradecimiento y recompensa por haberle ayudado  a acceder al trono.

La ciudad es muy linda, se la ve moderna, muy próspera y limpia.  Hemos pasado por la antigua judería donde vimos su Escuela de Talmud Tora, su sinagoga. El guía de origen bereber no contó la historia de la ciudad y nos mostró los grandiosos graneros construidos por el monarca alawita, que sorprenden por la inteligencia de su diseño tecnológico en el Siglo XVII y en la belleza y armonía de sus estructuras. La conciencia artítistica y la belleza son los rasgos comunes que hallamos en cualquiera de estos sitios que hemos visitado. Gran parte de las suntuosas tumbas reales y otros sitios de Meknes han sido construidos con el mármol y materiales tomados de la antigua Volubilis.

Abandonamos esta ciudad rumbo a Marrakech, rodeados de un hermoso paisaje y donde nos aguardaban las siluetas de los Altos Montes Atlas en la lejanía. Llegar a esta otra ciudad es sentir un fuerte impacto de carácter cultural, si cabe la expresión, esto es así porque es una ciudad muy moderna, cuyas amplias avenidas bordeadas de palmeras, con perspectiva abiertas que parecen apuntar hacia el futuro. Como todas las demás ciudades marroquíes, es visible, la herencia cultural de la pasada dominación francesa. Los preciosos edificios, algunos en un muy estilizado estilo moderno árabe, los de Art. Deco dejados por los franceses, sus muy coloridos jardines, la publicidad escrita en árabe y francés, las rotondas en las esquinas que parecen ser también una herencia española y por otra parte la gigantesca e inolvidable medina, que parece ser el más tortuoso e interminable laberinto que haya existido. Todo este conjunto es uno de los sitios más fascinantes y originales de los que hemos conocido.   

En la Medina parece que existe todo lo que la mente y las manos humanas puedan imaginar, elaborar y producir. Parece el mundo de las Mil y una Noches, la elaboración de colores vegetales produce una variedad de colores y tonalidades sorprendentes y bellísimos. Miles y miles de bandejas y objetos de bronce y cobre trabajados de las miles de maneras que los orfebres son capaces de crear. Preciosos objetos de madera y artículos de carpintería que provocan suspiros de impotencia, imposible llevarlos en el avión!!. Maravillosas joyas de oro, tapices, alfombras, pasamanería, telas y sedas, artículos de cuero, todo lo que uno pueda imaginar y aun más. Entrar en las herboristerías y perderse en los cientos de aromas, de perfumes y condimentos, contemplar azorados los puestos de comida donde innumerables frutas y aceitunas de todos los tamaños nos llaman para deleitarnos con ellas. Los sastres, los herreros que elaboran preciosísimos faroles y objetos de todo tipo, los costureros, los bordadores de oro, las hebras incontables de hilos de todos los colores. Culminando la caminata celebramos comiendo un riquísimos cus cus, o algunos de sus deliciosas comidas servidas bajo un hornillo marroquí de cerámica muy característico y que le da un sabor único a los alimentos. 

Visitar la antigua sinagoga del lugar donde un joven de piel oscura nos contó que él es un musulmán y es el shomer del lugar y que es una mitzvá, se explicó con esas palabras, ayudar a cuidar ese edificio para que los judíos podamos verlo en buenas condiciones. No dudamos en que tenía razón. Siempre con la misma emoción que produce encontrar en los lugares más recónditos de la Medina una muy vieja historia de la presencia judía.

Una de las anécdotas graciosas aconteció cuando pregunté en un puesto el precio de unos preciosos vasos de té, el dueño, un joven se acerco y me dijo Shalom,  Boker Tov! , por supuesto que le conteste alegremente y traté de mirarme en un espejo para ver si tenía un cartelito de judía escrito en la cara. Todavía no pude desentrañar el misterio, pero imagino que judíos israelíes deben buscar los mismos vasos de té con menta y que eso explica su afectuoso saludo judeo israelí.

A la tarde pudimos participar de esa especie de fiesta mercado que tiene lugar en la Plaza de la Medina, una cosa increíble, poder observar y comprender en pleno Siglo XXI, con toda la parafernalia electrónica de última generación, pero donde´puede vislumbrarse o intuir  como era una feria medieval, con toda clase de vestimentas exóticas como la de los aguateros del Rif, los hombres vestidos de azul, los tuaregs, que no desean ser fotografiados y como se entretenía y divertía la gente que carecía de electrizad y de todos los elementos de la modernidad. Monos, cobras que bailan al son de una flauta, mujeres que pintan las manos de henna, cuentistas, grandes puestos de comida, un mundo del pasado lleno de vida y colorido en la Plaza Yamaa_el_Fna. Por supuesto los puestos de comida disponen de tecnología de la actualidad pero debo decir que nos fuimos de Marraquech, lamentando vivir tan lejos de ahí, y no poderla visitarla con mayor frecuencia y disfrutar de ese mundo tan variado, tan diferente a todo lo conocido.

Continua margen izquierdo 

Volver arriba

 

 

Volver arriba

La Historia de Renée Levy
  Una heroína judía

Renée Levy

 


1906-1943

 

 

Una placa colocada en su domicilio parisino, 6 rue de Normandía, recuerda su memoria a los transeúntes. En el vestíbulo de entrada del Liceo Victor-Hugo, una placa le rinde homenaje:

*Resistente de la primera hora, no ha cesado de mostrar pruebas del patriotismo más ardiente en su actividad permanente, tanto durante el curso de peligrosas misiones que se le encargaron como durante el largo período de su cautividad.

La Señorita Levy, que perteneció sucesivamente a dos organizaciones de resistencia para las cuales ella obtenía información sobre las instalaciones militares enemigas y su armamento. 

 Fue arrestada por la Gestapo a comienzos de diciembre de 1941 y encarcelado en la Santé. Deportada poco después de que fue condenada a muerte, mientras que los verdugos no pudieron extraerle la más mínima información sobre sus actividades en prisión, fue decapitado en agosto de 1943 en Colonia.*

Fuente: Présences féminines juives en France (XIXè-XXè siècles) Michèle Bitton, sociologue, 94, rue Saint-Savournin

 


La historia de Renée Levy tal vez sea una de las excepciones en la historia oficial de Francia, de los movimientos de Liberación y de la  Resistencia Francesa. En general las mujeres formaron parte de la historia largamente ocultada, en toda la larga lucha llevada a cabo contra la ocupación nazi en Francia. Se supone que esto sucedió por su condición de tales, por ser judías, por comunistas, por ser protestantes, por extranjeras, o por todas estas razones juntas. En otro momento hablaremos de esta memoria negada y ocultada.

Es evidente que ese no fue el caso de Renée Levy, que fue la nieta del Gran Rabino de Francia Alfred Lévy. Lea, luego Reneé, había nacido en Auxerre, el 25 septiembre de 1906, en una familia de universitarios. Su padre, Léon Lévy, uno de los creadores del sistema becario para promoción de los profesores de la enseñanza secundaria, había muerto cuando ella tenía cuatro años. Su madre, Berthe Lévy, había formado parte de una de las primeras promociones de la Escuela Normal Superior de Sèvres.Algunos años después del nacimiento de su hija, había sido nombrada profesora de letras en el Liceo Victor-Hugo en Paris.

Es en ese mismo establecimiento, que Renée Lévy se recibe con honores antes de proseguir sus estudios en la Sorbona. Recibida en Letras Clásicas en 1932, al principio es nombrada en el liceo de señoritas de Lille. Pronto se muda a París, al Liceo Victor-Duruy luego al Liceo Victor-Hugo donde había estudiado. 

En 1940, con la promulgación en Francia del primer estatuto contra los judíos en junio de 1940, Renée fue obligada a abandonar su puesto de profesora de griego y latín que desempeñaba en el Liceo Victor Hugo, pues el edicto les prohibía a los judíos ejercer cualquier cargo dentro de la función pública. Preocupados sus amigos le propusieron buscar refugio en una aldea en los Alpes. Ella se negó, permaneciendo en París y uniéndose a la red de Resistencia del Museo del Hombre.

Distribuía  folletos y periódicos clandestinos, incluyendo el discurso del 21 de octubre de 1940 de Churchill: "Unamos las fuerzas  en la oscuridad, porque pronto vendrá el amanecer".  Pero esta primera red de Resistencia parisina fue desarticulada, por lo que Renée, más tarde, se unió a la red de Héctor. Con la ayuda de un trasmisor de radio oculto Renée enviaba información a Londres sobre  los materiales y movimientos de las tropas alemanas. Delatada, fue detenida por los nazis el 25 de octubre de 1941, encarcelada en la prisión de la Santé de París, por la Gestapo desde donde fue transferida a Alemania el 11 de febrero de 1942 con otras víctimas. Según contaron sus compañeras de prisión Marie-Louise Chatel y Rose Santini, Renée Lévy  fue encarcelada primero en Aachen  y luego en Essen.

El 30 de abril de 1943, compareció ante el Tribunal de Coblenza donde fue condenada a  muerte. Fue decapitada con un hacha en Colonia, el 31 de agosto de 1943, antes de morir había declarado ante sus verdugos: "Soy francesa  y  lo que hice fue  para servir a mi país,  lamento no haber podido hacer más ".  La madre y hermana de Renée Lévy, Sra. Grun, abogada de la Corte, también fueron detenidas y deportadas en 1943, solo sobrevivió la madre.

Después de la guerra, los restos de Renée Lévy  fueron  repatriados con todos los honores a  Francia, un cortejo acompañó su retorno a tierra francesa, donde fue enterrada en el Mont Valérien en Suresnes, en el Memorial de la Francia Combatiente en una  impresionante ceremonia lleva a cabo con los restos de otros quince resistentes, el 11 de noviembre de 1945.

Solo dos mujeres se encuentran en la cripta del Memorial de la Resistencia Francesa: Renée Lévy  y  Albert Berthie.  Renée Lévy  continuó siendo honrada en forma reiterada póstumamente: fue citada en la Orden de la Nación en 1946, luego condecorada con la Cruz de Guerra con Palmas  y la Medalla de la Resistencia. El 11 de agosto de 1947, en un acto en su memoria, recibió la Mención de Honor de "Muerta por  la Francia".               En 1955, le fue otorgada póstumamente la condecoración Caballero de la Legión de Honor 

Volver arriba

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Hagshamá en la Web
A un clik de Israel
www.hagshama.org.il/es

Toda la información y recursos sobre: Sionismo, Judaísmo, Israel y Aliá

ISAAC RABIN Z`l

 


Alhambra - Jardines

 

Murió asesinado el 4 de noviembre de 1995

Con su muerte murieron los sueños de paz de miles de israelíes, de millares de jóvenes que atónitos ante ese terrible hecho vieron destruidas sus ilusiones de una vida mejor. Y Rabin, el mejor soldado, el vencedor una vez joven, bello y victorioso, el que encarnó toda la gloria del Israel vencedor entró a la historia de Israel y del Pueblo Judío en el Panteón de los Héroes, en el rol del héroe por la Paz. que era lo que había elegido ser, por sus nietos, por los hijos y nietos de todos los israelíes.

 En tiempos cínicos y deslucidos como estos, donde los ideales fueron abandonados y escondidos en los armarios no queremos  ni podemos olvidarnos de sus méritos y sobre todo de su coraje.  Fue cruelmente asesinado, no le permitieron ni el intento de lograr sus propósitos, con su muerte también terminaron muchos otros sueños y mitos, pero los valores que defendió y que acabaron con su vida merecen nuestro agradecimiento, y permanente recuerdo y homenaje .  

 

Volver arriba

RECORDANDO * JANUCÁ DE HOY Y DE SIEMPRE

 


 

* FUENTE DE INSPIRACIÓN

La gesta de Janucá fue inspiración para muchos luchadores contra la injusticia y la opresión. Resultó ser fuente de aliento y fortalecimiento para la rebelión en el Gueto de Varsovia, en otros guetos y en campos de exterminio.

También fue fuente de inspiración para el movimiento de liberación de Eretz Israel y el Sionismo, a fin de establecer un Estado judío libre e independiente.

Estimula al pueblo judío, la proeza que hoy conmemoramos, inspira a resistir la asimilación y la tentación de adoptar falsos fetiches o ídolos, a bregar por los ideales de la propia herencia cultural y tradicional, en medio de una mayoría a veces aplastante y para seguir cultivando su acervo cultural en el seno de una vasta civilización dominante, que ambiciona muchas veces, a devorar todo lo que no es ella misma.

La gesta de los macabeos nos induce a la convivencia armónica en la diversidad.  

PASADO Y PRESENTE

La simetría con que se unen acontecimientos de la antigüedad con los del presente es fascinante. Se pueden tender líneas y tejer un sinfín de concomitancias históricas de la vida judía de aquel entonces y de la actualidad.

Celebrando ya más de 62 años de la independencia de Israel, también estamos celebrando una gloriosa fiesta pública por la victoria del espíritu judío en la historia.

Estas festividades nos enseñan que, siempre que seamos fieles a nosotros mismos, a nuestro patrimonio, a nuestros valores y a nuestra cultura y tradición, en convivencia armónica con la diversidad, nos transmiten que Israel y el pueblo judío pueden marchar al ritmo de su propio tambor y establecer la agenda de acuerdo a las propias necesidades, voluntad y elección.

En la actualidad, el gran desafío que resta, es la construcción de la paz, el cual, aunque complejo y difícil, seguirá adelante.

 

“Jag Sameaj!”

 

 

Por Moshé Korin

De un tiempo a esta parte, los festejos de Janucá han cobrado gran lucimiento. En generaciones anteriores, consistían en una lectura breve y en el recitado de las oraciones “Al Hanisim” (Por los milagros) y “Halel” (Cánticos de alabanza). Esto en cuanto al culto y en el ámbito familiar, en encender las velitas de cera o de sebo, “hacer honor” a las sabrosas “latkes” (torrejas) y entretenerse con juegos de naipes los adultos y de trompo o perinola los niños, los que también eran gratificados con el obsequio de monedas (“Dmei Januká”, en ídish: “Jánuke guelt”).

Sin menoscabo de las viejas tradiciones, Janucá ha pasado a ser la gran festividad nacional que hoy conocemos: bulliciosa, multitudinaria, con sus canciones, sus desfiles y sus paseos.

UN POCO DE HISTORIA

A partir del año 586 antes de la Era Común, cuando los babilonios se apoderaron de Jerusalem y destruyeron el Templo, el Pueblo Judío fue expulsado de su patria. En el año 538 a.E.C., Ciro (Koresh), rey de Persia, conquistó Babilonia y permitió el regreso de los exiliados a Judea. Ellos restauraron el país y construyeron el Segundo Templo.

La dominación de los persas duró hasta 332 a.E.C., año en que fueron vencidos por el gran jefe griego Alejandro de Macedonia (El Grande), cuyo imperio se extendió por Europa, Asia y África. A la muerte de Alejandro, ese imperio se desmembró, en medio de fuertes luchas entre sus generales. Por un tiempo, Judea quedó en poder de Egipto; luego pasó a manos de Siria, bajo la dinastía de los Seléucidas.

Uno de los monarcas sirios, Antíoco Epifanes, quiso que todos los pueblos de su reino adoptaran las costumbres griegas y decidió convertir por la fuerza a los judíos en paganos. Muchos se negaron, a costa de grandes sufrimientos y aún de la propia vida, hasta que al cabo de medio año, en el poblado de Modiín, cerca de Jerusalem, el anciano sacerdote Matitiahu (Matatías) encabezó la rebelión (167 a. E.C.).

Matitiahu pertenecía a la familia de los Hasmoneos. Tenía 5 hijos: Iojanán, Shimón, Iehudá, Eleazar y Ionatán. El que más sobresalía era Iehudá, apodado “el Macabeo” (Iehudá Hamacabí)

Y así comenzó, posiblemente, la primera guerra de guerrillas por la libertad espiritual y política.

LA VICTORIA, FUENTE DE INSPIRACION

Al cabo de años de lucha, los Hasmoneos lograron que las disposiciones de Antíoco Epifanes quedaran abolidas y que se volviera a las que regían antes de la persecución. Posteriormente, la familia de los Hasmoneos consiguió que uno de sus miembros fuera reconocido (aunque a veces de mala gana) por los reyes sirios, como gobernante legal de Judea.

Janucá, una festividad radiante, brilla con sus luces gracias a la bravura moral de un pueblo que, siendo pequeño y débil, se atrevió a alzarse contra una poderosa tiranía.

HELENISMO

Debe ser subrayado que el helenismo, liderado por Antíoco, que contaminó a la Judea de entonces, junto a otras tierras de Oriente, no fue el de la Ilíada clásica ni el de Sócrates, sino una especie abaratada, decadente y voluptuosa parte de la cultura helénica importada por los mercenarios, traficantes de esclavos y rufianes de prostíbulos.

El efecto de esta nueva civilización, sobre la moral de la vida de Judea fue devastador. Todos los preceptos tradicionales judíos fueron prohibidos por el dominador pagano, so pena de muerte. Los ejemplares de la Biblia y otros textos judaicos fueron destruidos y la mera posesión de éstos, era castigada con la pena capital. El Templo mismo fue profanado y convertido al culto de Zeus y hetairas (cortesanas, prostitutas),  actuaban en sus sagradas dependencias. En ciudades y aldeas se instalaban altares paganos para someter a los judíos a pruebas de lealtad al helenismo.

“JANUCÁ” (INAUGURACIÓN).

Cuando reconquistaron Jerusalem, enseguida se dedicaron a restaurar el Templo. Retiraron el altar a Zeus y construyeron uno nuevo en su reemplazo, fabricaron nuevos utensilios para el culto y finalmente pudieron realizar la inauguración (“Janucá”). Fue en el año 165 a. E.C., el día 25 del mes de kislev. La fiesta, con sus servicios religiosos, duró 8 días. En su transcurso, el Templo fue profusamente iluminado. Según la leyenda, Iehudá Hamacabí y sus compañeros encontraron en un rincón del santuario un pequeño recipiente sellado, que contenía aceite para apenas una noche y el aceite sirvió para alimentar el candelabro de siete brazos durante 8 noches. Por eso, en la semana de Janucá se encienden luminarias en lugares públicos y en los hogares judíos. Se considera una obligación hacerlo, para mujeres, hombres y niños.

QUÉ NOS DICEN LAS FUENTES

Los Libros de los Macabeos 1º y 2º, que no son libros canónicos (no entraron a formar parte de la Biblia) constituyen, sin embargo, una fuente valiosa para el conocimiento de los hechos que nos ocupan. En “Séfer Hajashmonaím álef” (Primer Libro de los Macabeos), se pone el acento en la inauguración del Templo.

Una segunda versión del por qué dicho acontecimiento se festeja durante 8 días y no sólo el 25 del mes de kislev, podría ser la que figura en el 2º Libro de los Macabeos, donde se señala que ese tiempo, es el que dura la fiesta de “Sucot”, que los guerreros fugitivos habían debido celebrar dos meses antes “en los montes y en las cavernas, a modo de fieras”. Y ahora, después de la victoria, lo pudieron hacer libremente “llevando ramas verdes y palmas, cantando himnos y canciones rememorando la gloriosa gesta”.

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2008 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui