* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año IV - Nº 71
15 de abril de 2009 / 21 de Nisan de 5768
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Judíos de Turquía
Historia de las Comunidades
MARCOS ALMOZNY * La trayectoria gremial de un integrante de la comunidad judeo marroquí
RECORDANDO: IOM HASHOA - IOM HAZICAROM - IOM HAAZMAUT

MILIM rinde un afectuoso homenaje a la memoria del Dr. Raúl R. Alfonsín


Radio Sefarad de Madrid: MILIM Corresponsal en el Tiempo

Haga click en este enlace y al entrar a la pagina escuche cualquiera de las entrevistas en los programas emitidos: pulsando el icono de altavoz a la derecha.


* Judíos de Turquía
  * Constantinopla - Estambul

Por Alicia Benmergui

*Constantinopla
Estambul*

 

 

 


Aron hacodesh. Sinagpga
de Etz Hajayim en Ortakoy

 

 

 


Hipódromo

 

 

 


Sinagoga de Sardis

 

 

 

 


Torre de Galata

Lo mismo que Roma, Constantinopla era una ciudad de siete colinas. Bizancio fue el último heredero directo del Imperio Romano y al mismo tiempo la primera nación cristiana. Durante toda su larga historia, permaneció fiel tanto a su herencia clásica como a sus preceptos cristianos. En su corte imperial se hablaba de filosofía griega y se recitaba a Homero, pero también se enviaron misioneros al cercano Oriente y se convirtió a los rusos al cristianismo. Los bizantinos sistematizaron la ley romana y estructuraron su senado a la manera del romano, pero también mantuvieron cientos de monasterios.

Una de las mayores contribuciones de Bizancio a la Civilización Occidental fue la declaración y trasmisión del Derecho Romano. Los romanos habían legado a Bizancio un gran cuerpo de jurisprudencia que era con frecuencia anticuada o contradictoria. Justiniano el gran emperador del Siglo IV, redujo toda aquella confusión a un sistema coherente.

El código de Justiniano era tan preciso que sirvió de modelo para los sistemas legales de numerosos Estados europeos.  Las rutas comerciales de Bizancio unían a tres continentes por medio de una red de caminos, de caravanas, ríos, rutas marítimas y carreteras pavimentadas a la usanza romana. En el siglo VI bajo el emperador Justiniano, fueron construidas algunas de las mayores glorias arquitectónicas del mundo bizantino.

Grandes incendios casi acabaron con la ciudad lo que sirvió para una increíble renovación con los mejores arquitectos de la época otorgándole un sello de magnificencia imperial a la ciudad, que ofrecía un aspecto espectacular y cuando los turcos llegaron en 1453,  mil años después la hallaron tal como la había dejado Justiniano.

La vida en la ciudad giraba alrededor de tres grandes estructuras o grupos de edificios, el Hipódromo, el Sacro Palacio Imperial y la Iglesia de Santa Sofía. Representaban los tres principales elementos del mundo bizantino: el pueblo, la autoridad imperial y la religión.

El hipódromo, de una magnificencia increíble tenía lugar para 60.000 espectadores y las carreras eran la afición y el vicio de gran parte de la población de la ciudad.  Pero ninguna magnificencia pudo opacar de manera alguna el esplendor y la gloria de la gran iglesia de Santa Sofía reconstruida por Justiniano. Dicen que exclamó cuando vio terminado en toda su majestad a ese notable edificio: “Gloria a Dios, que me ha considerado digno de terminar esta obra. Salomón, ¡te he vencido! Esa iglesia es un maravilloso conjunto de piedra, mármol, luz, color y espacio. .

Con la separación definitiva del Imperio Romano de Oriente (Bizancio) del de Occidente (395) quedaron bajo su autoridad un importante número de comunidades judías establecidas en los Balcanes, la actual Grecia, Asia Menor, Constantinopla  - donde había una comunidad judía desde su fundación en el 330 – Siria, Palestina y Egipto, países estos últimos que con el paso del tiempo se irán apartando el Imperio Bizantino uniéndose a otros pueblos orientales en crecimiento y expansión.

La situación del los judíos no cambió pero como ya venía sucediendo desde la conversión de Constantino al cristianismo, los emperadores continuaron restringiendole sus derechos, manteniendo una situación de animosidad y odio contra ellos que se mantuvo hasta el año 1453, cuando se produjo la invasión de los turcos otomanos.

Imperio Bizantino y los judíos.

Se cree que los primeros judíos se habían instalado en Anatolia en el siglo VI a.n.e, siendo por lo tanto la comunidad judía de Turquía una de las más viejas del mundo. Existen referencias bíblicas en Isaias (66:19) y en Joel (3:4-6) testimoniando la presencia Judía en Anatolia. En el siglo III a.n.e. Antíoco  trajo 2.000 judíos a Frigia y Lidia, florecientes civilizaciones en la Anatolia occidental, y las primeras sinagogas fueron construidas en este tiempo. Cicerón informa que las riquezas que los judíos de Pergamo habían llevado para el Templo de Jerusalem fueron confiscadas.

    En los primeros siglos de nuestra era, había ricas comunidades judías en Hierápolis (Pamukkale) y en Cappadocia (Kapadokya) en Anatolia central. Durante el Imperio Bizantino, la mayoría de las comunidades judías se hallaban en la Anatolia Occidental y en Constantinopla.

 La iglesia, a la caza de la la herejía y con el apoyo de la autoridad imperial, fue usando un lenguaje de violencia creciente que se plasmó en el siglo IV en una virulenta literatura polémica, cuyo exponente más destacado era Juan Crisóstomo. Lanzaba los más virulentos sermones desde el púlpito de Antioquía, en los que se atribuye a los judíos todo tipo de perversiones, incluso una identidad demoníaca. Su pensamiento va a marcar la senda del odio antijudío para la época medieval. Bizancio puso en práctica la teoría de la supremacía de la Iglesia Católica sobre los judíos, quemando sinagogas y  expulsando judíos. También se les privó de sus derechos, de sus prácticas laborales y fueron echados de sus lugares de residencia.

En el año 438 el emperadorr Teodosio II incluyó prohibiciones como la de construir nuevas sinagogas y la celebración pública de algunas fiestas. Justiniano I (527-565) convierte en ley la persecución de los judíos y su degradación, agravándose la actitud iniciada por sus antepasados para privarlos de todos sus derechos. Con sus edictos determinó lo que nunca se había hecho anteriormente: ejercer coacción religiosa por la fuerza, interviniendo en el ritual de la sinagoga; prohibiendo la explicación de las Escrituras, disposición contra los actos llevados a cabo en las sinagogas, prohibición del estudio talmúdico en las escuelas. Una obra legislativa de Justiniano, el Corpues juris civilis y las Novellae une toda la legislación antijudía anterior, convirtiéndola en modelo de las reglamentaciones medievales en materia de judíos, las consecuencias de todas ellas llegaron hasta bien entrado el siglo XIX. Los siguientes emperadores bizantinos no fueron más benévolos con los judíos, ejerciendo todo tipo de presiones, especialmente con numerosas conversiones forzadas ordenadas por los emperadores desde el año 608 hasta el 943,  la estructura económica de los judíos permaneció estable durante casi todo el período.

De acuerdo al relato de Benjamín de Tudela los integrantes de las comunidades se dedicaban a la medicina, a la agricultura, el negocio de la seda y el teñido de tejidos.

Continuará

Volver arriba

* Historia de las Comunidades
  * Memorias de los judíos de Damasco

Por Alicia Benmergui

*Esta  es una historia sobre algunos hechos que involucran a la comunidad judía que vivía en Damasco en el Siglo XIX*

Aquí contaremos algunos hechos muy dolorosos que les tocó padecer en ese siglo, sobre algunas hermosas residencias orientales que fueron patrimonio de la cultura y la historia de  la ciudad de Damasco y los testimonios fotográficos dejados por uno de los más notables fotógrafos de este tiempo, el francés Félix Bonfill.

Como el espacio es breve, es un tema que iremos desarrollando en diferentes ediciones de Milim Revista Digital.

 

 


Escuela de la ALLIANCE ISRAELITE UNIVERSELLE
Filles- TANGER-Marruecos
Foto:Agradecemos
a la Sra Soly Anidjar

 

 


Mansión Stambouli-Damasco

 


En el año 1840 cayó, como un rayo en un día de sol una terrible acusación sobre la comunidad judía de Damasco.

El 5 de febrero de ese mismo año, el Padre Thomas, procedente de Cerdeña, y superior de un convento franciscano en Damasco, desapareció con su sirviente. Este monje, que practicaba la medicina, era muy conocido en los barrios judío y musulmán, así como entre los cristianos. "La imputación de que los judíos habían cometido el tradicional antisemita libelo de sangre, fue llevada adelante por el cónsul de Francia en esa época, el conde de Ratti-Menton, un conocido antisemita y por su amigo, el gobernador egipcio de la ciudad, Shérif Pashá

Este affaire combinó la perpetuación de los prejuicios antisemitas más antiguos y utilizados y la arbitrariedad de funcionarios locales codiciosos y crueles. También marcó profundamente a la comunidad judía de la época y también algunas convicciones. Los judíos habían residido pacíficamente habitualmente en la región del Medio Oriente, pero con esos hechos se instaló la convicción de que no había lugares seguros para los judíos. 

Los acusados habían sido sometidos a torturas, y pese a los terribles tormentos padecidos, todos negaron esos hechos, solo uno abjuró de su religión para escapar de ellos. Cuatro personas murieron durante la tortura: dos acusados, el rabino Josef Harari, un anciano de 80 años y Joseph Liniado; y dos testimonios de cargo, Jacob Turck, uno de los porteros del barrio judío y Josef Jabo.

Los responsables de la comunidad de Damasco resistieron colectivamente con el sostén de sus hermanos extranjeros y la consecuente ayuda de los prominentes Adolphe Crémieux, diputado del congreso francés, y el siempre denodado defensor de los judíos, Sir Moses Montefiore, y lograron ganar la causa con la liberación de todos los acusados.

Como reacción a todos estos hechos fue creada en París, en 1860, la Alliance Israélite Universelle para « prestar un apoyo eficaz a aquellos que sufren por su condición de judíos » y « trabajar especialmente por la emancipación y el progreso moral de los israelitas »  . La Alliance busca alcanzar estos objetivos por medios diplomáticos y la educación. La primera escuela fue fundada en 1862 en Tetuán y la segunda en Damasco en 1864.

Luego del affaire de Damasco, la situación de los comerciantes de la comunidad judía mejoró. El comercio con Europa se desarrolló, era el momento de auge de la expansión europea en Medio Oriente, y los agentes locales de las sociedades extranjeras se enriquecieron. Estos representantes se reclutaron entre los cristianos y los judíos y se hallaban protegidos por las potencias extranjeras. En la misma época, el artesanado local tradicional tuvo grandes dificultades.

Algunos notables acumularon por ese tiempo recursos financieros muy importantes: ese probablemente fue el caso de la familia Stambouli, lo que explica la construcción de una de las mansiones más bellas e interesantes edificadas por esa época.

Uno de los acusados en el Caso Damasco, fue Aaron Stambouli padre de David, quien mandó construir la bella mansión. Había sido apresado y condenado a muerte por Sherif Pasha, con otras nueve personas. Era un comerciante próspero cuya familia no era originaria de Estambul como parece indicar su apellido. Su padre, David Levy, había elegido ese nombre para diferenciarse de los innumerables Levys que vivían en la ciudad. Escogió ese toponímico porque viajaba mucho a Estambul para atender sus cuestiones jurídicas..

En 1868, la mansión Stambouli estuvo casi terminada y se perpetuó en el recuerdo y las memorias de aquella época por las fotografías tomadas por Félix Bonfils (1831-1885), el primer fotógrafo francés en instalar un estudio en Medio Oriente. en Beyrut en 1867. El fue quien brindó uno de los testimonios más notables de la región en ese tiempo y su historia es la que narraremos en otra oportunidad.

Continuará

Volver arriba

Alquileres Apartamentos
Temporarios
en Buenos Aires

OPCIONES PARA 2-4-6-8 PAX EN LAS MEJORES UBICACIONES DE BS AS

 DESDE u$s 35 POR DIA ABASTO.-ALMAGRO-CENTRO-BARRIO NORTE-PALERMO-BELGRANO

 CON LIMPIEZA SEMANAL VAJILLA Y ROPA BLANCA
Consulte enviando un mail a Cultural@arnet.com.ar


Estamos contentos haciendo las valijas !!!

Salimos el domingo 3 de mayo, desde Ezeiza
por Air France para visitar

Grecia, Turquía y París  

Acompañados por la historiadora Prof. Alicia Benmergui.

 Recorreremos:
Atenas, Delfos, Mykonos, Santorini, H
iraklion,
Rodas, Marmaris, Izmir, Canakkale, Estambul  y París

Contáctenos enviando un mail  a cultural@arnet.com.ar


Para conocer la fecha de su nacimiento y o cumpleaños, de acuerdo al calendario hebreo (luaj), haga click aqui

* MARCOS ALMOZNY * La trayectoria gremial de un integrante de la comunidad judeo marroquí
  * Secretario de Previsión Social en la C.G.T. 1963/1964

Por Diana Epstein
Licenciada en Sociología Facultad de Filosofía y Letras – UBA

Curso de posgrado:
"Ciencias Sociales y Salud"
(500 horas curriculares).
Coordinador Dr. Mario Gutierrez Leyton
FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales)
Buenos Aires - 1978.

* Ponencia presentada en el Tercer Congreso Nacional de ALADAA (Asociación Latinoamericana de Asia y África); Universidad Nacional del Comahue, Villa La Angostura, 30/31 de octubre de 2008.*


*Marcos Almozny Z`L
29/12/1920-24/04/2001

[1] Sobre la comunidad judeo marroquí en Argentina y sus instituciones ver MARGALIT BEJARANO Los Sefaradíes en la Argentina: Particularismo étnico frente a tendencias de unificación en “Revista Rumbos”, 17-18. También VICTOR A. MIRELMAN, En Búsqueda de una identidad, Ed. Mila, Buenos Aires, 1988, Presencia Sefaradí en la Argentina, Centro Educativo Sefaradí, Buenos Aires, 1992; JOSEPH BENGIO, Les juifs marocains en Argentine en “Mosaiques de Notre Memoire.Les Judeo Espagnols du Maroc, comp.Sarah Leibovici, Centre d`´etudes Don Isaac Abravanel UISF, París, 1982.

[2] Asociación Viajantes de Industria y Comercio

[3] Entrevista realizada a Salvador Benmergui en febrero del 2008. Fue primo y amigo de Marcos Almozny.

[4] Fernando Belvedere, Entrevista con Chiche Almozny, “Parque Chas es la patria que marcó mi infancia” en Redacción Parquechasweb, 6 de diciembre del 2006

[5] José Almozny, opus cit

[6] Entrevista a Salvador Benmergui

[7] Revista Confirmado, 30 de marzo de 1967.

 

Fuente: Comunita ebraica di Torino, Kol ACILBA Nº 23 /4.04.2003,  Da Wikipedia ,l' enciclopedia libera

 


El presente trabajo es parte de un estudio mayor presentado en el Tercer Congreso Nacional de ALADAA, estudio vinculado a la actividad sindical desarrollada por un integrante de la comunidad marroquí en Argentina.

Hacia el último tercio del siglo XIX se inicia la llegada al país de integrantes de origen judío, provenientes del mundo musulmán y de los balcanes, hecho que señala el inicio de la inmigración sefaradí al país. Entre estos nuevos inmigrantes, los pioneros procedían de Marruecos [1].

Su número siempre fue muy reducido, se calcula que fueron varios centenares de familias que se ubicaron en el barrio sur de la ciudad de Buenos Aires, en San Telmo y Monserrat, aunque una mayoría se instaló en el interior del país.  

Los primeros en llegar, conformaron rápidamente sus instituciones: construyeron su Templo, fundaron un cementerio propio y se agruparon social y deportivamente en el club Alianza. De manera que en 1920, es decir muy pocos años después, ya habían creado todas sus asociaciones y constituyeron una comunidad muy activa.

Una característica peculiar fue su rápida integración a la sociedad local. Esta rápida integración podría ser producto de su lengua ya que provenían del norte de Marruecos donde su lengua materna era el castellano, y a la antigüedad de su instalación en el país, pues se estima que los pioneros habrían llegado hacia fines de 1860.

A pesar de su pronta asimilación al medio, la comunidad marroquí de origen judía, tuvo una restringida actuación en las prácticas políticas de la sociedad local. En este marco, hay que destacar su limitada participación en la vida gremial del país.

El objetivo del presente trabajo es señalar el caso de uno de los integrantes de la comunidad quien, revalidando sus orígenes judíos, ejerciendo sus prácticas religiosas y con una pronunciada orientación sionista, mantuvo una intensa y significativa actividad gremial dentro del movimiento obrero argentino. Marcos Almozny, hijo de marroquíes judíos, fue un importante dirigente sindical que obtuvo puestos relevantes tanto en el Gremio de Viajantes, al que pertenecía,  como en el Secretariado de la Central Obrera.

Para realizar este trabajo se utilizaron como documentos, la revista de AVIC [2] ubicada actualmente en AVVA (Asociación Viajantes Vendedores de Industria Comercio y Servicios), adherida a FUVA (Federación Única de Viajantes de la República Argentina) y a entrevistas personales.

Según señala Salvador Benmergui [3] “Marcos fue un tipo muy particular, muy reservado, no contaba mucho sus cosas. Fue de origen  humilde” añade, “que pasó por muchas miserias pero que siempre intentó abrirse camino, progresar…,  se auto educó e incluso se hizo cargo de su familia a la muerte de su padre”.

Su condición modesta también fue destacada por su hijo José Almozny quien en un reportaje [4] señaló que llegaron desde Córdoba a Buenos Aires por negocios de familia. “Papá – indica - tenía un almacén de ramos generales en Villa Giardino y además era viajante de comercio”.

Cuando describe su entorno  familiar resalta que “vivíamos en dos ambientes para cinco personas. En una habitación dormíamos mi hermano mayor, mi abuela y yo” y continua describiendo que “el dormitorio de mis viejos, de día se transformaba en el living. Finalmente señala que “en Parque Chas alquilábamos, teníamos una vida austera y humilde. Después mi papá pudo comprar un departamento mucho más cómodo, creo que del FONAVI y nos mudamos a Almagro” [5].

Desde muy joven, Almozny, trabajó como viajante de comercio y durante años estuvo en el movimiento gremial, alcanzando una destacada participación. Tal vez, obtuvo un lugar distinguido en el ámbito sindical por su postura moderada. Su orientación política  no fue el peronismo, sino que tenía más afinidades con la postura radical – socialista.

En ese marco, por su prudencia y rectitud fue llamado a participar en la CGT en momentos muy combativos del gremialismo político. Por esos enfrentamientos,  la CGT buscaba un dirigente que no fuera peronista, pero que tuviera representatividad en el movimiento obrero [6]. Esto sucedió cuando la mesa Directiva de la Central Obrera necesitó a un dirigente con “poder de arbitraje entre los dos nucleamientos y distintos subnucleamientos peronistas.

Continuará

Volver arriba

RECORDANDO * IOM HASHOA - IOM HAZICAROM - IOM HAAZMAUT
  * Iom Hashoa - 61º Aniversario de la Independencia de Israel

Iom Hashoá Vehagvura
Entre la destrucción y la vida

27 de Nizami
21 de abril-2009


*Auschwitz

 

 


 

IOM HAZICAROM

 28 de abril de 2009
4 de Iyar de 5769

Fuente: Bamah

The Jewish Agency for Israel/Jewish Zionist Education

 

 


 

 IOM HAATZMAUT

29 de abril de 2009/5 de Iyar de 5769


*Ben Gurión proclama la independencia de Israel en Tel Aviv, en 1948, bajo un retrato de Theodor Herzl, fundador del movimiento sionista

Puede ver y escucharlo en el cuerpo central, a la derecha, de este Milim Nº71

Fuente: La Declaración de Independencia de Israel y su importancia-Por: Gabriel Ben Tasgal


El 27 de Nisán en Eretz Israel, el 21 de abril en la diáspora, se rinde homenaje a los 6.000.000 de judíos que perecieron en fecha desconocida durante la Shoá. Durante la primera noche de Pesaj en 1943, los judíos confinados en el Gueto de Varsovia dijeron basta a la exterminación. La resistencia judía había optado morir luchando.

El 19 de abril ha sido declarado como el Día de la Tolerancia, el Pluralismo y la Convivencia.  

La Shoá fue el asesinato planificado y organizado de 6.000.000 de judíos, dentro de los casi 50 millones de muertos durante la segunda guerra mundial en Europa.  

La Shoá representó una poderosa máquina empeñada en deshumanizar al hombre. y destruir al Pueblo Judío. Pero existió una respuesta judía digna y valiente.

Cada uno de los judíos luchó como pudo. Hubo levantamientos armados en Auschwitz, Treblinka, Sobibor, en los ghettos de Vilna, de Bialistok, de Varsovia. Morir no enorgullece a nadie. Pero sostener la vida cuando todo alrededor muestra idiferencia,  eso es un acto ético y heroíco. Hicieron lo que pudieron, resistieron con todas sus fuerzas y de todas las formas posibles.

En la Shoá no murieron 6 millones de judíos, sino que murieron sus mundos, sus ilusiones, su futuro, su descendencia. Cada uno de nosotros tiene un compromiso, un mandato, recordar para no olvidar pues las voces de las sangres siguen clamando.

La memoria no debe consistir en recordar en silencio, porque nuestra tradición nos enseña que la muerte no paraliza, duele, pero el dolor es motor de cambio, de compromiso, de lucha y de vida. El nazismo no contaba con nuestro recuerdo, por eso debemos hablar.  

Todos somos sobrevivientes de la Shoá por eso nuestro compromiso es mantener viva su memoria.

 "De la tristeza a la alegría, del duelo a un día festivo“ 

El 4 de Iyar, vísperas del Día de la Independencia, fue establecido por el Parlamento de Israel como el día de Recuerdo a los caídos en las batallas. Conforme a la ley, este día que comienza en la noche del 4 de Iyar y termina con el inicio de Iom Haatzmaut el día 5 de Iyar, es día de duelo nacional en que se cierran todos los lugares de entretenimiento del país. Las banderas se bajan en todos los lugares públicos a media asta, velas de recordación son encendidas en todos los edificios públicos y sinagogas, se congregan en los cementerios militares, y se realizan actos de recordación estatales. Una sirena especial se escucha en todo el país a las 11 de la mañana y todo el país detiene sus actividades y se pone de pie en memoria de los caídos. 

Iom Haatzmaut

“El viernes 14 de mayo de 1948 a las 16 horas, en el salón principal del museo de la calle Rothschild en Tel-Aviv, se reunió la dirigencia interina de la comunidad judía liderada por David Ben-Gurión. En un acto breve y sencillo, y a pesar de las distintas amenazas árabes, se declaró la independencia del Estado de Israel. 

Ese día se firmaron dos documentos. El primero es la Declaración de la Independencia del Estado de Israel que la podemos dividir en tres partes. Una "histórica", otra "operativa" y una última "declarativa".

La primera parte habla de los derechos históricos que unen a los judíos con Eretz Israel, recuerda la Declaración Balfour como fuente del derecho judío, y al Holocausto, un hecho que demuestra la necesidad de un estado judío independiente. Además, da una reseña ideológica del movimiento que forjó el estado, el sionismo. Siendo así, la primera parte es netamente histórica.

La segunda parte es operativa. En ésta se relata como se ejecutará la organización del estado de aquí en adelante.

Se anuncia la creación del estado (en este sentido es una sección declarativa también), se anuncia el nombre que tendrá el estado, cuáles serán los poderes que actuarán interinamente en el país, se promete el llamado a elecciones para emitir una constitución, y se enuncian los cuerpos gubernamentales a elegir.

La tercera sección de la Declaración de Independencia habla de los principios y fundamentos del Estado de Israel. Esta parte es declarativa, relatando los principios que guiarán Israel y su relación con los vecinos. El Estado de Israel "tiende su mano de paz a los árabes, basando su organización interna en la igualdad sin distinción de raza, sexo o religión".

La Declaración de la Independencia del Estado de Israel es quizás el documento más importante en el transcurso de la historia judía contemporánea, sin embargo, su importancia es ante todo moral, ya que legal no lo es tanto….”

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2008 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui