* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas *Organización Sionista Argentina*
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año 2 - Nº 34
31 de Agosto de 2007 / 17 de Elul de 5767
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal

 *A nuestros amigos lectores*

2007    5768

.....Y la rueda de la vida ha girado una vez, y la tradición judía nos convoca a la celebración de un nuevo año. Pero lo hace de modo que la alegría de la reunión familiar implique la necesaria reflexión, la introspección sobre quienes y como somos, como nos comportamos fundamentalmente con nuestros semejantes en los días previos y en los que sucederán a Rosh Hashaná hasta llegar al día más solemne de todos, Iom Kipur.

La contricción y la reflexión nos proponen la posibilidad de cambiar y de ser mejores, pero también nos recuerda cuan vulnerables y pequeños somos, en esos días la tradición nos dice que seremos inscriptos o no, en el Libro de la Vida.

Esa misma tradición que estipula que la gente debe reconciliarse, resolver los conflictos que derivaron en enojos y rencores, que la posibilidad del arrepentimiento y la del perdón nos permiten  seguir juntos en el camino de la vida, es también otro de los valores de la continuidad que nos condujo como integrantes de nuestro Pueblo hasta aquí.

La jalá redonda que ocupa el centro de la mesa nos sirve para recordarnos que la rueda de la vida a veces nos lleva a la plenitud y la satisfacción, pero que en su rodar también puede encontrarnos en el peor de los momentos.

El judaísmo, cargado de símbolos nos conmina a no sumirnos en la vanidad y en el egoísmo, nos obliga a ser solidarios con quienes no tienen nada, o con aquellos que están muy mal. Pero a la vez nos recuerda que tampoco la amargura y el dolor son para siempre. Que la vida siempre nos espera!!!! Para todos nuestros amigos los mejores deseos, que tengan un año bueno y dulce y que sean inscriptos en el libro de la vida con todos sus seres queridos son nuestros mas sinceros deseos..  !! SHANA TOVA UMETUKA!!

* El Judaísmo y la Cultura Europea
  Mozart y los judíos

Mozart y los judíos

Por Alicia Benmergui

 

 


Wolfgang Amadeus Mozart

 

 

 


Rabi Gabriel Eskeles

 

 

 


Bernard Freherr von Eskeles

 

(Continuación del Nº anterior 33)

En Austria pese a la actitud tolerante del Emperador José II, la situación de los judíos era extremadamente precaria. El ascenso social logrado por algunos se debía a la posesión de grandes recursos financieros y a la conversión al cristianismo. Esto sucedió con las familias Itzig, Eskeles y Arnstein. Poseedores de grandes fortunas e interesados promotores del arte, especialmente de la música, esto no implicaba que la existencia fuera fácil para los judíos, salvo el generoso y tolerante espacio brindado por las logias masónicas. En ellas una de las respuestas rituales a las preguntas sobre profesión y religión era: “esta pregunta es impropia y no debe ser contestada , la Masonería no pregunta acerca de la profesión y la religión”.

A esa Viena llegó el joven Mozart que en sus viajes y estancias por el extranjero  llevado por su padre Leopold, frecuentó las casas de judíos sefardíes. En los años 1764 y 1766, en Londres brindaron un concierto con su hermana en la casa de José d’Almeida. En 1766  los Mozart llegaron a Holanda, donde el niño prodigio junto a su hermana ofrecieron conciertos de clavicordio en la casa de López de Liz, un rico financista judío de La Haya, también lo hicieron en casa de los Pereyra, los Cappadoce, los Suasso y los Texeira en Amsterdam.

Gracias a una carta escrita por el padre de Mozart, Leopold nos enteramos de la existencia por esa época, de un judío, chelista, Emanuel Sipurtini, descripto por Leopold como un gran virtuoso del cello y según el corresponsal como un judío holandés muy descreído de su propia fe. Cuando Mozart se instala en Viena lo hace en la casa de los Arnstein, y a pesar de que no hay ninguna prueba de que haya tenido sentimientos antijudíos, fue acusado injustamente de serlo por haber escrito una carta en 1782 contando un problema que tuvo Eleonore Eskeles, una de las más prominentes judías de su tiempo.

Esta era la hija del Gran Rabino de Bohemia y Moravia, vivía en Viena con su hermano, el banquero y joyero Bernhard Eskeles, luego de que se divorciara  de su marido, Moses Fliess. Su nombre fue muy mencionado en relación con un caso de espionaje a favor de Prusia, por esa razón el Emperador José II, la había expulsado de Austria, sin embargo, luego fue rehabilitada por Leopoldo II. Era amiga de Goethe quién le solicitaba ansiosamente los autógrafos de Mozart, pedidos que ella se encargaba siempre de satisfacer.

Entre los admiradores y patrocinadores de Mozart se hallaban los judíos o antiguos judíos como el Barón Arnstein, también lo eran Henikstein, el Barón Wetzlar y Ritter Joseph von Sonnenfelds que como el Lessing austriaco, tuvo una gran influencia en la vida cultural de Viena y a quién Beethoven en 1809, le dedicó su Sonata de piano Op.28. Mozart a fines de 1784 se convirtió en miembro de la logia masónica Zur Wolthtatigkeit. También estaba verdaderamente en muy buenos términos con Wenzel Tobías Epstein (1758-1824), el secretario del gobierno del Tirol, que había recibido el título de Edler von Ankersberg luego de su conversión. Era uno de los más famosos jugadores de ajedrez de su tiempo y especialista en numismática.

En un álbum de aquel tiempo que contiene los nombres de los masones vieneses donde Mozart estaba incluido, se halló una inscripción hecha por Epstein y otra con el registro del pago de una cuota del rabino Eleazar Schamuensohn.

Otros hermanos de la logia de origen judío eran el tesorero de la logia de Austria, el médico Dr. Ehrenstein y el grabador de medallas Abrahamsohn, un judío de Berlín, que también dejó escrito en ese álbum un comentario en hebreo.

Mozart fue un personaje singular e interesante, no se asoció casualmente a la logia masónica, los libretos de sus óperas fueron deliberadamente elegidos por él, ideológicamente Mozart estuvo totalmente por los valores de la Ilustración y su ópera "La Flauta Mágica" la escribió en homenaje a la Revolución Francesa y a todos los valores que ella representó para este genio de la música, que buscó en el judío converso, y no está claro cuan sinceramente converso era Lorenzo Da Ponte, para cuestionar los privilegios de la nobleza y los abusos por ella cometidos. Toda esta historia será narrada en otro momento y en otro artículo especialmente dedicado al genio de Mozart y a Lorenzo da Ponte un individuo creativo de una personalidad y trayectoria muy interesantes.

(Continuará)

 

*La Comunidad Judía de Uganda - África *Última Parte*

 

Judíos de Uganda

La  Comunidad Abayudaya
(El pueblo de Iehudá)

 


Rabino Gershom-Izquierda
Rabino Aaron Kintu Moses
(Asistente)-Derecha

 

Fuente: Jewis Virtual Library, La Palabra Israelita Viernes 11 de mayo de 2007, www.abayudaya.or.ug, Prof. Moshe Korin., 0/11/2002 – fuente: www.radiojai.com.ar 

 

Prof. Moshe Korin

 Casi dos terceras parte de los Abayudaya, desde hace pocos años, se han convertido al judaísmo siendo esta conversión, supervisada estrictamente por los rabinos americanos y uno llegado de Israel.

 Algunos miembros de la comunidad expresaron que ellos ya eran judíos y que por lo tanto no necesitaban convertirse, pero la mayoría, encabezada por su jefe Guershom Sizamu, aceptó todas las condiciones, incluida la circuncisión.

 

*La  Comunidad Abayudaya - (El pueblo de Iehudá)

Esta recordación constituye un pequeño homenaje a estos judíos ugandeses, por su capacidad para soportar y resistir el aislamiento total, el antisemitismo reinante y su perseverancia en los principios de la fe judía"

Obtener unaTorah.

La comunidad Abayudaya nunca había poseído una Torah. La nueva sinagoga de Moisés incluía un arca que fue tallada en su pared trasera. Ellen Meyer propuso a la Congregaciónde Beth Shalom, de Wilmington, Delaware, EEUU que contribuyera con una Torah. La congregación de Beth Shalom estuvo de acuerdo y en noviembre de 1995, Mateo Meyer trajo una Torah a la Comunidad  Abayudaya. Todos sus miembros se regocijaron con alegres cánticos de felicidad y bienvenida.

Estar menos aislados de sus hermanos judíos.

Esta comunidad desea tener más interacción con el mundo exterior judío.

*De la Pagina web de la Comunidad Abayudaya:

En 1992, Mattheo Mayer, un estudiante americano visitó la comunidad y comenzó a publicar la historia de Abayudaya. Consecuentemente, en 1995 una organización americana llamada Kulanu (que apoya a comunidades judías alejadas y aisladas) envió una delegación, incluyendo al Rabino Cuckiorkon, para visitar a la comunidad. En 2002, una delegación de rabinos de los Estados Unidos e Israel confirmaron la conversión de 300 miembros de la comunidad. Las conversiones fueron llevadas a cabo después de entrevistas, realizando una circuncisión ritual en los hombres y las inmersiones rituales. En junio de 2005, Rabinos de California junto con el Rabino Gershom (miembro dela Comunidad que está realizando estudios rabínicos en los Estados Unidos y en Israel), han visitado la comunidad para realizar 45 conversiones más. Existen 750 miembros de la comunidad de Abayudaya y aun están creciendo. Existen cinco sinagogas: la Sinagoga principal de Moses en la colina de Nabugoye (cerca de3 millasde la ciudad de Mbale); la Sinagoga de Namanyonyi en el centro que negocia de Namanyonyi; Sinagoga de Nasenyi en el distrito de Pallisa (cinco millas de la ciudad de Mbale); Sinagoga de Putti en el distrito de Pallisa; y Sinagoga de Namuntumba en el distrito de Iganga.

La comunidad tiene una escuela judía primaria llamada Hadassah, que brinda educación a los niños, también allí dan asilo y protección a los huérfanos de la comunidad. Tienen una escuela secundaria llamada Semei Kakungulu, que tiene estudiantes de Abayudaya, cristianos y musulmanes. Las clases del hebreo y judaísmo se incluyen en los horarios de ambas escuelas. La dirección religiosa está a cargo del Rabino Gershom que se halla estudiando en Estados Unidos y en Israel.. regresa cada año para pasar un tiempo en la comunidad y comparte con sus estudiantes las cosas que ha aprendido. Cuando termine sus estudios, regresará a la comunidad. Mientras el Rabino Gershom está ausente, al Rabino auxiliar Aaron Kintu Moses y el cantor Seth Yonadav dirigen la comunidad y brindan lecciones de Yeshiva, los servicios en la sinagoga, entierros, realizan circunsiciones y son los shochets calificados en la comunidad.


"Entre 1936 y 1992, la tribu judía se mantuvo unida, al mando del abuelo de su jefe actual. En 1962 abrió Israel una embajada en Uganda, y los “judíos” del país pudieron contar, por primera vez, con una vestimenta completa. Más importante fue el arribo, desde Israel, de los Libros de Oraciones(Sidurim y Majzorim) destinados a las 36 sinagogas rurales a las que concurrían unos 1000 fieles. Pero en 1971, el dictador Idi Amín prohibió el culto judío y obligó a los “Abayudaya” a optar entre el cristianismo y el Islam. Idi Amín les quitó, además, 32 sinagogas para entregarlas a diferentes instituciones locales, y cerró la Embajada de Israel. El jefe actual de la comunidad recuerda que su padre fue brutalmente torturado por construir una cabaña tradicional (“Sucá”) dedicada a la fiesta de “Sucot”; y que en las escuelas se castigó a los niños que se negaban a realizar ciertas tareas los días sábado.
Idi Amín fue destituido en 1979. Era vísperas de “Pésaj”. “Nos sentimos como los judíos de Egipto”-recuerda GuershomSizamu.

15 años más tarde, la organización judía “Kulanu” supo de los “Abayudaya” y empezó a trabajar con ellos. Ayudó a pagar los estudios de los 150 niños judíos de la comunidad y fue la que organizó la conversión oficial de los “Abayudaya” al judaísmo.
Iohav Iehonadav Keka, hermano de Sizamu, es hoy presidente de su distrito y hasta supervisa a la policía.
Por su parte, el rabino Howard Garin, de la Sinagoga Conservadora “Tikvat Israel” en Rockville (Maryland), considera un gran honor haber participado en la conversión oficial de los “Abayudaya”.

Prof. Moshe Korin.-20/11/2002 – fuente: www.radiojai.com.ar 

*Fotovivencias*

 

*Calendario:

  • Erev Rosh Hashana: Miércoles 12 de Septiembre - 29 de Elul
  • Erev Iom Kipur: Viernes 21 de septiembre - 0 de Tishrei
  • Iom Kipur: Sábado 22 de septiembre - 10 de Tishrei

 

*Envíe sus fotos digitales a través de nuestro sitio web*

fotovivencias.com.ar

y retírelas en cualquier local Vivencias, en papel fotográfico

Cabello 3616 Palermo
4806-118?

Av. Quintana 336 Recoleta
4813-8610

Av Maipú 941 Vte. López
4796-4352

Corrientes 681 Olivos
4799-7620

* Arte Judeo Norteamericano
  *Artistas judíos de Chicago
“Engaging with the Present: the contribution of the American Jewish Artists Club to Modern Art in Chicago 1928-2004”

 


Collection of the Illinois State    Museum
*Outskirts of Galena*
Año 1938
William Schwartz (1896 - 1976) 
Photograph by Gary Andrashko

 


Chicago Towers
Todros Geller (1889 - 1949)
woodcut on paper, 1937
Collection of the Illinois State Museum photograph by Gary Andrashko

 

 


The Shadow"
Aaron Bohrod,(1907-1992)
Robert H. Smith, Washington, D.C.;
Private collection, New York.
Exhibicion: National Academy of Design, 140th Annual Exhibition, 1965, The Frank C. Kirk Memorial Award;
The Butler Institute of American Art, Youngstown, Ohio, 1964 Mid-Year Show.

 

 

Fuente: Morashà 2003
© Daniele Liberanome 2003


*Chicago: no solo hubo gangsters...

Cuando se piensa en la comunidad judeonorteamericana y con mayor razón en los artistas judeo-norteamericanos, la mente se dirige rápidamente a Nueva York, casi como si fuera de la Gran Manzana existiera poco y nada. Sin embargo, hubo una muestra en el Spertus Institue durante el año 2004, que demostró que esa era una idea equivocada: la muestra “Engaging with the Present: the contribution of the American Jewish Artists Club to Modern Art in Chicago 1928-2004” no solo da cuenta del peso cultural  de la comunidad artística judia de Chicago, y también del fuerte impacto sobre el tejido social e intelectual en aquella ciudad. Se puede apreciar así un número de artistas judíos que no fueron o que no serán maestros del calibre de un Chagall o de un Soutine, pero que fueron y son personalidades muy interesantes..

La relación entre los artistas judíos y Chicago está basado según la directora del Spertus, Rhoda Rosen, sobre la particular libertad de expresiones y de estilos  que había y hay en esa ciudad, donde la producción es variada y estimulante. Es que “son artistas que han unido sus características judías con las típicas de la libertad norteamericana  creando una personalidad particular como William Schwartz y Todros Geller”, como ha dicho en una entrevista, David Sokol, curador de la muestra. “En sus murales, en sus pinturas o en el caso de Geller, en su gráfica, pintaban aspectos de la religiosidad judaica y contemporáneamente celebraban a los Estados Unidos. Mostraban la vitalidad de la ciudad, retrataban personas rezando, mientras celebraban también valores norteamericanos” 

 Aquí por lo tanto había dos nuevas personalidades que convocan a ser recordadas: en el primer lugar Schwartz (1896-1977), de orígenes ruso ashkenazíes y formado en la escuela de arte de Vilna de donde se fue a Chicago, en la que permaneció hasta su muerte. En sus obras se nota una clara influencia expresionista, por los colores fuertes y contrastantes, mientras sus temas pueden ir de lo plenamente figurativo a lo puramente abstracto (tal vez las emociones creadas por la música, a las que se sentía muy próximo porque era un cantante de ópera o porque se inspiraba en el estilo de Kandinsky). En los cuadros figurativos no solo trata de temas raros y extraños, también  pinta sobre la Torá o aparecen ambientaciones religiosas.

Todros Geller (1889-1949) se especializó sobre todo en el grabado y en la gráfica del arte. Y volvió a menudo con el pensamiento al Vinnitza en la cual había nacido, tanto que a veces sus paisajes americanos parecen rusos y tanto fue así porque una de sus principales fuentes de inspiración fue el teatro idisch. Pero para el curador David Sokol no fueron menos estimulantes, “otros, como Leon Garland, que pintaba la realidad urbana que lo rodeaba, pero tambíen imágenes nostálgicas de su shtetl europeo.

En los vitrales de Louise Yochim se encuentran imágenes religiosas, pero también las personas que veía por la calle. “A. Raymond Katz produjo objetos para la sinagogas y vitrales utilizando letras y otras simbologías judías, pero incorporándolas al mismo tiempo a la realidad urbana”. Sería muy aburrido contar sobre el gran número de artistas, pero es necesario hablar de la vastedad y la calidad de la producción típicamente judía proveniente de Chicago y reflexionar sobre el profundo interés, típico de todos ellos por la realidad social que la circundaba. Tal vez la razón de este compromiso social surgía de la difícil situación de los nuevos inmigrantes judíos desde los inicios del siglo XX. Este es el caso del artista más célebre, Aaron Bohrod,(1907-1992) cuyas obras son expuestas en todos los grandes museos del mundo (el Museo Metropolitano de Nueva York a la cabeza).

 Sus temas eran inicialmente tomados del West Side de Chicago, el barrio al que debieron mudarse los judíos luego del gran incendio que a finales del siglo XIX destruyó el lugar donde vivían. Y con esta particular sensibilidad hacia la precariedad de ciertas situaciones sociales, Bohrod dirigió su atención también a las pobres vidas de la campaña aledaña a la gran ciudad, incluida la minoría de color, en un período en que esta elección artística no era políticamente correcta. Sin embargo su técnica verdaderamente excelente le permitió sobrepasar las barreras ideológicas y obtener reconocimientos importantes. “Algunos otros artistas”, en opinión de Sokol “estaban algo en la izquierda no sólo en su trabajo, también en su elección política”. Entre ellos Sokol recuerda también a Morris Topchevsky, un ashkenazi de origen polaco que estuvo tan fascinado con el comunismo que se puso en contacto con los muralistas revolucionarios mejicanos, Rivera y su mujer, la pintora Frida Kahlo.

Los artistas judíos de Chicago de comienzos del Siglo XX tenían por lo tanto numerosos puntos del contacto, pero todavía no estaban decididos a formar un grupo o una escuela, que según Sokol, hubiera dado lugar a una atmósfera que fue la base luego, del desarrollo artístico de toda la ciudad. Este paso fundamental se debe en primer lugar al gran pintor Abel Pann que llegó de la Palestina del Mandato Británico. Fue su pasión, su espíritu sionista, el que encendió los ánimos para empujar a la formación del Club de Artistas Judíos que fue el verdadero catalizador de la actividad cultural de la ciudad. “Muchos de estos artistas”, en opinión de Sokol, “no eran sionistas  pero la mayoría de ellos creían en la necesidad de un Estado Judío y por esa razón muchos de ellos contribuyeron con donaciones para la creación de Birobidjan”

Sokol se refiere la proyecto de creación de un Estado Judío creado por Stalin en los años 30, según el cual una región de Siberia fue convertida en una región autónoma judía. Las condiciones de vida y de trabajo casi imposibles y la escasísima ayuda de parte de Moscú fueron algunas de las razones del fracaso del proyecto, pero la idea fascinó a una parte de la diáspora como una especie de fe comunista. 

 Así fue como familias de Norte y Sud América fueron inducidas a mudarse a Siberia con la fuerza de sus ideales, mientras los artistas de Chicago prepararon un portafolio de gráficos para recaudar donaciones para el naciente Estado. Luego de la Segunda Guerra Mundial estos sentimientos de identificación tomaron toda la forma de una notable pasión sionista, que continúa aún hoy, como acentúa Sokol. Esto es muy visible en las obras contemporáneas que muestran claramente estas sensaciones como una gráfica de Rita Price que celebra los acuerdos de Camp David, y los cuadros de Jessica Fine y de Fred Rapoport sobre la vida y las calles de la Israel moderna. Y gracias a estos ideales comunes es que los artistas de Chicago han creado, integrando una comunidad que tanto ha dado a la ciudad de la que forman parte; es como decir que el sionismo fue convertido  en un poderoso motor de identificación y de integración para la  comunidad, con beneficios que se extienden también a la realidad circunstante. Porque sin objetivos comunes estos artistas hubieran estado solos como individuos y como tales, islas más o menos anónimas en el gran mundo que los rodea.

* Recordando    1º de Septiembre de 1939  
  *68 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial





Viernes 1 de septiembre de 1939, 4,45 horas.
Las tropas alemanas cruzan la frontera polaca.

*A las 6,00 horas aviones alemanes bombardean Varsovia, Cracovia, Poznan, Lodz, Katowice, Tomaszow, Plock, Grudziadz, Radom, Lvov, Grodno, Brest y Tererspol*.

Las hostilidades existentes hace tiempo entre Alemania y Polonia,han comenzado. Y con ellas, lo que todavía sólo es, para lo alemanes, una "expedición de castigo", y que pronto será la Segunda Guerra Mundial...

Después de asegurar la neutralidad de la Unión Soviética (con el pacto de no-agresión entre Alemania y la URSS y la división de Polonia entre ambos Estados) Alemania desató la Segunda Guerra Mundial con la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939.

Gran Bretaña y Francia respondieron con la declaración de guerra contra Alemania el 3 de septiembre.


El viernes 1º de septiembre de 1939 con la invasión de Polonia por parte de la Alemania nazi, da comienzo la Segunda Guerra Mundial.* 


Soldados alemanes irrumpen en la frontera Polaco- Alemana  

A 68 años de ese muy amargo aniversario queremos recordar una fecha que cambió para siempre la historia de Europa, y tambien de su población porque en ella murieron más de 50 millones de seres humanos.

Entre ellos fueron asesinados 6 millones de judíos por el solo hecho de serlo, lo mismo sucedió con 800.000 gitanos,miles de homosexuales, comunistas, republicanos, objetores de conciencia, testigos de Jehová... 

Se ha establecido que además de esas excepciones, la mitad de la cifra de muertos en la guerra estaba compuesta por población civil. Sin olvidar por supuesto el padecimiento de parte de la población asiática y los acontecimientos que tuvieron lugar en Africa. Esa ha sido una guerra que por su carácter y violencia no solo mantuvo la violencia y crueldad instauradas por la Primera Guerra Mundial. Los hechos ocurridos allí no tuvieron precedentes en la historia de la humanidad.

Nunca se habían eliminado millones de personas con tanta frialdad y sistematización. La historia del Pueblo Judío cambió para siempre.

Pese a la derrota sufrida por el nazismo, la metodología de eliminación del enemigo o de sectores indeseados de población continúa, demostrando que la crueldad inherente al nazismo ha permanecido y que de esa manera sobrevivió a su derrota. 

Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

         

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2007 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui