* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año V - Nº 99
30 de junio de 2010 / 18 de Tamuz de 5770
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

ALEMANIA-BERLÍN y SUS JUDÍOS
Dos puertas dan al Infierno
Alicia Benmergui - Mari Katz presentan
RECORDANDO Lea Goldberg

Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Escuche el último reportaje:
(02/06/2010) Viena y la huella judía


MILIM REVISTA DIGITAL está en

Hacete fan de MILIM en FACEBOOK. Hacé click en “Me Gusta” ingresando AQUÍ


Mari Katz y Alicia Benmergui

Último número de Milim Presentamos Último número de Milim

Nuestro Club de Viajeros

 A pedido de nuestros amigos y lectores hemos decidido crear un Club, al que hemos denominado Nuestro Club de Viajeros, para llevar a cabo los objetivos con los que iniciamos nuestras actividades: conocer, aprender y disfrutar.

 Para ello nos proponemos realizar diversas propuestas culturales y de recreación tales como cursos, visitas guiadas, cine debate, paseos, viajes, etc.  

 Esta es una invitación para quienes  ya nos conocen y nos han acompañado y para todos aquellos que deseen unirse, para compartir juntos buenos  momentos y pasar instantes  agradables que ayuden a embellecer nuestras vidas.  

 Los invitamos y los esperamos el miércoles 14 de julio, a las 18 hs. en nuestra sede, Callao 295. Entre Piso, Capital.

*Si está interesada/o  escribanos AQUÍ *   

ALEMANIA-BERLÍN y SUS JUDÍOS        Parte 3 (última)
  * BREVE HISTORIA (Continuación del número anterior)

Por Alicia Benmergui


Breve historia de Alemania, Berlín y los Judíos

 

* Incendio y destrucción de la sinagoga de Michelsberg Kristallnacht-1938

 

 


*Periódico nazi "Der Stuermer"
 
El titular dice, "Plan judío de asesinato contra la humanidad al descubierto."

 

BERLÍN

 

Check Point en el Muro

 

 

 

Zimmersstrasse 1961 Muro de Berlín

 

 

 


La mayoría de los alemanes culpaban a la República de Weimar de la derrota y la humillación impuestas a Alemania en la rendición, cuyas legítimas aspiraciones al liderazgo mundial se frustraron debido a una conspiración mundial, según creían. A todo esto se unía una debacle paralizante, la tremenda carga de las reparaciones de guerra y una penuria económica aguda.

Hitler buscaba revertir la afrenta impuesta por el Tratado de Versalles de 1919, iniciando un programa de rearme importante que ninguna otra potencia europea parecía dispuesta  o capacitada de impedir. Cuando Adolf Hitler tomó el poder tras las elecciones generales de 1933, se dedicó a la creación del Tercer Reich, en primer lugar por la anexión (el Anschluss) de Austria, a continuación, la anexión de los Sudetes checos, seguida de Checoslovaquia.

Cuando Hitler amenazó Polonia, el Reino Unido y Francia pusieron el límite: desde allí, fue muy breve el camino hacia la Segunda Guerra Mundial. Luego de una campaña abiertamente antisemita, donde la sociedad alemana e internacional no pareció advertir el peligro representado por Hitler y el nazismo con la suma del poder estatal y la amenaza que se cernía sobre los judíos.  En 1935, se implementaron la Leyes de Nüremberg, donde el judaísmo fue definido como una raza y los ciudadanos alemanes judíos fueron despojados de su nacionalidad. En 1938, la Kristallnacht, comenzó el ataque abierto, cuando los negocios y sinagogas judías fueron destruidos y los judíos fueron heridos o asesinados.. 

En marzo de 1941, Hitler ordenó oficialmente la instrumentación de la Solución Final, por la cual se determinó la eliminación física de la población judía en Europa bajo dominio alemán. El 19 de mayo de 1943 Alemania fue declarada Judenrein (“Libre de judíos”)

 Después de seis años de guerra mundial, a un costo estimado de 60 millones de vidas, el genocidio del Pueblo Judío en Europa, con 6.000.000 personas asesinadas, el ejército alemán fue derrotado en 1945 por los ejércitos aliados de los EE.UU., la URSS, el Reino Unido y otros. Esto produjo la división de posguerra de Europa occidental y el protagonismo de la fuerte influencia soviética.

Alemania fue dividida en dos partes: la parte oriental, controlada por los soviéticos se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA), la parte occidental surgió para convertirse en la República Federal de Alemania.

La ciudad de Berlín, que se encontraba dentro de la RDA, por sí misma fue dividida en zonas de aliados y controlada por los soviéticos. Berlín Este se convirtió en la capital de la RDA, mientras que Bonn lo fue de la  República Federal. La República Federal se creó en septiembre de 1949, bajo la supervisión de las tres potencias aliadas occidentales - los EE.UU, el Reino Unido y Francia su orientación política fue Social Demócrata (SPD) y de centro-derecha Demócrata Cristiana (CDU). La República Federal y Francia, junto con varios vecinos más pequeños, establecieron una zona de libre comercio  productos básicos, acero y carbón.  Esta fue la base de la Comunidad Económica Europea, que fue establecida formalmente por el Tratado de Roma 1960. Los soviéticos habían patrocinado la creación de la RDA en octubre de 1949 y concedió la independencia formal al país cinco años después.

El dramático proceso de la reunificación alemana comenzó en 1985 con la adhesión de Mijaíl Gorbachov como líder del partido comunista soviético, y se aceleró constantemente hasta su punto culminante a finales de 1989 con la caída del Muro de Berlín y el colapso del Estado de Alemania Oriental.  La decisión final sobre la unificación no fue, por supuesto, exclusiva de  los alemanes: el acuerdo de los Aliados durante la guerra era necesaria. Washington se mostró entusiasmado, mientras que París, Londres y Moscú, sorprendentemente, fueron tibios, pero no obstructivos. Unificado de Alemania, con cerca de 80 millones de personas y dos veces el PIB de los miembros más inmediatos de la UE, la Unión domina económicamente. El primer gobierno unido de Alemania fue elegido en diciembre de 1990. Elel Consejo Central de los Judíos en Alemania fue creado el 19 de julio de 1950, en Frankfurt ( Main)en el momento de la fundación todavía había unos 15.000 Judíos que vivían en Alemania. En la actualidad el Consejo está compuesto por 108 comunidades judías de todo el país y tiene 106.000 afiliados. 

Breve Historia de Berlín, que comparada otras ciudades europeas, tiene una historia joven, con apenas 800 años de vida, pero única. En 1307 se fusionaron las dos ciudades fundadoras Cölln y Berlín. En 1701, tras la coronación de Federico II como rey de Prusia, Berlín se convierte en la residencia real. Con Federico II (1740-1786) comienza la nueva reorganización arquitectónica de la ciudad y en las siguientes décadas surgen las construcciones clasicistas de Knobelsdorff y Schinkel, las cuales han definido su rostro.

El otro momento deslumbrante a nivel internacional de Berlín tuvo lugar en los años veinte, durante el gobierno de la República de Weimar, el aporte de los judíos hizo de Berlín un lugar único, allí floreció la vida cultural con las representaciones teatrales innovadoras, estrenos de películas llenas profundidad y riqueza temática, varietés glamorosas llenas de vivacidad; éstas y la incomparable vida nocturna de la ciudad son algunas de las razones por las que Berlín se convirtió en el centro de la "época dorada de los años veinte".

Después de 1933, con la toma del poder de Hitler, se estableció la persecución de judíos, comunistas, homosexuales y cualquier opositor al régimen entre otros muchos. Con la derrota  del terror de la dictadura nazi y al terminar la Segunda Guerra Mundial la ciudad quedó reducida a escombros. El 13 de agosto de 1961 comienza a construirse el muro de Berlín, que dividió la ciudad y separó a sus habitantes. Los berlineses celebraron la caída del muro el 9 de noviembre de 1989. Desde entonces, aunque Berlín ha sufrido muchos cambios, entre ellos volver a ser la capital de Alemania, la ciudad no para de evolucionar.

Volver arriba

 

 

Volver arriba

*Por FELIX DE AZÚA
  * Dos puertas dan al Infierno

Hace muy poco tiempo, apenas un mes, estuvimos en este Museo, y en esa historia de gente notable y de familias tan parecidas a la suya y a la mía, es muy grande el sentimiento de angustia que se apodera de nuestros sentimientos al contemplar y repasar toda esa larga y emotiva historia .

Por ese motivo consideramos y elegimos esta, una de las mejores descripciones  del Museo de Berlín y la historia del Pueblo Judío Asesinado.   

(Alicia Benmergui)

 


TRIBUNA:

 FÉLIX DE AZÚA

Dos puertas dan al infierno

El Museo Judío de Berlín es un ente vivo, un organismo que baila sobre incontables entierros

No hay imágenes de nazis.

Es el museo de los judíos, no el de sus verdugos

Félix de Azúa es escritor.


Topografía del Terror


Sobre el solar de 4,5 hectáreas que ocuparon las centrales de la Gestapo y las SS abre este jueves el centro de documentación Topografía del Terror, un sobrio edificio de forma rectangular construido sobre lo que fueron los calabozos del aparato nazi.

“Esto no es un monumento más ni un lugar para rendir homenaje a las víctimas del nazismo, es un lugar al que venir a aprender“. 

 


Va a comenzar la carrera y la joven maestrita dispone a los niños (no llegan a la docena, pero son muy ruidosos) en dos filas, los mayores detrás. "Cuando suene el silbato, salid corriendo y a ver quien es el primero que llega a Auschwitz". Suena el silbato y los niños salen disparados pasillo arriba. Estamos en el cruce de caminos de la Diáspora. Los pasillos forman ángulos obtusos. No hay ni un solo ángulo recto en el Museo Judío de Berlín. Los muros, las escaleras, los techos, las diagonales que hacen de ventanas, tienen la vertiginosa expresión que hizo famosa la cinta muda El gabinete del Doctor Caligari. En este museo inspirado por Walter Benjamin los niños disputan una carrera entre el espacio dedicado a la Diáspora y el de Auschwitz.

El museo de Libeskind, que debería producir en el visitante un agobio abrumador con sus vacíos, sus túneles, sus laberintos, las subidas y bajadas entre pisos irregulares, la caótica asimetría que representa la historia del pueblo judío, es en realidad un patio de colegio donde el visitante se siente más bien regocijado por el bullicio, las carreras, los gritos, las risas. Ciertamente, casi todo lo que ve es espantoso: la más exacta medida de la crueldad humana, de su perversidad, la estupidez impenetrable que nos separa de los otros animales. En este museo se exponen con densidad plomiza las torturas, los asesinatos, las humillaciones, las expulsiones, los exterminios a que hemos sometido a las gentes de religión o raza judía, con la peculiaridad de que también les hemos perseguido y destruido y saqueado cuando se convertían al catolicismo o se comportaban como patriotas alemanes y héroes de las guerras alemanas. No hubo escondite o disfraz para ellos. No hubo compasión. Ni siquiera cuando renunciaron a ser ellos mismos, negándose y aniquilándose en su corazón y adoptando el porte y la religión de sus verdugos, ni siquiera entonces dejamos de asesinarlos.

Este museo de la maldad, del horror y de la verdad más insoportable de los humanos, sin embargo, ha sido construido y pertrechado por judíos para celebrar su cultura. El resultado es asombroso. En las salas ves los documentos del espanto: miserables judíos centroeuropeos en sus guetos, sucios barrios comerciales de los judíos tolerados, retratos de familias enteras destruidas, la vida de millones de personas que anduvieron por este mundo con un precario permiso de existencia expedido magnánimamente por alguna autoridad. Y, sin embargo, en el museo no hay queja, no hay humillación, no hay derrota. Todo lo contrario. Son supervivientes, es cierto, pero invictos. No han podido con ellos, nadie los ha vencido.

Creo yo que esta genialidad es específica del pueblo perseguido. La impregnación literaria judía es tan potente que todo el horror se sublima en historias particulares que, como cuentos, narraciones, novelas o breves películas, dan cuenta de miles de vidas privadas y particulares.

Es el genio literario judío lo que impide que la historia de la destrucción se convierta en una aniquilación del pueblo judío. Muy al contrario, aquí vivimos las desgracias particulares o singulares de cientos de miles de individuos. Uno ve al cambista de largas trenzas contando zlotis polacos, dinares serbios, hellers húngaros o leis rumanos. O al muchacho que se inicia junto al rabino en la lectura del Talmud. O dos mujeres del gueto de Varsovia con escuálidas bolsas de las que asoma un rabo de apio. Y entonces cada uno de ellos se salva. Tal era el deseo de Benjamin: ¡no volváis a matar a los muertos! La memoria, la narración, salva a los muertos de seguir muriendo.

En una vitrina están las gafas de un rabino de Moabit, en un cilindro perforado vemos como por el ojo de la cerradura un costurero, la mesita de noche con el libro abierto, un viejo sillón de orejas, en una salita hay retratos enmarcados en madera blanca, en una galería de desaparecidos recorremos filas y más filas de fotos familiares. En exposición está la máquina de escribir de Nelly Sachs, el álbum familiar de los Burchardt, los vestiditos de alguna niña que en cierto momento se llamó Miriam, el tintero de Mendelssohn.

Y así vas avanzando hacia el Tercer Reich, pero cuando llegas a él, ¡sorpresa!, ya no hay objetos, fotos o recuerdos, no aparece ni una sola imagen de los asesinos nazis. Este es el museo de los judíos, no el de sus plagas y verdugos. La muy sobria documentación final, con un curioso reportaje sobre Fassbinder, conduce hasta el vertiginoso Memory Void, un patinejo de 20 metros de altura donde se acumula una montaña de piezas metálicas en forma de rostro humano. Puedes caminar sobre ellas. El chasquido hiela la sangre.

Hay otra puerta del infierno, pero no es la de los judíos sino la de los cristianos. Es un espacio recién inaugurado que lleva por nombre Topographie des Terrors. Como su nombre indica, ahora estamos en el lado contrario, el de los asesinos. Si en el museo de los judíos sonaba un violín, olía a sofrito y pachulí, parejas vestidas con ropa vieja bailaban alzando las piernas y los niños corrían alrededor de las tumbas, ahora entramos en el espacio de los verdugos filosóficos. Son homicidas ilustrados, respetuosos con la ciencia, el arte y la cultura. Sus ropas son inmejorables y cuando bailan lo hacen vestidos de frac en rápidos giros que sofocan a la rubia pareja y palpita su pecho rosado.

En este museo, los niños (los hay) no corren ni ríen. Tampoco sus padres. Aquí se impone un silencio de muerte, de verdadera muerte, un silencio que no tiene nada de literario. Es el silencio de la maldad expuesta en vitrina y cuantificada.

La Topografía del terror es un gigantesco espacio en donde antes se alzaban el cuartel general de la Gestapo, la jefatura de las SS, su servicio de seguridad (SD) y el del Reich (RSHA). Estamos en el corazón de las tinieblas, la sima de los aullidos inaudibles. Aquí la sangre ha empapado de tal modo la tierra que los gobernantes alemanes prefirieron derribar todo lo que quedaba en pie y sobre el gigantesco solar esparcieron una capa de piedra trizada, un manto fúnebre. En un rincón de esa lámina triturada se levanta un rectángulo de vidrio casi invisible los días grises en cuyo interior se guarda la documentación de una de las mayores matanzas del género humano. Elegantes paneles informan a los visitantes (silenciosos, contritos, las manos a la espalda) sobre la destrucción que allí tuvo lugar. Datos, nombres, estadísticas, jerarcas, textos.

Contraste excepcional. El museo judío es un ente vivo, un organismo que baila sobre incontables entierros, pero diferenciados. Allí palpita la voluntad de los humanos para resistir la persecución y el horror colectivos, allí constatamos la garra con que nos aferramos a la vida propia cuando somos amenazados por una masa. El museo alemán, en cambio, es abstracto, es conceptual, es un "centro de documentación", es la fría intelección de hasta qué repugnante hondura somos capaces de caer cuando nos hinchamos de soberbia religiosa, engreimiento nacional, superioridad racial e imbecilidad moral.

"Muchos de nosotros luchamos en la guerra, muchos murieron. Hemos escrito por Alemania, hemos muerto por Alemania. ¡Hemos cantado la Alemania real, la auténtica! Y por eso hoy Alemania nos quema". Esto escribía en 1933 Joseph Roth, tras conocer la primera hoguera nazi. Estaba ya en el exilio parisino y resbalaba por su propio barranco de alcohol y desolación. Ellos, los judíos de Alemania, habían sido lo mejor de Alemania.

El huracán de cadáveres que azota al Ángel de la Historia, esa tempestad que Benjamin llamaba "progreso", sigue teniendo su ojo clavado en Berlín.

Fuente: El País 19 de junio

Volver arriba

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Hagshamá en la Web
A un clik de Israel
www.hagshama.org.il/es

Toda la información y recursos sobre: Sionismo, Judaísmo, Israel y Aliá

eSefarad

Las cuentas de correo que corresponden a los dominios gmail.com y tutopia.com, están presentando inconvenientes en la recepción de MILIM por parte de esos usuarios. Son recibidas en otro color, con diagramación dividida en sectores sin hilación y de difícil lectura Por lo tanto si Ud. tiene un correo en estos dominios le sugerimos nos comunique otra dirección alternativa AQUÍ


*Alicia Benmergui - Mari Katz presentan:

  

Octubre 2010

! UNASE a NOSOTROS !

Salimos en octubre !


Si te encuentras interesado en nuestra propuesta, puedes contactarnos enviando un mail a:
Cultural@arnet.com.ar 


Palacio Real -FEZ

*La posibilidad de viajar nuevamente, como lo hicimos en el mes de mayo pasado a Viena, Salzburgo, Bratislava, Budapest, Praga, Dresden y Berlín*

Acompañados por la Prof. Alicia Benmergui

 

ANDALUCÍA y MARRUECOS*


Acompañados por la Profesora Alicia Benmergui
* Próximamente todas las informaciones *


Viajar para conocer, disfrutar y aprender   

¿POR QUE USTED DEBE VIAJAR CON NOSOTROS?  

 PORQUE, proponemos y ofrecemos conocer lugares atractivos e interesantes desde el punto de vista histórico y cultural.

  PORQUE, uno de nuestros objetivos más importantes es brindar a través  de las charlas de la Prof. Alicia Benmergui, previas a cada viaje y su compañía durante todo el recorrido, una información sobre los aspectos históricos, arquitectónicos, artísticos, que le permitan al viajero conocer y comprender aquello que está viendo.
Estamos convencidas de que “solo se ve aquello que se conoce”.

   PORQUE procuramos ofrecer información sobre temas relacionados con la gastronomía, sitios de moda interesantes para conocer o realizar compras porque se unen al concepto de pasear y disfrutar que estamos proponiendo

   PORQUE, nuestros viajes están cuidadosamente organizados tratando de ofrecer el máximo de comodidad, contención, compañía y seguridad para cada viajero.

   PORQUE, nuestras excursiones son diseñadas a medida y  exclusivas en cada sitio, nuestros traslados son privados y los alojamientos en hoteles céntricos con ubicación ideal para salir a comer, comprar y pasear.

   PORQUE, creemos que todo ello colabora para crear un clima de camaradería que propicia la diversión mientras viajamos, pues estamos persuadidas de que un viaje es para pasarlo lo mejor posible donde vayamos, de acuerdo a nuestra experiencia lograda en los viajes anteriores.

  

Volver arriba

*RECORDANDO

 

*Por Moshe Korin


Lea Goldberg

En un diario israelí leí hace un par de semanas que la Sociedad de Escritores Hebreos, conmemorará este año (2010), mediante distintos eventos, el cuadragésimo aniversario del fallecimiento de la ilustre mujer de las letras hebreas Lea Goldberg.

Dicha noticia me trajo reminiscencias del año 1956, en nuestro Seminario de Perfeccionamiento para Docentes de la Diáspora, en el “Majón (Instituto) Grinberg” de Jerusalem.  una vez por mes, por iniciativa del Director del Instituto Dr. Iosef Zweigel Z”L,  para que nos enriquecieran con sus aportes, participábamos en charlas especiales no obligatorias con la poetisa Lea Goldberg (sus clases eran conmovedoras y muy singulares, acostumbraba leer poesías y trozos de su prosa),

Vaya entonces, en una breve semblanza de la poetisa Lea Goldberg, mi modesto homenaje a ella y a todos aquellos maestros, siempre recordados

 

La vida y la obra de esta gran poetisa, la podríamos sintetizar diciendo: es una voz siempre vigente en las letras israelíes

 

* LEA GOLDBERG


Conocido nombre

El nombre de Lea Goldberg es bien conocido en Israel. Esta gran poetisa supo escribir tanto para adultos como para niños y emocionó a unos y a otros en la misma medida. En la infancia de muchos israelíes estuvieron presentes sus poesías y sus relatos, plenos de encanto y fantasía: “Dónde está Pluto”, “Se alquila casa”, “El distraído de Kfar Azar”, “Qué hacen las ciervas” y tantos otros.

Ya adultos, esos mismos israelíes leyeron sus poemas plenos de una gran sensibilidad, tristes algunos, cínicos otros, pero siempre inteligentes; y también escucharon con emoción los que fueron musicalizados: “Tú irás por el campo”, “De mi ventana y de la tuya”, “Cantos del país de mis amores”, “Desde hace tiempo” y muchos más.

Un motivo que se repite en su obra poética es el de la búsqueda del amor y el de su deseo de ser madre: dos sueños que no vio realizados. Por eso se reprocha: “No tienes derecho al indulto,/ todo está decidido./ Tus sueños se hundieron en el mar/ y tú sigues cantando”.

“¿Una semana más? ¿Un mes? ¿Un año?”

Lea Goldberg nació en Kovno (Lituania), en el año 1911. Compuso versos hebreos en sus años de colegio. Estudió en las universidades de Kovno, de Berlín y de Bonn. En esta última obtuvo el Doctorado en Lenguas Semíticas, luego de lo cual (año 1935), se estableció en Eretz Israel.

En Tel Aviv se incorporó al círculo de poetas modernistas liderado por Abraham Schlonsky y Natan Alterman y dio a conocer sus poesías en distintas publicaciones. El mismo Schlonsky la ayudó a compilar su primer volumen de versos “Tabeot-Ashan” -“Anillos de humo” (1935):

Paralelamente trabajó como redactora en periódicos para adultos y para niños, fue maestra de escuela, enseñó Literatura en la Universidad Hebrea de Jerusalem, realizó trabajos de investigación, de traducción y de crítica teatral. Se desempeñó también como asesora literaria de “Habima”, el Teatro Nacional de Israel. En 1952 fue invitada a organizar, en la Universidad Hebrea, el Departamento de Literatura Comparada y permaneció al frente de dicho departamento hasta el final de sus días.

Lea Goldberg enfermó de cáncer y falleció el 15 de enero de 1970, poco antes de cumplir los 59 años de edad. Algunos de sus escritos se conocieron después de su muerte y le fue adjudicado el Premio “Israel” de Literatura.  

Su producción literaria

En su labor literaria, Lea Goldberg abarcó distintos géneros: la poesía, la crítica, la literatura infantil y algunas obras en prosa.

Poesía: En sus poemas no tocó temas nacionales o ideológicos, como otros autores de su tiempo. La mayor parte de sus obras reflejan vivencias personales: amor, decepción, añoranza, soledad, vejez.

Entre sus libros de poemas se encuentran el ya citado “Anillos de humo” (1935), “La espiga de color verde” (1940), “De mi viejo hogar” (1944), “Sobre la floración” (1948), “Relámpago en la mañana” (1955), “Temprano y tarde” (1959), “Con esta noche” (1964).

Su lenguaje, aunque de una gran delicadeza, es simple y familiar: rechaza el simbolismo y la retórica y emplea imágenes concretas.

Crítica literaria: Era una gran lectora, familiarizada con al literatura de las principales lenguas europeas.

En cuanto a las letras rusas, escribió sobre Tolstoi, Pushkin, Lermontov, Turguenev y Chejov.

Respecto a la literatura italiana, elaboró una introducción a la Divina Comedia del Dante y un prefacio a su propia versión de poemas de Petrarca.

En otros trabajos se ocupó de teoría poética, así como del arte del relato breve.

Literatura infantil: Lea Goldberg se contó entre los más exitosos autores israelíes de literatura infantil. Escribió unos 20 libros para niños, que hoy siguen siendo solicitados y leídos.

Obras en prosa: Son dos las más importantes: “Cartas de un viaje imaginario” (1937) y “Y él es la luz” (1946); ambas, en buena parte, autobiográficas.

Además, escribió una obra de teatro: “La dueña del palacio” (1956), ambientada en la Europa de posguerra.  Esta obra fue representada en idish por el “Teatro Popular Judío de Buenos Aires” en el año 1962. Dicho teatro funcionaba por entonces en la Escuela “Shólem Aléijem”. Fue dirigida por el director israelí Iosef Schein y protagonizada por los actores Shaúl Tchejovsky, Fréidl Landan, Féiguele Liberman y Luis Minces.

Traducciones: Lea Goldberg tradujo al hebreo obras clásicas de la literatura universal: “La guerra y la paz” de Tolstoi, poesía y teatro de Shakespeare, “Peer Gynt” de Ibsen, entre muchas otras.

 

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2008 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui