* Auspiciado por el Departamento de Cultura de AMIA
* Declarado de interés por el Centro Contemporáneo de Estudios Judaicos y Sionistas *Organización Sionista Argentina*
* Declarado de interés por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí - CIDICSef
* Auspiciado por el Departamento de Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial www.hagshama.org.es

Año 1 - Nº 17
15 de noviembre 2006 / 24 de Jeshvan de 5766
Ciudad Autónoma. de Buenos Aires - Argentina
Email  Cultural@arnet.com
Editores:  Alicia V. de Benmergui - Salvador Benmergui
Edición quincenal
*La Noche de los Cristales*         *Kristalnach
  *La Noche del nueve de noviembre de 1938

9 de noviembre de
1938/2006

68º Aniversario


Munich 9-11-06

AJN/AFP.-10/11/2006 La comunidad judía de Alemania inauguró este jueves una sinagoga en Munich (sur), 68 años después de las redadas nazis de la 'Noche de los cristales ' precursora del Holocausto. 'Hitler no ha logrado destruirnos', Declaró Charlotte Knobloch, presidenta del Consejo Central de los Judíos de Alemania y superviviente del Holocausto. Los organizadores no han dejado al azar la elección de la fecha inaugural, sino que han querido que guardase relación con lo ocurrido aquella noche La nueva sinagoga "Ohel Jakob", que alberga también un centro cultural, una escuela, un jardín de infantes y un museo, abarca 5.500 metros cuadrados, costó más de 70 millones de euros y es la mayor obra actual de la comunidad judía en Europa. El edificio reemplaza al de la sinagoga principal de Munich, demolida por orden de Adolf Hitler en junio del 38, meses antes de los primeros atentados nazis.

*La noche del nueve de noviembre de 1938, comenzó el más brutal de los ataques perpetrados en la historia moderna alemana contra los judíos. Desde entonces se la conoce como la Kristallnacht o la Noche de los cristales. Se extendió al día siguiente y fue desencadenada por el ministro de propagando de Hitler, Joseph Goebbels.

 El pretexto fue el asesinato de Ernst Von Rath, un oficial de la embajada alemana en París muerto por un joven polaco de diecisiete años, Herschl Grynszpan. Con esto quiso vengarse por la expulsión de su familia y de otros 15.000 judíos de origen polaco que el 27 de octubre fueron deportados sin aviso previo a la frontera polaca. Goebbels incitó a la población alemana a vengarse con sangre de los judíos por el atentado de París. Trató de hacer pasar el ataque como un levantamiento espontáneo de la multitud contra la población judía. El salvaje ataque fue perpetrado en toda Alemania, en Austria y en lugares bajo dominio nazi. El vandalismo con que fueron agredidas la población, los negocios, las viviendas  y las sinagogas fue perversamente destructivo. 267 sinagogas fueron incendiadas y 177 de ellas totalmente destruidas. Siete mil quinientos negocios completamente dañados. Y lo más grave, el saldo de judíos muertos fue de 91, en tanto que 20.000 fueron arrestados y trasladados a campos de concentración. La opinión pública fuera de Alemania quedó choqueada e indignada, creando una publicidad extremadamente negativa. La prensa y la radio afirmaron que la Alemania hitlerista debía ser aislada de las naciones civilizadas. La opinión pública alemana se mostró también fuertemente impactada, a pesar de que había una muy fuerte desaprobación por lo ocurrido, la mayoría de los ciudadanos parecía objetar el desenfrenado y gratuito vandalismo utilizado en la destrucción de la propiedad privada. Tampoco hubo muchas protestas por los decretos que continuaron a los atentados y que fomentaron la creciente arianización y  creación de una vida alemana económica libre de judíos.

     Estados Unidos como protesta retiró su Embajador. y los viejos números publicados por el New York Times en esos días le contaron al público que “. . . Una ola de destrucción, saqueo e incendios, como Alemania no había visto desde la Guerra de los Treinta Años, y Europa desde la revolución bolchevique . . .Las represalias contra la población judía de la Gran Alemania superan en terror todo lo que hasta ahora ha hecho el Tercer Reich. Las sinagogas han sido incendiadas; las viviendas y tiendas saqueadas y destruidas; miles de judíos golpeados y llevados a las cárceles. . . De este modo, un gobierno se venga del acto de un muchacho desesperado; un gobierno que ejerce el máximo e indiscutible poder sobre ochenta millones de personas, que se vanagloria de su régimen.  .  .  Hace poco este Gobierno ha ampliado su dominio, de acuerdo con las potencias occidentales, que no se han defendido frente a los ataques sin derrame de sangre del “appeasement”. Pero este apaciguamiento solo era el preludio de las escenas que ahora han  tenido lugar en Alemania, escenas que sólo pueden verse con vergüenza por reflejar la degradación del ser humano en general. .  .  Lo que ha ocurrido aquí significa mucho más  que la tragedia de los judíos. Significa  que millones que detestan tales brutalidades han perdido su fuerza y posibilidad para protestar . . .Aquí crece, en el corazón de Europa, en un país antes civilizado un peligro para la civilización del mundo entero. . .”

           * Recordar la Kristallnach, donde Hitler y la Gestapo pusieron a prueba la capacidad de indiferencia de la opinión pública alemana y mundial para comprobar cuan lejos podrían llegar, es un modo de comprender adonde pueden conducir la indiferencia y la incapacidad de quienes manejan y conducen los destinos de  nuestro tiempo* .

 

*Los Judíos en la Guerra Civil Española*

*18 de julio 1936
18 de julio de 2006*
 
 
* 70 años del inicio de la Guerra Civil

 Española*

 

 

*Del número anterior de MILIM:
 

 En recuerdo y homenaje a los protagonistas de esa lucha nos ocuparemos de los combatientes de los cuales tenemos noticia y conocimiento, gracias a diversos relatos pero muy especialmente a la exposición “No Pasarán” elaborada por la Universidad de Jerusalem en Ramat Gan y a otros testimonios."


Brigada Lincoln

 


Alvah Bessie Escritor

 


Ben Leider 1901-1937
Caído en la defensa de Madrid

 

Los franceses colaboracionistas de Vichy transfirieron a los prisioneros que quedaban bajo el control de los nazis, quienes los deportaron junto con otros españoles republicanos capturados mientras servían en la armada francesa a los campos de la muerte, en Alemania, Austria y Polonia. Muy pocos de ellos sobrevivieron

 

 

Prof. Alicia Benmergui

La Brigada Lincoln           (Continuación -Parte 9)     (Continuará)

*Este es un ejercicio de la memoria, para aquellos que desean conocer la historia de unos hombres valientes que con un profundo compromiso humanista con sus ideales de solidaridad lucharon, arriesgaron y muchos de ellos perdieron sus vidas en la Guerra Civil que tuvo lugar en España y posteriormente en la terrible Segunda Guerra Mundial. En este caso nos apoyaremos en los testimonios existentes en la Abraham Lincoln Brigade Archives. Entre otros,  Alvah Bessie y Albert Prago dejaron testimonios escrito sobre la historia de esta brigada, en todos estos textos nos apoyamos para continuar con esta historia*.  

De los 3000 voluntarios que llegaron de Estados Unidos en la Brigada Abraham Lincoln, algunas estimaciones sugieren que una tercera parte eran judíos. Muchos eran hijos de inmigrantes europeos que habían llegado a los Estados Unidos durante los primeros años del siglo. Habían recibido una educación “americanizada” en la escuela, pero ellos sentían que tenían lazos familiares con Europa. La mayor parte de los voluntarios llegaron de las grandes ciudades, donde las inmigrantes se habían instalado. Además dos terceras partes de los voluntarios eran comunistas. Pero muchos judíos no lo eran, fueron a España a luchar contra los Nazis y los fascistas.

Para los judíos, la amenaza fascista implicaba opresión política y racismo antisemita. En 1939, como parte de su testimonio ante el Dies Committee enviado por el Congreso estadounidense para investigar las así llamadas organizaciones antiamericanas, Milton Wolff dijo, explicando porque se alistó en la Guerra Civil Española: “Soy un  Judío, y sabiendo que como judíos nosotros estábamos en primer lugar para los sufrimientos cuando llegara el fascismo, yo fui a España a luchar contra ellos.”  Las Brigadas Internacionales se convirtieron en el medio a través del que los judíos de todo el mundo pudieron enfrentar a su odiado enemigo “ Aquí, finalmente” dijo Wolman “los oprimidos  de la Tierra están unidos, aquí finalmente nosotros tenemos armas, aquí nosotros volvemos a la lucha. Aquí, aún si perdemos, .  . . en la lucha misma, en el surgimiento del fascismo, nosotros habremos ganado” Aún antes de la formación de las Brigadas Internacionales, los judíos estaban entre los primeros en tomar las armas en España. Entre ellos había muchos que vinieron de Alemania cuando Hitler llegó al poder y habían sido bienvenidos por el gobierno republicano, también los integrantes de grupos de atletismo que habían llegado de varios países a Barcelona para tomar parte en los Juegos Olímpicos que se hicieron a mediados de julio, en 1936 en respuesta a las Olimpíadas que se celebrarían en Berlín, con todo el aparato propagandístico montado por el nazismo hitlerista. Dentro de las Brigadas, una alta proporción de judíos llegaron de Polonia, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Canadá y Palestina. También llegaron 22 sionistas de Palestina a España, eran miembros del Hapoel, la Asocicación Atlética del Sionismo Laborista, quienes habían llegado a las Olimpíadas de los Trabajadores programadas para desarrollarse en Barcelona el 19 de julio de 1936 como protesta contra los juegos olímpicos que tendrían lugar en Berlin. Casi todos ellos tomaron parte en las batallas en Barcelona cuando los trabajadores provocaron el levantamiento de la guarnición local. El mayor número de judíos llegó de Polonia y luego de Estados Unidos. Se estima que el setenta por ciento del personal médico estaba integrado por  judíos.

 "Soy un buen antifascista como cualquier comunista” escribió un voluntario a su comisario "Tengo razones para serlo. Soy judío y esta es la razón por la que llegué a España. Sé lo que significa para mi gente si el fascismo llegase a ganar (y yo sé que no ganará)"  Hayman Katz fue uno de los voluntarios llegados de Nueva York. Fue a España sin contarle nada a su madre porque no quería  asustarla, pero cuando fue herido en acción en 1937, el joven decidió explicarle a su madre porque se había alistado contra los deseos de ella. Su carta a casa revela los motivos de muchos otros voluntarios judíos " ¿No te das cuenta que los judíos seremos los primeros en sufrir si ganan los fascistas?” Entre los voluntarios judíos estaba Samuel Levinger de  Columbus, Ohio, quién era el hijo de un rabino. Cayó en Brunete en Julio de 1937. Su padre, el Rabino Lee Levinger permaneció siendo un amigo leal de la Brigada Lincoln. Muchas judías, incluyendo Esther Silverstein se ofrecieron como voluntarias para servir como enfermeras. El alto porcentaje de judíos entre los voluntarios  antifascistas incitó a la dirección de las brigadas internacionales a considerar la posibilidad  formar una brigada completamente judía. El propósito de esta unidad era expresar la participación directa de judíos junto a otros grupos nacionales en la lucha contra el fascismo. Las numerosas  muertes hicieron esto imposible, pero formaron a una compañía judía dentro de la Brigada Polaca de Dombrowski, nombrada después Naftali Botwin.. Las publicaciones Der Fraihaits-Kempfer y Botwin en idish también fueron publicadas para todos los voluntarios judíos dispersados entre las varias unidades nacionales. Algunos italianos también eran judíos; el más notable de ellos era Carlo Rosselli, a quién Mussolini consideraba su más peligroso opositor entre la comunidad de exiliados. Era un liberal disidente que fue a España antes que los comunistas, había organizado la primera columna italiana de 130 hombres, la mayoría eran anarquistas, con unos pocos grupos de liberales y trotskistas luchando en los rangos de la milicia de los anarcosindicalistas catalanes. Mussolini finalmente mandó asesinar a Carlo y a su hermano Nello por los Cagoulards, a un grupo asesinos fascistas francés. el 9 de julio de 1937. 

Después de la Segunda Guerra Mundial, algunos de los veteranos judíos de la Guerra Civil Española volvieron a sus países de origen, en los que algunos de ellos alcanzaron altas posiciones en la infraestructura económica y política. Éste no fue el caso para muchos de los que participaron en la Segunda Guerra Mundial, algunos alistados en los ejércitos aliados, en el Ejército Rojo y otros integrándose a las fuerzas de la Resistencia en diferentes países europeos. 

Un veterano como Albert Prago, presentó una investigación histórica que cuestionaba el hecho de porque no se consideraba como judíos a aquellos comunistas que lo eran, pues para él, eran ambas cosas, tanto comunistas como judíos. . En su ensayo, “Judíos en las Brigadas Internacionales” reeditado por los Veteranos de la Brigada Abraham Lincoln , Our Fight, editado por él y Alvah Bessie (1986), enfatizaba el rol jugado por la identidad judía que empujó individualmente a los voluntarios a luchar contra los fascistas. Muchos otros veteranos sobrevivientes conocen la importancia de la investigación de Prago. "Déjennos proclamar el hecho” escribió “que más judíos proporcionalmente lucharon en España que cualquier otra minoría o cualquier otra nacionalidad en Europa.!”  Una vez derrotado el ejército republicano, la experiencia bélica pesaba fuertemente sobre todas las actividades posteriores de todos los voluntarios. Para muchos judíos el fin de la Guerra Civil Española significaba una reasunción de la lucha antifascista en diferentes campos de batalla. Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, algunos brigadistas judíos en los campos, junto con otros extranjeros judíos que vivían en Francia, se unieron a la Armada Francesa. Por otra parte  la mayoría de los brigadistas prisioneros en los campos vieron sellado su destino con la caída de Francia en poder de la Alemania nazi en 1940. Los franceses colaboracionistas de Vichy  transfirieron a los prisioneros que quedaban bajo el control de los nazis, quienes los deportaron junto con otros españoles republicanos capturados mientras servían en la armada francesa a los campos de la muerte, en Alemania,  Austria y Polonia. Muy pocos de ellos sobrevivieron.

 
*Fotovivencias*

FESTIVIDADES

Januca: 16 de diciembre / 25 de kislev

 

*Envíe sus fotos digitales a través de nuestro sitio web* fotovivencias.com.ary retírelas en cualquier local Vivencias, en papel fotográficoCabello 3616 Palermo
4806-118?
Av. Quintana 336 Recoleta
4813-8610
Av Maipú 941 Vte. López
4796-4352

Corrientes 681 Olivos
4799-7620

* Historia de las primeras sinagogas * Organización comunal judía diaspórica

 

*1000 años del Viejo Barrio Judío de Jerusalem

 


Sinagoga de Chorazin (Ruinas)

 

 


Silla de Moshé

*Las ruinas de la ciudad de Chorazin, están dispersas justo sobre el norte de la meseta de basalto del valle de Ginnosar. datan del período romano, a comienzos del Siglo I, hasta el fin de la Era Bizantina (Siglo VII). Su nombre fue mencionado en el Talmud de Babilonia, famoso por la calidad de sus cultivos de granos. Solamente se han excavado algunos edificios, pero el contorno de la ciudad es fácilmente visible desde el aire, desde donde puede verse claramente su crecimiento irregular, dado el aumento imprevisto de la población. La sinagoga de Chorazin pertenece a la época Talmúdica, se hallaba en el corazón de la ciudad, mirando hacia las claras aguas azules del Kineret, 900 pies abajo, cuando uno se encuentra allí, no puede dejar de sentirse conmovido. Construida en basalto negro, en forma de basílica, la imponente estructura se halla en un área conocida en los tiempos antiguos por la calidad del trigo que ahí crecía. Chorazin era una de las ciudades numerosas que prosperaron en la Galilea luego de la destrucción del Segundo Templo. Es probablemente una de más hermosas y menos conocidas antiguas sinagogas en Israel y la que más claramente atestigua la maestría en el trabajo de la piedra de sus constructores, como el resto de las casas, de piedras de basalto negro. . . Los constructores fueron muy ingeniosos para eludir las limitaciones del basalto como material, que se rompe con mucha facilidad. Esto limitó la longitud de las vigas que podrían ser utilizadas, restringiendo el tamaño de las habitaciones que podian ser construidas. Las paredes internas fueron levantadas para sostener las vigas mientras que en otros casos una viga fue colocada entre las aberturas arqueadas y la pared externa. A pesar de la aspereza propia del basalto, puede ser tallado fácilmente y el edificio abunda de  bellas decoraciones talladas de los símbolos tradicionales judíos e inscripciones en hebreo y arameo.

Una amplia escalera asciende a la fachada que está como es usual en esta región del país, se hallaba orientada hacia el sur, hacia Jerusalem y tenía tres grandes entradas. El interior de la sinagoga estaba dividida dentro de la nave en tres espacios por tres filas de columnas que formaban una U. Los fieles se sentaban en bancos a lo largo de las paredes. El Arca de la Ley estaba colocada sobre la pared del sur, a la derecha de la entrada central.

Uno de los hallazgos más interesantes obtenidos en el sitio fue un asiento de piedra donde se sentaba el lector de la Torá. La inscripción en arameo nos dice que esa fue la Silla de Moshé.  A la izquierda de la entrada se hallaba la bimá sobre la cual se leía la Torá o por quién se sentaba en la silla de Moshé que actualmente se halla entre las ruinas.  
Los restos de una prensa de aceitunas para fabricar aceite y una mikve, baño ritual agregan alguna información sobre la vida cotidiana de la gente que allí ha vivido.

 

*Judíos de Inglaterra 1066-1290 (continuará)

 


Sinagoga de Chorazin (Ruinas)

*Cambridge fue una ciudad universitaria  y también una de las mas tempranamente  habitada por judíos. Fuller ("History of Cambridge," p. 8) fija la fecha del primer asentamiento judío en 1073. La vieja sinagoga se hallaba cerca de la prisión, y fue otorgada por los franciscanos. Había una tradición según la cual la Iglesia Redonda cerca de St. John's College, antiguamente había sido una sinagoga y todas las parroquias de All Saints y el St. Sepulcher todavía son conocidos como " la Judería” Uno de los mas tempranos episodios mencionados en relación a la judería de  Cambridge es una multa fijada a Comitissa, una judía de Cambridge, por haber permitido casarse a su hijo sin la autorización del rey. Es probable que esta Comitissa fuera la madre de Moses ben Isaac Hanassiah, el autor de el "Sefer ha-Shoham." Había un gramático conocido como Benjamín de Canterbury; pero es más probable que haya sido de  Cambridge, desde que los documentos en latín hacen mención de un "Magister Benjamín" en Cambridge

 

Felicitamos al Arq. Luis león ,por la publicación de la Revista Digital Mensual SEFARaires, por su interesante y rico contenido sobre la temática sefaradí.

www.sefaraires.com.ar  / sefaraires@fibertel.com.ar

* Recordando: Abraham Mibashan

 

*Un hombre que nos honró a todos Por Moshé Korin

 

Abraham Mibashan Z"L  

Nació en Rumania en 1890

Falleció en 1960


 

El “jéder” y la Universidad

 En el Dr. Mibashan convivían el “jéder” (escuela elemental religiosa) y la Universidad, el palacio y la casa de campo, el idish y las modernas lenguas cosmopolitas. Rabino y profesor, ganó el admirado respeto de todos por la tradición como por las ciencias y las artes.

 Judío mundano y eminente personalidad, en cada una de sus facetas irradió saber y justicia, embelleciendo su vida y la de la comunidad. Educado y paciente, su espíritu conciliador siempre le exigía mayor esfuerzo en la comprensión.

Creía en el poder de la palabra y que toda confrontación debía arrojar una conclusión clara. Pero antes que nada, su óptica era la de unir las posturas, demostrando que siempre eran reconciliables

 

 

El “leit motiv”

  *En el Dr. Mibashan —uno de los más pacientes y educados judíos de nuestro “ishuv”—, convivían su etnicidad rumana, el encanto del gregarismo judío y la elegancia del aristócrata europeo.

*Pero antes que nada, fue un incansable “askán”.

* Un activista hecho y derecho, un hombre que hizo de la actividad comunitaria su “leit motiv”.

*Por todo ello, y el enorme significado que ha tenido para nuestra comunidad, lo honramos aquí con el recuerdo y el cariño que su figura despierta.

 *Cada judío de la Argentina que lo conoció, lo sigue teniendo en un lugar privilegiado de su corazón. *

Abraham Mibashan

   Hace aproximadamente dos meses nos visitó Sara Mibashan de Spinrad, médica argentina que reside en Tel Aviv, y que llegó a nuestro país con su marido y sus tres hijos israelíes. Vino a reencontrarse con la Argentina natal y para hacerle conocer su país a los suyos. Amigos en común –Alicia y Salvador Benmergui– me pidieron que desde el Departamento de Cultura yo les hiciera conocer la AMIA, tarea de la que personalmente me encargué.  Dialogando con Sara, ella me hizo recordar a su padre y a su abuelo. He tratado a su padre Asher, quien hizo sualiá hará unas dos décadas y falleció hace aproximadamente dos años.

Y, hablando con ella me reencontré con aquellos años de mi niñez y de mi juventud en que estuve frente a su abuelo Abraham Mibashan, afamado líder comunitario, ejemplo y modelo de nuestro “ishuv” (comunidad),el hombre conciliador “par excellence” de la comunidad de su tiempo. Volví a ese hombre aristocrático y sencillo a un tiempo. Una persona de elegantes maneras, deudoras de su majestuosa presencia, verdadero “embajador” de facto.Supo también complementar su personalidad con el siempre cálido y vigoroso saludo fraterno, en el que nos devolvía con simpleza el ser uno más en el "ishuv". 

Salón y calle

Abraham Mibashan era un líder para el salón y para la calle. En un mundillo judío que ya era duro y desposeído de ternura (aunque en relación a hoy –un paraíso), él no sólo aportó los buenos modales, la presencia altiva y la imagen señorial, sino que supo regalarnos su amistad, su afecto, su entrega.

Su elegancia sólo adornaba su ternura, mientras su actitud refinada acompañaba al gesto preocupado por la suerte comunitaria. Y su vistosa etiqueta no fue nunca jactancia, sino que por el contrario fue llevada con naturalidad, como acostumbran los grandes. Algo que lo asemejaba también al ilustre Theodor Herzl, al igual que su vocación de periodista y hombre de letras. Por todas estas razones, estimo oportuno hacer un breve repaso de la vida y la obra de este hombre que fue motivo de orgullo de nuestro “ishuv”.

De Rumania a Tel Aviv 

Abraham Mibashan nació en Rumania en 1890. Su padre, Menajem Mendl Mibashan fue un escritor y ferviente sionista, que se instaló en Jerusalem y murió en Atlit a mediados de la década del cuarenta. Fue también un reconocido traductor, habiendo sido el traductor al hebreo de la novela italiana Corazón, de Edmundo de Amicis. Es decir que Abraham ha tenido en su hogar muy encendida la antorcha judía, sionista y de la pluma literaria.

En su país natal, Abraham cursó los estudios primarios y secundarios, trasladándose a Berlín para graduarse allí con un Doctorado en Filosofía. En 1913, a los veintitrés años de edad, se casa con Rosa Rosenblatt. Su primogénito, Asher, nació en 1914 y poco más tarde, la familia hace “aliá” a Eretz Israel. Una vez aquí, dado el estallido de la Primera Guerra Mundial, en la que Rumania estaba en el bando opuesto a Turquía —potencia dominante en Palestina—, Abraham se establece en la recién fundada Tel Aviv (nacida como barrio de Iafo en 1909), mientras que Rosa se debe ir con el bebé a Rumania. Tiempo más tarde ambos se reencuentran, instalándose en Zurich, Suiza.

Es allí donde Abraham Mibashan comienza su carrera como periodista, ocupándose de los temas del Medio Oriente en su columna del diario “Neue Züricher Zeitung” (Nuevo Diario de Zurich).

Concluida la guerra mundial, la familia Mibashan regresa a Eretz Israel, donde Abraham y Rosa tienen un segundo niño, varoncito al que llaman Aviv en homenaje a la ciudad que los acogía, Tel Aviv. Pero el bebé falleció a los pocos meses, víctima de la disentería.

Censor y "Sheliaj" 

En tiempos que el Alcalde de Tel Aviv era Meir Dizengoff —como sabemos una de las principales arterias de la ciudad lleva hoy su nombre–, Abraham Mibashan fue Secretario del Municipio de Tel Aviv. Por su elevado conocimiento de varios idiomas, fue condecorado por las autoridades del Mandato Británico, siendo asimismo nombrado Censor. A su vez, Dizengoff lo designó para tratar con los británicos el tema de la seguridad municipal; Mibashan es también creador de la Policía de Tel Aviv.

En 1923 nace su hija Noemí; su hijo Asher cursa estudios en el Gimnasio “Herzlía” de Tel Aviv, el más célebre secundario de Israel en los tiempos previos a la “Mediná” (el Estado).

Es en 1923 que con el cambio de funcionarios en el Municipio, a Mibashan se lo designa como “shelíaj” (enviado) a Rumania, para organizar allí la actividad sionista. Desempeña una muy eficaz tarea en el Keren Hayesod (Campaña Unida), a la que se dedica íntegramente y obtiene importantes resultados.

En Buenos Aires 

Es en 1936 —hace exactamente setenta años— que con el afán de impulsar y organizar la actividad sionista en la Argentina, llega a Buenos Aires Don Abraham Mibashan; arriba con su esposa e hija. Su hijo Asher se queda en Bucarest, para concluir sus estudios en el  Politécnico; fue luego enrolado en el ejército rumano, logrando recién en 1940 un certificado que le permitiría ir a estudiar a Eretz Israel.

Con sus antecedentes como periodista, junto a la intensa actividad en carácter deaskán(activista voluntario) y directivo comunitario, Abraham Mibashan se destaca por ser uno de los más fervientes impulsores en nuestra comunidad de la prensa y la literatura judaicas. 

Editor

Así, funda la Editorial “Candelabro orientada en la edición de libros de temática judaica. Con ella llegó a editar ochenta títulos, con más de doscientos mil ejemplares impresos. Al mismo tiempo, fue el editor periodístico de una revista fundamental, incluso para releerla hoy, en la que al recorrer sus páginas nos encontramos con escritos y, en especial, fotos muy significativos de la historia de nuestra colectividad, como de Medinat Israel.

Ésa es la revista Eretz Israel, con la cual difunde de manera práctica los intereses vitales de la ancestral Patria judía. Esta revista ilustrada, fue en su época la de mayor circulación en el “ishuv”.

En 1947 —luego de trece años de separación— llega a Buenos Aires su hijo Asher, quien se doctoró en Físico-Química en la Universidad Hebrea de Jerusalem. A su vez, su hija Noemí estudia Medicina, convirtiéndose luego en una muy reconocida psicoanalista en nuestro medio y a nivel internacional.

A todo esto, la actividad editorial de Abraham Mibashan dio a luz numerosos libros relativos a distintos aspectos de la vida judía, tanto en la lucha heroica en los guetos y en los bosques de Europa frente a la brutal persecución nazi, como en la construcción y el levantamiento de Medinat Israel. Y a través de la lengua hispana, el Dr. Mibashan demostró la creatividad judaica en lenguas como el idish y el hebreo.

Componedor 

Con la ecuanimidad y la generosidad que siempre lo caracterizaron, ejerció la Presidencia de la AMIA ydel Vaad Hakehilot en los años 1955/1956. Fue también Presidente de la DAIA (1958/1959) y presidió en 1958 el Comité de Homenaje por el 10° Aniversario del Estado de Israel.

Cuando dos personas o dos grupos perdían la esperanza de poder arribar a un entendimiento, siempre era el Dr. Mibashan el componedor, el árbitro, el hombre que tenía la palabra justa para que unos y otros no se sintiesen defraudados con un fallo o una decisión. Con la misma simpleza y facilidad con que iba del idish a cualquier otra lengua, también se manejaba frente a los distintos sectores del mundillo judío. No tenía prejuicios ni preferencias, sintiéndose libre para decidir en cualquier contienda y sin importarle la pertenencia de los contendientes a uno u otro partido o institución. Lo mismo frente a personas de una u otra clase social, y frente a personas instruidas como frente a la gente simple. Su sola presencia infundía respeto. En sus discursos promovía el amor por autores y libros, escritores y artistas. Personalidad excepcional en el Movimiento Sionista, lo fue también en el ámbito de la cultura y el pensamiento judaicos. Abraham Mibashan fue un hombre dedicado a estimular obras, creaciones, logros. Y a promover las realizaciones de todo judío con inquietudes. 

El adiós 

Luego de enfermar poco tiempo después, falleció en 1960, a los setenta años de edad. Dejó en todos un imborrable recuerdo y un sendero a transitar. Tiempo después, su viuda, Rosa, hizo “aliá”, lo mismo que sus hijos Asher y Nomi con sus respectivas familias; sólo David, hijo de Asher y hermano de Sara Mibashan,que había hecho aliá y recibió su título de psicología en la Univ.Hebrea de Jerusalem, en Canadá obtuvo un segundo título de doctorado, regresando a la Argentina donde reside actualmente  en Buenos Aires. Rosa y su hijo Asher fallecieron a edades avanzadas. Noemí, que ha sido psicóloga-jefe de varios servicios de salud mental, sigue activa y muy pujante, rodeada del calor de sus hijas, de sus nietos y de una bisnieta.

Síntesis 

Hoy evocamos al Dr. Mibashan porque estuvo entre los más inteligentes, ubicuos e instruidos judíos de su época, asentados en nuestro país. Cabe destacar que también este año se cumplieron 70 años de su arribo a la Argentina. Lo suyo no sólo constituyó una síntesis entre las distintas fuentes de judaísmo, sino también entre los distintos sectores del “ishuv” —incluyendo a ricos y a pobres; a los doctos y a la gente simple—. Con una postura de principios favorable a la expansión del idioma hebreo a partir del renacimiento del sionismo político, tuvo también gran afecto por la lengua idish, en la que disertaba y a la que conocía como pocos.

Siempre tuvo una palabra para quien la necesitara. Eruditos y profanos, devotos y laicos todos respetaban sus opiniones y juicios. A todos buscó, a nadie excluyó. Y para cada, uno él disponía de un lugar en la vida judía.

Escuche una radio pensada para llegar a todo el pueblo judío
http://www.radiokesher.com la radio de 1OSA-Argentina en Internet
Visite nuestra Página Web en:
www.milimcultural.com.ar

         

Comentarios y sugerencias
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos mencionando la fuente y el autor.
© 2007 Alicia V. de Benmergui y Salvador Benmergui