* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas Organización Sionista Argentina
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año 3 - Nº 53
30 de Junio de 2008 /27 de Sivan de 5768
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com.ar
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

Judíos del Caribe y Barranquilla
THE FORVERTS *Diario en Idish de New York

Recordando: A David Chim Seymour

EL MOVIMIENTO KIBUTZIANO DE ISRAEL realiza en estos días distintas actividades y manifestaciones para exigir la inmediata liberación de Guilad Shalit, al cumplirse 2 años de su secuestro en el puesto fronterizo de Kerem Shalom, tras un ataque del grupo de terror Az A Din El Kassam, de orientación islámica fundamentalista.

Estudiantes secundarios de los kibutzim de la Galilea se movilizaron juntando millares de firmas para una declaración que reclama la aparición con vida del joven Shalit.

El Movimiento Kibutziano de Israel convoca a la ciudadanía israelí, a las comunidades judías en todo el mundo y a las organizaciones defensoras de los derechos humanos a no olvidar a Guilad, Ehud y Eldad, cautivos del terror desatado hace dos años contra el Estado de Israel.

Moshé Rozen- Representación en Agentina del Movimiento Kibutziano de Israel

* Judíos del Caribe y Barranquilla
  Sefardíes y ashkenazim en Barranquilla

Familias y Negocios


Alberto López Penha
escritor sefardí

 


Barranquilla antigua

 


Antiguo cementerio sefardí
Barranquilla. Colombia

 

....También para 1871, se estableció la Alliance Israélite Universelle.

El aporte de esta potente ola inmigratoria se expresó en uno de sus logros más importes como fue la construcción de su acueducto, en 1880, llevado a cabo por “. . .Jacobo Cortissoz y Ramón B. Jimeno, asociados con miembros de la comunidad sefardí.

Según Adelaida Sourdis Nájera, el grupo judío controlaba 255 de los 406 votos.

 Jacobo Cortissoz fue nombrado presidente del acueducto. Así mismo un buen número de inmigrantes judíos fundó el Club Social de Barranquilla.

El primer banco de la ciudad, el Banco de Barranquilla fue establecido por don Jacobo Cortissoz y 17 accionistas de judíos, que controlaban el 31% de las acciones. También cabe resaltar que en 1919, Ernesto Cortissoz tuvo un papel determinante en el establecimiento de la primera compañía comercial de transporte aéreo que funcionó en el Nuevo Mundo, SCADTA.

Por cierto, para honrar su memoria el aeropuerto internacional de la ciudad de Barranquilla fue bautizado con su nombre…”

 


La historia es uno de los instrumentos más importantes para comprender el presente, para indagar y comprender el pasado. En este caso, al adentrarnos en el pasado de los judíos del Caribe, nos hemos encontrado, como casi siempre sucede, con mucho más que aquello que buscábamos.

Está relacionado con épocas más recientes, y hemos terminado al parecer anclados en una historia que tuvo lugar en Colombia, más específicamente en Barranquilla.  En realidad lo mucho que nos ha importado mostrar a través de los testimonios presentados por importantes investigadores colombianos es  la trayectoria de algunas familias sefardíes provenientes de diferentes lugares del Caribe y entre ellas la de Curazao. 

Quisimos conocer sobre las tareas en las que se desempeñaban, la manera en que se vincularon con otros judíos de origen ashkenazi, y con otras corrientes migratorias no judías, la llegada posterior de judíos de Europa oriental que huían de los pogroms, pobres perseguidos a los que siguieron aquellos que lograron huir de la sanguinaria amenaza del nazismo. Todo eso forma parte de este presente. 

Las ciencias sociales y en este caso la historia, recurren a la comparación y relación para poder analizar su objeto de estudio y en este caso es muy interesante poder comparar el primer periodo histórico con la llegada de los inmigrantes a Barranquilla y la historia de los judíos de la Argentina, en principio existe una gran diferencia.  Apenas alcanzada la mitad del siglo XIX existía allí una comunidad judía observante,  próspera e importante, visible y totalmente integrada al medio local.  En la Argentina, la inmigración judía recién fue aceptada en 1880, con la decisión del gobierno del Gral. Roca de invitar a residir en este país a los judíos que en el Imperio Zarista habían padecido la crueldad de los terribles pogroms que allí habían tenido lugar. Sin embargo, es muy interesante observar que en el caso de los judíos de Barranquilla existen similitudes con los judíos argentinos. El flujo de corrientes migratorias, por supuesto mucho mayor en el caso de Argentina generó un carácter cosmopolita que de alguna manera facilitó y posibilitó una integración en los lugares de arribo. Ese es uno de los rasgos comunes a ambas comunidades, una integración de diferencias y una buena relación con los otros grupos que componen la comunidad nacional,pese a las diferencias en número y extensión.

La misma actitud de apertura y disposición para afrontar los cambios y desafíos que se presentando con el curso del tiempo.     

 Mordechai Arbell afirma que los judíos sefardíes, los falsos conversos, y también los verdaderos conversos llegaron al Caribe desde los puertos de Amsterdam y de Livorno. Las migraciones de estos avanzados del judaísmo europeo, buscaban lugares donde poder establecerse con buenas perspectivas económicas y que fueran también un refugio posible para observar libremente su religión. Las islas que pertenecían a Holanda que había librado una guerra de 80 años para librarse de la dominación española así como las dominadas por los ingleses tenían como atracción principal la carencia de un tribunal inquisitorial y la oportunidad de emprender una nueva vida. Sin embargo también se establecieron como conversos en las costas de Venezuela, en las de Colombia así como lo que hoy es la Guyana Francesa.  Según relata el historiador Mordechai Arbell, uno de los testimonios que existen fue el dejado por Daniel Levi de Barrios, que escribió: El 20 de Julio de 1660, que fue el ayuno de 9 de Av, Miguel y su esposa se embarcaron en Liorna en la nave — Monte del Cisne —con 152 correligionarios. Pensaban probar fortuna en el Nuevo Mundo. Apenas llegaron de Tobago, colonia holandesa en aquel entonces. Se le murió la esposa. En esta isla recibió sepultura.

 El sociólogo colombiano Azriel Bibliowicz , en el  texto "Breve historia de los sefarditas en la costa caribe colombiana" difundido por el Centro Virtual Cervantes sostiene que si bien hay registros de procesos y aun ajusticiamiento de judíos por parte del tribunal inquisitorial en el Nuevo Reino de Granada (que además de la actual Colombia también incluía en sus dominios a la actual Panamá) es imposible determinar con algún grado de certeza cuántos fueron los residentes por ausencia de documentación. Ya sea porque se ha perdido o porque su pésimo estado de conservación impide establecer con cierta exactitud el número total de reos, ajusticiados y perdonados que pudieran haber caído en las garras de la inquisición.     

Colombia les otorgó el derecho a los “miembros de la nación hebrea” a residir en sus dominios, garantizado también la libertad religiosa con los mismos derechos políticos que los demás ciudadanos. Esto fue así en recompensa por la ayuda económica brindada a Simón Bolívar por los judíos de Curazao y de las Antillas, pues Abraham de Meza y Mordechai Ricardo le prestaron la ayuda económica necesaria para emprender la campaña militar para liberar América del Sur de la presencia española. Los derechos conferidos tuvieron sus restricciones porque solo se les permitió residir en la costa del mar Caribe. Muchas familias sefaradíes abandonaron Curazao porque entre los problemas económicos y sanitarios las condiciones de vida se hicieron muy difíciles, se dirigieron hacía las costas de Venezuela y de Colombia. Hacia Coro y Barranquilla.

Barranquilla para 1835, al convertirse en el puerto de refugio de diversos grupos migratorios creció en tamaño e importancia económica. Para la misma época ya había algunas comunidades aunque pequeñas, en otras regiones de la costa colombiana. La importancia de Barranquilla como puerto, solo era superada por el de Cartagena. Bibliowicz, cita otros historiadores entre ellos a Adelaida Sourdis Nájera, que en su libro El Registro Oculto: los sefardíes del Caribe en la formación de la nación colombiana 1813-1886, contó como los judíos sefardíes llevaban a cabo la observancia de sus ritos reuniéndose en la casa de Abraham Isaac Senior donde Moisés De Sola rabino de la comunidad, cuidaba del miniam, dirigía el rezo y el estudio de la Torá. La historiadora cita el testimonio de Rodolfo Cortissoz, que contó como la comunidad se reunía todos los sábados y se celebraban las fechas de Rosh Hashná y Iom Kipur. La Alliance Israélite Universelle también llegó para estas comunidades sefardíes de América del Sur, cuando se creó un comité local en 1867.

Barranquilla para la década de 1870 le había ganado en importancia al antiguo puerto de Cartagena. Bibliowicz cita también la obra de Louise Fawcett y Eduardo Posada Carbó: Árabes y judíos en el desarrollo del Caribe colombiano, 1850-1950. Para estos autores la llegada de inmigrantes judíos de origen sefardí, sirio-libaneses, alemanes, transformaron a Barranquilla convirtiéndola en la ciudad más cosmopolita y moderna del país. Entre el grupo de familias sefardíes se destacan los apellidos: Senior, Salas, Alvarez-Correa, Cortissoz, De Sola, López-Penha, Sourdis, Juliao, Salzedo y Heilbron, por mencionar algunos. Para ambos autores el veloz crecimiento y desarrollo de Barranquilla se debió a la relaciones que se establecieron entre los diferentes grupos de inmigrantes porque no existían las divisiones sociales, anticuadas y rígidas que regían las sociedades de Bogotá y Medellín.

 Barranquilla disfrutó de su generosidad al acoger a diferentes grupos de recién llegados, se enriqueció y modernizó muy velozmente. Para ambos autores la medida de la capacidad de integración de la región está demostrada en la posibilidad de que un judío como David Pereira se convirtiera en Gobernador de la provincia de Barranquilla en 1854 en una época tan temprana del siglo XIX. Se registra el dato que *en 1871, siete de las veintidós contribuciones más elevadas de impuestos fueron pagadas por firmas originarias de Curazao. Es evidente que estos inmigrantes tenían unos contactos comerciales y un conocimiento económico que no había en la región.”

Volver arriba


Escuche KOL HASHALOM en la red, en la dirección: www.580am.com.ar
de 8 a 9 hora argentina el día Domingo. Radio Universidad Córdoba

 


  

Próximas festividades
Tishá B'Av   Domingo
10
Agosto
2008
Av
9
5768
Rosh Hashaná
(2)
Martes
30
Septiembre
2008
Tishrei
1
5769
Iom Kipur   Lunes
9
Octubre
2008
Tishrei
10
5769


M I L I M Revista Digital
Ya llega a más de 10.000 personas a través del envío quincenal por mail. ¡SUSCRIBASE!

cultural@arnet.com.ar

THE FORVERTS *Diario en Idish de New York
  Historia del FORVERTS * New York

The Jewish Daily

*FORWARD*

 


El diario socialista publicado en idish, Forverts dedicó su primera plana al triunfo logrado por Roosevelt por haber sido elegido por los trabajadores, “Labor’s Choice” el 1º de noviembre de 1936, wbn la sección de rotograbado. .

 

 


Canillitas esperando para vender el periódico.Marzo 1913,Nueva York.Photograph by Lewis Hine

 

Primera Parte

La historia de la llegada de los judíos al continente americano, al Nuevo Mundo, tiene su expresión más completa y antigua en aquellos que llegaron a las primeras colonias inglesas en América del Norte. Cuando llegaron lo hicieron abiertamente como judíos, sin necesidad de ocultar su identidad.

 El territorio del inmenso imperio colonial español y también el de Portugal prohibían no solo la presencia de judíos sino también la de sus descendientes. Por muy católico que se fuese, se debía presentar un certificado que demostrase la pureza de sangre, libre de ascendencia judía so pena de ser aprisionado y llevado ante los tribunales de la Inquisición.

Los primeros en llegar, fueron los sefardíes, que lo hicieron en diversas regiones, luego llegaron judíos provenientes del centro de Europa. Los judíos que provenían del Imperio de los Habsburgo, en aquel año no existía el Estado Alemán, cuando estalló la guerra contra Napoleón, retornaron a Europa para luchar contra él. En 1848, cuanto estallaron las Revoluciones Burguesas fue bastante numerosa la emigración de judíos de origen germánico a los Estados Unidos, hasta que finalmente llegaron en masa y en grupos muy numerosos los judíos que escapaban de los pogroms y la miseria del Imperio Zarista.
Esos inmigrantes a quienes la Estatua de la Libertad  les daba la bienvenida con las sentidas estrofas del soneto de Emma Lazarus, solo traían las ilusiones de poder tener una vida más serena, progresar y vivir sin miedo a los ataques que sobrevenían con los pogroms.

Casi todos  se expresaban en idish, muchos eran judíos ortodoxos, y otros  anarquistas, socialistas, bundistas, sionistas etc. Con la vitalidad que los caracterizó crearon negocios, inventaron nuevas formas de expresión, lo intentaron todo, y mantuvieron una cultura idish que expresaron en libros, obras de teatro, revistas y diarios y uno de ellos, el más antiguo que todavía subsiste y que ha cumplido 110 años el año pasado: el Forward

En 1897, cuando fue fundado el Forward fue un año de apertura, era una época de cambios en América y en casi todas partes.  Especialmente para los judíos, este era el año en que el siglo XX estaba asomando. Era el momento del nacimiento en que los valores milenarios estaban comenzando a transformar la historia. Era el tiempo perfecto para la llegada de un nuevo diario para la escena y el escenario de los cataclismos que llegarían y que relatarían las crónicas.

 En agosto de 1897, en Basilea, Suiza, Teodoro Herzl había convocado la realización de un Congreso de la Organización Sionista Mundial , el primer paso hacia el renacimiento de un Estado Judío. Un año antes, Herzl había electrizado al mundo judío con su visionario ensayo “El Estado Judío.” Ahora estaba trabajando para convertirlo en una realidad. En abril de 1897, cuando Herzl estaba planeando su congreso, estalló una guerra en el Medio Oriente entre Grecia y Turquía. Herzl pasó gran parte de su tiempo en la primavera y el verano tratando de lograr un acuerdo con Turquía, el poder dominante en Tierra Santa: los derechos judíos en Palestina a cambio de una promesa de ayuda de los judíos de Occidente para esta guerra. El sultán no le prestó atención. Pero el juego diplomático llevado a cabo por Herzl solo estaba comenzando.

 En octubre de 1897, en Vilna, Lituania, los delegados de las asociaciones de trabajadores judíos de la Rusia zarista y de Polonia, se habían reunido secretamente para la conferencia donde se fundaría el partido laborista judío, el BUND, el primer partido socialista de masas en Rusia. El Bund a su vez, realizó una conferencia en el siguiente mes de mayo en Minsk, donde fue fundado el  partido Social Demócrata de la Federación Rusa, el mismo partido que luego expulsaría al Bund y a sus aliados demócratas cambiando su nombre por el de Partido Comunista

Para los cinco millones de judíos rusos, el Sionismo y el Socialismo eran vistos como respuestas utópicas a una crisis muy inmediata. Habían estado sujetos desde 1881 a permanentes persecuciones y actos repetidos de violencia por parte de la chusma bajo el tiránico reinado del Zar Alejandro III. Miles huyeron a América. En 1896, el inútil hijo de Alejandro, Nicolás II fue coronado zar, y la corriente se transformó en torrente. En solo un año emigraron 33.000 personas. Para 1897, mas de medio millón de judíos rusos habían llegado a América. La inmigración cambió la cara del judaísmo norteamericano, que había crecido en menos de dos década, de una opulenta y bien integrada comunidad de 250.000 personas a casi  de un millón de recién llegados de habla idish y de extrema pobreza.

La vida que hallaron no era simple. (Continuará)

Volver arriba

* Recordando    A David Chim Seymour                                     2ª y última parte
  Un testigo del pasado de Israel

Por A.B.

David Chim Seymour


Foto de Chim de Myriam Brito

 

Texto basado en artículos de Carole Naggar - 1996, Inge Bondi from CHIM: The Photographs of David Seymour, Bulfinch Press


Continuación del número anterior

Chim volvió a Israel casi cada año hasta el momento de su muerte en 1956. Su cobertura creció, pues se convirtió en una investigación de  los aspectos importantes del desarrollo del joven país: él hizo historias con los temas fundamentales, tales como la defensa de las fronteras de Israel, la utilización de los recursos de agua esenciales para la irrigación, la vida en un kibbutz, el desarrollo de las minas de cobre en el sur que databan de los tiempos de rey Salomón, del oleoducto, y de otros aspectos de la industrialización del país. Y como con el paso del tiempo llegó el progreso, fotografió los sitios turísticos importantes de Israel. Si hubiera vivido hubiera continuado su cobertura sobre Israel. Pues había en el trabajo de Chim suficiente material para un libro sobre los comienzos plenos de entusiastas ideales, los mismos que el poseía. De alguna manera el espíritu de la cobertura de Chim recuerda su trabajo durante la Guerra Civil Española.

En esos años en Israel, había la camaradería, el idealismo y la intimidad frente al peligro que él había encontrado en España. Pero había más: él fotografió las etapas de la vida, del nacimiento, del matrimonio  y de la muerte. Mirando estas fotografías,  no puede dejar de sentirse que el alma de Chim descansaba en Israel, la tierra de sus antepasados. Mil novecientos cincuenta y seis era un año atareado y exitoso. Chim fue a Inglaterra a fotografiar allí una instalación de energía atómica. Había cubierto las elecciones italianas. Había fotografiado nuevamente a Ingrid Bergman, su tema preferido, y otras mujeres hermosas.Estableció nuevas relaciones con las revistas Newsweek y Casas y Jardines. Por último había escrito su primer obra, un texto erudito pero entretenido, sobre ”Las Leyendas de Roma”.

La última semana de octubre Chim dejó Roma por el Peloponeso. Le gustaba pensarse a si mismo como un hombre del Mediterráneo, después de Italia, Grecia era su país favorito. Siempre encontraba alguna excusa para poder volver. Se sentía feliz, su armadura de autorrestricción se derretía lentamente al sol. Los bosquecillos de olivos estaban plateados y la tardía luz del otoño era suave y clara al mismo tiempo, la escena perfecta para una historia, en la cumbre del Monte Olimpo fotografió las ceremonias de la antorcha olímpica. Entonces, 48 horas más tarde oyó las noticias de la guerra egipcio-israelí. Chim estuvo inflexible: aunque no había trabajado como corresponsal de guerra desde los días de la Guerra Civil Española, él quería cubrir el conflicto. Todos sabían de su profundo compromiso emocional con el joven Estado de Israel, pero nadie quería que fuera allí. Todos sus amigos trataron de convencerlo para que no fuera. 

Pese a todo Chim consiguió el último pasaje para Tel Aviv.

El 10 de noviembre, cuatro días después del armisticio informados acerca de un intercambio de prisioneros heridos que tendría lugar en  Al Kantara Chim decidió que allí debía estar para dar testimonio del hecho.  Chim y Jean Roy se dirigieron allí con Roy al volante, fueron desde las líneas anglofrancesas hacia las líneas egipcias. Chim estaba parado fotografiando el intercambio cuando una ametralladora apuntó hacia el jeep y disparó contra el vehículo que zigzagueando cayó al canal y cuando fue sacado del agua, se comprobó que  ambos hombres, Chim y Roy estaban muertos por los disparos. 300 personas asistieron a su funeral en Nueva York, pocas muertes fueron tan sentidas y lamentadas. Sus  fotografías continúan siendo el mejor testimonio de su enorme capacidad artística y de su profunda sensibilidad.

Gracias a él y a su amor por Israel tenemos algunas de las mejores evidencias del entusiasmo e idealismo de la gente  que hizo posible su existencia.

Volver arriba

*Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.*
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

           

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2008 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui