* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas *Organización Sionista Argentina*
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año 2 - Nº 36
15 de Septiembre de 2007/ 3 de Tishrei de 5768
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

* Indice *

El Judaísmo y la Cultura Europea -La Haskalá- Ilustración
La sinagoga más antigua de Ucrania
Museo Histórico Judío de Amsterdam - Exhibición obras maestras modernas de Moscú.
Comunidad Judía de Livorno-Italia
Recordando

* El Judaísmo y la Cultura Europea
  * La Haskalá Ilustración

 


Texto de estudios surgido con la Haskalá

 

...Continuación del
texto a la derecha...
 

La Haskala marcó el fin del uso del idish, la resurrección del hebreo y la adopción de lenguas europeas. A fines del siglo XVII, los judíos ricos en Alemania educaban a sus hijos con el estudio del alemán y francés para facilitarles los contactos sociales en el mundo de los negocios con los no judíos.

Para 1790 el francés llegó a ser el lenguaje de los judíos de la elite mientras el alemán fue el lenguaje hablado por la clase media. Los escritores alemanes habían reclamado previamente que los judíos engañaban a los no judíos usando el idish en transacciones de negocios lo que determinó una actitud negativa hacia el idish.

Mendelssohn pensaba que el idish era “ridículo, carente de gramática y causa de corrupción moral”. Algunos reformadores pidieron el abandono del idish por parte de las escuelas judíos y otros pidieron que los judío se abstuvieran de utilizar el idish o el hebreo en la contabilidad y en los contratos comerciales.

En Holanda los judíos abandonaron el idish por el holandés. En 1806 se comenzó a publicar un semanario judío en holandés. En 1808, una sociedad judía en Amsterdam tradujo la Biblia y un libro de rezos en holandés e imprimió libros en hebreo y holandés. En 1809, el rey Luis Bonaparte de Holanda publicó un decreto prohibiendo el uso del idish en los documentos. Los sermones debían ser hecho en holandés y el holandés debía ser el lenguaje en que debían ser educados los jóvenes.

En Francia, el francés había sido hablado aun antes de la Haskalá. En Hungría los maskilim sustituyeron el idish por el húngaro en las escuelas judías y en los sermones de las sinagogas.

 


Historia de la Haskala

Fuente:www.jewishvirtuallibrary

Por A.B

 

La Haskalá, la Ilustración dentro del ámbito judaico propuesto por Moses Mendelssohn tuvo repercusiones que fueron mucho más allá del ámbito religioso. Estuvo íntimamente relacionada con el concepto de la educación de los niños judíos, especialmente de aquellos más pobres, que por razones económicas podían quedar excluidos de las ventajas que una educación secular podía brindarles. Esta era la concepción que los maskilim tenían acerca de la situación de los judíos europeos y las oportunidades existentes en una instrucción que les daría nuevas oportunidades sin tener que abandonar su condición judía.

La Escuela Libre de Berlín representaba una de las mayores aspiraciones y logros de la Haskalá, la escuela fue fundada en Berlín en 1778, y se llamó Freischule ("Escuela Libre) y Jinuj  Ne’arim ("Educación para Jóvenes"). Se impartía una educación para los chicos de las familias judías pobres, que no podían pagar profesores particulares, el curriculum incluía alemán, francés, algunos estudios bíblicos, aritmética, geografía, historia, arte, asegurando una educación secular dentro de la comunidad judía. Su orientación también incluía la práctica comercial para los estudiantes. La escuela comenzó con 70 estudiantes. tuvo un gran éxito y muy pronto desarrolló tal reputación, que pronto comenzaron a asistir niños cristianos.

Escuelas de este estilo fueron creadas en  Dessau y en Frankfort, además de otros lugares, en todas ellas el Talmud fue casi completamente abandonado y se impartieron clases de historia judía y hebreo, así como de temas generales. Los educadores comenzaron a escribir los libros de textos para los nuevos planes de estudios.

Los maskilim trataban de desplazar al Talmud de la posición central que tenía en la educación judía. Aspiraban a que los estudios judíos pusieran el énfasis en el conocimiento secular, en las lenguas modernas, especialmente el alemán y en el entrenamiento para las prácticas laborales para que de esa manera los judíos pudieran integrarse a las sociedades donde ellos vivían y de las que habían sido excluidos por casi dos milenios.

Pretendían que el estudio de la historia judía y del hebreo antiguo restablecieran un sentido judío nacional. Querían educar a los niños judíos en el sentido común, liberarlos de la influencia del temor y las supersticiones inculcándoles tolerancia y razonabilidad.

Los objetivos de los maskilim fueron afectados por un edicto del gobierno absolutista de la época emitido para los judíos de Bohemia, Moravia, Hungría y Galizia en 1780, por el cual se obligaba a los hijos de los judíos a asistir a escuelas “normales” o a escuelas del Estado. Se autorizaba la concurrencia a las escuelas secundarias y a las universidades, el matrimonio fue prohibido para quienes no tuvieran un certificado de asistencia a la escuela y nadie podía estudiar el Talmud antes de completar el curriculum escolar establecido por el Estado, quien infringía esta norma podía ir a prisión. Como resultado de este decreto, se crearon muchas nuevas escuelas modernas judías. En 1820, Francisco I de Austria exigió a los rabinos que estudiaran ciencias y usaran el lenguaje del país para sus oraciones y comentarios, por ese motivo se abrió en Padua, en 1829 un Seminario Rabínico. La Haskalá también representó un gran cambio para la educación de las chicas judías. Las hijas de las familias ricas generalmente estudiaban con maestros privados. En 1790, los maskilim crearon escuelas paras chicas pobres en Breslau, Dessau, Koenigsberg y Hamburgo. Se les enseñaba hebreo, alemán, los fundamentos de la religión y la ética, rezos y aritmética. En algunas escuelas también se enseñaba a escribir en idish, tareas manuales, artes y música.

La Haskala también influyó en otros lugares además de Alemania; en 1813, en Tarnopol (Galizia) se abrió una escuela que enseñaba aritmética, historia, geografía, gramática, hebreo, clases de Biblia, Mishnáh, Guemará, gramática hebrea, polaco y francés. Las clases se impartían en alemán también había clases mixtas, para ambos sexos, toda una novedad. En 1819, se abrieron tres escuelas para varones en Varsovia donde las clases eran en polaco. También se abrieron dos escuelas para niñas. En 1845, se abrió una escuela similar a la de Tarnopol en Lvov. En 1820 y en 1830 se abrieron escuelas en Rusia según el modelo de las escuelas de Alemania. Entre 1840 y 1850 el gobierno ruso creó una red de escuelas judías estatales en las cuales las clases se dictaban en alemán o en ruso.

Esta educación necesitaba maestros instruidos para poder enseñar en estas nuevas escuelas. Estos primeros maestros. estudiaron en el seminario que se abrió en Kassel en 1810, y luego se abrieron en Amsterdam, Budapest y otras ciudades. En Vilna y Zhitomir (Rusia), se crearon seminarios rabínicos estatales mantenidos con impuestos que recaían sobre las masas judías.  El maskilim fue educado allí  en ruso y sus lazos con la lengua hebrea y la tradición judía se debilitaron. No había escuelas secundarias judías y aquellos que deseaban continuar sus estudios debían asistir a instituciones no judías. La Haskala marcó el fin del uso del idish, la resurrección del hebreo y la adopción de lenguas europeas. A fines del siglo XVII, los judíos adinerados en Alemania educaban a sus hijos con el estudio del alemán y francés para facilitarles los contactos sociales en el mundo de los negocios con los no judíos. Para 1790 el francés llegó a ser el lenguaje de los judíos de la elite mientras el alemán fue el lenguaje hablado por la clase media. Algunos escritores alemanes se habían quejado de que los judíos engañaban a los gentiles usando el idish en transacciones de negocios lo que determinó una actitud negativa hacia el idish. Mendelssohn pensaba que el idish era “ridículo, carente de gramática y causa de corrupción moral”. Algunos reformadores pidieron el abandono del idish por parte de las escuelas judíos y otros pidieron que los judíos se abstuvieran de utilizar el idish o el hebreo en la contabilidad y en los contratos comerciales. En Holanda los judíos abandonaron el idish por el holandés. En 1806 se comenzó a publicar un semanario judío en holandés. En 1808, una sociedad judía en Amsterdam tradujo la Biblia y un libro de rezos en holandés e imprimió libros en hebreo y holandés.

En 1809, el rey Luis Bonaparte de Holanda ( el hermano de Napoleón) publicó un decreto prohibiendo el uso del idish en los documentos. Los sermones religiosos debían ser pronunciados en holandés, que también holandés debía ser el lenguaje en que debían ser educados los jóvenes. En Francia, el francés había sido hablado aun antes de la Haskalá. En Hungría los maskilim sustituyeron el idish por el húngaro en las escuelas judías y en los sermones de las sinagogas.

Volver arriba

 

*La Sinagoga mas antigua de Ucrania

 


Colina de la antigua Panticapaeum

 


*Menorá del Siglo III d.n.e.,una de las dos que fueron halladas en 1950 en Chersonesus..

....Continuación del margen derecho

.....Agregando otros fragmentos, según la visión de Eshel, estos pedazos formaban parte de una inscripción consagrada donde decía que

“El que ha elegido Jerusalem será bendecido por Hananiah del Bósforo”

En otros fragmentos de la misma pared estaba la palabra griega EULOGIA, una  bendición típica de los rituales de uso judío.

Esta palabra cuando es hallada en sinagogas de la diáspora o en mausoleos judíos, está asociada con menorahs, lulavs y shofars.

Se ha descubierto más evidencia de la existencia de una sinagoga en la antigua Quersonesos.

Fueron halladas dos menorahs, varias frases en hebreo y griego e inscripciones de varios lugares en Crimea indicando una presencia judía al menos en el primer siglo de nuestra era

Las cuidadosas excavaciones de campo, realizadas entre 1931-1961 demostraron que para el fin del siglo IV, los edificios públicos judíos parecen haber sido abandonados, reemplazados por basílicas cristianas.

Antes de eso, sin embargo, sobre la franja oriental del Imperio Romano, floreció un puerto vital, donde tal vez surtía de alimentos a grandes contingentes militares romanos.

Ligada al puerto había una vibrante y mezclada comunidad, incluyendo judíos quienes podían haber ayudado a proveer el pescado para esta parte del mundo romano en los primeros cuatro siglo de la Era Común y posiblemente aún en épocas más antiguas.

 

Por A. B.

Fuente:
Robert S.MacLennan-Biblical A. Society

La existencia de restos arqueológicos de sinagogas o de tumbas en la diáspora  son la prueba irrefutable de la existencia de vida judía en esos lugares. Algunos historiadores del período antiguo han demostrado que uno de los primeros destinos y lugares de existencia judía, desde el siglo V a.n.e. han sido en las islas griegas, y en las regiones donde existió el helenismo. Con la creación del Imperio Romano de Oriente y la fundación de la ciudad de Constantinopla, donde anteriormente se hallaba Bizancio, esa región fue designada como la Nueva Roma. De ahí que los judíos que vivieron en ese extenso territorio recibieron la denominación de romaniotas. La existencia de esta muy antigua sinagoga es una prueba de esa remota presencia judía en la que luego fue un espacio donde existió una de las comunidades judías más numerosas de la historia, los judíos rusos o los judíos de Ucrania. 

En 1993, Andy Overman, Doug Edwards Mac Lenan hicieron un viaje de investigación a lo que fue la Unión Soviética en la costa norte del Mar Negro. Una de sus primeras paradas fue en Kerch, cerca de Grecia, en la antigua ciudad de  Panticapaeum sobre lo que ahora se conoce como el Bósforo Cimerio, un angosto estrecho que conecta el Mar Negro con el Mar de Azov al norte. En los siglos anteriores a nuestra era, Panticapaeum era la capital de un importante reino del Bósforo. La ciudad era conocida con el nombre de Strabo durante el Siglo I. Por más de 150 años, se han hallado inscripciones griegas en los alrededores de Panticapaeum. Doce de ellas son inscripciones de esclavos manumitidos que datan del siglo I de n.e. .  Algunas de ellas datan del año 40 d.n.e. otras del año 80 d.n.e. y la última hallada en Phanogoria en 1989— del año 51 d.n.e.

Algunas de estas inscripciones de manumisión (liberación legal de un esclavo) han sido halladas accidentalmente durante una construcción y otras fueron descubiertas en excavaciones arqueológicas.

La inscripción de una manumisión descubierta en 1989 que data del año 51 d. n.e. fue descubierta en una excavación arqueológica cerca de la Bahía de Tamanicus, opuesta a Kerch. Inscripta en Grecia sobre un mármol de un amarillo claro posiblemente fue un anuncio público de la liberación de un esclavo.

En las últimas líneas de la inscripción se lee: Libertad  a los hijos (una palabra cariñosa infrecuente en las inscripciones cuando se refieren a un esclavo) será garantizada con la protección  de la Comunidad Judía .

En la inscripción de manumisión del año 80 d.n.e. una mujer llamada Chreste libera a un esclavo llamado Heraclas. El documento menciona que lo ha hecho en el lugar donde los judíos se reunían, en el proseuche. Utilizó esa  palabra griega que usualmente se refería a los edificios judíos. Este era el término usual utilizado a través de toda la Diáspora para los lugares que los judíos acostumbraban utilizar hacia fines del  Período Medio Romano, (el siglo III d.n.e) . Luego “synagogue", una palabra usada a menudo con un sentido comunitario en los círculos judíos y no judíos de la época, comenzó a ser utilizada para designar un lugar de reunión de los judíos, una casa judía para rezar. La inscripción dice que el ahora libre Heraclas cuida al proseuche. Según la inscripción, la manumisión de Heraclas estaba garantizada por la sinagoga de los judíos o la comunidad judía , esto demuestra que en el momento de las manumisiones existió un espacio público judío y una comunidad de judíos que lo sostuvieron y mantuvieron. Por otra parte es visible que la comunidad judía en Panticapaeum había ganado al parecer el respeto de la comunidad mayor; los esclavos liberados y sus amos parecían creer que ella en Panticapaeum aseguraba la libertad de los esclavos. Aquellos judíos que tuvieron un rol significativo en el cuidado de los esclavos libres, debían haber tenido la confianza y el respeto de los conciudadanos que legitimaban los contratos.

Hoy, Kerch es una ciudad portuaria que se jacta de poseer su propio museo. Allí, sorprendentemente se descubrió, en el piso de uno de los cuartos, numerosas piedras talladas con menorahs, los candelabros judíos de siete brazos.

Desafortunadamente, estos pedazos son muy difíciles de fechar, pero se cree que la mayoría corresponden al II o IV de n.e. También se halló un fragmento de piedra, que se cree es la conclusión de otra inscripción de manumisión probablemente de la última parte del siglo I d.n.e. que menciona la sinagoga de los judíos.

Desde Kerch, los investigadores viajaron hacia el sudoeste de la península de Crimea, al antiguo puerto de Chersonesus. Chersonesus significa península en Griego, fue destruida en 1475 durante la conquista turco otomana.

A fines del siglo XVIII los rusos usaron Chersonesus como cantera para la construcción de edificios cerca de Sebastopol. Es posible que mucha de la historia antigua de Chersonesus se halle en las bases de los edificios de la moderna ciudad de Sebastopol.

Chersonesus ha sido descripta como una activa y populosa ciudad a la que llegaba gente de todas partes del mundo. Plinio y Josefo también mencionan a Chersonesus como una importante ciudad, puerto de la costa norte del Mar Negro, establecida desde el Siglo VI a.n.e. Durante el siglo III era una ciudad que mantenía conexiones con otras grandes ciudades del mundo antiguo. Cerámicas provenientes de Delos, Delfos, Atenas, Pérgamo, Efeso, Alejandría, Rodas y Roma han sido halladas aquí.

Como Ciudad-Estado, Quersonesus fue una de las más antiguas en mantener políticas de carácter democrático en la antigüedad.

En 1861, cuando los trabajadores estaban cavando para instalar los cimientos de la catedral, hallaron los fragmentos de una gran estela del siglo III a.n.e. que contenía el juramento de los ciudadanos a la constitución. de la ciudad. . .

En los archivos del Museo de Quersonesos se pudo ver una menorah grabada en piedra (ver foto a la izq.) que ha sido fechada entre los siglos II y IV d. n.e. Tallada finamente en piedra caliza local, el fragmento también contiene en su base un lulav (un rama de la palma usado en el festival de Sucot) y un shofar (cuerno usado en Rosh Hashanah y Yom Kippur). Esta combinación de los símbolos (menorah, lulav y shofar) se encuentra en espacios públicos judíos por todas partes el mundo antiguo y es testimonio de la riqueza y de la similitud de símbolos que unen a todas las comunidades judías. En 1956, mientras excavaban en un cementerio, cerca de las murallas de la antigua Quersonesos la secretaria del museo halló otra menorah utilizada en la cisterna de la muralla del período romano temprano. Todos los materiales hallados alrededor y encima de la cisterna correspondían al primer período romano. Cuando continuó excavando en la cisterna halló materiales del período helenístico tardío (Siglo II a.n.e.) y  logró llegar hasta el siglo I de n.e. Los fragmentos aparentemente eran parte de una lápida sepulcral judía, es una prueba más que evidencia la presencia judía en Quersonesos, aun antes del período romano. Esta menorá hasta ahora parece ser la más antigua hallada alguna vez en la  Diáspora.

En junio de 1995, comenzó otro período de excavaciones donde se decidió excavar en la vecindad de una basílica construida entre los siglos V y VI d.n.e. Creían que tal vez pudieran descubrir allí mayores evidencias de una existencia judía. Mientras tanto también continuaron trabajando con los archivos en el Museo de Quersonesus, allí encontraron documentos fechados entre 1952 a 1957, en ellos se halló datos sobre el descubrimiento de fragmentos de yeso, caídos entre los siglos III o IV d.n.e conteniendo numerosas piezas de escritura hebrea y griega.

El descubrimiento por supuesto, aumentó la probabilidad de demostrar la existencia en ese lugar de una muy antigua comunidad judía, y por supuesto un espacio público judío representado por una sinagoga. Mas tarde fue hallado material fotográfico que mostraba fragmentos de yeso de una pared caída sobre un piso de mosaicos que era todo  lo que quedaba de los siglos II al IV d.n.e. y que fue descubierto en el sur de la nave de la Basílica I como la llamaron los primeros excavadores. Ese piso no estaba relacionado con el uso por parte de los cristianos de la construcción porque era mucho más antiguo que la llegada del cristianismo a Quersonesos. Se cree que la así llamada Basílica era una construcción pública judía en la antigua Quersonesos, era una sinagoga. Se dispone ahora de una mayor evidencia para comenzar a reconstruir ese espacio.  Algunas inscripciones son en griego y otras en hebreo. Esti Eshel, quien estuvo trabajando en esos fragmentos sugiere la siguiente reconstrucción de una inscripción hebrea en grafito: Jerusalem-Hananíah del Bosforo-Amen, Amen Selah  (Continua margen izquierdo)

(Continua margen izquierdo)

Volver arriba

 


 

 

* Obras Maestras Modernas de Moscú
  *Museo Histórico Judío de Amsterdam

*Desde el 19 de octubre al 10 de febrero de 2008


Isaak Izrailevich Brodskiy (1884-1939)
Foto: State Historical Museum Moscú
Lenin in the Smolny - 1930


El Lissitzky, pseudónimo
de Lazar Markovich Lissitzky,
(1890 -1941)

*Modern Masterpieces from Moscow. Russian Jewish Artists, 1910-1940 From 19 October 2007 until 10 February 2008. Jewish Historical Museum, Jonas Daniël Meijerplein 2-4, Amsterdam.

AMSTERDAM (EJP)---Desde el 19 de octubre de  2007, hasta el 10 de febrero de 2008, el Museo Histórico Judío de Amsterdam presentará una exhibición  obras maestras modernas provenientes de Moscú.

Esta es una oportunidad única para ver una colección de pinturas y dibujos realizados por influyentes e innovadores artistas judíos rusos del período entre los años 1910 -1940

La exposición muestra el ascenso y caída de estos artistas judíos en la Unión Soviética, durante la era de Stalin. También serán exhibidas obras maestras de artistas como El Lissitzky e Isaak Brodsky pero también otros menos conocidos tales como Nathan Altman, Alexander Labas y Alexander Tyshler.
La exhibición presentará el arte de los judíos rusos en toda su diversidad: desde los retratos cubistas de Robert Falk y el Suprematismo de Ilya Chashnik al Realismo Socialismo de Yevgeny Katzman y la no conformista y amarga de Solomon Nikritin del Nuevo Arte Soviético.

El arte floreció en Rusia después de 1910. Artistas judíos tales como  Lissitzky tuvieron un rol pionero en forjar el nuevo arte soviético e introducir el arte judío en una nueva fase dinámica de la historia. Sin embargo, en el curso de 1920, el renacimiento cultural judío fue aplastado y los artistas fueron severamente reprimidos en su elección de temas y estilos. El Estado priorizó la propaganda y la educación de las masas llevando a su apogeo al Realismo Socialista. Sin embargo hubo artistas que prosperaron bajo el nuevo patronazgo comunista y desarrollaron su propio estilo dentro del realismo socialista - abiertamente o en secreto.
La exhibición muestra la gran diversidad del arte mundial en la Unión Soviética y la vasta contribución hecha por los artistas judíos.
Las obras exhibidas forman parte de la Galería Estatal Tretyakov Gallery y del Museo del Teatro Bakhrushin en Moscú.

*El Museo Histórico Judío es el único museo en Holanda dedicado a la historia, cultura y religión judías. El museo se encuentra en el corazón del antiguo barrio judío en el centro de Amsterdam. *

Volver arriba

  *La Comunidad Judía de Livorno - Italia

*COMUNIDAD JUDÍA DE LIVORNO - ITALIA


Sinagoga de Livorno

(Continuación margen derecho)

El clima de tolerancia y de relativa libertad hicieron que Livorno fuera famosa por la continuada existencia de la comunidad judía durante al menos tres siglos. Rabinos y estudiosos confluían en Livorno donde encontraban un ambiente favorable y ayuda para financiar estudios y publicaciones, institutos de instrucción y academias talmúdicas.

Los más destacados rabinos que vivieron ó pasaron por Livorno fueron entre otros Malachi' Accoen, Abram Isaac Castello, Jacob Sasportas, David Nieto, Chaim Josef David Azulai, Israel Costa e Elia Benamozegh.

Cuando los judíos livorneses tuvieron que abandonar el comercio, se dedicaron s las profesiones liberales aportando una gran contribución a la cultura ciudadana y nacional,

es necesario señalar entre otros a los pintores Serafino De Tivoli, Vittorio Corcos, Ulvi Liegi y Amedeo Modigliani, los educadores Sansone Uzielli, el comediógrafo Sabatino Lopez, el escritor Alessandro D'Ancona, y políticos como Giuseppe Emanuele Modigliani, socialista y hermano de Amedeo y Dario Cassuto, como así también el matemático Federico Enriquez


JUDÍOS DE LIVORNO - El pueblo judío fue, sin duda alguna, el más numeroso y el más importante, económica y culturalmente entre los varios pueblos que residieron en Livorno. La presencia hebrea crece lentamente hacia fines del S. XVI y en el inicio del XIX representa ya cerca del 10% de la población total de la ciudad. Los judíos desarrollaron en Livorno, el comercio, y la intermediación entre el Levante e Italia y la parte norte de Europa, valiéndose de los privilegios acordados por el gobierno de los Medici.

  En el curso del S. XVIII, al cambiar la situación sociopolítica en el Mediterráneo por el efecto de la ocupación francesa de Argelia, se produce una declinación en el comercio y con ello la decadencia en la población judía

  El gran privilegio otorgado en la *“Constitución Livornesa" de 1591 y 1593 hace que los judíos hispano-portugueses que habían sido expulsados de la península ibérica hacia fines del S. XV gocen en Livorno de una situación floreciente económica y cultural, raramente igualada en alguna otra comunidad del mundo. Los marranos ó criptojudíos podían practicar libremente su judaísmo sin temer por la inquisición, tenían libertad de estudiar, de obtener títulos universitarios, poseer bienes inmuebles, de residir en cualquier lugar de la ciudad (en Livorno no existían ya más guettos), de entrar y salir, de imprimir sus propios libros y de impartir justicia autónomamente en causas entre judíos.

Gozaban del privilegio de ser considerados súbditos y como tales tenían garantizada la protección diplomática en el exterior, esto explica el porqué de tanta presencia judía en esas zonas del Mediterráneo, registrados como livorneses.

  *Carta privilegio denominada "Livornia" (1593) otorgada por el tercer Gran Duque de Toscana, Ferdinando I, que para establecer los puertos francos de Pisa y Livorno trató de atraerse especialmente a judeoconversos hispanos.

La Carta privilegio que promulgó para tentar a los comerciantes "extranjeros" contiene entre otras una cláusula muy notable que dice: "Queremos además que durante dicho período, ninguna Inquisición, visita de reconocimiento, denuncia, o acusación se haga con vosotros o vuestras familias, ni aún cuando en el pasado puedan haber vivido fuera de nuestros dominios bajo capa de cristianos, o con nombre de serlo".

Así la comunidad sefardí de Livorno en poco tiempo se convirtió gracias a la Carta privilegio en uno de los centros importantes del judaísmo de la época.

Llegaron a monopolizar el comercio del coral, las especies y medicamentos, introdujeron la fabricación del jabón, montaron telares para el tejido de sedas y lanas y fundaron una compañía de seguros marítimos, amén de los cuantiosos donativos que hicieron al Gobierno.

En 1593, Livorno era poco más que un pueblecito pesquero, dos siglos más tarde sólo la población judía se elevaba a algo más de siete mil habitantes.

No menos de dieciséis familias disponían de carruajes, y esto en una época en la que, en la mayor parte de Italia, les estaba vedado a los judíos.

(Continua margen izquierdo)

*Cuatro Siglos de Historia Sefardí Dr. Moisés Orfali Universidad Bar Ilan  

 Por Salvador Benmergui  

* Recordando *BABI YAR* A 66 años de la masacre - 29 de septiembre de 1941
  A propósito del artículo publicado en MILIM Nº 35
"Baby Yar
MILIM Revista Digital
recibió el siguiente mail (a la derecha) enviado por Ofelia y Marcos N. de Buenos Aires-Argentina, con motivo de la publicación del artículo:
 
*BABI YAR*
A 66 años de la masacre
 29 de septiembre de 1941
 
 
Publicado en el número anterior 35 del 15 de septiembre de 2007

Queridísimos amigos Alicia y Salvador:

No voy a repetir nuevamente la emoción que siento al leer cada envío de Milim, pero hoy quiero contarles algo de mi vivencia personal al visitar en el año 1983 la ex URSS.Cuando llegamos a Moscú en el mismo hotel nos encontramos con Moishe O. y Sra., gran sorpresa como se imaginarán y en la charla, ya que ellos ya habían terminado el tour, él me comenta que no deje de visitar Babi Yar cuando lleguemos a Kiev, avisándonos que no nos iban a llevar porque no figuraba en el programa por lo que era necesario tomar un taxi para llegar hasta allí. Yo ya conocía la historia como también la famosa poesía. Cuando llegamos a Kiev le dije a la coordinadora del tour que nos venía acompañando desde Bs.As. que un grupo de nosotros queríamos visitar Babi Yar(obvio que del grupo de 52 personas,l3 o l4 personas éramos judíos) Su respuesta fue la duda que tenía sobre que todos quisieran ir allí, entonces le propuse que quienes no querían participar tuvieran la oportunidad de poder conocer mejor Kiev, insistiendo en que nuestro grupo insistía en ir a Babi Iar, constatando con gran sorpresa que 26 personas decidieron ir a Babi Yar y solo la otra mitad realizaría el tour por Kiev. En  Babi Yar nos esperaba una guía local que nos acompañó en todo el recorrido del lugar donde fueron asesinados los 100.000 judíos. El lugar está completamente parquizado y en el centro había una estatua sin ninguna mención de que los asesinados eran judíos, nos tocó volver a sorprendernos cuando la guía, que hablaba un excelente español, nos contó que ella tenía diez años cuando sucedió la matanza y su madre era enfermera y que ella recordaba perfectamente como unos días antes les hicieron saber a los judíos de Kiev que los iban a trasladar a Palestina, que llevaran lo más necesario, es decir plata y joyas y algo de ropa. A eso de las seis de la mañana de ese día comenzaron a despertar a los judíos y los fueron llevando al foso donde fueron masacrados- y según ella - algunos vecinos que no eran judíos los fueron a despedir y también fueron fusilados. Fue una experiencia muy fuerte y se imaginan como volvimos, pero lo interesante es que la guía no dejó de mencionar en ningún momento, poniendo bien en claro que los masacrados y asesinados fueron judíos, no simples ciudadanos soviéticos.

http://www.milimcultural.com.ar/newsletter/milim035.htm

Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

         

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2007 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui