* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año V - Nº 107
30 de octubre de 2010/ 22 de Jeshvan de 577
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

HISTORIA DE LOS JUDÍOS DE MARRUECOS
Maurice El Médioni * Roberto Juan Rodríguez
Alicia Benmergui presentan
RECORDANDO: Kristalnach

MILIM REVISTA DIGITAL está en

Hacete fan de MILIM en FACEBOOK. Hacé click en “Me Gusta” ingresando AQUÍ

REITERAMOS
La obligación de colocar la fuente (nombre de la publicación) y el autor de los mismos,
a todos aquellos que deseen utilizar parcial o totalmente nuestros artículos

Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Escuche el último reportaje:
Los otros judíos estadounidenses (3ª parte):
Características de los inmigrantes centroeuropeos


HISTORIA DE LOS JUDÍOS DE MARRUECOS
  Los Judíos de Marruecos (cont.)

Por Alicia Benmergui

*Los Judíos de Marruecos*

Cada 21 de Av, los judíos de Tánger celebran el "Purim de las Bombas", que recuerda el bombardero sufrido en Tánger, en 1844, por la flota francesa bajo el mando del Príncipe de Joinville y que afortunadamente no causó daño alguno en la comunidad judía.

Con el "Purim de Prim", los judíos de Tetuán evocan cada año el saqueo de sus juderías durante la "Guerra de África", en 1860, y la liberación de esta por las tropas españolas comandadas por el General Prim.

Antiguo casamiento


S.M. el Sultán Muley Abdul Aziz, 1902

Rab. Isaac Ben Walid

 

 

Fuentes: Encyclopedia Judaica. ZAFRANI, Haim (1998): Deux mille ans de vie juive au Maroc. Histoire, religion et magie .


Los mercaderes judíos poseían varias ventajas: conocimiento del árabe y las lenguas europeas, familiaridad con las condiciones locales, un buen nombre y la confianza del Sultán. Este les otorgó una gran libertad de movimiento en el país y en los descuentos de los impuestos. Mogador sirvió como base para los mercaderes judíos que operaban en el sur de Marruecos y distribuían maderas europeas en Sous (la región sudeste del país) y el  Sahara y exportaban oro a Europa, marfil, plumas de avestruz, almendras, aceite de oliva y cueros de cabra.

La familiaridad de los mercaderes judíos con las prácticas comerciales locales y sus conexiones con el Sultán y las autoridades europeas les permitió convertirse a los judíos en cónsules (1857). Los reinados de Mulay Abd al-Rahman (1822–59) y de sus sucesores Mulay Muhammad b. Abd al-Rahman (1859–73) y Mulay al-Hasan (1873–94) estuvieron marcados por las presiones ejercidas por los Estados occidentales sobre Marruecos y un crecimiento de la actividad de los judíos en los campos económicos y diplomáticos. Meyer Macnin fue designado embajador en Londres (1827); Judah Benoliel, cónsul en Gibraltar, negoció exitosamente varios tratados; Abraham Corcos y  Moses Aflalo fueron comprometidos con varias delicadas misiones; muchos otros judíos, tales como las familias de Altaras, Benchimol, y  Abensur, jugaron importantes roles en los asuntos exteriores de Marruecos.               Hasta 1875 la representación consular en las ciudades marroquíes eran asumidas casi enteramente por comerciantes judíos y muchos de ellos colaboraron en tales funciones hasta bien adelantado el siglo XX.

Un agente judío que trabajaba para los europeos, Víctor Darmon, fue ejecutado sumariamente por una acusación inventada (1844). Esta fue una de las causas de la guerra Hispano marroquí de 1860, cuando los judíos fueron obligados a refugiarse en Gibraltar, mientras los de Tetuán fueron víctimas de un ataque. Tánger y Mogador fueron bombardeados por la flota francesa. En Mogador los judíos fueron asaltados por las tribus que llegaron para saquear la ciudad, se defendieron con la fuerza de las armas. En Tánger, la cual solo sufrió algunos daños materiales, los judíos lo celebraron con un Purim (Purim de las bombas). La emigración sin embargo aumentó y el sultán reintrodujo un impuesto de salida que debía ser pagado por cada individuo que dejara el país. Sin embargo, aquellos que deseaban ir a instalarse en Tierra Santa fueron exceptuados de esta tasa (1858). Un número de familias, muchas de ellas de gran fortuna, se establecieron en Palestina.

Mientras que la mayoría todavía iba a Tierra Santa por motivos religiosos, cada vez más comenzó a ir en busca de oportunidades económicas. La mayoría de ellos eran de clase media y baja, sus ocupaciones, como en el Magreb, incluían el comercio, artesanías,y el pequeño comercio, así como un gran grupo de indigentes.

Los sectores populares marroquíes, muy fanatizados alrededor del tema de la conquista francesa de Argelia, acusaron a los judíos de ser agentes influyentes de los franceses en Marruecos. En algunas de las regiones pobladas por los bereberes, la situación de los judíos se volvió bastante precaria. Medidas que iban más allá de las restricciones impuestas por las leyes musulmanas fueron impuestas contra las masas judías del interior, que eran mucho más vulnerables que aquellas que vivían la costa. Los judíos eran a menudo sentenciados por razones insignificantes.

La situación promovió la visita de Sir Moses Montefiore a la corte de Mulay Muhammad en Marrakesh; quien luego promulgó un dahir (decreto real)  en 1864 el cual fue de una extrema benevolencia hacia los judíos garantizándoles la igualdad de derechos con todos los marroquíes. Sin embargo, el decreto nunca fue respetado por los caids y los pashas. Una enégica protesta fue entonces hecha por el cónsul general de los Estados Unidos y otros Estados intervinieron en nombre de los judíos. Francia reforzó el sistema de protección consular y las otras naciones la imitaron.

Durante el siglo XIX el judaísmo marroquí varió en un número que ha sido evaluado entre 200,000 y 400,000, produjo muchos renombrados rabíes, poetas y talmudistas como también un número de autoridades legales cuyos trabajos continuaron sirviendo como bases para la justicia dispensada por los tribunales judíos bajo el protectorado francés.

Los eruditos incluían a R. Abraham Coriat y R. Masud Knafo de Mogador, R. Masud Ben-Moha y R. Mordecai Serfaty de Marrakech, R. Joseph Elmaleh de Rabat, R. Raphael Encaoua de Sale, R. Vidal Serfaty de Fez, R. Isaac Ben-Walid de Tetuán, y Mordecai Bengio de Tánger. Muchos de estos líderes comprendieron la importancia de los estudios seculares para las masas y ellos ayudaron a la Alliance Israelite Universelle de Paris para fundar las primeras escuelas en Tetuán en 1862, en Tánger 1865, en Mogador en 1867, y en otras ciudades marroquíes desde 1874. En contraste otros rabíes se oponían violentamente al establecimiento de estas escuelas porque suponían que significarían un daño para el judaísmo.

Luego de la muerte de Ba Ahmad (1900) una epidémica plaga asoló Marruecos. En la mellah de Fez solo, hubo más de 3,000 víctimas. El país entró entonces en un período de anarquía durante el cual la población judía sufrió mucho. Durante la segunda mitad del siglo XIX miles de empobrecidos judíos aumentaron las poblaciones judías a lo largo de los centros urbanos. El sobrepoblamiento de los barrios se volvió incontrolable. El éxodo fue ininterrumpido en el siglo XX.  En Casablanca, que sobrellevó una tremenda expansión, la miseria que prevaleció en los barrios judíos fue en parte por la incapacidad de los ex aldeanos de adaptarse a la vida urbana y esto fue una de las manchas sociales de Marruecos.

Esta actividad fue considerablemente recortada con la creación del Protectorado Francés en 1912 porque entró la competencia de firmas francesas y de los grandes bancos. También al mismo tiempo floreció una nueva burguesía de comerciantes de clase media, profesionales y trabajadores de cuello blanco.

Volver arriba

 

 

Volver arriba

Maurice El Médioni * Roberto Juan Rodríguez
  Argelia-Francia y CUBA - EE.UU.

Por:
Alicia Benmergui

 

 

 

Maurice El Medioni

 

 

 


La combinación de un pianista judío argelino y un percusionista cubano puede parecer como una más de las fusiones de música del mundo de fantasía soñado por las empresas de venta discográfica en los últimos años.

A pesar de ello, estos dos músicos en realidad tienen mucho más en común de lo que pudiera esperarse. Ambos son artistas de mente abierta que han experimentado el dolor del exilio, que han absorbido la música de un entorno cambiante y ambos, sorprendentemente, han estado durante mucho tiempo inmersos en la música latina y judía. 

Médioni Maurice, nació en 1928 en el puerto mediterráneo de Orán, el hogar legendario de la música raï (la música rai es para Argelia lo que el Reggae es para Jamaica: su banda sonora, orgullo y embajadora cultural). ... A la edad de nueve años, aprendió a tocar el piano y pronto comenzó a incorporar lo que escuchaba a su alrededor, en un estilo único florido y fluido, apodado el "piano oriental”. A esta combinación de estilos de sonido latino, añadió el jazz y el boogie woogie que conoció visitando a los soldados estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial y además las influencias absorbidas de los músicos locales de raïl. Sin embargo, el final de la guerra civil argelina en 1962 significó la expulsión de la población judía local, y la familia de Mauricio se vio obligada a exiliarse en Marsella, donde ha vivido desde entonces, dándose a conocer internacionalmente en los últimos años con discos como Café Orán (1996) y Pianoriental (1982/2000 ) 

Roberto Juan Rodríguez se crió en La Habana, pero cuando tenía nueve años, su familia se fue a Miami, convirtiéndose en parte de la Diáspora Cubana. Fue allí donde en sus encuentros con la diáspora judía local, comenzó a tocar percusión en la banda de su padre en el teatro idish y en los bar mitzvas. Su posterior traslado a Nueva York estuvo impulsado no sólo por su entusiasmo con el renacimiento de la música klezmer del decenio de 1980 y  la conexión y también su asociación con Marc Ribot y John Zorn. De hecho, ha grabado tres álbumes con otros músicos judíos - El Danzón de Moisés (2002), Baila! Gitano Baila! (2004) y Oy Vey! Vey! (2006). Mientras observa graciosamente: "Yo no soy judío, pero estoy muy cerca . "

No es tan sorprendente, entonces, que su álbum conjunto Descarga Oriental (2006) que fue, de hecho, iniciada por el sello alemán de música del mundo Piraña, es un triunfo de movimientos de balanceo.

Volver arriba

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Hagshamá en la Web
A un clik de Israel
www.hagshama.org.il/es

Toda la información y recursos sobre: Sionismo, Judaísmo, Israel y Aliá

Alicia Benmergui presenta:

Vea y escuche el video "Córdoba Tierra Judía"
La Mezquita de Córdoba

*Este espacio estará dedicado ,como en todos los anteriores viajes realizados a narrarles crónicas de nuestro 4ª viaje a:

y

Acompañados por la Profesora Alicia Benmergui

Madrid-Córdoba-Sevilla-Cádiz-Tarifa-Algeciras-Ceuta-Tánger-Tetuán-Fez-Meknes-Marrakech-Casablanca-Rabat-Gibraltar-Torremolinos-Marbella-Fuengirola-Nerja-Granada-Toledo-Madrid

Relatos de nuestro viaje a ANDALUCÍA y MARRUECOS

*CRÓNICAS DE VIAJE*

*Llegamos a un Madrid otoñal, con sus calles pobladas de una marea humana, casi como en Buenos Aires.

Es una hermosa ciudad de la que partimos rumbo a Andalucía, travesando las tierras del Quijote, pues aun quedan algunos de los molinos de viento para recordarnos que estamos en la región de La Mancha, donde algunos nombres de lugares y ciudades rememoran algunas de las batallas de la Guerra Civil.

Luego el paisaje cambio y una imponente cadena montañosa irrumpió dando lugar a Despeniaperros, un precioso lugar, algo así como la puerta a Andalucía. Nos acompañó por un rato el ondulado territorio de Jaén, cubierto simétricamente de olivos, hasta llegar a Córdoba, la antigua capital califal.

Cada lugar tiene sus propias bellezas y encantos, y cada visitante establece o no su propia empatia con esos sitios que recorre. Tal vez ciudades como Córdoba y Sevilla no tengan una arquitectura tan imponente como otras capitales, pero la gracia y la belleza del trazado medieval de sus antiguas aljamas, de su muy antiguo pasado romano, musulmán, judío y católico hacen de ellas lugares únicos e inolvidables. La increíble Mezquita-Catedral, los Reales Alcázares de Sevilla, su Catedral y sus callejuelas, esos cielos azules, el sonido y la vista del agua, el canto de los pájaros, las flores y las palmeras conforman un patrimonio singular que forma parte, por lo menos para algunos de los que lo valoramos, de la materia de que están hechos los sueños y el placer de vivir.

Ciertamente la historia no ofrece la misma imagen sobre el pasado de estas ciudades, donde también se ha sufrido mucho, donde la violencia, el odio y la intolerancia se expresaron es toda su violencia, pero donde uno prefiere por un instante olvidarlo y gozar aunque sea por un tiempo muy breve, de todo lo que nuestros sentidos pueden percibir y disfrutar.

*Cuando se miran los edificios y las ruinas que han quedado y que aun permanecen se comprende cuantas son las innumerables generaciones que ya han pasado a su sombra y cuan breve es la existencia como para no disfrutar de aquello que ellos han dejado.*  

Continuará en los próximos números

Volver arriba

*RECORDANDO           *KRISTALLNACHT


72 años de

 La Noche de los cristales


Sinagoga Incendiada

 

9 de Noviembre de 1938

La noche del nueve de noviembre de 1938, comenzó el más brutal de los ataques perpetrados en la historia moderna alemana contra los judíos.

Desde entonces se la conoce como la Kristallnacht o la noche de los cristales.

Se extendió al día siguiente y fue desencadenada por el ministro de propagando de Hitler, Joseph Goebbels. El pretexto fue el asesinato de Ernst Von Rath, un oficial de la embajada alemana en París muerto por un joven polaco de diecisiete años, Herschl Grynszpan, desequilibrado por la expulsión de su familia y otros 15.000 judíos de origen polaco que fueron deportados sin aviso previo a la frontera polaca, el 27 de octubre

Goebbels incitó a la población alemana a vengarse con sangre de los judíos  por el atentado de París. Trató de hacer pasar el ataque como un levantamiento espontáneo de la multitud contra la población judía.

El salvaje ataque fue perpetrado en toda Alemania, en Austria y en lugares bajo dominio nazi. El vandalismo con que fueron agredidos la población, los negocios, las viviendas y las sinagogas fue perversamente destructivo.  267 sinagogas fueron incendiadas y 177 de ellas totalmente destruidas. Siete mil quinientos negocios completamente dañados. Y lo más grave, el saldo de judíos muertos fue de 91, en tanto que 20.000 fueron arrestados y trasladados a campos de concentración.

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2008 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui