* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año V - Nº 105
30 de septiembre de 2009 / 22 de Tishrei de 5771
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

HISTORIA DE LOS JUDÍOS DE MARRUECOS
MICKEY KATZ y su música idish
Alicia Benmergui - Mari Katz presentan
RECORDANDO: La Historia de Helen y Ross Baker

MILIM REVISTA DIGITAL está en

Hacete fan de MILIM en FACEBOOK. Hacé click en “Me Gusta” ingresando AQUÍ


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Escuche el último reportaje:
Los otros judíos estadounidenses,1ª parte:Salomón Carvalho, de los indios a Lincoln
(15-09-2010)


HISTORIA DE LOS JUDÍOS DE MARRUECOS
  Los Judíos de Marruecos (cont.)

Por Alicia Benmergui

*Los Judíos de Marruecos*

 

Judería de Tetuán

 

 

 


*Cementerio judío de Marrakech

 

 

*Tánger Sinagoga

 

 

 


*Mujeres Judías marroquíes

 

 

 

 

Fuentes: Encyclopedia Judaica. ZAFRANI, Haim (1998): Deux mille ans de vie juive au Maroc. Histoire, religion et magie .


En Marruecos los judíos moraban principalmente en las ciudades y en los puertos, pero un significativo número de ellos vivía en pequeñas aldeas y mellahs rurales (juderías marroquíes), a gran distancia de los centros urbanos. Entre 1883 y 1884 se logró establecer que en Marruecos residían unos 65.000 judíos y que un cuarto de esa población tenía un carácter rural. Sin embargo existió movilidad social y espacial entre estos judíos, como fue el caso de los que debieron trasladarse a Essaouira para que la ciudad creciera y se desarrollara en el siglo XIX. En parte ese crecimiento estuvo relacionado con los vínculos económicos existentes entre los judíos del suroeste de Marruecos y los de Essaouira y con otras ciudades de Marruecos.

A comienzos del siglo XVI Portugal ocupó parte de las costas de Marruecos sobre el Atlántico. Las comunidades de megorashim estaban asentadas en los puertos de Azemmour y Saf, y prontamente los portugueses establecieron cordiales relaciones con ellos, empleando a algunos de estos judíos ibéricos como traductores y negociadores. El rol político de estos hombres era de primera necesidad e importancia para la corona lusitana, por esa razón les concedieron privilegios inusitados para la época en que esto ocurrió.          Las familias Dardeiro, Adibe y Benzamero, se vieron favorecidas y recibieron concesiones por todos los servicios que les prestaban como leales súbditos. Los judíos que vivían bajo las autoridades de Marrakesh o los Wattasidas de Fez fueron los principales factores en las negociaciones para lograr una paz, siempre precaria entre los portugueses y los musulmanes. Jacobo Rosales y Jacob Roti, talentosos ministros de los Wattasidas, se esforzaron en crear una relación estable y perdurable entre cristianos y musulmanes.  Por su parte Menahem Sananes y Abraham Cordovi consejeros de los príncipes musulmanes tenían el mismo objetivo. Estos antiguos exiliados de España y Portugal, viajaban y eran recibidos en los reinos de Portugal como embajadores de Marruecos. Durante sus estadías en la Península Ibérica utilizaban relaciones e influencias para inducir a los Marranos, a abandonar los reinos católicos o Portugal para establecerse abiertamente como judíos en Marruecos, muchos de ellos mientras se daban a esa tarea cayeron en las garras de la Inquisición, pagando con sus vidas por llevar a cabo esa osada misión. 

 Durante el Siglo XVI, Marruecos se había convertido en un refugio para los Marranos que llegaron de la Península Ibérica, de las Islas de Madeira, las Azores, las Islas Canarias y aun de las Américas. En Tetuán, Fez, Meknes, y Marrakech había centros de reconversión al Judaísmo. Algunos de ellos transfirieron exitosamente sus fortunas mientras que otros, que eran expertos artesanos y especialmente armeros, encontraron trabajo inmediatamente. Tempranamente los Marranos fueron quienes introdujeron un nuevo proceso para la extracción de la caña de azúcar y su refinamiento.  Los métodos de extracción que crearon en Marruecos llegaron a producir el mejor azúcar durante los siglos XVI y XVII.

Hasta tiempos recientes los judíos de Marruecos, desarrollaron una gran variedad de profesiones, además de ser importantísimos mercaderes, embajadores y gente poderosa y de gran fortuna. En algunas regiones eran campesinos y criadores de ganado, pero en general, la mayoría de ellos eran artesanos, pequeños mercaderes, vendedores ambulantes y a veces prestamistas. Algunas manufacturas, tales como la cera de abejas y las plumas de avestruz estaban totalmente concentradas en manos de los judíos. Por razones religiosas los musulmanes les cedieron a ellos la comercialización y venta de los metales preciosos tanto como el comercio del vino y la sal. Hasta 1912 la aplastante mayoría del comercio marítimo fue controlado por una cerrada sociedad de mercaderes judíos. Poderosos e influyentes trasmitían su poder y riquezas de padres a hijos, algunos de ellos formaban parte de una corte de banqueros o de altos funcionarios. Eran designados como “mercaderes del sultán” y habían obtenido para sí mismos o sus protegidos el monopolio sobre un gran número de productos alimenticios y ciertos productos o tomaban parte de los arrendamientos. Los países europeos negociaban con ellos y mantenían intereses comunes ejerciendo su representación de modo oficial o semioficial ante el sultán.  

Pero la mayoría de la población judía, sufría una gran pobreza desesperanzada. Las sequías precedían al hambre y las exorbitantes y arbitrarias tasas impositivas que  se imponían temporariamente sobre las comunidades desde el siglo XVI hasta la mitad del siglo XVIII fueron la causa de su terrible pobreza. Sin embargo, las desgracias que se abatían sobre una comunidad no afectaban a las otras. Era bastante común y habitual que mientras en Fez los judíos se morían de hambre, en Meknes eran perseguidos pero en la mellah de Marrakech la prosperidad reinaba y en Debdou, los judíos eran quienes gobernaban.

Cuando había un debilitamiento de la autoridad central del sultán, Marruecos estaba dividido en un territorio subordinado y otro rebelde, que estaba siempre bajo el poder de los Bereberes bajo el cual generalmente los judíos sufrían menos en su condición de “sujetos  tolerados” (dhimm). Muchos de ellos eran siervos de un Sheik musulmán, sin embargo hasta el siglo XIX había todavía muchos judíos en  la zona de los Montes Atlas, el Sus (Sous), y el Rif, regiones bereberes, donde portaban armas, montaban a caballo y no pagaban impuestos( jizya).

Como los bereberes, las masas judías de Marruecos se destacaban por su religiosidad. Muchos de sus dirigentes poseían una fe sincera, profunda e intelectual cuyo desarrollo fue el que inspiró los escritos de Maimónides. En los siglos pasados el judaísmo produjo genuinos eruditos y un gran número de autores, tales como Ibn Danan, Ibn Hayyim, Abensur, Almosnino, Assaban, Ben-Attar, Berdugo, de  Avila, de Loya (Delouga), Elbaz, Uzziel, Serfaty, Serero, Toledano, y otros. Miles de judíos para ciertas fechas atravesaban el país en peregrinación (Ziara) para rendir homenaje, la Hillulá, a las tumbas de santos cuyos orígenes se habían perdido en la noche de los tiempos y que eran venerados por judíos y musulmanes.

En muchos círculos educados había una inclinación hacia el misticismo: sus devotos miembros se dedicaban casi exclusivamente al estudio de la  Kabala. El Zohar, muy apreciado en Marruecos, era a menudo el principal tema de sus estudios. En varias comunidades, particularmente en Sale, Safi, y Marrakesh, maestros y discípulos estaban agrupados en cerrados círculos desde los cuales emergieron personalidades tales como Joseph Gikatilla, autor de Ginnat Egoz; Abraham ha-Levi Berukhim, autor de Tikkun Shabbat; Joseph ibn Teboul, autor de  Perush al Idra Rabba; Abraham b. Musa; Hayyim b. Moses  Attar, autor de  Or ha-Hayyim; Raphael Moses Elbaz, autor de Kisse Melakhim; Joseph Corcos, Solomon Amar; y Abraham Azulai. Iniciados sobre la Kabbalah han permanecido en gran número en Marruecos hasta el día de hoy. Muchos otros siguieron al Shabbetai Zevi. Durante la mitad del siglo XVII el movimiento de este falso Mesías tuvo considerable suceso en Marruecos. En el Este, los rabíes marroquíes Jacob Sasportas, Daniel Toledano, y Aaron ha- Siboni. jugaron un importante rol en este tema.

Volver arriba

 

 

Volver arriba

MICKEY KATZ y su música idish
  Mickey Katz *Deleitese: Vea y escuchelo

Por Alicia Benmergui  

Mickey Katz 1909-1985

 

 

Fuente: www.nationalgeographic.comDavid Kaufman.Forward.January 08, 2008.The Parody’s Over: Whither Our Era's Mickey Katz or Allan Sherman.


Mickey Katz (1909–1985) fue un clarinetista judío que vivió en Los Ángeles y fue más conocido en todo el país que los verdaderos músicos klezmer de Nueva York, Naftule Brandwein, Dave Tarras y Sid Beckerman.    Sus grabaciones de música judía vendían mucho más y eran muy escuchadas en los años cincuenta y sesenta por muchos de los seguidores del Klezmer y de los que lo renovaron, contribuyendo a mantener el delgado vínculo entre aquellos, que por su edad escuchaban la música klezmer del período anterior a la Shoá y los que nacieron después.

Katz era capaz de tocar este estilo de música a mediados de los sesenta, cuando la mayoría de los músicos de klezmer hacía una década que ya se habían retirado. Muchos afirmaban despectivamente que "solo" tocaba música judía en un estilo novedoso y que eso nunca sería realmente música klezmer. Nada podía estar más lejos de la verdad, sus dos álbumes instrumentales Bailando en Familia, y Mickey Katz Toca Música para Casamientos, Bar Mitzvas y Brises, revelaron el talento excepcional de Katz como director de orquesta, compositor, arreglador y músico.

 En verdad, sus arreglos eran innovadoras y sus letras cantadas en un idish bastante malo, eran muy jocosas y mordaces. Algunos puristas del klezmer dijeron que su arte era “basura” porque se atrevió a hacer reír a la gente y especialmente a reírse de si mismo como judío a través de sus parodias de canciones populares norteamericanas cantadas en inglés, idish y “Yinglish”.

Katz había nacido en Cleveland de padres inmigrantes. Su padre era de Lituania y su madre de Latvia. Antes de que hubiera tocado una nota de clarinete acostumbraba ir con sus padres al Teatro en Idish. Esto influiría en su actuación y percepción acerca de lo que era la música judía y lo que le gustaba oír a su audiencia. Comenzó a tocar el clarinete a los once años, para poder pagar sus lecciones iba a la sastrería de su tío, donde ganaba un dólar con cincuenta por tocar para los clientes los sábados a la tarde. Era un joven que sabía cómo tocar y cantar música judía porque su hermana cantaba profesionalmente en sitios y organizaciones judías, conocía la música klezmer porque tocaba en casamientos y otros eventos judíos desde que era un chico.

Cursó estudios académicos de clarinete y saxofón, todos estos estudios le dieron a Katz una gran versatilidad para su carrera como músico. El amaba el teatro idish pero se dio cuenta que iba desapareciendo lentamente como las audiencias de inmigrantes y por la fuerte asimilación de los judíos. En 1943 se unió a la banda liderada por Spike Jones en los Ángeles, con él grabó novedades y recorrió el país durante un par de años antes de irse en 1947. Alentado por el trompetista Manny Klein, Katz fue a RCA Records y grabó Haim Afyn Range (Home on the Range)  que vendió 150.000 copias en menos de seis meses. En esa época vender entre 150.000 y 200.000 discos de música judía era algo inaudito

En 1948 , formó una nueva banda con Hal Zeiger llamada Mickey Katz y sus Kosher Jammers, que tocaba en un  Show de la Revista Musical Idische creada por Katz,  llamada Borscht Capades.

El hijo de Katz el famoso actor Joel Grey, comenzó su carrera en el espectáculo actuando en la gira de este show cuando tenía 16 años, obtuvo un gran renombre con su actuación como presentador en la película Cabaret. Su nieta, la hija de Joel, Jenifer Grey actuó en la famosa película Dirty Dancing, con Patrick Swayze. Desde 1947 a 1957, cuando grabó la mayor cantidad de discos, Katz se convirtió en el músico más popular escuchado en las radios y los negocios. Algunos judíos no encontraron gracioso o divertido el humor idishe de Katz. Los judíos estadounidenses en la década del cuarenta al cincuenta raramente se mostraban como tales y mucho menos hacían alarde de su condición.Incluso unas pocas radios se negaron a tocar su música.

En cambio Mickey Katz fue por todo el mundo exhibiendo orgullosamente su condición judía con todas sus virtudes y defectos.  Era muy conciente de que estaba provocando algunas convulsiones dentro de la comunidad judía. Aún cuando las luces de los teatros de idish estaban mortecinas, Katz encontró una nueva audiencia y llegó a la gran multitud a través de los años sesenta. Katz actuó en dos oportunidades en el Carnegie Hall y viajó a Inglaterra, Australia y Sudáfrica ofreciendo conciertos y vendiendo miles de sus discos en el extranjero.

Lo mejor de Katz era que hacía una parodia de temas extremadamente caros e importantes a las tradiciones norteamericanas mezclándolas con palabras en idish y los sones más explosivos de la música klezmer. Con su lenguaje, con su música y sus temas tan divertidos y rídiculos Katz sugería que los judíos no se habían americanizado completamente. Todavía conservaban sus rasgos de inmigrantes y minoría diferenciada que se expresaban a través de la comicidad y el ridículo, el desenfado, que fueron la marca, la impronta aportada por numerosos actores cómicos judíos inolvidables de un período memorable, que había comenzado tal vez, con los Hermanos Marx en el film “Una Noche en la Opera”.

No se lo pierda ¡DELÉITESE!


Der yiddish Hillbillies

Selección Oficial de 2010- Los Ángeles Festival de Cine Judío . De los archivos de CineGraphic Studios, vintage películas de 16 mm modificados con la música de Mickey Katz. Este fue uno de mis primeros ensayos en la manipulación de cine a la música.


Mickey Katz canta "Duvid Crockett"

Volver arriba

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Hagshamá en la Web
A un clik de Israel
www.hagshama.org.il/es

Toda la información y recursos sobre: Sionismo, Judaísmo, Israel y Aliá

eSefarad

Liz Scladman
Shows y Animaciones de Fiestas
Latino-tango- boleros-melódicos-pop-idish-hebreo


Alicia Benmergui - Mari Katz presentan:

 

  

Octubre 2010

! UNASE a NOSOTROS !

Salimos el 17 de octubre !


Si te encuentras interesado en nuestra propuesta, puedes contactarnos enviando un mail a:
Cultural@arnet.com.ar 

*La posibilidad de viajar nuevamente, como lo hicimos en el mes de mayo pasado a Viena, Salzburgo, Bratislava, Budapest, Praga, Dresden y Berlín*

ANDALUCÍA y MARRUECOS*


Acompañados por la Profesora Alicia Benmergui

Madrid-Córdoba-Sevilla-Cádiz-Tarifa-Algeciras-Ceuta-Tánger-Tetuán-Fez-Meknes-Marrakech-Casablanca-Rabat-Gibraltar-Torremolinos-Marbella-Fuengirola-Nerja-Granada-Toledo-Madrid

El placer de viajar y conocer a la medida de sus deseos


  

Volver arriba

*RECORDANDO                 * La Historia de Helen y Ross Baker *

 

"Helen y Ross Baker fueron estadounidenses que estaban en Viena cuando los nazis se anexaron Austria en marzo de 1938.

Con un diario y una cámara Kodak, registraron un conmovedor relato de sus experiencias durante este tiempo tumultuoso.

El personal del museo ha compilado parte de este material en un vídeo de corta duración. Por favor tómese un momento para ver y compartir con sus amigos y familiares

Sinceramente: Sara Bloomfield

Fuente: United States Holocaust Memorial Museum

Cuando la mayor parte de nosotros pensamos en películas filmadas durante los viajes, nos imaginamos imágenes alegres obtenidas en las excursiones, en las visitas a museos, en cenas familiares, o en otros preciados recuerdos.

Pero cuando los americanos Helen y Ross Baker viajaron a Viena para una visita de seis meses a finales del año 1937, las películas que registraron demostraron algo muy diferente: Tropas nazis que entran en Austria, y sus consecuencias terribles para la comunidad judía.

Con un diario y una cámara de películas Kodak, ellos documentaron el caos en la ciudad, los discursos de Hitler y las multitudes de gentes que saludaban. Se observan a los nazis evitando enérgicamente que los no judíos entren en tiendas judías. Tenderos judíos obligados a colocar el emblema de “JUDE” en sus vidrieras y mucho más. Este material de película, raro de observar, conjuntamente con el diario que llevaban los Bakers, forman parte del Museo del Holocausto de Washington. El personal del mismo compiló algo de la película hallada, en un corto vídeo, para que observemos una vista única de ese tiempo tumultuoso y aterrorizante.

 Los Bakers no habrían podido imaginarse que un año más tarde Europa estaría en guerra y en otros dos años la tiranía genocida dominaría el continente entero. Ellos capturaron instantes siniestros de una persecución intensa, en unos momentos en que aun el holocausto hubiese podido ser prevenido. Los que filmaron entendían la importancia de documentar lo que vieron y quisieron compartirlo con el mundo.

Ahora nosotros debemos asegurarnos de que su historia continúe siendo conocida para continuar enseñando las lecciones del holocausto.

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2008 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui